Texto de Paul “Coloflow” Szebesta
Piloto oficial de Motor1 y creador de Racing Films
Nota complementaria al video del Ranking de Motor1 (ver video abajo)

Esta nota es especial por donde se la mire, paso a enumerar: es la primera prueba oficial de la nueva temporada del Ranking Motor1, luego del reasfaltado del Gálvez. Además, el protagonista es un auto del que solo hay diez unidades en nuestro país. El auto ya está modificado. Su propietario es un lector de la primera camada del famoso blogcito. Esta prueba se suspendió dos veces por lluvia... y así podría seguir un largo rato.

GR 86-21

Como hay muchos lectores nuevos, deben saber que Rodrigo Freyre, el dueño del auto, es un lector de los primeros años de Autoblog. Allá por el 2010, cuando empecé a leer el sitio, Rodri ya estaba peleándose con medio mundo en los comentarios de las notas. Veo algunos haters que aparecen ahora y pienso: estos ni se arriman a las discusiones que se podían armar entre Rodri, Dani, Guille, Ale y Pipas. Yo siempre tiraba algún cascotazo, también.

GR 86-30

Con Rodri tenemos esas relaciones de hablar de vez en cuando. Como está bastante metido en todo el temade los track days desde hace rato, y yo me empecé a meter bastante también, cada tanto confluyen nuestros destinos. Es un crack. Además de prestarme su Toyota GR 86 "Blue Neptune", también me prestó su Toyota GT 86 en el Circuito de Villicum (San Juan). Hasta le hizo modificaciones a mi Renault Kangoo (leer más). En el video de acá abajo le hice una entrevista completa, los invito a verlo para que lo conozcan mejor.

GR 86-29

Eso en cuanto a Rodri, en cuanto al auto: mucha manija. Hace casi un año manejé lanueva GR 86 en su evento de lanzamiento (leer más). Amé al auto. Nada que ver a la Toyota 86 FT que había manejado para el Ranking Motor1 (ver nota de archivo). Sin embargo, en esa presentación no nos permitieron cronometrar la versión stock. Además, Toyota Gazoo Racing Argentina no patentó unidades de prensa, para poder realizar pruebas más extensas. Por eso, cuando supe que a Rodri le habían entregado la primera unidad para clientes sabía que iba a poder reencontrarme con el auto e indagar más sobre sus capacidades. 

GR 86-07

En el último Track Day Argentina que hubo (leer más), le pedí a Rodri dar una vuelta a ver cómo se comportaba el chasis con las mejoras que le había hecho. El tiempo estaba bien, pero quería probar otras cositas cuando llegara al Ranking Motor1. Finalmente llegó, la pude probar y todas las sensaciones respecto a su comportamiento las cuento a continuación. Por las dudas, aviso que el video de la vuelta a bordo en solitario no va más: ahora está todo integrado en un sólo video, que pueden ver al final de la nota (y también suscribiéndose al Canal de YouTube del Ranking Motor1). Ya que son tiempos de cambios, cambiemos también.


Posición de manejo

GR 86-13

Excelente. En la anterior generación, no se quejaba nadie y, afortunadamente, no cambió. De hecho, podríamos decir que mejoró. No en lo que es la posición en sí, que ya estaba bien, sino en todo lo que nos rodea. Apenas nos subimos al auto notamos una gran mejora en los materiales utilizados, junto a una mejor terminación. También se ganó en tecnología, al equipar una nueva pantalla multimedia.

GR 86-15

Cambió también el tablero, que ahora es digital, pero manteniendo la forma y la ubicación de los datos que nos ofrece. Me he cansado de decir que prefiero los tableros analógicos sobre los digitales, pero en este caso me permito disentir conmigo mismo: sus tonos monocromáticos y grafismos de buen tamaño son sumamente fáciles de leer y nos dan la información necesaria, sin ningún diseño extravagante que nos haga perder tiempo. Otra buena decisión de Toyota fue mantener los botones físicos para todos los comandos del auto, sin caer en los odiosos botones táctiles, tan de moda últimamente.

