Desde San José (Costa Rica) - "¿Eres de Argentina? Por favor, ¡cuéntame sobre ese tal Milei!" / "¿Argentino? ¿Es cierto que votaron al loco de la melena y la motosierra?" / "Bienvenidos sean los argentinos a Costa Rica, ¡pura vida y viva la libertad, carajo! ¿Se dice así, verdad?"

Llegué a Centroamérica el lunes después del ballotage, con la intención de despejarme del barullo político que fue la Argentina de estos últimos meses. Tenía la esperanza de pasar cuatro días hablando sólo de autos, pero mi plan falló de manera miserable: en el lanzamiento regional de la nueva Hyundai Kona había ejecutivos, dueños de concesionarios y periodistas de Corea del Sur, Brasil, Chile, Uruguay, Guatemala, Dominicana, Colombia, Paraguay y hasta Guyana. Ninguno de ellos quería hablar de autos conmigo: todos querían que les explicara quién es ese señor estridente que acaba de ganar las elecciones presidenciales de Argentina.

En esas charlas pude confirmar que, en cada uno de esos países, están surgiendo políticos con discursos muy similares a los de Javier Milei. Incluso ahora están más envalentonados que nunca, a partir del aplastante triunfo de este economista y panelista de TV, que se sentará en el Sillón de Rivadavia: todos tienen el mismo discurso con propuestas de libertad, apertura económica, libre competencia y motosierra al Estado burocrático.

Cuando hablamos de marcas de autos importados, como es el caso de Hyundai, la expectativa y la incertidumbre son grandes. En varias empresas del sector automotor argentino existe la esperanza de que se flexibilicen las barreras y cepos aduaneros, a partir de la asunción de este político con discurso libertario. Muchos piden libre competencia y reglas claras, como dice el mensaje que dejó en nuestro sitio el CEO de Hyundai Motor Argentina, Ernesto Cavicchioli (leer completo abajo).

Sin embargo, esto es Argentina: nadie sabe a ciencia cierta lo que ocurrirá mañana ni cuántas de sus promesas de campaña cumplirá Milei, cuando asuma el gobierno a partir del 10 de diciembre. De todo eso dependerá, en gran parte, la llegada de la nueva Hyundai Kona a nuestro mercado. El modelo ya está en proceso de homologación, aunque todavía sin fecha concreta de lanzamiento oficial (ver ficha técnica y equipamiento).

Porque eso es lo que fui a hacer a Costa Rica: viajé a probar un nuevo auto, no a hablar de política. La experiencia de manejo por las rutas de Centroamérica se reproduce a continuación.


POR FUERA

IMG_0767

La foto que ves acá arriba corresponde a la nueva Kona con el paquete N-Line. No tiene mejoras en la mecánica ni en la puesta a punto: es sólo un kit de accesorios deportivos, que consiste en spoiler, llantas, faldones, difusor, emblema y escapes de diseño exclusivo (con algunos detalles en rojo y emblemas "N", también en el interior).

Este paquete se puede equipar en las versiones nafteras e híbridas de la nueva Kona, pero por el momento no está previsto para la Argentina. El motivo: es un opcional más caro y el importador local no está convencido de que vaya a ser del agrado de todos. El viernes pasado planteamos el debate entre nuestros lectores y las opiniones fueron dispares (podés sumarte a la discusión acá).

Aclarado eso, la Kona (2024) es la segunda generación del crossover de Hyundai. La primera generación se lanzó en la Argentina en enero de 2019 (leer crítica). Tuvo buenas ventas y los clientes que conozco están muy conformes, pero fue uno de los tantos modelos que Hyundai Argentina debió restringir cuando se endurecieron las trabas aduaneras. En nuestro país ni siquiera recibimos el restyling, que no llegó a importarse y que pudimos manejar sólo del otro lado de la Cordillera, en Chile (leer crítica).

Si la primera Kona fue un crossover para el Segmento B (chico), con dimensiones muy similares a un Jeep Renegade, la segunda generación creció bastante en tamaño para posicionarse entre los crossovers del Segmento C (compacto). Es el motivo por el cual la Tucson también está creciendo en proporciones, pero manteniéndose como una SUV del Segmento C (compacto).

Para que se entienda mejor, hablemos de números. Con respecto a la primera generación, la Kona II creció en todas sus dimensiones. Mide 4.350 mm de largo (145 más que la Kona I), 1.825 de ancho (25 más), 1.580 de altura (30 más) y 2.660 de distancia entre ejes (60 más). En la presentación internacional, Hyundai la comparó con las Honda ZR-V y Volkswagen T-Roc, dos crossovers del Segmento C (compacto). Sin embargo, también se mencionó que tiene mayor habitabilidad (tanto en la cabina como en el baúl) que la Toyota Corolla Cross.

