Texto de Carlos Cristófalo
Fotos de Orly Cristófalo

Tal vez pocos lo recuerden, pero el primer competidor que interrumpió los siete años de presencia solitaria de la Ford EcoSport en el Segmento de las SUVs del Segmento B (chico) fue la Renault Duster. En 2011 llegó a la Argentina este producto desarrollado originalmente por la marca Dacia y que se vendió en nuestro país bajo el Rombo de Renault (importada primero de Brasil y después de Colombia).

La Duster nunca llegó a destronar en ventas a la EcoSport brasileña, pero no tendrá problemas en superar a la nueva EcoSport india, que desde junio llega en menor volumen (ver nota). Pese a ello, este modelo de Groupe Renault se ganó un público fiel, con más de 130 mil unidades vendidas en nuestro mercado. Siempre fue un producto rústico (en calidad y diseño), generoso (en espacio interior), confiable (aunque con mecánicas anticuadas), aventurero (la 4x4 más accesible) y pobre (en materia de seguridad).

Esta semana se lanzó a la venta la segunda generación de la Duster en la Argentina (ver equipamiento y precios). Llega importada de Colombia y con mucha demora. En otros mercados, esta renovación ya se conoce desde 2017 y la marca hermana Dacia acaba de lanzar un restyling 2022 para Europa (ver fotos).

En Autoblog probamos durante una semana la nueva versión tope de gama: Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual, de 2.831.000 pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

En la carrocería no hay ni un solo panel que sea igual a la Duster I. Además del nuevo diseño de la trompa y las nuevas ópticas, cambiaron también los paragolpes, puertas, vidrios, capot y portón trasero. Los cambios se implementaron para actualizar el diseño, para aumentar la rigidez torsional (hasta un 15%, según declara Renault) y para mejorar el coeficiente aerodinámico.

Esto último se consiguió con líneas más redondeadas, pero también adelantando unos centímetros la base del parabrisas, para aumentar su ángulo de inclinación y reducir la resistencia al viento. El coeficiente aerodinámico bajó de un Cx de 0.40 a 0.37.

También estrena un nuevo diseño de llantas, que en este caso están calzadas con Continental CrossContact 215/60R17. Esta versión Iconic es la tope de gama, pero la Outsider 1.3 Turbo CVT 2WD viene de serie con un kit especial que la hace parecer más “aventurera” que la 4WD (toda una paradoja): tiene una protección frontal con faros auxiliares de largo alcance, apliques de plástico negro en los guardabarros (“overfenders”), protecciones laterales más prominentes y el difusor trasero pintado de negro.

Más allá de todos los cambios, esta segunda generación sigue manteniendo el estilo característico e inconfundible de la primera Duster. En parte, porque sigue usando la misma Plataforma B0. Y también porque se decidió mantener, de manera adrede, la estética rústica y low-cost de la primera generación.

En mi caso, esta estética tan básica me resulta simpática: tiene mucha personalidad y no se parece a otras SUVs de su segmento. Sin embargo, eso de low-cost no se aplica a su precio. La Duster 4WD tiene el mérito de seguir siendo el vehículo con tracción integral más accesible de la Argentina, pero nadie puede decir que 2.8 millones de pesos sean un “bajo costo”.

A sólo dos días de su lanzamiento ya recibimos reportes de sobreprecios. La guía para denunciarlos está acá y recibimos informes de nuevos casos en info@autoblog.com.ar

Un párrafo aparte para las ópticas. En la parte delantera mantiene los faros halógenos con nuevo diseño y agregó luces diurnas de led, con forma de “C”. También tiene faros antiniebla. Las ópticas traseras, en cambio, son 100% de leds y resultan algo polémicas: dibujan una forma de cruz y recuerdan demasiado a las luces posteriores “x” del Jeep Renegade, aunque con una leve vuelta de tuerca hasta llegar a un “+”. En Europa, esa fue una de las primeras cosas que Dacia cambió con el restyling que se presentó la semana pasada (ver nota).

