Texto y fotos de Orly Cristófalo

Año 2017. Charla informal con CC: "Che, algún día y con un auto que dé, hay que ir a hacer fotos a las ruinas de Epecuén". De ahí en más, la idea de ir con un vehículo a hacer fotos para una crítica, siempre estuvo dando vueltas y vueltas, pero nunca concretamos. Nuestros primos de Miura nos ganaron de mano y, a principios de este 2021 metieron producción en la ciudad, permiso municipal y de la guardaparque mediante. Pero, la combinación vacaciones de invierno más la propuesta de ser el crítico a cargo de la flamante Peugeot 3008 MY2021 resucitó la idea. Y allá partimos. La crítica completa con una bella sesión de fotos en los alrededores de la destruida ciudad de Epecuén, se reproduce a continuación:

POR FUERA

No tenía dudas con la versión anterior, y tampoco las tengo con este restyling: es una de las SUV más linda de su categoría. Y no digo "la más linda" para no herir susceptibilidades. A una trompa que ya me gustaba antes, le sumaron los colmillos de LED estrenados con el 208, y la parrilla tiene un entramado muy extraño pero que le da una sensación 3D sin serlo realmente. Eso sí, no es el diseño ideal para lavar el auto. Lo tuve que hacer y todavía estoy putINSULtando.

La vista de perfil está llena de curvas, pero curvas de las lindas. La superficie vidriada va perdiendo protagonismo desde adelante hacia atrás para casi desaparecer en el último parante. Las llantas de 18 pulgadas no desentonan. Son diamantadas con diseño "Los Ángeles" son idénticas a las de la generación anterior y vienen con neumáticos Continental ContiCrossContact en medida 225/55 R18.

Detalle de diseño: las puertas abren dejando el zócalo del lado de adentro, lo que redunda en no ensuciar la pantorrilla al subir o bajar del 3008 después de andar por zonas con piso sucio. ¿La contra? Es mucho más fácil que toquen en la vereda cuando estacionamos en la calle. Otro punto a destacar es que el color de la unidad que probamos es el Bleu Celebs y es exclusivo de las terminaciones GT.

La vista trasera incluye dos llamativas salidas de escape que son ficticias. Los gases del motor salen por la parte trasera izquierda y por abajo del paragolpes. No hay mayores cambios estéticos atrás, donde se mantiene la firma lumínica y los cromados en la parte baja. El baúl se puede abrir a distancia desde la llave y tiene una capacidad de 591 litros y se expande a 1.670 litros si rebatimos los respaldos traseros.

Debajo del piso se ubica la rueda de auxilio de uso temporario en medida 135/80 R18 marca Uniroyal y de uso limitado a los 80 km/h.

Si bien no es una off road ni pretende serlo, tiene un despeje de 219 mm. Sirva como referencia los 209mm que tiene de despeje la Jeep Compass Sport. El ángulo de ataque es de 20 grados y el de salida de 29.

El 3008 GT mide 4.447mm de largo, 2.098 de ancho y 1.629 de alto. El peso total en vacío es de 1.390 y el tanque de combustible tiene 53 litros.

POR DENTRO

La batiseñal del León nos recibe al abrir la puerta del 3008. Tiene desbloqueo de cerraduras a distancia y también por proximidad. El interior me suena familiar. No parece haber cambiado mucho con respecto a la versión anterior. Se percibe buena calidad, algo que se confirma al sentarnos en la butaca revestida en cuero y tocar las distintas texturas de tapizados, terminaciones y demás. La posición de manejo con el i-Cockpit me encanta pero con una salvedad: la versión GT del 3008 viene con la función de masajes en el asiento del conductor y acompañante. Esto hace que la parte de abajo de la butaca sea más alta de lo normal, ya que allí van los motores del sistema de masajes. Todo este tema limita lo que se pueda bajar la butaca. ¿Resultado? Mi cabeza queda rozando el techo aún con la base del asiento en la posición más baja.

El resto de la posición de manejo es impecable. Toda la regulación del asiento es eléctrica, incluyendo la zona lumbar y el volante se ajusta en altura y distancia manualmente. El i-Cockpit es perfecto aunque al principio tenés que acostumbrarte a eso del volante bajo y los instrumentos allá lejos. Un detalle más: en el borde exterior de los asientos delanteros, justo en la punta, se encuentra el botón que activa el sistema de masajes. Después de tocarlo, podemos seleccionar tipo de masaje e intensidad en un menú de 5 opciones de estilo y 4 de fuerza. Es un viaje de ida, sepanlo. Además, las butacas delanteras también cuentan con calefacción.

