Ya lo he comentado otras veces aquí mismo: me encantan los sedanes. En una época donde cada vez quedan menos, manejar un sedan es casi un oasis en el desierto. Bueno, quizás exagero un poco con la comparación, pero es lindo sentarse más cerca del piso, disponer de cinco plazas, tener un baúl como tercer volumen y algunas cosas más.

Casualmente, nunca había estado al volante de un Virtus, por lo cual también era una buena oportunidad para conocerlo. La unidad que nos prestó VW Argentina corresponde a la versión 250 TSI Exclusive, que en mayo tiene un precio de lista de 32.819.450 pesos. Es la variante más equipada que se vende en nuestro país y que recibió un restyling en noviembre del 2023 (ver lanzamiento).

La crítica completa se reproduce a continuación.


POR FUERA

20240418_162634

El Virtus Exclusive no existía antes de este restyling. Por motorización y precio ocupa el lugar del discontinuado Virtus GTS (leer crítica). Lo más lindo del exterior de un sedán, para mí, es su silueta lateral. Tres volúmenes bien definidos. Voladizos delanteros y traseros. Ángulos en parabrisas y luneta. Y el uso de la tapa del baúl para agregar algún detalle, que en el caso del Exclusive es un pequeño deflector.

Empecemos por las medidas. El último restyling le dio 60mm más de largo, con lo que llega a los 4.560mm, tiene 1.751mm de ancho y 1.480mm de alto con una distancia entre ejes de 2.651mm. Otro cambio con el rediseño fueron las llantas, ahora de 18 pulgadas y diseño exclusivo para esta versión full. Los neumáticos de la unidad probada eran Goodyear Eagle Touring en medida 205/45 R18.

Volvemos al diseño y arrancamos por adelante. Las luces delanteras tienen nuevo diseño y firma lumínica, viene en todas las versiones con faros antiniebla y sensores de estacionamiento delanteros. En la parrilla se destaca el logo Exclusive y la parte baja del paragolpes viene con pequeños deflectores laterales. Si me pongo en modo detallista, quizás los faros auxiliares son demasiado grandes, pero en el conjunto me termina convenciendo de cómo queda. 

La línea lateral es todo lo que un sedan tiene que ser. Incluso con ese tercer volumen que intenta fundirse en la línea que baja del techo. De trompa a cola todo va "en subida", lo cual acentúa la línea agresiva y aerodinámica. Quizás me quedan un poco largos los voladizos delanteros y traseros, pero no hacen mucha mella en el uso diario.

En la parte trasera ahora las luces son LED y esta versión incluye sensores de estacionamiento y cámara de retroceso. El baúl es muy grande, con 521 litros de capacidad, piso plano y la rueda de auxilio debajo de la alfombra pero en tamaño "donut" de marca Dunlop en medida 185/50 R15.


POR DENTRO

20240418_161911

Desde que abrimos la puerta y nos sentamos que no quedan dudas de que estamos en un Volkswagen.Volante y selectora revestidos en cuero, asientos en cuero sintético "Exclusive", y tablero de instrumentos con el sistema Active Info Display, una pantalla digital de 10.5 pulgadas con información personalizable ya sea de consumos, qué estamos escuchando y varias opciones más.

El volante viene con varias teclas para comandar volumen, sintonía, limitador de velocidad, control de velocidad crucero, etc, y también cuenta con levas en la parte posterior para pasar los cambios en forma secuencial. 

Volviendo a la pantalla en la consola central, tiene 10 pulgadas y utiliza el sistema multimedia VW Play con la posibilidad de conectar Apple Car Play y Android Auto en forma inalámbrica. La tecla de las balizas está en el lateral derecho y queda un toque lejos del conductor, aunque no inalcanzable. 

Más abajo, están los comandos de la climatización, que son touch sobre plástico. ¿Cómo? Sí, para mi gusto lo peor de dos mundos. De lejos parece que son teclas pero cuando las vas a tocar te das cuenta que es un "piano black" táctil. ¿Te acostumbás? Sí, pero nunca pude sentirlo práctico y cómodo. Ah, se llama Climatronic Touch.