Las dimensiones externas variaron muy poco. Mide 4.376 mm de largo (contando el aplique Outsider, que la estira 61 mm frente a la Duster I), 1.832 de ancho (10 más), 1.693 de altura (tres más) y se conserva la misma distancia entre ejes: 2.673 mm.

El despeje del suelo aumentó de 210 a 237 mm, lo cual permitió mejorar un poco los ángulos para el off-road (sobre todo el ventral).

La Duster 2WD competirá en nuestro mercado con todas las otras SUVs para el Segmento B (chico) de marcas generalistas, que son muchísimas. Entre las más vendidas del 2021 se cuentan las VW T-Cross, Jeep Renegade, Chevrolet Tracker y Citroën C4 Cactus.

Sin embargo, en el nicho de esta Duster 4WD que probamos hay muy poca competencia. Ford dejó de ofrecer la EcoSport 4WD: ahora que viene importada de India y sólo en 2WD. Además, Chevrolet dejó de ofrecer la Tracker 4WD a partir de su segunda generación.

Por eso, las únicas rivales con doble tracción en su segmento son mucho más caras o tienen bastante menos potencia que esta Renault: Jeep Renegade Trailhawk 4WD (170 cv, 4.92 millones de pesos, leer crítica), Hyundai Kona 4WD (177 cv, 47.500 dólares, leer crítica) y Suzuki New Vitara (120 cv, 35 mil dólares, leer crítica).

POR DENTRO

Los cambios en la cabina son aún más notables. Se rediseñó toda la plancha de instrumentos, con líneas más armónicas y nuevas salidas de aire achatadas. El tablero ahora tiene el display digital en el centro, pero no es muy generoso en la información. El volante es de nuevo diseño y ahora se regula en profundidad (además de altura). Sin embargo, el recorrido de la columna es muy cortito y la posición de manejo sigue sin ser la mejor. En esos detalles es donde se nota que conserva la plataforma anticuada: alcanza con subirse a una VW T-Cross, que tiene la mejor ergonomía de su segmento, para notar una enorme brecha ergonómica.

La pantalla multimedia sigue estando bastante baja (para los estándares actuales, que proponen verdaderos televisores bien elevados), pero ahora aumentó de tamaño (pasó de siete a ocho pulgadas). Sin embargo, ahora todos los comandos son táctiles: no hay más botones físicos ni perillas. Esto obliga a quitar la vista del volante. Sólo el volumen y el cambio de estación/canción se pueden regular desde los arcaicos comandos satelitales, ubicados en la columna de dirección.

La pantalla tiene Apple Car Play, Android Auto, cámara de retroceso y monitor con ángulos de inclinación para el manejo off-road. En cambio, perdió el GPS integrado.

El toque de distinción viene por el lado del nuevo climatizador. Tiene una sola zona, pero cuenta con displays digitales en cada perilla (que son muy agradables al tacto). Hacen juego con el nuevo diseño de la palanca de cambios, que tiene un pomo con la misma terminación estriada.

Mejoró mucho el diseño interior, apenas un poco la ergonomía y se nota un mayor cuidado en los detalles, pero todos los revestimientos siguen teniendo plásticos duros, aunque con una mejor calidad que en las primeras Duster brasileñas.

No hay opción de techo corredizo, aunque se ofrece el tapizado en cuero sintético en todas las versiones (excepto en la más básica Zen).

Si bien las butacas y la posición de manejo están lejos de ser las mejores de su segmento, la Duster sigue ofreciendo un espacio interior generoso. Pueden viajar cuatro adultos cómodos y entran hasta cinco, si se apretujan un poquito atrás.

El baúl se mantiene sin cambios: 475 litros de volumen para las versiones 4x2 y 400 para la 4WD (que tiene suspensión multibrazos en el tren trasero, lo cual siempre resta bastante espacio). Bajo el piso de carga hay una verdadera curiosidad: tiene una rueda de auxilio BF Goodrich G-Grip 215/65R16. Es el mismo diámetro y pisada que las cuatro titulares, pero con un perfil más alto, porque calza una llanta de chapa de 16 pulgadas (en lugar de aleación de 17”). Es un auxilio mucho más versátil que una rueda finita, de uso temporario, pero al no ser igual a las otras cuatro, Renault recomienda no circular con ese auxilio a más de 80 km/h (y viene con un sticker de advertencia).