Todo el cuadro principal es digital y cuenta con 4 opciones de seteo de pantalla: desde sólo la velocidad en formato digital, hasta la incorporación del mapa del GPS.

La pantalla multimedia central es de 10 pulgadas compatible con Android Auto y Apple Car Play. El sistema ya viene con GPS incorporado por si no queremos usar el de nuestro celular. El sonido a bordo está a cargo de un sistema HIFI de FOCAL de 4 parlantes, 4 tweeters, un subwoofer y un amplificador digital de 12 canales.

Las teclas comando de climatización y varias funciones más, son metalizadas, con una segunda línea en negro con más funciones. ¿Son lo más práctico? Al principio parece que no pero terminamos amigándonos. Eso sí, el accionamiento de la baliza está en el punto más lejano al conductor. ¿Por qué Señor Peugeot?

La selectora de cambios no tiene el diseño más ergonómico, pero es simple de accionar. Al lado se ubica la tecla para los distintos modo de andar del Advanced Grip Control: ECO, Normal, Sport, Barro y Nieve. Más atrás activamos la ayuda de descenso de pendientes.

En la parte trasera los ocupantes van cómodos, aunque persiste ese temita de casi no poder poner los pies por debajo de las butacas delanteras por el sistema de masajes. Tienen dos conectores USB y salida de climatización. En la parte central de los respaldos hay una conexión con el baúl en caso de ser necesario.

Hablando del baúl es de buena capacidad y piso plano. La apertura eléctrica es tan cómoda que ya empiezo a pensar que debería ser de serie en todos los autos. Debajo del piso va la rueda de auxilio de uso temporal como ya comentamos.

SEGURIDAD

El equipamiento de seguridad es muy completo e incluye ESP, ASR, control de descenso de pendientes, ABS+REF+AFU, airbags frontales, laterales y de cortina, estos últimos para las dos filas de asientos, alarma de cinturón de seguridad para las 5 plazas, anclajes ISOFIX de 3 puntos en las plazas traseras, detector de inatención del conductor. Además suma ayudas a la conducción como el reconocimiento y recomendación del límite de velocidad compatible con el control de velocidad crucero adaptativo, alerta de riesgo de colisión, frenado autónomo de emergencia, alerta de cambio de carril, alerta de punto ciego, sensores de estacionamiento delanteros y traseros y cámaras de estacionamiento delantera y trasera con efecto 360.

Crash test en la gama 3008 sólo se registra una prueba de la Euro NCAP en el año 2016, donde el 3008 obtuvo cinco estrellas.

MOTOR Y TRANSMISIÓN

El propulsor es el conocido (y que tuvo fama de polémico), THP de 1.6 litros con turbocompresor e inyección directa, que entrega 165 CV a 6.500 RPM con un par de 240Nm a 1.400 RPM.

Todo esto está unido a una caja Tiptronic de 6 velocidades automática con opción secuencial. En el caso de la versión GT con motor HDI la caja pasa a contar con 8 marchas.

La tracción es delantera aunque estamos convencidos que le caería muy bien una versión 4x4. Peugeot confirmó que la tracción integral llegará en 2022, con la variante Plug-In Hybrid (leer más).

COMPORTAMIENTO

Vamos sentados altos y cómodos. La Peugeot 3008 GT no es un vehículo excesivamente grande pero parece más grande de lo que es. El andar es "bien de Peugeot" como diría Don Orlando padre allá lejos en el tiempo. Pero hay algo extraño con el tren delantero. No está flojo, no va a romperse, pero en ciertos desniveles o pisos desparejos transmite un ruido extraño. No es siempre, lo cual nos desconcierta más aún. Y leyendo otras críticas de Peugeot en este blogcito es algo que la marca del león no puede terminar de solucionar.

En la ciudad es fácil de usar y de moverse. La dirección y la visibilidad ayudan en todo momento y las cunetas de las boca calles no son problema. Se estaciona fácil y en estos días de invierno el techo solar panorámico se disfruta.

Le hicimos más de 1.200 kilómetros sólo de ruta y se disfrutaron. Combinamos autopistas con rutas de un solo carril por mano. La potencia del motor y el modo Sport son grandes aliados a la hora de sobrepasar camiones con comodidad y holgura. El consumo no estuvo mal y medimos 6.5 litros cada 100 a 100km/h y 7.1 a 120km/h. El andar es firme y silencioso, casi no entran ruidos de afuera al cruzar autos o camiones de frente.