Con respecto al diseño, las versiones nafteras, Hybrid y Electric tienen diferentes estilos en la parrilla frontal y las llantas. Me gustaba la primera Kona, con su diseño disruptivo. La nueva se ve más moderna, pero también ahora luce un poco más conservadora: la idea es conquistar a un público más amplio. En cuanto al paquete N-Line, "mi voto no es positivo".


POR DENTRO

IMG_0784

Este es el interior de la Kona Hybrid, lo podés distinguir porque el emblema sobre el volante es diferente según el tipo de energía que impulse a la unidad. En la galería de fotos de acá abajo podés ver fotos de las diferentes versiones.

Como se mencionó más arriba, la cabina ahora es mucho más amplia. No llega al nivel de comodidad de una Tucson, pero está claro que ahora es un vehículo mucho más cómodo y versátil que la Kona I. Los pasajeros traseros ganaron espacio para las piernas y la capacidad del baúl creció de 316 a 466 litros. Podés llevar hasta una valija más que antes, de las bien grandes.

La posición de manejo es muy buena y la calidad de los materiales es mejor aún. No es un auto de lujo, pero es un Hyundai moderno: tiene muchos revestimientos blandos y hasta los plásticos duros son agradables al tacto. También me gustó que la mayoría de los comandos sean físicos, fáciles de memorizar y de accionar, sin tener que quitar la vista del camino.

Detrás del volante, el conductor se encontrará con una especie de "pantalla panorámica": un gran marco horizontal que incluye un parlante de dimensiones generosas, el tablero digital y la pantalla multimedia, con un tamaño total de 12.3 pulgadas.

El volante tiene dimensiones generosas y levas del cambio en aluminio fresco (según el nivel de equipamiento y motorización). Lo único que me resultó extraño es el comando de la transmisión. No es una palanca de cambios ni una ruedita: es una perilla giratoria que sobresale a la derecha del volante y permite seleccionar las marchas. No es complicado acostumbrarse, pero al principio resulta un poco confusa.

Esa palanca poco convencional permitió despejar el espacio entre los dos asientos delanteros, para dejar mucho lugar libre para posavasos, botellas, celulares, llaves y una gran cantidad de objetos. El crecimiento en dimensiones de la nueva Kona II se aprecia incluso en esos pequeños detalles.

Cuando el Señor Configurador equipe las versiones para el mercado argentino podría aprovechar ese mayor espacio para incluir una rueda de auxilio de verdad: las unidades probadas en Costa Rica tenían una ruedita finita (versiones nafteras y Hybrid) o apenas un inflador (Electric).


SEGURIDAD

IMG_0759

Antes que nada, un reconocimiento para el Señor Configurador de la Hyundai Kona I: fue el primer auto a la venta en la Argentina con asistencias al manejo (ADAS) de serie, en toda su gama. En 2019, estos dispositivos de seguridad aún no se ofrecían en los autos nacionales y marcas premium como Audi, BMW y Mercedes-Benz los eliminaban de manera vergonzosa en las unidades que llegaban a la Argentina.

En la nueva Kona II se mantienen todos estos dispositivos (control de crucero adaptativo, frenado autónomo de emergencia y sistema de mantenimiento de carril, entre otros), al mismo tiempo que se agregaron nuevas asistencias para el estacionamiento.

Por el momento, no hay resultados de pruebas de choque independientes para la nueva Kona II. En Costa Rica, Hyundai dejó en claro que su intención es crecer mucho en el mercado de América Latina. Sería una buena oportunidad para unificar los criterios de equipamiento de seguridad que sus autos ofrecen en los distintos países de nuestra región. Hay mercados donde sus productos se venden con todo el equipamiento de serie y países donde apenas se ofrecen dos airbags.

Como ya se sabe, organismos de seguridad como LatinNCAP aprovechan esta contradicción regional de Hyundai para someter en sus crash tests a las versiones con los equipamientos más paupérrimos. Es la manera que tiene esta ONG de castigar a la marca con reiteradas calificaciones de "cero estrellas". Eso genera un "ruido interno" en Hyundai y la región, donde "importadores justos" terminan pagando por "importadores pecadores".