GR 86-14

El resto de los elementos continúan igual de geniales que en la primera generación: la pedalera es súper cómoda, la palanca de cambios tiene un tacto exquisito y en la versión "Blue Neptune" encontramos butaca de competición con cinturón de cinco puntos. No se puede pedir más nada.


Diseño

GR 86-23

Acá para mí es todo ganancia. La anterior generación nunca me terminó de convencer desde su aspecto. La forma me gustaba, pero me chocaba cómo estaban integradas las luces. Ni hablar de los stops cromados, tipo Need For Speed Underground 2. Ojo, en cuanto empezabas a ponerle plásticos, se volvía linda instantáneamente, y es lógico, empezaba a parecerse a un auto de carreras. Pero toda desnuda, como venían las FT, no me daba vuelta a mirarlas.

GR 86-11

Toyota habla de "nueva generación" en esta GR 86, pero el chasis la verdad que es el mismo. No obstante, recibió un rediseño completo en la carrocería, el cual me encanta y la prefiero superlativamente sobre la 86 de primera generación. A la nueva la veo mucho más armoniosa en sus líneas, las luces mucho mejor integradas, no sé: me cierra más. Y ni hablar de este color celeste, que no le puede quedar mejor. Veo otras marcas que traen sus deportivos en gris, blanco y negro (algún azul oscuro, como mucho), teniendo colores alucinantes en otros mercados. Aburridos.

GR 86-08

Banco a Toyota y su decisión de traer este color, y además conozco a quién tomo esa decisión. Te felicitamos desde Motor1 Argentina. A nuestro mercado la coupé llegó equipando el GR Aero Kit. Consta de los faldones laterales, el spoiler delantero, la "cola de pato" en el baúl y las cuatro salidas de caño de escape. Y como son solo diez unidades las que entraron hasta ahora, las enumeraron, por supuesto.


Suspensión

GR 86-10

Excelente. Una de las grandes mejoras que tuvo la GR 86 fue en el chasis. Lo primero a destacar es la rigidización que obtuvo este elemento a través de distintos refuerzos en su estructura, principalmente en los anclajes de suspensión, que tendían a torsionar en la primera generación. Pero no fue solo eso. También se endurecieron distintos elementos que hacen a la suspensión, como también los bujes de las patas de caja y motor. Todo esto hizo que el auto sea mucho más directo en su comportamiento, quitando esa sensación de "flotación" que había en la primera generación.

GR 86-19

En cuanto a la suspensión, se trata de un esquema tipo Mc Pherson, con amortiguadores telescópicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora adelante, mientras que atrás tenemos suspensión independiente con esquema de doble horquilla, con amortiguadores telescópicos, resortes helicoidales y barra estabilizadora. En el caso de la "Blue Neptune", Rodrigo le pasó la suspensión de la marca Tein, de su Toyota GT 86 naranja a su nueva coupé, realzando aún más las bondades de la rigidez con la que ya sale de fábrica. Esto se traduce en que el auto no se balancea casi nada, tanto longitudinalmente como para los costados, aportando muchísima estabilidad a la hora de andar en pista. Ojo: el grip tiene un límite y sigue siendo una Toyota 86. Si te encariñás mucho con el acelerador, patina y se viene Drift King.


Frenos

GR 86-04

Excelentes. En la primera generación este elemento se comportó de manera normal, y si había alguna fluctuación se debía más al chasis y a los neumáticos, que a los frenos en sí. La primera Toyota 86 pesaba 1.243 kg y la nueva está en los 1.310 kg. Es liviana, pero tampoco tanto, así que los frenos tienen un trabajo pesado por delante. Aun así, en esta segunda generación mantuvieron una buena performance, aunque la fatiga puede aparecer de manera temprana.

GR 86-18

En otros mercados se ofrece un Circuit Pack que mejora los frenos. Si acá sólo llegaron diez unidades, se imaginan que no había muchos opcionales ni versiones. Frente a eso, Rodrigo colocó el sistema que también tenía en su anterior coupé de la marca Stop Tech, con discos de 355 mm. Con esta modificación se logra un muy buen poder de frenado, pero además se mitigan los problemas de fatiga que puedan aparecer en el uso en pista.


