Vamos cerrando lo que dejó el primer Track Day Argentina celebrado en el Autódromo de Buenos Aires y esta vez me tocó ir de acompañante. No suelo aceptar las invitaciones a viajar de pasajero, pero se trataba de un auto muy especial.

Como ya conté en este sitio alguna vez, una de las piedras fundamentales para que me interesen los autos fue la Renault Fuego que mi viejo tenía cuando yo era chico. Luego de aquella coupé blanca que tan buenos recuerdos me trae no volví a subirme a ninguna unidad, hasta este track day. Allí estaba Juan Ignacio Canalli, el dueño de esta preciosura y que también deben recordar por ser quien restauró una de las unidades que compitió en TC2000 (leer más).

Como les decía, no suelo aceptar ir de acompañante, pero esta vez había bastante carga sentimental como para declinar la oferta. Fue un gusto volver a ver ese interior y la vista desde adentro que la coupé ofrece. Seguramente no faltará oportunidad en que la pueda manejar. Muchas gracias Juani por las vueltas y a Track Day Argentina por la invitación. Nos vemos el 25 de mayo en el Autódromo de San Nicolás.

P.S.


Enviá tu noticia a novedades@motor1.com