SEGURIDAD

Este siempre fue el punto más flojo de la Duster. Ahora no descolla, pero al menos tiene lo básico imprescindible. Todas las versiones ofrecen sólo dos airbags y frenos ABS, como en la Duster I, pero ahora agregó control de estabilidad (ESP), control de tracción (TCS), asistente de arranque en pendiente (HSA), control de descenso (HDC), alerta de punto ciego (BSW), limitador de velocidad y control de crucero.

Es decir: una gran mejora en seguridad activa (los dispositivos que ayudan a evitar un choque) y un claro estancamiento en seguridad pasiva (los ítems que protegen al producirse el choque). Todas sus rivales de segmento ofrecen entre cuatro y siete airbags.

Consultamos por esta falta de airbags en Renault Argentina y respondieron que fue una cuestión de "costos" (leer entrevista).

La Duster II se comenzó a fabricar en Brasil en febrero de 2020 y la versión colombiana que llega a la Argentina empezó a producirse en abril de 2021. Sin embargo, LatinNCAP (el organismo que evalúa la seguridad de los autos que se venden en América Latina) ya la sometió a una prueba de choque en octubre de 2019.

¿Cómo lo hizo? Consiguió una unidad fabricada en Rumania, pero con el mismo equipamiento de seguridad que se ofrece en nuestra región. A pesar de las mejoras con respecto a la Duster I, la calificación del crash test plantea dudas. Obtuvo cuatro estrellas en protección de adultos y tres para niños, aunque con una denuncia del organismo: la estructura del vehículo fue considerada “inestable” (ver informe completo y video).

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá también hay muchas novedades. La gama de motores se renovó por completo.

Para empezar, las versiones de entrada a gama (Zen e Intens) cambiaron el veterano K4M 1.6 16v (110 cv y 151 Nm) por el más moderno HR16 1.6 16v (115 cv y 156 Nm). La versión Zen se combina con caja manual de cinco marchas, mientras que la Intens tiene una automática de variador continuo (CVT), siempre con tracción delantera.

Las versiones Outsider 2WD e Iconic 4WD cambiaron el anticuado 2.0 16v (143 cv y 198 Nm) por el nuevo 1.3 turbonaftero (155 cv y 250 Nm). La Outsider 2WD lleva caja automática CVT, mientras que la Iconic 4WD sólo se combina con caja manual de seis marchas. Consultamos en Renault Argentina por la falta de versiones 4WD Automática o Turbodiesel, como existen en otros mercados, y respondieron que fue por cuestiones de "costos" y "demanda del mercado" (leer entrevista).

El motor 1.3 turbo es una pequeña maravilla. Además de tener buen nivel de potencia y torque (son cinco caballos más de los que ofrece, por ejemplo, la más costosa y pesada VW Taos), tiene distribución por cadena (menor costo de mantenimiento) y está preparado para cumplir con las homologaciones de emisiones ambientales Euro 5 (vigente en Argentina), Euro 6 y Euro 7.

Que eso de las normas no te asuste. Renault Argentina asegura que este motor puede funcionar con nafta Súper o Premium. Es porque tiene un sistema de inyectores con “RON Adaptativo”, que modifica la electrónica del motor para adaptarse al octanaje medido por un sensor que se encuentra en el tanque.

El 1.3T fue desarrollado por la alianza Renault-Nissan-Mercedes-Benz, por eso es un impulsor ya conocido en Argentina: lo usan varios Mercedes-Benz del Segmento C (compacto, leer críticas). En el caso de Mercedes, el rendimiento llega hasta 163 cv y 250 Nm, gracias a una electrónica diferente y una caja automática de doble embrague (7G-DCT).

El sistema 4WD no cambió. Sigue siendo el mismo de siempre, que nació con la Nissan X-Trail de segunda generación. Tiene tres modos de manejo: 2WD (sólo tracción delantera), 4WD Auto (envía torque de manera automática al eje trasero, cuando detecta pérdidas de adherencia en el tren delantero, algo muy recomendado para días de lluvia o ripio) y 4WD Lock (mantiene la doble tracción permanente, con un reparto 50/50 en cada eje, hasta una velocidad máxima de 40 km/h, a partir de la cual pasa al modo 4WD Auto).

