Desde el Autódromo de Buenos Aires - Antes que nada, una aclaración. Esta no es una nota del Ranking Motor1. Si bien toda la acción transcurrió en el Circuito 6 del Gálvez y con la presencia de nuestro piloto oficial, Paul Szebesta, todavía habrá que esperar un poco más para tener el veredicto en pista del Colo.

Pero lo que ocurrió esta mañana en el Autódromo de Buenos Aires sirvió para tener una primera impresión acerca del último lanzamiento del 2022 de Toyota en la Argentina: llegó la nueva GR 86, que es la flamante generación de la coupé de la marca japonesa para el Segmento C (compacto). El equipamiento, la ficha técnica y el precio ya se publicaron en esta primera nota. La estrategia de comercialización y el futuro de la división Gazoo Racing en Argentina ya se informaron en esta segunda nota.

¿Y qué tal anda la nueva encarnación del legendario Hachi-Roku? El contacto (que no es una crítica completa) se reproduce a continuación.


Diseño

C0A50935-B97C-42A8-BEA4-FE119791F896

La nueva GR 86 es un poco más grande que la 86 que se vendió en la Argentina desde el 2012 (leer crítica), pero no es mucho más voluminosa: mide 4.27 metros de largo (creció 25 mm), 1.78 de ancho (sin cambios) y 1.31 de alto (bajó 5 mm), con una distancia entre ejes de 2.58 metros (creció 5 mm). El peso aumentó de 1.297 a 1.345 kilos, pero se redujo el centro de gravedad con el uso de aluminio en capot, guardabarros, techo y portamasas delanteros.

Lo mejor: Las primeras cinco unidades que llegaron a la Argentina vienen de serie con el GR Aero Kit, que le otorgan una estética más agresiva gracias al spoiler, alerón, faldones y difusor trasero más prominentes.

Lo peor: ¿Acaso peco de nostálgico si digo que la anterior 86 me agradaba más? El gusto es algo muy discutible, pero no hay dudas de que la silueta de la Hachi-Roku de 2012 tiene mucha personalidad y nació con la estética de un futuro clásico.


Interior

IMG_1015

Siempre dije que la anterior 86 tenía una de las mejores posiciones de manejo de la historia y mi mayor miedo era que eso se perdiera con la nueva generación. La ergonomía sigue siendo perfecta, pero ahora tiene un poco más de refinamiento. La butaca sigue siendo deportiva, pero es más mullida. Lo mismo ocurre con el tacto del volante. Los revestimientos están mejor cuidados y todos los comandos (sobre todo la palanca de cambios) ganaron en suavidad y precisión.

Lo mejor: Toyota Argentina mantiene la costumbre de ofrecer una rueda de auxilio igual a la titulares, a pesar de que esto limite el pequeño baúl de 200 litros. Valió la pena: durante las pruebas para la prensa se produjo un pinchazo en una unidad y el problema se solucionó con rapidez, gracias al auxilio homogéneo.

Lo peor: El tablero ahora es 100% digital y la pantalla multimedia es más grande. Perdió un poco del espíritu analógico de la anterior 86.


Seguridad

IMG_1017

Viene de serie con siete airbags, controles de estabilidad y tracción, además de asistencia al arranque en pendiente. 

Lo mejor: En términos de seguridad, desde el punto de vista de la performance, la gran mejora está en los neumáticos: ahora viene con Michelin Pilot Sport de mayor adherencia que en la anterior 86. Recordemos que ese modelo venía de serie con neumáticos de baja adherencia (similares a los del Prius). Era a propósito, para facilitar el drifting a baja velocidad. Ahora tienen mayor agarre y están orientados a los track days.

Lo peor: No cuenta con el Toyota Safety Sense, que es el paquete de asistencias a la conducción (ADAS), que sí viene de serie en el más económico GR Yaris.


Mecánica

IMG_1021

Acá está la gran revolución de la nueva GR 86. La anterior Hachi-Roku tenía un excelente chasis, pero se quedaba algo falto de potencia. La base del motor sigue siendo un cuatro cilindros Bóxer de Subaru, con una combinación de inyección directa/indirecta. Sin embargo, ahora tiene mayor cilindrada (2.4 contra 2.0 litros), más potencia (237 cv contra 200 cv) y mayor torque (250 Nm contra 205). Todo sin recurrir a turbocrompresores y manteniendo la clásica tracción trasera.

Lo mejor: Llega a la Argentina con una sola opción de caja: manual, de seis velocidades. A diferencia de la anterior 86, no ofrecerá la transmisión automática (aunque sí se ofrece en otros mercados).

Lo peor: En relación precio/potencia pierde contra el más económico y potente GR Yaris (272 cv y 370 Nm por 54 mil dólares). Hoy se anunció que llegarán más unidades a la Argentina en 2023 (leer nota).


