Cualquiera sabe que BMW es una marca alemana y premium. Pero, más allá de eso, ¿cuál es su especialidad? La firma de Munich fabricó todo tipo de vehículos a lo largo de su historia. Desde el citycar Isetta 300 hasta lujosos sedanes y -más cerca en el tiempo - una amplísima gama de SUVs y vehículos electrificados (sin olvidar a las motos).

Pero vamos de nuevo, ¿cuál es la especialidad de BMW? ¿Cuál es su receta infalible, que siempre la posiciona como referencia frente a cualquier rival que se le pare enfrente? Yo creo que son las Coupés, sobre todo las que tienen siluetas de tres volúmenes, donde se diferencia bien el lugar para el motor, los pasajeros y el equipaje.

BMW suele dividir a sus coupés en dos clases: las más deportivas y extremas (que suelen estar firmada por la división M) y las más elegantes y de uso diario (llegaron a ofrecerse hasta con motores pequeños o diesel).

En Motor1 Argentina hemos probado varias coupés de BMW. El archivo de críticas se puede revisar acá. Pero, si tuviera que elegir una, me quedaría sin dudas con un modelo que siempre soñé con acelerar: hablo de la 3.0 CSL de 1972. Me encanta la versión "Batimóvil" -llena de spoilers y alerones-, que se usó para homologar el auto de competición. Sin embargo, la variante que tendría en mi garage es la más tranquila, sin apéndices aerodinámicos y que deja lucir sus líneas perfectas.

Hace unos años, mi amigo Michael Ulbig me mostró el hermoso ejemplar que tiene en Alemania. Es un 3.0 CSL con carrocería Karmann, que exhibió en grandes eventos de clásicos y que está pintado en un estridente color amarillo. Es polémico, como los largos riñones verticales que se exacerban en el nuevo Serie 4, pero su personalidad es innegable.

Tenía un motor de seis cilindros en línea, con 3.0 litros y una potencia que llega hasta los 200 caballos en las variantes más picantes. En 1972, era más que suficiente para brillar en las pistas y volar en las rutas.

En parte, de eso se trata el encanto de las coupés de BMW. Sabés que son autos de muy buenas prestaciones, que los ingenieros desarrollaron pensando en la posibilidad cierta de usarlos en circuitos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los clientes los usarán en el manejo diario y los disfrutarán con salidas a la ruta.

Todo eso es, exactamente, lo que haremos con la nueva 430i Coupé (ver nota de lanzamiento) en los próximos días. La crítica completa se publicará la semana que viene.

C.C.

GARAGE-MOTOR1-BMW-SERIE4-2

El BMW 430i Coupé M Sport Package tiene un precio de lista de 121.900 dólares.

GARAGE-MOTOR1-BMW-SERIE4-3

La crítica completa se publicará la semana que viene.

GARAGE-BMW2

La preciosa coupé BMW 3.0 CSL (1972), con carrocería fabricada por Karmann. Ejemplar propiedad del coleccionista y amigo de Motor1: Michael Ulbig.


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com