Dirección

GR 86-24

Excelente. Si bien tiene asistencia eléctrica -de las cuales reniego porque filtran mucho lo que sucede en las ruedas- en este caso esa filtración no es tan grave, permitiéndonos tener un buen ‘feeling’ en el volante. A su vez, tampoco es liviana y tiene el peso justo para no hacernos cansar, pero permitirnos conectar con lo que sucede en el tren delantero.


Caja

GR 86-20

Excelente. Manual, de seis velocidades. Creo que todos sabemos que estamos frente a uno de los últimos deportivos a combustión y manuales. Reliquia. En general, este ítem se mantuvo igual que en la primera generación. Tanto en el tacto -el cual es exquisito, con recorridos cortos y precisos- como en lo sencillo de operarla.


Motor

GR 86-17

Excelente. Esta es otra de las grandes mejoras que tuvo este auto respecto a su anterior generación. En la primera Toyota 86 encontrábamos un motor bóxer 2.0 aspirado, con 200 cv y 205 Nm. El problema era que la entrega de esos 205 Nm se encontraba a partir de las 6.400 RPM, obligándonos a tener que ir con el auto casi en el corte durante toda la vuelta, cosa que no siempre es posible.

GR 86-31

Para esta nueva generación se aumentó la cilindrada en 400 cm2, ofreciendo 237 cv y 250 Nm. Lo mejor es que ahora el torque lo empieza a ofrecer a las 3.700 RPM, dejándonos aprovechar de manera más eficiente el rango de revoluciones, lo cual se traduce en más agilidad a la hora de salir de las curvas. Respecto al sonido, desde afuera no despliega una orquesta para nuestros oídos debido a las aburridas normas europeas. Toyota para suplir esa carencia, que hace al 50% de estas experiencias, optó por lo que hacen muchos fabricantes y recurrió al sonido artificial a través de los parlantes del auto. Tal vez no se van a dar vuelta todos cuando lo aceleres en vacío frente a "Pepino", pero si usás tu deportivo para lo que fue hecho -como andar en una pista- ese sonido te va a ayudar mucho para escuchar a qué régimen viene el motor.


Ayudas electrónicas

GR 86-28

Todas desconectables, como debería ser obligatorio en todos los autos que pretendan llamarse "deportivos". En caso de que no quieras desconectarla totalmente, al lado de ese botón encontramos otro que la desconecta de forma parcial, de modo que te dejará ir de costado y patinar las ruedas hasta cierto punto: luego intervendrá para corregir la trayectoria.


Neumáticos

GR 86-06

Excelentes. La GR 86 de fábrica llegó a nuestro mercado con lo que se llama Touring Pack en otros lugares del mundo. Esa configuración ofrece unas Michelin Pilot Sport 4 en medida 215/40/R18, las cuales sabemos que son muy buenas. El Circuit Pack Michelin Pilot Sport 4S, mejores para la pista, además de mejores frenos. Rodrigo fue más allá, y le calzó las Pirelli Pzero 235/645 VR18 Slicks, que funcionan muy bien dentro de la pista (y más con un auto sin tanto peso).


Comportamiento

GR 86-26

Excelente. Todo lo que renegué con la Toyota 86 FT para lograr cerrar una vuelta con un tiempo decente, se transformó en alegría con la nueva GR 86. Tanto en su versión stock como en la modificada "Blue Neptune" el cambio es abismal en cuanto a su comportamiento. En lo primero que lo notamos es en el motor: ya no está esa sensación de muchas revoluciones, pero poco poder. En la nueva generación, a medida que uno ve cómo se elevan las revoluciones, siente en simultáneo la ganancia de velocidad. Y si bien el sonido está amplificado, no deja de ser sumamente placentero "escuchar" al bóxer en su máximo esplendor. Pero no termina ahí. Las mejoras que recibió el chasis se sienten y mucho. Como decía antes, el auto ahora es mucho más directo, nos obedece mucho más en cada indicación que le damos con el volante, y el manejo dejó de ser una "lucha libre" entre nosotros y el auto, en la difícil tarea de ir derecho. Ahora se reduce a esperar el momento indicado para hundir el pie derecho en el acelerador y que el auto responda de buena manera.