COMPORTAMIENTO

Si alguna vez manejaste la vieja Duster 2.0, el nuevo motor 1.3T te va a sorprender. Tiene más potencia y torque, pero también es más liviano: el tren delantero se siente más ágil y maniobrable que nunca. En esto también ayuda mucho la nueva dirección con asistencia eléctrica.

Además, es un impulsor bastante elástico: es posible doblar una esquina en tercera marcha o encarar una onda verde en avenida a 60 km/h, poner la sexta marcha y avanzar con el motor trabajando a sólo 1.200 rpm. El consumo urbano es de 10.4 litros cada 100 kilómetros: casi un 15% menos de lo que gastaba el 2.0.

En ruta, la respuesta también es excelente. Podés viajar a 120 km/h en sexta y con el motor trabajando a 2.500 rpm. A ese ritmo, gasta sólo 6.5 litros cada 100 kilómetros.

El resto de las prestaciones también son destacables: acelera de 0 a 100 km/h en 9.4 segundos y alcanza los 191 km/h (en quinta velocidad, porque la sexta es una sobremarcha). La recuperación de 80 a 120 km/h (también en quinta) la hace en 8.8 segundos.

Eso sí, a velocidades prohibidísimas (y si le sumamos los vientos fuertes que hubo en estos días por la provincia de Buenos Aires), la estabilidad no es la mejor. Por suerte, tiene ESP.

Y, también por suerte, el ESP se puede desconectar por completo, aunque sólo cuando se activa el sistema 4WD Lock y no se superan los 40 km/h. De este modo, permite un patinamiento de las ruedas que ayuda a avanzar sin encajarse en terrenos pesados, como barro o arena.

La Duster 4WD es práctica en ciudad y veloz en ruta, pero su fuerte sigue siendo el off-road. Para este tipo de manejo, la caja manual es ideal, porque permite tener un mayor control por parte del conductor.

Y es acá, justamente, donde los usuarios de la vieja Duster 4WD tal vez extrañen un poquito el veterano 2.0. Era un motor viejo, pesado y gastador, pero tenía una gran ventaja con respecto a este 1.3T: tenía mayor torque disponible a bajas vueltas. El nuevo motor turbo entrega unos excelentes 250 Nm a 1.800 rpm, pero por debajo de eso hay poco y nada. La Duster 2.0, en cambio, tenía el torque máximo de 198 Nm a 3.750, pero con mejor respuesta a bajas vueltas. Esto le permitía realizar maniobras de precisión en terrenos difíciles, a muy baja velocidad, pero con buen empuje del motor. Eso se perdió con el 1.3T, que siempre exige llevarlo un poco más “envueltado”.

Es algo que tal vez se podría resolver con una primera marcha más corta, pero bueno: no es un todo terreno extremo. Es una 4WD low-cost y cumple con lo que promete: le gusta embarrarse y se la siente robusta, como un verdadero tanquecito.

En los últimos meses, en Autoblog probamos muchos vehículos 4x4 grandotes y potentes, que avanzan en todo tipo de terreno a pura fuerza bruta (ejemplo 1 y ejemplo 2). En ese sentido, la Duster 4WD reivindica un off-road más accesible, pero sobre todo más ligero: confirma que no hacen falta tantos caballos cuando el conjunto está bien pensado y el peso es contenido. En esa filosofía, el rey es el Suzuki Jimny (leer crítica), pero no dudo en darle el segundo escalón del podio a esta Duster 4WD (el tercero es para el Renegade Trailhwak Turbodiesel, que es excelente, aunque carísimo).

Más allá de ese detalle tan finito del mejor torque en baja del viejo 2.0, el resto de los usuarios de la Duster, en el manejo diario y convencional, sólo verán ventajas en el nuevo 1.3T, que además es muy silencioso. Es un impulsor tan sosegado que hasta deja en evidencia, más que nunca, algunos ruidos aerodinámicos (y los mediocres burletes, que a veces se pliegan mal al cerrar las puertas delanteras).