Los frenos acompañan bien los casi 200km/h de máxima y en ningún momento dan señales de cansancio o de "estirar" de más un frenaje.

En Epecuén lo bajamos a la tierra mezclada con ripio y pisos bastante desparejos. Los neumáticos de perfil bajo no son lo mejor para estos suelos y de allí creemos que también viene parte del problema de esos ruidos que a veces están y a veces no. Por querer buscar "la foto perefecta", tuve la posibilidad de poner a prueba el modo Barro del Advanced Grip Control y puedo dar fe de que algo cambia. Para empezar las dos ruedas delanteras empezaron a girar a la misma velocidad, algo clave para cuando estás casi encajado. ¿Resultado? no tuvimos la foto pero seguimos nuestro recorrido a pesar de las salpicaduras de barro en el techo. Una bella y corta historia para compartir mate de por medio.

CONCLUSIÓN

La Peugeot 3008 GT es una de mis SUV preferidas, a pesar de no ser 4x4. Estéticamente me encanta, el interior me parece atractivo, de muy buena calidad y super equipado. Los puntos flojos (espacio para pies en plazas traseras, tren delantero, falta de auxilio real y ausencia de tracción integral) no me parecen tan graves como para pesar desfavorablemente en mi puntuación final.

Eso sí, los 6.03 millones de pesos de precio sugerido por la marca lo dejan muy arriba con respecto a competidores que incluso ofrecen tracción integral, como el Jeep Compass. Es cierto que el equipamiento de la 3008 GT tiene varios items que no encontramos en ningún rival, pero por momentos cuesta convencernos que lo valen.

Volviendo a hablar de autos y no de precios en un mercado deformado por la inflación, el dólar y los caprichos de los concesionarios, el Peugeot 3008 GT es una opción más que válida para los que buscamos un auto que luzca diferente por dentro y por fuera. Al fin y al cabo, el León sigue mostrando sus garras mientras un gatito (Cat Pow), te hace masajes en tu butaca.

O.C.

***

Archivo para descargar: Ficha técnica Peugeot 3008 (2021)

***

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Paisajes de lo que era el bosque de Epecuén y los detalles cromados que recorren a lo largo la silueta del 3008 GT.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

I-Cockpit en su máxima expresión. Volante bajo pero cómodo. Tablero alto y lejos pero de fácil lectura.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Dos salidas de aire, conector 12v y dos USB tradicionales para los ocupantes de las plazas traseras.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Detalle de uno de los tweeters de FOCAL que tiene el 3008. Ubicados altos, como indica el manual del bueno sonidista de autos.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Plazas traseras cómodas y con tres cinturones inerciales de tres puntos.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Llantas diamantadas en 18 pulgadas con neumáticos no aptos para el off road y con un gran andar en ruta.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Butacas delanteras con la posibilidad de extender el apoyo de los muslos.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Memorias de la regulación del asiento del conductor y el botón mágico que activa los masajes.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

La alarma de cambio de carril se puede desconectar. Muy útil en rutas mal marcadas donde se activa a cada rato.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Baúl de piso plano y buena capacidad. La ventana permite comunicarse con el interior para transportar objetos largos.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Rueda de auxilio de uso temporal. Sí, las odiamos.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Desde el costado del baúl se pueden rebatir los asientos traseros y también tenemos una toma 12v.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Botones para cerrar el baúl y activar el "manos ocupadas".

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Vista desde el asiento del acompañante y la gorra oficial de Autoblog by Chango Store.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

El "conversado" THP y sus 165HP.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Control de los masajes. Cinco estilos, tres intensidades.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Muy buen despeje para un vehículo que no fue pensado como especialista en off road.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Desde atrás hay varios puntos que llaman la atención, incluso las dos salidas de escape falsas.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

La firma lumínica del 3008 GT en la puerta de la iglesia de Carhué.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

¿Noche de luna llena? No, la luz que proyectan los espejos del 3008 sobre el camino de tierra y algo de ripio que nos lleva de Carhué a Epecuén.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Bienvenidas las garras o colmillos a la parte delantera del 3008.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Jugando con las curvas y la luz del amanecer.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

Volviendo del cementerio de Epecuén y dejando en claro el buen despeje.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)

El efecto 3D de la parrilla en su esplendor. Atrás, el viejo y abandonado matadero de Epecuén.

Crítica: Peugeot 3008 (2021)