Las plazas traseras son cómodas y vienen con dos tomas USB-C y salidas de climatización para los pasajeros. 


SEGURIDAD

20240418_162709

La Exclusive es la versión más equipada de la nueva gama Virtus. En lo que respecta a seguridad cuenta con airbags frontales, laterales y de cortina, ABS+EBD, control de estabilidad, asistencia de arranque en pendiente, indicador de presión de los neumáticos, anclajes ISOFIX, freno autónomo de emergencia, sensor de lluvia para los limpiaparabrisas, y control de velocidad crucero adaptativo.

LatinNCAP probó en diciembre de 2022 la versión del Virtus con 6 airbags y obtuvo 5 estrellas.


MOTOR Y TRANSMISIÓN

IMG_2942

No hay novedades bajo el capot. El propulsor de 1.4 litros TSI turbo con 150CV y 250Nm de par es el mismo que traía antes del restyling la versión GTS, ahora discontinuada. Este cuatro cilindros va acoplado a una caja automática Tiptronic de 6 marchas. Sé que muchos de nuestros lectores van a estar en desacuerdo (por comentarios leídos), pero me encantan las Tiptronic y su funcionamiento correcto.


COMPORTAMIENTO

IMG_2916

Subir y bajar del VW Virtus nos hace acordar por qué mucha gente prefiere una SUV (sobre todo después de cierta edad). Si bien no está tan bajo, ingresar requiere agacharse, algo que las pickups y las sport utilities casi nos han hecho olvidar. La posición de manejo es buena y cómoda. Quizás hubiese preferido el volante un poquito más cerca, pero nada grave y sería ya entrar en caprichos. 

La ciudad le queda genial al Virtus Exclusive. La elasticidad y agilidad del motor se combina con un buen andar en general, con suspensiones cómodas aunque un tanto duras por momentos, gentileza de los neumáticos de perfil bajo. En el tráfico nos movemos bien y estacionar no es un problema ni mucho menos. La dirección por momentos hasta parece demasiado asistida. Se extraña un techo corredizo o panorámico, algo muy esperable en una versión sedan full.

Salimos a la ruta y el control de velocidad crucero adaptativo va muy bien y con reacciones bastante suaves. Sin dudas las autopistas y las rutas parejas son el habitat predilecto del Virtus. Su motor y la caja Tiptronic nos llevan rápido y tranquilos. En el modo Sport o Deportivo todo se pone más alegre y divertido. Ideal para tramos sinuosos y veloces.

En cuanto a rendimiento alcanza una máxima de 210 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8.6 segundos. En lo que respecta a consumos le medimos 5.2 litros cada 100 kilómetros a 100km/h y 7.2 litros cada 100 a 130 km/h. En ciudad promedió 9.1 litros cada 100. Los bajos números en ruta tienen que ver con una sexta marcha larga que hace que el motor vaya muy relajado. Por ejemplo a 100 km/h viene abajo de las 2.000RPM.


CONCLUSIÓN

IMG_2925

El VW Virtus Exclusive es un sedan con todas las letras y encima le suma ese plus de tener cierta deportividad, gracias a un conjunto motor-caja que van muy bien. Los 150 caballos y 250Nm para un motor 1.4 turbo son buenas cifras para contar con potencia y empuje siempre disponibles, pero sin despilfarrar combustible en épocas de naftas caras.

Soy de los que prefiere interiores con diseños, colores y estilos más jugados y quizás por eso el Virtus no me termina de convencer. Todo está en su lugar, todo funciona bien, pero para mí como que le falta vida, gracia

También habrá alguno que diga que le faltan algunas ADAS (siempre voy a extrañar el alerta de punto ciego en todos los vehículos que no lo tengan), pero el nivel de equipamiento es muy bueno y las 5 estrellas de LatinNCAP le dan un sello de garantía.

¿Mi conclusión? ¡Qué lindos son los sedanes! No dejen de fabricarlos.

O.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica VW Virtus (2024)

Galería: Crítica: Volkswagen Virtus (2024)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com