El andar sigue siendo confortable y robusto. El tren trasero multibrazo contribuye mucho a filtrar vibraciones y reverberancias en caminos en mal estado. La dirección ahora es mucho más comunicativa. Los frenos siguen teniendo tambores atrás. Ya es hora de ofrecer discos en las cuatro ruedas: hablamos de una Duster que supera los 190 km/h.

CONCLUSIÓN

Las diferentes versiones de la nueva Duster competirán por dos mercados muy distintos. Las variantes 4x2 pelearán contra otras SUVs de tracción simple, donde la referencia son las nuevas VW T-Cross (líder en ventas) y Chevrolet Tracker (la más equilibrada en relación precio/producto). Con excepción de la versión Duster Outsider CVT 2WD, que seduce por el excelente motor 1.3 Turbo, el resto de la gama tiene poco para ofrecer ante esas rivales, más allá de un precio de lista más o menos competitivo: la competencia tiene mayor seguridad, un equipamiento más completo y mejor calidad de terminación.

Sin embargo, la Duster Iconic 1.3T 4x4 Manual juega en una liga aparte. Con el título intacto del “vehículo con tracción integral más accesible de Argentina”, es una excelente propuesta para quienes necesitan capacidad off-road, pero no pueden gastar mucho.

La Duster 4WD tiene una verdadera legión de fanáticos y a ellos les recomiendo probar este nuevo modelo en condiciones reales: el veterano 2.0 permitía un control sobre el torque transmitido al piso con un grado de sutileza que el vueltero turbo perdió, aunque el nuevo 1.3T es superior en todos los otros aspectos de consumo y prestaciones.

Más allá de eso, creo que lo mejor de la nueva Duster es que reivindica un concepto que las marcas estaban abandonando: la tendencia de las SUVs chicas y accesibles nació hace más de tres décadas con el fin de acercar a un público más amplio el sueño de tener un vehículo todo terreno. Sin embargo, el fenómeno se desvirtuó con el paso de los años y las SUVs terminaron convirtiéndose en vehículos familiares y urbanos.

Es cierto que el nicho de compradores de versiones 4x4 en este segmento es muy pequeño. Es el motivo por el cual VW, Chevrolet y Ford no ofrecen opciones de tracción integral en las T-Cross, Nueva Tracker y EcoSport (eliminó la opción 4WD con la llegada de la “variante india”).

Por eso, esta conclusión es dual.

Si hablamos de la Duster 2WD, hoy la competencia tiene propuestas más modernas y completas para un uso familiar y en asfalto. Pero, cuando se trata de vehículos para manejo en off-road -robustos y accesibles- la nueva Duster 4WD es, más que nunca, un producto muy recomendable.

C.C. / O.C.

***

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
La nueva generación de la Renault Duster ya se vende en Argentina (ver nota de lanzamiento).

En el garage de Autoblog: Renault Duster II (y una comparación con la Duster I)
Para ver las diferencias entre la Duster I (izquierda) y la Duster II (derecha), esta nota.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
La prueba tuvo dos etapas. Primero, Renault Argentina habilitó la pista de Arawak para ensayos off-road.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Sigue siendo el fuerte de la Duster 4WD y cada vez más una rareza en este segmento.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
No es un todo terreno extremo. Pero es un buen 4WD accesible.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Después nos llevamos para probar una semana esta Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual, de 2.831.000 pesos.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Cambió bastante por fuera, pero mucho más por dentro.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Tapizado en cuero sintético en todas las versiones, excepto en la más básica Zen.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
La cabina sigue siendo amplia. Se pueden acomodar hasta cinco adultos (un poco apretados, pero caben).

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Mejoró la calidad de terminación con respecto a las primeras Duster brasileñas, pero todos los plásticos siguen siendo duros.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
El tablero de instrumentos tiene lo mínimo indispensable.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Nueva pantalla multimedia de ocho pulgadas.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
La ubicación es un poco baja, pero subió algo con respecto a la pantalla anterior de 7".

