Esta segunda generación del Stepway ya tiene nueve años en el mercado argentino. Nació en mayo de 2015 como Sandero Stepway II y pronto la gente de Renault decidió independizarlo, como un modelo independiente: "Stepway II", a secas. Como parte de la familia de modelos integrada también por los Logan y Sandero convencionales, la versión Stepway siempre fue bastante exitosa en términos de ventas: el año pasado patentó 8.529 unidades, contra 10.333 del Sandero convencional (que es el modelo de entrada, que se vende por plan de ahorro) y el Logan (7.234 unidades).

Sin embargo, es un éxito relativo. Las 26 mil unidades que patentaron en conjunto estos tres modelos de Renault fabricados en Córdoba apenas llegan a la mitad de lo que vendió el año pasado el Fiat Cronos, producido en la misma provincia: 47.580 unidades.

Si Renault quiere ganar participación en las ventas del Segmento B (chico) está claro que necesita refuerzos. El primero de ellos llegó a fines del año pasado, con el regreso de las versiones con caja automática CVT, que habían desaparecido un tiempo por falta de componentes. El segundo refuerzo será aún más novedoso y llegará a mediados de año: se lanzará el nuevo Renault Kardian (leer nota): es un crossover de proporciones similares al Stepway, pero mucho más moderno, con motores turbo, cajas de doble embrague y un equipamiento de seguridad más completo.

Pero vamos por partes con esas novedades. Manejamos una semana el Stepway CVT, que tiene un precio de lista de 26.030.524 pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.


POR FUERA

IMG_3614

"Pseudo Off-Road", "Crossover", "Soft-Roader". Hay muchas maneras de definir a estos modelos que nacieron como autos urbanos y recibieron cambios para intentar parecerse a una SUV. Yo prefiero llamarlos de una manera más honesta: son "autos con estética aventurera". Ese mensaje se transmite por medio de algunos cambios bien puntuales.

Por empezar, tiene un mayor despeje del suelo que el Sandero convencional: 207 contra 179 mm. A esto se agrega un conjunto de revestimientos en plástico negro en toda la parte baja del auto, que abarca también a los guardabarros, para brindar una sensación de que está aun más levantado del piso. El diseño se completa con plásticos satinados (en la trompa y la cola) que simulan defensas para proteger la parte baja del vehículo en manejo off-road (son pura cosmética, no tienen una gran robustez). Y se remata con lo que ya es un clásico de este lenguaje de la "estética aventurera": las barras sobre el techo, que pueden soportar un portaequipaje con hasta 100 kilos de peso.

En otras épocas, el Stepway supo ofrecer neumáticos de uso mixto, para cierto manejo off-road liviano. Ahora calza unas Bridgestone Turanza 205/55R16, que son sólo para uso en asfalto.

Por más que todo este disfraz no sirva para viajar al Impenetrable Chaqueño tengo que reconocer que, frente al diseño despojado del Sandero convencional y la estética bastante chocante del Logan actual (leer crítica), el Stepway al menos es el más simpático y menos aburrido de este trío cordobés.

¿Contra quiénes compite en nuestro mercado? Chevrolet, Fiat, Toyota, Volkswagen y Citroën ofrecieron en su momento versiones "aventureras" de los Onix, Argo, Etios, Fox y C3, pero hace tiempo que no se venden más en nuestro mercado. El Stepway no tiene rivales directos, pero sí hay muchos en su franja de precio de lista. Bajo la frontera de los 26 millones que cuesta este Stepway se ubica casi toda la gama completa del Peugeot 208, todos los Fiat Cronos, la versión más accesible del Fiat Pulse, todos los Toyota Yaris y hasta las versiones más económicas del Toyota Corolla. No es difícil comprender por qué los consumidores eligen otras opciones antes que el Stepway.

¿Y el Kardian? Todo indica que tendrá un posicionamiento en precio más alto que el Stepway. Incluso se rumerea que puede llegar a costar más que la Duster, que también se acaba de renovar en Argentina (ver nota). Habrá que esperar al momento de su lanzamiento para tener más certezas.


POR DENTRO

IMG_3621

Estamos ante una cabina a la que ya se le nota el paso de los años. Los detalles más tecnológicos de su equipamiento son el climatizador automático (de una zona), la pantalla multimedia de siete pulgadas (con Apple CarPlay y Android Auto), los comandos por voz y los sensores de estacionamiento.

