Desde Zárate (Buenos Aires) - Toyota lanzó a la venta en la Argentina la nueva Hilux GR-Sport III (ver equipamiento y precios). Se trata de la tercera evolución de su pick-up deportiva fabricada en Zárate. Y, a modo de presentación en sociedad, la marca japonesa realizó ayer un test drive para la prensa en la pista off-road ubicada detrás de la planta de esa localidad bonaerense. El evento incluyó la presentación de los dos nuevos GR Yaris Rally importados de Japón (ver nota aparte). En el test drive de la chata fue posible comparar sobre el mismo circuito el comportamiento de la Hilux 2.8 SRX (204 cv, leer crítica) con el de esta flamante Hilux GR-Sport III (224 cv, ver ficha técnica)

Como ya ocurrió con las dos anteriores evoluciones de la Hilux GR-Sport, durante los próximos meses la planta de Zárate fabricará un total de 2.500 unidades, de las cuales 900 serán para el mercado interno argentino y el resto se destinarán a la exportación, aunque con algunas diferencias según el país. Por ejemplo, el motor potenciado de 224 cv se ofrecerá sólo en Argentina y Brasil, mientras que Uruguay, Chile, Colombia, Perú y otros destinos de América Latina recibirán la GR-Sport III con 204 cv.

La Hilux GR-Sport III 224cv AT6 4x4 tiene un precio de lista en la Argentina de 10.058.000 pesos.

Por fuera

Como ya ocurrió en las otras dos evoluciones de la GR-Sport, la trompa es bien distinta a la Hilux convencional. En este caso, tiene un nuevo aplique negro, el logo con la palabra "Toyota" bien grande, una moldura más grande para los faros antiniebla y nuevas llantas de aleación con neumáticos Brindgestone Dueler 265/65R17.

Como en las evoluciones anteriores, se mantienen las tres únicas opciones de colores: negro, blanco y rojo. Los blanco y rojos son bitono, porque incluyen el capot y el techo pintados de negro. Los guardabarros ahora vienen con unos apliques en naranja fluorescente. La Hilux GR-Sport siempre fue bastante "farolera" y esta tercera evolución no es la excepción.

¿Contra quién compite en nuestro mercado? Se enfrenta a las versiones deportivas de otras pick-ups medianas, como la Ford Ranger Raptor (213 cv, 10.06 millones de pesos, leer crítica) y Volkswagen Amarok V6 (258 cv, desde 7.58 millones de pesos, leer crítica). Si se trata de estética, las Amarok V6 y Ranger Raptor me parecen más atractivas que la Hilux GR-Sport III (aunque va en cuestión de gustos).

Por dentro

En el interior hay costuras rojas, butacas deportivas en Ultra Suede (una especie de Alcántara más económico), tablero deportivo y placa con número de serie. Sin embargo, la gran novedad es que se incorporaron las levas del cambio en el volante, para comandar la caja automática de seis velocidades.

Hasta ahora, las levas eran exclusivas de la nueva Toyota SW4 AT6 (leer crítica). Esta es la primera vez que están disponibles en la Hilux 2.8 turbodiesel. La posición de manejo es buena, aunque está muy lejos de la excelente ergonomía de la Amarok V6 (sobre todo en las versiones que cuentan con las soberbias butacas ErgoComfort).

Seguridad

La Hilux GR-Sport III viene con el mismo equipamiento de seguridad de las Hilux SRX. Esto significa que trae de serie siete airbags y el paquete Toyota Safety Sense, que son las asistencias a la conducción (ADAS) que incluyen Frenado Autónomo de Emergencia, Alerta de Riesgo de Colisión, Alerta de Cambio de Carril y Control de Crucero Adaptativo.

Motor y transmisión

Por empezar, hablemos de lo que perdió la Hilux GR-Sport: en esta tercera evolución se dejó de ofrecer la versión V6 4.0 naftera (leer crítica) La explicación de la marca fue que los clientes "estaban más interesados en tener más potencia, pero en la versión turbodiesel". También se dejó de fabricar la versión 2.8 turbodiesel con caja manual ("porque decidimos concentrarnos en las virtudes de la nueva caja automática con levas al volante").

Si bien resignó valores de aceleración, recuperación y velocidad final, me parece una buena decisión haber dejado de ofrecer el V6 4.0 naftero. No sólo era muy gastador: también estaba sobredimensionado para un chasis como el de la Hilux, que no se destaca por su gran estabilidad (leer crítica).

