Después de casi dos años de reinado del Ford Mustang Mach 1, el Lotus Evora 410 Sport se convirtió días atrás en el nuevo líder de la "tabla de autos standard" del Ranking Motor1 (ver nota).

Por eso, resultó inevitable realizar una comparación entre los dos autos en pista. Ese análisis es bastante sencillo de hacer, pero primero hablemos de los números básicos. En cuanto a potencia, claramente gana el Mustang. Recordemos que en el Ford tenemos un V8 5.0 aspirado con 475 cv y 569 Nm, junto a una caja automática de 10 marchas con relaciones bastante cortas y súper rápida. El Evora tiene tiene un V6 3.5 Supercharged con 416 cv y 410 Nm, combinado con caja manual de seis cambios.

Esto brinda como resultado que el Mach 1 desarrolló una mayor velocidad final en la recta del Circuito 6 de 217.7 km/h, contra los 206.39 km/h del Evora.

Pero veamos cómo fueron los tiempos que tardó cada uno desde la sentencia hasta cada parcial, para ver dónde se marcó la diferencia para que el Lotus se convirtiera en el nuevo líder. El primer parcial -que comprende desde la línea de sentencia hasta la mitad del piano externo saliendo de la Curva 1- fue -0.191 más rápido el Mustang. Recordemos también que el Mustang pesa 1.734 kilos contra los 1.325 del Evora. Esto quiere decir que el frenaje de la Curva 1 el Mustang lo hace en mayor tiempo, tanto por la mayor velocidad alcanzada como también por su mayor peso (porque se toma más tiempo en perder velocidad).

Luego viene el parcial que comprende desde la salida de la Curva 1 hasta la entrada a Reutemann. Allí también el Mustang gana por -0.151, aunque se achica la diferencia, ya que desarrolla mayor velocidad en un tiempo más corto y sólo pierde respecto al Evora en la frenada de La Confitería. El siguiente parcial va de la entrada de Reutemann hasta la mitad de Ascari. El Mustang llegó a 192 km/h a Ascari, mientras que el Evora a 182 km/h.

La diferencia está en que, con el Mustang, hay que frenar un poquito más, para hacer esa curva y brinda como resultado que el Evora pase al frente solo por -0.020.

Pero luego vienen los mixtos, y ahí cambia todo. Seguramente, Colin Chapman se puso contento al ver que -a la hora de transitar los Mixtos- el Evora y su bajo peso sacaron a relucir la filosofía Lotus. Ahí encontramos dos parciales hasta el final de la vuelta, donde el Evora aventajó al Mustang por -0.509 y -0.444.

Es que, al Mustang, lo trabado le cuesta. Al tener que gestionar el mayor peso, ahí es donde la mayor potencia poco puede hacer frente a la ligereza del Evora. De todas formas también hay que meter en la ecuación el mayor grip que otorga el reasfaltado del Gálvez, cosa que sin dudas beneficiaría al Mustang, sobre todo en los frenajes, que es donde más duelen los kilos.

En el video de acá abajo podrán ver el mismo análisis en pantalla, pero la comparativa es parcial contra parcial, en vez del tiempo total que tardó cada uno en transitar la vuelta. De ser posible, recomiendo ver el video con auriculares, ya que esta dividido el audio para que puedan escuchar a cada uno por separado, como también los pitidos del GPS al pasar por cada parcial.

P.S.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com