Más allá de eso, conserva detalles de Renault de hace varias décadas, como los comandos satelitales escondidos detrás del volante. Hay que memorizar con el tacto para qué sirve cada función porque es imposible verlos mientras se está manejando. En los Renault más antiguos se usaban para ajustar el volumen del audio y cambiar de estación o canción. Ahora agregaron la función de comando por voz, que permite activar a Siri y Alexa.

Tanto el diseño del interior como la calidad de terminación están un claro escalón por debajo de todos los competidores "por precio" que mencionamos más arriba. Y, en el caso del Corolla, dos escalones más abajo también.

La posición de manejo es elevada y con pocos ajustes. El volante sólo se mueve en altura y la variación de altura de la butaca es bastante limitada. Es una posición práctica para el uso diario en la ciudad, pero no resulta muy cómoda para realizar viajes largos.

El Sandero supo ser en su momento el hatchback del Segmento B (chico) más espacioso, pero hoy esa ventaja ya no se nota tanto. Apenas tiene un poco más de altura del techo y ni siquiera su baúl es algo notable: tiene 320 litros de capacidad. Bajo el piso de carga lleva una rueda finita, de uso temporario: cuando está colocada no se puede circular a más de 80 km/h.


SEGURIDAD

IMG_3624

Este es el punto más flojo del Stepway. Es un auto al que Renault le agregó dispositivos de seguridad sólo cuando fue obligada por el Gobierno, como es el caso del control de estabilidad (ESP). El equipamiento de seguridad es limitado. Tiene doble airbag central y doble airbag lateral en las plazas delanteras.

Estos airbags laterales motivaron una denuncia de LatinNCAP. El organismo de seguridad que evalúa a los autos vendidos en América Latina descubrió que el Renault Stepway vendido en el Mercosur tiene bolsas de aire laterales más chiquitas que las que ofrece el mismo modelo en otros autos (ver nota). Hay hasta diez litros de volumen de diferencia entre una y otra, lo cual reduce de manera notable la protección de las personas en caso de un choque lateral. Se trata de un claro ahorro de costos en perjuicio de los pasajeros.


MOTOR y TRANSMISIÓN

IMG_3620

La novedad es el regreso de la caja automática, que se había dejado de ofrecer por casi dos años debido a la falta de componentes. Es una decisión acertada, porque en este segmento de autos urbanos la demanda para liberarse del pedal de embrague es cada vez más grande entre los consumidores. En este caso, Renault eligió el camino de una transmisión de bajo costo: una CVT (variador continuo).

Esta transmisión tiene un modo Eco (que realiza los cambios de relaciones a un menor régimen, para ahorrar combustible) y un modo secuencial (que permite seleccionar a mano algunas marchas preprogramadas, cuando se busque una mayor respuesta). Es necesario hacer la aclaración que siempre realizamos ante las CVT: quien nunca haya manejado un auto con caja automática estará feliz, por haberse liberado de la dependencia del pedal de embrague.

En cambio, quienes ya hayan manejado otros autos con cajas automáticas convencionales notarán el comportamiento extraño que tienen las CVT: las respuestas no son inmediatas y, cuando se pisa, el acelerador a fondo, las revoluciones del motor trepan mucho, pero sin grandes cambios en la velocidad del auto.

El motor es un viejo conocido: el H4M 1.6 con 16 válvulas, que desarrolla 115 cv y 156 Nm. En este apartado hacemos un minuto de silencio para decir: ¡cómo se extraña al viejo y querido Sandero R.S.! El entrañable deportivo low-cost no pudo seguir en producción por dos motivos. El primero, su viejo y pesado motor 2.0 no cumplía con las normativas de emisiones de Brasil. ¿Pero acaso no le podrían haber puesto el interesante 1.3 Turbo de la Duster? Acá viene el segundo motivo: a nivel global, Renault Group decidió que los autos deportivos los fabrique sólo la marca Alpine. Por ese motivo, se cerró la división RenaultSport que desarrolló el Sandero R.S.

¿Y entonces por qué no fabrican un Alpine Sandero 1.3 Turbo? No, Señor Renault Group: no nos vamos a rendir tan fácil.


