Desde Velo Cittá (Brasil) – Ford lanzó en diciembre pasado a la venta en la Argentina su modelo más revolucionario y polémico en muchos años: el Mach-E, una SUV eléctrica, con mucha tecnología y excelentes prestaciones, pero que se colocó en el centro de la discordia al adoptar el nombre más sagrado del Óvalo: Mustang (leer crítica).

Ford Argentina demoró apenas seis meses en tranquilizar a los fanáticos: el Mustang V8 todavía está vivo y acaba de estrenar una nueva generación. La séptima evolución del muscle-car más famoso del mundo tendrá su preventa en agosto y su lanzamiento oficial coincidirá con la entrega de las primeras unidades para clientes, en septiembre.

Los precios para nuestro mercado todavía no fueron informados, pero ya pudimos manejarlo durante la presentación regional que se realizó la semana pasada en Brasil. La opinión sobre el nuevo Mustang GT Performance se reproduce a continuación.


POR FUERA

Mustang GT Performance_pista (6)

El Mustang de sexta generación se vendió en la Argentina en las versiones GT (leer crítica) y Mach 1 (leer crítica). El nuevo Mustang se ofrecerá, al menos en esta primera etapa, sólo en la variante GT Performance, que busca un equilibrio entre las otras dos. La plataforma de esta séptima generación es es la misma de la anterior, por eso se pudieron adaptar componentes de la suspensión, frenos y dirección del Mach 1.

La carrocería cambió por completo: ahora tiene líneas más angulosas y aristas más filosas. Perdió varias de las curvas del anterior Mustang. De manera curiosa, estos cambios hicieron que recuerde en cierta forma a su archirrival, el Chevrolet Camaro, sobre todo en el diseño de la parte trasera. Pero el Camaro ya se dejó de fabricar (leer obituario) y Ford se encargó de hacerlo notar en la presentación de Brasil, tachando al muscle-car de GM en un gráfico donde apareció junto a otros competidores (ver foto abajo).

Tengo que decir que el anterior Mach 1 me parece más lindo que el nuevo GT Performance. Tal vez una versión más agresiva, como un nuevo Shelby, me pueda hacer cambiar de opinión. Por ejemplo, el nuevo Mustang GTD me parece fabuloso (ver fotos), aunque es una edición limitada y ya agotada.

El GT Performance se vende de serie en Brasil con un alerón sobre la tapa del baúl. En la Argentina será un accesorio opcional. Lo que vendrán de serie son las enormes llantas de aleación de 19 pulgadas, calzadas con Pirelli PZero: 255/40R19 adelante y 275/40R19 atrás. Ojalá que a la Argentina llegue con la amplia gama de colores que se ofrece en Brasil, con algunos muy espectaculares, como el celeste (Azul Estoril) y dos variantes de rojo (Arizona y Zadar). Los colores de los Mustang que llegaron a la Argentina siempre fueron demasiado conservadores.

¿Contra quién competirá en la Argentina? Con el Camaro discontinuado hace tiempo en nuestro mercado, Ford podrá lucir una vez más la excelente relación precio/potencia que convirtió al Mustang en la coupé más vendida del mundo. El GT Performance de 488 cv podría salir a la venta en la Argentina con un precio entorno a los 120 mil dólares oficiales (que es lo que hoy cuesta el Mach-E de 487 cv). Competirá contra coupés deportivas como los BMW M4 Competition (480 cv, 240 mil dólares), Lexus RC F Track Edition (477 cv, 240 mil dólares) y Porsche 718 Cayman GTS 4.0 (400 cv, 284 mil dólares). Es decir, con todos sus rivales siempre hay que pagar más del doble para obtener la misma potencia.


POR DENTRO

IMG_4913

La cabina también se rediseñó por completo. La buena noticia: mejoró mucho la calidad de los materiales. Sigue sin estar al nivel de un Porsche, un BMW o un Lexus (y ahí radica en gran parte el secreto de su precio), pero está mucho mejor que los anteriores Mustang.

La mala noticia: desapareció el tablero analógico y ahora toda la información se reparte en dos pantallas digitales. El instrumental de 12.4 pulgadas tiene una simpática función que imita la estética de los tableros de los Mustang Classic (1967-1968) y Fox Body (1987-1993). La gran ventaja práctica de esta tecnología es que la información que ofrece es muy abundante. La contra es la ausencia de comandos físicos básicos, como la climatización.

La pantalla multimedia tiene 13.2 pulgadas y cuenta con el sistema Sync4, que es excelente y está acompañado por once parlantes Bang&Olufsen, con un subwoofer. Desde ahí se comanda la complicada climatización: hay que sacar la vista del camino y deslizar el dedo con mucha suavidad por la pantalla para conseguir algo tan simple como bajar dos grados el climatizador.