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Incluye monitor para manejo off-road: inclinómetros y brújula.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Comandos de la climatización y palanca de cambios con detalles muy cuidados de terminación.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
El comando para elegir los tres modos de tracción.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
El baúl mantiene buena capacidad: 400 litros (475, en la 2WD).

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Rueda de auxilio de mismo diámetro y pisada que las titulares, pero con llanta más chica y otra marca.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Es mejor que un auxilio finito, pero al no ser igual que las titulares, Renault aconseja no circular a más de 80 km/h con esta rueda.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Poco usual en este segmento: capot con doble amortiguador. Cada vez más usual en este segmento: motor turbo, en este caso un excelente 1.3 de 155 cv.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
El despeje del suelo aumentó de 210 a 237 mm.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Conserva el eje trasero de la Nissan X-Trail de segunda generación.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Sistema de tracción integral de acople automático y suspensión independiente multilink.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Aplique extraño en los laterales. Parecen difusores de aire, pero es puro adorno.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
La polémica óptica trasera: se parece mucho a la del Jeep Renegade, aunque con una leve vuelta de tuerca.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Cuesta mucho menos que una Renegade Trailhwak.

Crítica: Renault Duster Iconic 1.3 Turbo 4x4 Manual
Y sigue siendo el vehículo 4WD más accesible de Argentina.

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Renault Duster 1.3T Iconic 4x4 Manual
Origen: Colombia
Precio: 2.831.000 pesos (versiones 1.6 4x2 Manual desde 2.412.800 pesos).
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Renault Argentina (www.renault.com.ar)

MOTOR
Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, distribución por cadena, inyección directa y turbocompresor.
Cilindrada: 1.333 cc
Potencia: 155 cv a 5.250 rpm
Torque: 250 Nm a 1.800 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción integral, con sistema de acople automático y bloqueo de 4x4.
Caja: manual, de seis velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: de tambor.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Continental CrossContact 215/60R17 (rueda de auxilio de uso temporario BF Goodrich G-Grip 215/60R16)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 191 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 9.4 segundos
Consumo urbano: 10.4 l/100km
Consumo extraurbano: 6.5 l/100km
Consumo medio: 8.4 l/100km

MEDIDAS
Largo / ancho / alto: 4.341 mm / 1.832 mm / 1.693 mm
Distancia entre ejes: 2.674 mm
Despeje del suelo: 237 mm
Peso en orden de marcha: 1.362 kg
Capacidad de baúl: 400 litros
Capacidad de combustible: 50 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Frenos ABS (con repartidor electrónico de frenado)
Asistencia de frenado de Urgencia (AFU)
Control de estabilidad y tracción (ESP / TCS)
Asistente de arranque en pendiente (HSA)
Control de Descenso HDC
BlindSpot Warning (BSW)
Limitador Velocidad y Control Crucero
Cinco cinturones de seguridad de tres puntos.
Cinco apoyacabezas
Fijaciones Isofix en plazas traseras
Volante regulable en altura y profundidad revestido en cuero
Apertura de tapa de combustible desde el interior
Función 4x4 Monitor
Sistema de sonido con 4 parlantes + 2 tweeters
Sistema Multimedia A-IVI con pantalla táctil de 8’’ compatible con Android Auto® & Apple Carplay
Comando de radio satelital
Funcionalidad EcoMode (Eco Coaching & Eco Monitoring)
Sensor de estacionamiento trasero
Cámara de estacionamiento trasera con líneas dinámicas
Sistema de llave Keyless con arranque Start/Stop
Espejos retrovisores color cromo-satinado y regulación eléctrica
Paragolpes color cromo-satinado
Manijas puerta tono carrocería
Barras techo longitudinales color cromo-satinado
Ski (guard) delantero y trasero
Faros delanteros y traseros de LED
Faros antiniebla delanteros
Llantas 17” Diamantadas
Asiento conductor ajustable en altura y profundidad
Asiento trasero abatible 1/3 - 2/3
Tapizado tela con mixturas de cuero sintético
Apoyabrazos conductor
Climatizador automático
Sistema Follow Me-Home y Encendido automático de luces
Tablero TFT 3,5’’

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar