Texto de Paul “Coloflow” Szebesta
Piloto oficial de Motor1 y creador de Racing Films
Nota complementaria al video del Ranking de Motor1 (ver video abajo)

Buenas, ¿Cómo andan? Como les prometí en su momento, vamos a hacer la comparativa de porque la Volkswagen Amarok V6 258 CV le gano a la Ford Maverick Lariat en el Circuito 6 del Gálvez. Empecemos.

Primero hagamos un repaso de las principales características de cada una.

Por el lado de la Volkswagen nos encontramos con un motor V6 diésel con turbocompresor que entrega 258 caballos de potencia y 580 Nm de torque. Caja ZF automática con convertidor de par, de ocho velocidades y modo secuencial. Suspensión delantera independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora, mientras que atrás porta eje rígido, con elásticos de tres hojas y amortiguadores hidráulicos. Neumáticos Bridgestone Dueler 255/50R20 y 2.375 kilos de peso.

Por el lado de la Ford tenemos un motor 2.0 turbo de 253 CV y 380 Nm junto a una transmisión de 8 velocidades con convertidor de par. Adelante lleva suspensión independiente, con sistema McPherson y barra estabilizadora adelante, mientras que atrás encontramos independiente también, con muelles y estabilizador transversal. Neumáticos Scorpion ATR 225/65R17 y 1.748 kilos de peso.

Como siempre, recomiendo ver primero el video antes de leer la crítica. Allí podemos observar que en el parcial de recta gana la Maverick, llegando al final del paredón de la recta varios metros antes que la Amarok y también desarrollando una mayor velocidad final: 172,76 km/h para la Ford y 164,8 para la Volkswagen.

Llegamos a la curva uno y se empiezan a notar las diferencias. Con la Amarok podemos frenar un poco más adentro, en parte por llegar a menor velocidad, pero además por tener frenos con mayor capacidad que los de la Maverick. Ademas, la Maverick posee neumáticos mixtos, sacando la Amarok ventaja con sus neumáticos para asfalto.

En este sector la Maverick logra una velocidad de curva superior a la de la Amarok, saliendo antes de la curva y manteniendo esa ventaja hasta la curva de La Confitería. Y se repite la dinámica de la Curva 1: la Amarok necesita disminuir mucho más la velocidad, resolviendo la Maverick mucho mejor los sectores trabados.

Llegamos la curvón Reutemann y cambia todo. La superioridad que tiene la Maverick en los sectores lentos gracias a su bajo peso y centro de gravedad queda disminuido frente al veloz paso de curva de la Amarok en sectores de velocidad media. Es así que la Amarok transita este sector unos 15 km/h más rápido que la Maverick, empezando a recortar las diferencias.

A su vez, el mayor torque de la Amarok la ayuda a recuperarse más rápido en las salidas de las curvas, aminorando disminuyendo así la diferencia que le hace la Maverick en las entradas a las curvas.

Ya en el sector de Ascari no existen diferencias: doblando la Amarok con un poco más de velocidad que la Maverick y frente al frenaje de la entrada a los mixtos otra vez apreciamos como frena mejor el producto de Volkswagen.

Encaramos los mixtos y si bien la Amarok sufre una gran ida de trompa, el poder tener levas al volante y llevar el motor a altas revoluciones nos da ventaja frente a la pequeña perdida de tiempo que tiene la Maverick en hacer el rebaje recién cuando empezamos a acelerar saliendo de la curva. Nos encontramos otra vez con curvas de media velocidad, donde la Amarok prevalece, saliendo a la contra recta con una pequeña ventaja sobre la Maverick.

Bajamos el tobogán, donde apreciamos que a la Amarok le cuesta mantener la trayectoria, queriendo ir para el lado externo constantemente, pero sin perder velocidad, haciendo que llegue a la horquilla con ventaja sobre la Maverick.

Salimos a la recta, con la Amarok más veloz que la Maverick. Allí es donde la Maverick prevalece, pero nos acercamos a la línea de sentencia y por medio segundo la Volkswagen prevalece sobre la Ford.

Sin dudas que los dos son excelentes productos. Claramente con grandes deficiencias a la hora de transitar un circuito, pero sobre todo muy parejas. Cada una tiene sus pro y sus contras. La Maverick resuelve mejor los sectores trabados, mientras que la Amarok se desenvuelve mejor a altas velocidades. Esto parece una contradicción, ya que la Ford va mucho más firme que la Amarok. Pero no nos olvidemos que en ambos productos los controles de estabilidad no se pueden desconectar, logrando una mejor administración la Volkswagen. A su vez, que la Maverick no tenga levas al volante o caja secuencial le da una gran ventaja a la Amarok para salir mucho más rápido de las curvas.

Coloflow (@PaulSzebesta_)
Producción: RacingFilms, Hernando Pollicelli, Julián Podesta, Orly Cristófalo, Ciudad Autódromo y Motor1.
Agradecimiento: Pinturerías Gastón3mc Designs.


Galería: Ranking Motor1: Amarok Vs. Maverick


Video

 

El Circuito N° 6 del Gálvez. La pista del Ranking Motor1


Mirá acá todos los episodios del Ranking Motor1

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com