La posición de manejo sigue siendo muy cómoda, aunque la butaca no tiene tantos ajustes eléctricos como ofrecen sus tres rivales de marcas premium. Tampoco tiene extensor de banqueta, para los conductores de piernas largas.

Las plazas traseras siempre fueron apenas simbólicas y acá no hay cambios. El baúl tiene 382 litros de capacidad y sigue sin rueda de auxilio. Teniendo en cuenta que calza neumáticos de tamaño diferente en cada eje, acá sí convendría ofrecer una rueda finita de uso temporario, para una situación de emergencia. Pero ni siquiera eso tiene.


SEGURIDAD

IMG_4916

Viene de serie con frenos Brembo derivados del Mach 1, pero con discos todavía más grandes: 390 mm adelante y 355 atrás (antes, 380 y 330). Lástima que las pinzas están pintadas de negro y ya no en el vistoso rojo. El freno de mano ahora tiene un Modo Drifting, que permite bloquear la rueda trasera interna en la curva, para facilitar un show de derrapes (ver video abajo). Es un software desarrollado por pilotos de Ford Performance, como el recordado Ken Block (1967-2023, leer despedida).

También incorporó nuevos dispositivos de seguridad, como asistente de maniobras evasivas (combina varios dispositivos para ayudar a eludir objetos peligrosos sin perder el control del vehículo), sumó el sistema de alerta de punto ciego y también incorporó los sensores de estacionamiento traseros. La trompa está tan adelante y abajo que vendrían bien los sensores delanteros.

En la sección seguridad se debe destacar la aplicación FordPass, que permite tener toda la información del auto en tu celular (igual que en la nueva Ranger y el Mustang Mach-E): podés saber dónde dejaste estacionado el auto, activar la alarma, accionar la traba de puertas a distancia e incluso envía alertas a una central en caso de que se disparen dispositivos de seguridad (como los airbags). Al principio, marea un poco tener tanta información de tu auto en el celular, pero una vez que le agarraste la mano el FordPass es realmente adictivo y muy interesante de usar.

El nuevo Mustang ya fue sometido a las pruebas de choque de IIHS (la filial norteamericana de GlobalNCAP) y obtuvo la calificación máxima "Good" ("buena").


MOTOR y TRANSMISIÓN

IMG_4922

La séptima generación del Mustang estrena la nueva evolución del famoso motor Coyote V8 5.0: se trabajó la refrigeración (con el anterior GT tuvimos un problema de temperatura en pista, ver nota) y también la electrónica, para intentar mantener un poco más controlados los consumos.

Lo importante es que mejoró su rendimiento, incluso por encima del Mach 1: ahora entrega 488 cv a 7250 rpm (antes, 475 al mismo régimen) y 564 Nm a 5000 rpm (antes, 569 a 4.900 rpm). El 80% del torque ya está disponible desde las 2.000 rpm.

La caja sigue siendo la conocida automática de diez marchas, con convertidor de par y levas del cambio en el volante. Tiene tracción trasera, con diferencial de deslizamiento limitado. Sin embargo, sigue con el mismo defecto desde que el Mustang se lanzó en la Argentina en 2016: no hay opción de caja manual. En nuestro país, la única marca que entendió que los compradores de autos deportivos quieren pasar los cambios con la mano es Toyota (ver ejemplo).

Todas las mejoras se hicieron en base a cambios en la electrónica, la inyección, la lubricación, la refrigeración, la admisión y el escape. Es el más tecnológico de los Mustang V8 y eso se usó en gran parte para ofrecer una amplia variedad de puestas a punto de la conducción. Se puede cambiar la dureza de la dirección (Normal, Sport y Confort), el modo de manejo (Normal, Sport, Resbaladizo, Track y Track Drag), la dureza de la suspensión (Normal, Sport, Track y Track Drag) y hasta el sonido del escape (Normal, Sport, Track y Silencioso).

También es posible personalizar esos programas, para que elijas la combinación que más te convenga: por ejemplo, modo de manejo Track Drag y escape Silencioso, para escapar al mejor estilo "pata'e lana"


COMPORTAMIENTO

Mustang GT Performance_pista (23)

La prueba de manejo fue bastante extensa, para lo que suele ser un "primer contacto" de prensa: 400 kilómetros ida y vuelta, entre el centro de São PauloMogi Guaçu, donde se encuentra el autódromo privado Velo Cittá, que es uno de los más lindos de Brasil.

¿Alguna vez manejaste en São Paulo? La ciudad más grande de Sudamérica es una verdadera pesadilla para los conductores. Sus embotellamientos son legendarios y el enjambre de motos que te rodean todo el tiempo (y te acosan a bocinazos) es lo más parecido al infierno en portugués. No podría imaginarme un lugar peor para probar un deportivo con 488 caballos, pero al menos sirvió para algo: confirmar -una vez más- que el Mustang es un purasangre que se puede disfrutar todos los días.