GR 86-12

En la versión estándar sigue existiendo una tendencia al sobreviraje, pero ya no es tan protagonista como antes y basta con una levantadita para que el auto se acomode. Esta tendencia se hace más extrema en la "Blue Neptune" modificada, al estar más dura y con neumáticos slicks. Las velocidades de curva son muy buenas, pero además trasmiten mucha seguridad. De todas formas, creo que lo mejor que encontramos en este auto al manejarlo es lo bien que nos informa qué es lo que está pasando a nivel física. Es el famoso "hay que llevarlo con la punta de los dedos". Si lográs una buena hermandad entre tu pie derecho y el volante, vas a lograr que el auto recorra el circuito casi como danzando a través de él, donde vos sos el director y basta con pequeños movimientos de volante para que el auto haga el resto. Una exquisitez. En el video podrán ver que en muy pocos lugares se puso de costado, por mera impaciencia a la hora de acelerar, pero es muy fácil corregir. La otra bondad de esta nueva conducta es que ahora el auto podemos hacerlo rotar a base de acelerador y no de volante. Esto se traduce en que si somos finos con el acelerador podemos aprovechar esta virtud a nuestro favor y lograr un manejo super exigente, pero para nada frustrante.


Robustez

GR 86-09

Excelente. Tanto el estándar como el "Blue Neptune" modificado no sufrieron ningún problema en las pruebas. Lo que sí noté es que me va a llevar un par de autos hasta readaptarme a la nueva pista repavimentada (leer más). Esta prueba fue la primera vez que realmente aceleré luego de diez meses y como los cambios fueron muchos, creo que con los dos autos que probé ese día se pueden hacer mejores tiempos.


Relación precio/deportividad

GR 86-16

Y acá viene el único punto negativo que se le podría encontrar a este auto: el precio. En nuestro país se comercializó con un precio de lista de 70.000 dólares. ¿Es un montón? Es un montonazo. Las versiones tope de gama en el mercado europeo rondan los 47.000 euros. Pero, ¿qué mejor persona para responder este ítem que su dueño? Frente a la consulta de qué opinaba respecto al precio, Rodrí fue muy claro: "Para mí lo vale, porque sé todo lo que se le puede hacer al auto y cuánto puede mejorar, dando una experiencia única de manejo. Si lo tomo como lo que es, no lo vale y hay opciones mucho más racionales por ese precio, pero sé que ninguno de esos autos me va a ofrecer las sensaciones que puedo obtener con la GR 86". Coincido.


Conclusión

GR 86-32

Tal vez los aburrí con tantos ‘excelentes’, pero realmente me cuesta encontrarle algo malo a este auto. Es extremadamente divertido de manejar, tiene una excelente performance y encima hace tiempazos con una potencia que es similar a la de un VW Golf GTI. Ya casi no hay oferta de autos con esta esencia a nivel mundial, mucho menos en nuestro país. Ojalá lleguen más unidades, ya que dentro de unos años serán verdaderas reliquias que homenajean el manejo deportivo analógico, donde el protagonismo se lo lleva la conexión entre el auto y el piloto (y no los sistemas electrónicos).


Mediciones:

Tiempo de vuelta en el Circuito 6, 2:04.724. Velocidad máxima en recta, 188,46 km/h. Velocidad media, 123 km/h.

Producción: Coloflow (@PaulSzebesta_), RacingFilms, Julián Podesta, Nacho Fedorko, Orly Cristófalo, y Motor1. 

Agradecimiento: Pinturerías Gastón.

Canal de YouTube: @RankingMotor1


Enviá tu noticia a novedades@motor1.com