Este cuento ya lo narré hace unos años, pero la abuela de mi vecina Juanita dice que "el público siempre se renueva". Vivo en la Zona Norte del Gran Buenos Aires, en un lugar conocido como la República de Béccar. Es una zona tranquila y residencial, que tiene una característica muy particular: abundan las familias muy numerosas. Y no hablo de parejas con tres o cuatro hijos. Por acá es normal que haya casas donde viven familias de entre ocho y once personas.

A Lola y a mí, que decidimos tener un solo hijo, nos miran un poco raro.

Más allá de eso, es gente que disfruta de los autos y no es extraño que en cada casa haya más de un vehículo (incluyendo algún clásico de colección). Sin embargo, por razones de pura logística, son grandes consumidores de lo que se llaman "People Movers": vans y minivans, para transportar a grupos muy numerosos de pasajeros.

Este barrio es el verdadero Reino de las Hyundai H1 (leer crítica). Y, los que tienen un poco más de plata, eligen desde hace tiempo a la reina más deseada: la Kia Carnival (leer crítica). Hace unos años, algunos vecinos cometieron la osadía de comprar la Toyota Innova (leer crítica), pero las vendieron rápido. Su diseño resultaba tan chocante que hizo caer el valor inmobiliario de varias cuadras a la redonda. Esos aventureros (y "Toyoteros") ahora encararon una nueva osadía: compran la Hiace Wagon. Sin embargo, eso implicó que todos los integrantes en condiciones de manejar tuvieran que tramitar la licencia de conducir con categoría D2, que exige la Wagon (leer crítica).

¿Más casos? Sí, los pocos que compraron la Volkswagen Sharan se quejaron por la falta de empuje del pequeño motor 1.4 (leer crítica). ¿Y la Mercedes-Benz Vito? Nunca jamás un vecino de la zona compró una. Fue una tremenda señal, que vaticinó el fracaso de su producción nacional (leer crítica).

Bueno, toda esta introducción es para decir que acaba de lanzarse a la venta en la Argentina el nuevo objeto de los deseos de este tipo de público tan particular: la flamante Hyundai Staria 4WD (ver equipamiento y ficha técnica). Es la sucesora de la clásica H1, pero luce más futurista y refinada que nunca. Ocurre que, mientras la H1 era un utilitario con chasis de largueros, la Staria está basada en la estructura monocasco de la Hyundai Santa Fe.

Tal vez yo no tenga una parva de hijos, pero durante los próximos días me convertiré en la envidia de la República de Béccar.

La crítica completa se publicará la semana que viene.

C.C.

IMG_20220924_092943

La Hyundai Staria 4WD salió a la venta esta semana en la Argentina. Tiene un precio de lista de 75 mil dólares. Ver equipamiento y ficha técnica.

IMG_8091

La crítica completa se publicará la semana que viene, pero antes. ¿Cómo luce la Staria frente a la clásica Hyundai H1?

IMG_8211

A la izquierda, la última evolución de la H1 que llegó a la Argentina. A la derecha, acaba de aterrizar la nueva Staria.

IMG_8213

"Aterrizar" es un término correcto. La silueta galáctica de la Staria no permite otra interpretación.

IMG_8215

Gracias a Hyundai Argentina por la ayuda para la producción de esta nota.

IMG_8217

La crítica completa se publicará la semana que viene.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com