Con todos los seteos en Modo Normal y la dirección en Confort, el GT Performance se comporta como un auténtico "Mondeo Coupé". La suspensión tiene los mismos amortiguadores MagneRide del Mach 1, que varían su dureza en milisegundos gracias al uso de un fluido electromagnético en su interior. En el caso del nuevo GT Performance, esa tecnología fue aprovechada para desarrollar un nuevo sistema de "detección y mitigación de baches": tiene sensores que escanean el camino por delante del auto y detectan la presencia de pozos, lomos de burro, cunetas y otros accidentes geomunicipales. El sistema envía una señal a los amortiguadores y los prepara para atravesar esa situación: modifica la dureza de cada amortiguadores para evitar golpes secos. El resultado es maravilloso y es otro motivo por los cuales el Mustang se puede manejar en todo tipo de recorridos.

El sistema lo desarrollaron en Estados Unidos y lo probamos en Brasil, pero nunca vi una solución tecnológica que parezca pensada especialmente para los horribles pavimentos argentinos.

Por fin, salimos del centro de São Paulo. El viaje en ruta hasta Mogi Guaçu fue muy placentero, con autopistas de tránsito fluido y buen pavimento. Lo único que había que hacer era reprimir las ganas de hundir el acelerador: el sonido del escape es realmente hermoso (escuchar video abajo), pero las autopistas de Brasil están llenas de cámaras con fotomultas.

La revancha llegó en Velo Cittá: un circuito de 3.4 kilómetros de extensión, que el representante de Mitsubishi en Brasil construyó en una estancia. Es un trazado rodeado de sierras y mucho verde, lleno de desniveles, con curvas desafiantes y algunos tramos que imitan a sectores de circuitos famosos (como el "Sacacorchos" de Laguna Seca).

La gente de Ford acortó las rectas con varias chicanas, para que nadie fuera muy rápido, pero fue suficiente para acelerar con ganas: con todos los modos en "Track", ahí el confortable "Mondeo Coupé" se transformó en un sorpresivo "Mach 2". Sí, el nuevo GT Performance se siente tan rápido como el espectacular Mach 1. Eso se aprecia en la estabilidad en curva, en el nivel de adherencia de los neumáticos y en la capacidad de los frenos. Sin embargo, en las curvas más trabadas se lo siente algo lento de reacciones: deben ser los 100 kilos extra con respecto al Mach 1.

Para sacarnos todas las dudas habría que compararlos en una misma pista y con el mismo piloto, como una manera de obterner conclusiones con "base científica". Será un trabajo para el Doctor Coloflow y el Ranking Motor1. Por lo pronto, las prestaciones oficiales difundidas por Ford para el GT Performance son: 4.3 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima limitada a 250 km/h (el Mach 1 marcaba 4.2 segundos y 260 km/h).

El autódromo también tiene un gran parche de cemento para driftear: se mojó toda la superficie y un piloto profesional brindó una demostración sobre el funcionamiento del Modo Drifting. Desde afuera del auto, se veía muy divertido. También tendremos que esperar para probarlo en persona.


CONCLUSIÓN

Mustang GT Performance_pista (11)

El nuevo Mustang GT Performance es un buen equilibrio entre los GT y Mach 1 de anterior generación. Con todas las nuevas tecnologías que incorporó es, más que nunca, un deportivo para manejar todos los días, pero que también se puede disfrutar en la pista.

El nuevo diseño y los casi 100 kilos extra de peso no me terminan de convencer, pero todo eso se compensa cuando se lo mide en otra clase de balanza: seguirá teniendo la mejor relación precio/potencia en el mercado de autos deportivos y eso será suficiente para seguir aumentando el parque de Mustang vendidos por Ford Argentina, que ya superan las 570 unidades (sin contar a los cientos de clásicos importados por particulares).

Sin embargo, la mejor noticia es otra: cuando la mayoría de sus rivales decidieron retirarse del mercado, Ford confirmó que el V8 tendrá "larga vida" en nuestro mercado. Además, le puso fin a una polémica que se extendió por casi seis meses en Argentina: ¿no te gusta el nuevo Mustang Mach-E, porque es eléctrico, SUV y no hace nada de ruido? Llegó la oportunidad de redimirte: en agosto vas a poder reservar tu nuevo Mustang V8.

C.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Ford Mustang GT Performance (configuración para Brasil, el equipamiento puede variar en Argentina)

Galería: Contacto en Brasil: Ford Mustang GT Performance


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
 
 
 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com