MOTOR y TRANSMISIÓN

IMG_0760

La nueva Kona II se fabrica con tres tipos de opciones mecánicas: nafteras (con opciones entre 120 y 198 cv), híbridas (141 cv) y eléctricas (entre 134 y 201 cv). En una primera etapa, para la Argentina está prevista la llegada de dos versiones: 1.6 Turbo (una evolución de la Kona I, con un motor naftero que trepó de 177 a 198 cv, manteniendo los 265 Nm de torque, la tracción integral y la caja automática de doble embrague, con siete marchas) y 1.6 Hybrid (con un motor naftero y otro eléctrico, que ofrecen un rendimiento combinado de 141 cv y 265 Nm, tracción delantera y caja automática de doble embrague, pero con sólo seis marchas).

La versión Kona Electric también está siendo homologada para el mercado argentino, pero su lanzamiento aún no está confirmado: tiene baterías de 65 kWh, con 218 cv, 255 Nm y tracción delantera. Su llegada dependerá de cuestiones de infraestructura de carga y tratamiento impositivo para este tipo de vehículos.


COMPORTAMIENTO

IMG_0772

La prueba de manejo en Costa Rica tuvo tres etapas. Las primeras dos fueron en el Autódromo Parque Viva, donde hubo una primera tanda de manejo en pista (con conitos, para ensayar frenos y maniobrabilidad) y una segunda tanda más técnica (con pruebas para experimentar el funcionamiento de las asistencias a la conducción). La tercera etapa fue más relajada, pero más extensa: un viaje de ida y vuelta por ruta desde la capital de San José hasta Marina Los Sueños, en la costa del Océano Pacífico.

* Kona 1.6 Turbo: Sigue siendo una "bomba", ahora incluso con más potencia. Es una especie de hot-hatchback deportivo con mayor despeje del suelo y tracción integral. El motor 1.6 turbo es una maravilla de empuje desde muy bajas vueltas y la caja doble embrague se encarga de mantener la entrega de torque máximo en todo momento. Hyundai declara una aceleración de 0 a 100 km/ en 7.8 segundos, una velocidad máxima de 210 km/h y un consumo medio de 6.9 litros cada 100 kilómetros. Creo que no necesita ningún paquete N-Line para ofrecer un comportamiento divertido, con dirección de respuesta rápida, suspensiones equilibradas y muy buenos frenos. Es la versión que me compraría yo.

* Kona 1.6 Hybrid: Es la versión más racional. En Argentina contará con el atractivo de estar exenta del impuesto a las patentes en varios distritos. Acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos y tiene una máxima de apenas 161 km/h, pero su gran atractivo es el consumo medio de sólo 4.6 litros cada 100 kilómetros. Es una gran opción para quien busque un vehículo práctico, cómodo y eficiente, para el uso urbano.

* Kona Electric: Es la gran sorpresa de esta nueva generación. Tiene tracción delantera, pero pesa 248 kilos más que la versión Turbo 4WD, hasta llegar a un total de 1.773 kilos. Esto no impide que acelere de 0 a 100 km/h en 8.1 segundos y alcance una velocidad máxima de 171 km/h. Lo mejor es la respuesta instantánea del acelerador y el muy bajo centro de gravedad: la plataforma está diseñada para que todo el paquete de baterías esté en el piso y en medio del vehículo. En el circuito y la ruta fue la versión más divertida de manejar, a pesar de la ausencia total de ruido en la cabina. La autonomía declarada es muy buena: 454 kilómetros.


CONCLUSIÓN

IMG_0727

En un mundo (o país) ideal, recomendaría sin dudas comprar la Kona Electric. Es la versión más divertida de manejar, tiene muy buena autonomía y es la que mejor provecho le saca a la nueva plataforma que Hyundai diseñó para este modelo. Desde el punto de vista racional, sin embargo, la opción más lógica es la Kona Hybrid: estamos hablando de un vehículo de uso diario: práctico, espacioso, con muy buena calidad de fabricación, excelente equipamiento de seguridad y una mecánica eficiente. Y, desde el punto de vista personal, elegiría sin dudas la Kona 1.6 Turbo: es un hot-hatchback con tracción integral, que no necesita llevar el sello "N-Line" para tener un comportamiento deportivo y muy versátil, para todo tipo de caminos.

Lo que queda en claro es que, con tantas opciones, Hyundai apuesta a que la nueva Kona sea uno de sus productos más vendidos en nuestra región. ¿Bajo qué condiciones de mercado la recibiremos en la Argentina el año que viene? Me remito a las preguntas planteadas en el primer párrafo. Esta es una nota que se puede leer en loop, como la ciclotimia económica a la que ya nos tiene acostumbrado este sorprendente país llamado "Argentina".

C.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Hyundai Kona (2024)

Galería: Contacto en Costa Rica: Hyundai Kona (2024)


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 

Hyundai

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com