Comportamiento

IMG_0989

La prueba de manejo fue breve, aunque muy interesante, sobre todo por cómo estuvo planteada. Siempre con la compañía de los pilotos Gazoo Racing Argentina (entre los que hoy se destacaban Matías Rossi y Damián Fineschi), nos invitaron a girar primero tres vueltas con la antigua 86 GT Manual y después otras tres vueltas con la nueva GR 86.

El Colo, Paul Szebesta, me acompañó en el evento y ya publicará un video con sus primeras impresiones. En este texto opino yo, así que tengo que decir que las primeras tres vueltas con la clásica Hachi-Roku fueron de pura nostalgia. Tuve la suerte de probarla en varias oportunidades a lo largo de los últimos ocho años y la nota que mejor la representa sigue siendo la crítica de todos los records, en materia de lecturas y comentarios (leer acá).

Confieso que tenía mis prejuicios antes de subirme a la nueva GR 86. Pensé que iba a ser más pesada, más tecnológica y menos mecánica que su antecesora. Tengo que reconocer que me equivoqué. Si bien la cabina ahora es mucho más confortable y abundan las pantallas digitales, las sensaciones de manejo siguen intactas. De hecho, es más desafiante y divertida que nunca.

La clave está en el motor, que ahora entrega el torque máximo a las 3.000 rpm (contra 6.400 de la generación anterior). El comando de la caja de cambios ahora es más suave y preciso: me encantaba la dureza y rusticidad de la palanca anterior, pero ahora es posible meter los rebajes con mayor rapidez y certeza.

Los nuevos neumáticos permiten una mayor velocidad de tránsito por curva, transmiten mayor seguridad al límite y hacen un excelente aporte en las frenadas. Sin embargo, en las curvas más cerradas sigue siendo un auto con una clara tendencia a sacar la cola. O, como dice el Colo, a "meter la trompa". En definitiva, es la clase de comportamiento dinámico que te ayuda a lograr mejores tiempos de vuelta (o a divertirte drifteando). Todo depende del grado de volante y acelerador que decidas aplicar. La GR 86 siempre responde de la manera más dócil.

Los kilos extra no se sienten: están compensados por la mayor potencia y una rigidez estructural que aumentó en 50%. No fue posible medir prestaciones, pero Toyota declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 6.3 segundos (contra 8.5 de la generación anterior) y una velocidad máxima de 226 km/h (contra 208).

Eso no es todo. En la presentación, la gente de Gazoo Racing aseguró que, en el Circuito 6 del Gálvez, la nueva GR 86 es seis segundos más rápida que la anterior y que, al final de la recta de ese trazado, es 11 km/h más rápida. No me sorprenden esos datos, aunque sí me agrada que la marca que más se resistió en su momento a prestarnos autos para nuestra sección de videos haya adoptado para su toma de parámetros y mediciones el "Circuito del Ranking Motor1". Por suerte, esa postura cambió hace ya varios meses (ver ejemplo).

Lo mejor: Es más pesada y más confortable, pero sigue siendo un deportivo muy desafiante y divertido de manejar.

Lo peor: No se acerca al nivel de prestaciones del más económico y potente GR Yaris.


Conclusión

IMG_1020

La Toyota 86 es un deportivo que siempre me gustó y la nueva GR 86 es la evolución que esperábamos todos los fanáticos de Hachi-Roku. Acá es necesario destacar el trabajo de configuración que hizo el equipo de Toyota Gazoo Racing para el mercado argentino. Debido a que sólo llegarán pocas unidades a nuestro mercado (apenas hay confirmados dos embarques con diez ejemplares en total para los próximos meses), todas vendrán de serie con caja manual y el GR Aero Kit, que mejora el apoyo aerodinámico en pista y resalta la estética.

Si en varias oportunidades mencioné en esta nota que el GR Yaris ofrece una mejor relación entre precio, potencia y prestaciones, es porque resultaba insoslayable remarcarlo. Sin embargo, también es justo mencionar que son dos autos que apuntan a públicos muy distintos. ¿O no tanto? Los modelos GR le hablan siempre a los más fanáticos del mercado, que priorizan por encima de todos las prestaciones y la diversión al volante.

A veces resulta increíble que la gama de modelos más entretenidos de manejar en este momento los tenga una marca generalista y que hasta no hace mucho resultaba anodina, como Toyota. Y, en el caso del mercado argentino, esto ocurre justo cuando todas sus rivales se retiraron del segmento.

Por eso, no es que los autos de Gazoo Racing sean perfectos. Es que la huida de los Hyundai Genesis, Kia Cerato Koup, Nissan Z, Peugeot RCZ, Renault Mégane RS y VW Scirocco obligan a esos fanáticos a refugiarse bajo una etiqueta con la que nunca antes habían pensado identificarse: "Toyoteros". Hablo con conocimiento de causa, porque a mí también me pasó.

C.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Toyota GR 86  

Galería: Contacto en el Gálvez: Toyota GR 86


ADEMÁS

En el Instagram de @Motor1Argentina

 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com