El 2.8 turbodiesel potenciado hasta 224 caballos (a 3.000 rpm) no puede ser acusado de falta de potencia. Y el torque es realmente excelente: pasó de 500 a 550 Nm (entre 1.600 y 2.800 rpm), lo cual es un rendimiento brutal. Este salto en potencia y torque se logró modificando el mapeo de la electrónica del motor. 

La decisión de ofrecer sólo caja automática también me pareció lógica, sobre todo ahora que ofrece las levas del cambio en el volante. Las Ranger Raptor y Amarok V6 también se ofrecen sólo con caja automática. El que quiera un deportivo con caja manual seguramente busque un GR Yaris o una 86 Coupé, nunca una pick-up.

Por supuesto, se conserva el sistema de tracción 4x4 desconectable, con reductora. Es algo que la Ranger Raptor sí ofrece, pero que es la gran carencia de la Amarok V6. Sin reductora, la VW es una excelente chata para asfalto, aunque no sirve para off-road pesado.

Comportamiento

El chasis de la Hilux GR-Sport III también se modificó. Primero, las malas noticias: no se ensancharon las trochas. Creo que es un aspectos clave que ayudaría a mejorar la estabilidad en curva. En este aspecto, en off-road la reina de su segmento es la Ranger Raptor. Y, en asfalto, la Amarok V6 es intachable. La Hilux GR-Sport III se mantiene en un tercer puesto, destacando básicamente por la tremenda robustez de su conjunto. Si bien no es la más estable ni la más divertida de manejar, hay que admitir que es la que mejor aguanta el maltrato, los golpes y hasta los errores de manejo. Es una Hilux: se siente indestructible.

Se instalaron cuatro nuevos amortiguadores monotubo en las cuatro ruedas y dos espirales deportivos en el tren delantero. En el eje posterior mantiene el esquema de elásticos, con capacidad para cargar una tonelada.

La prueba de manejo se realizó en la pista off-road que Toyota tiene detrás de su fábrica de Zárate. Fue un contacto interesante, porque arrancamos manejando la versión SRX, que tiene una puesta a punto muy robusta también, pero claramente más orientada al confort y el manejo relajado.

Después pasamos a la GR-Sport III, donde las primeras diferencias que se aprecian son otras modificaciones que recibió: una respuesta al acelerador más veloz y una dirección mucho más directa y precisa. La GR Sport III es más estable y fácil de llevar que la SRX, pero sigue lejos del comportamiento dinámico de sus otras dos rivales medianas.

¿El aumento de trocha vendrá recién con una próxima generación de la Hilux? Es probable. El camino a seguir es el marcado por la Tacoma, que se vende en América del Norte (ver nota).

Conclusión

Si me preguntan para qué sirve una pick-up deportiva, mi respuesta más sincera siempre será: "No sé, pero me encantan". En mi caso, por ejemplo, cada vez que consigo una para probar, la uso para viajar, para divertirme fuera del asfalto y para animarme a explorar caminos donde nunca me metería con otros vehículos 4x4 más delicados.

Es decir, las pick-ups deportivas sirven básicamente para ser castigadas como pocos vehículos todo terreno pueden aguantar. En ese sentido, la Hilux GR-Sport III es brillante, aunque está lejos de ser la mejor de su segmento. Si hablamos de asfalto, mi elección entre las medianas sigue siendo la VW Amarok V6 (una pena que no tenga reductora para abandonar el pavimento con la misma autoridad que domina la ruta). Y, si hablamos de manejo off-road exigente, el chasis de la Ranger Raptor es soberbio (lástima que le falte más potencia).

De todos modos, son planteos filosóficos. La lista de espera para conseguir una Hilux GR-Sport III en la Argentina puede llegar a superar un año. Y mejor que ni me haga ilusiones con conseguir una prestada: como ya viene ocurriendo con la mayoría de sus últimos lanzamientos, Toyota Argentina informó que no tendrá unidades disponibles para patentar para su flota de prensa.

Me pasó hace poco con el GR Yaris: tuve que comprarme uno para finalmente poder manejarlo (ver nota). Así que, fue muy lindo este contacto con la Hilux GR-Sport III en Zárate. Gracias a toda la gente de Toyota por la invitación. Y, por si alguien pregunta, la respuesta es no: en este caso, no me la voy a comprar.

C.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Toyota Hilux GR-Sport III  

Galería: Toyota Hilux GR-Sport III - Argentina


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
 
 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com