COMPORTAMIENTO

IMG_3570

El Stepway es un auto práctico para el uso diario: es fácil de maniobrar, la caja CVT reduce el estrés del manejo en el tránsito y el despeje extra del suelo ayuda a evitar que el auto fondee en cunetas, lomos de burro y otros accidentes geomunicipales. En ruta es un auto para llevar con calma y concentración: la suspensión tiene una puesta a punto muy blanda. Se nota la influencia de los vientos laterales y no transmite mucha confianza en maniobras bruscas: la carrocería se inclina bastante y la dirección es poco precisa. Por suerte, el ESP siempre está listo para intervenir y ayudar a mantener el control.

El motor 1.6 cumple de manera razonable. Acelera de 0 a 100 km/h en 12.5 segundos y la recuperación de 80 a 120 km/h la consigue en 11.2 segundos. La velocidad máxima es de 171 km/h. El consumo en ciudad es de 11.7 litros cada 100 kilómetros, mientras que en ruta (a 120 km/h y 3.000 rpm) gasta 7.5 l/100km. El tanque de combustible tiene una capacidad de 50 litros, así que no es difícil alcanzar una autonomía de 500 kilómetros.

No voy a agregar nada más sobre la caja CVT: ya lo expliqué en el apartado anterior. Es una solución low-cost, para ofrecer una transmisión automática en un auto que intenta un posicionamiento en precio "accesible".

El Stepway es un "pseudo off-road", un "crossover", un "soft-roader", un auto con "estética aventurera". ¿Eso significa que se lo puede manejar fuera del asfalto? Lo probamos en una rápida incursión hasta la estancia de Jacinto Campos, en la Cuenca del Salado. El mayor despeje del suelo es una clara ventaja para transitar por algunos huellones, pero hasta ahí llegan los beneficios "aventureros". Los neumáticos, la suspensión y todo el conjunto del vehículo transmiten señales de sufrimiento e incomodidad en caminos de tierra: los dos trenes (delantero y trasero) transmiten muchas vibraciones al habitáculo y no se sienten muy robustos en esas condiciones. Hasta un simple Fiat Cronos se siente más apto para andar por tierra que este Stepway.

En ese sentido, el Stepway un buen auto urbano con el que se pueden hacer algunos viajes de vacaciones en ruta. Y punto.


CONCLUSIÓN

IMG_3525

La idea de crear una versión "aventurera" del Sandero rindió muy buenos frutos en su momento para Renault. Durante muchos años, la variante Stepway vendió mucha más unidades que la convencional. Hoy la familia Logan-Sandero-Stepway sufre el peso de los años. La Fábrica Santa Isabel, donde se producen para el mercado local, se está transformando para convertirse en un centro industrial especializado en vehículos comerciales: el foco está puesto en las Kangoo, Alaskan, Frontier y las dos futuras pick-ups compactas de Renault y Nissan.

Este año, Renault sumará a su gama local el nuevo Kardian importado de Brasil. Es un auto con una plataforma mucho más moderna, motores turbo, mayor equipamiento de seguridad y caja automática de doble embrague. Será un producto mucho más avanzado, aunque con una silueta que apunta a un público muy parecido al que hoy busca el Stepway. Renault asegura que los dos modelos convivirán en el mercado, pero no aclara por cuánto tiempo ni con qué configuración: ¿el Stepway perderá equipamiento para ofrecer un precio más tentador y no salaparse con el Kardian? ¿El Kardian tendrá un precio más exclusivo para diferenciarse del Stepway? Cualquiera sea la respuesta, está claro que el Stepway quedará bastante deslucido ante su hermano más moderno. El mercado ya ofrece alternativas más interesantes, incluso dentro de la propia marca.

C.C.

Producción fotográfica: V.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Renault Stepway CVT

Galería: Crítica: Renault Stepway CVT

Renault / Sandero Stepway

Fecha de lanzamiento Septiembre de 2023
Precio de la unidad probada 26.030.524 pesos
Cantidad de asientos Cinco
Motor de combustión interna Naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 1.598 cc, 16 válvulas, inyección indirecta multipunto.
Potencia 115 cv a 5.500 rpm
Torque máximo 156 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Automática de variador continuo (CVT).
Tracción Delantera, con control electrónico.
Frenos Adelante, discos; atrás, de tambor.
Longitud 4.083 mm
Anchura 1.761 mm
Altura 1,625 mm
Despeje del suelo 207 mm
Peso en vacío 1.145 kg
Volumen del baúl 320 litros
Velocidad máxima 171 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h 12.5 segundos
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com