Texto y fotos: Orly Cristófalo
Producción y más fotos: Juan Cruz Cristófalo

Probar una versión "casi igual" a la que ya probaron otras plumas célebres del blogcito es un tema complicado. No sólo por no repetirnos, sino por tratar de hacer algo distinto. Al fin y al cabo, es el espíritu de este espacio y el estilo que C.C. le ha ido dando con el correr de los años. Por eso, cuando El Dire me avisó que tenía el Citroën C4 Cactus Rip Curl, lo primero que pensé fue: "Saquémoslo de su ámbito".

Las críticas convencionales de J.C. y C.C. sobre el Citroën C4 Cactus se puede leer acá.

¿Y qué hacer entonces con este Rip Curl? Un par de mensajes de Whatsapp y se empezó a acomodar lo que hemos bautizado como Board Test. Pandemia, DNUs, semáforos epidémicos y permisos de circulación mediante nuestro destino cambió de lugar y de fecha al menos unas... cinco veces.

Finalmente, la lluvia de restricciones se acomodó y emprendimos camino a Pampa Cablepark, un lugar ubicado a unos 75 kilómetros de la Torre de Autoblog, en Campana, justo en la Isla Talavera, ubicada entre los dos puentes que constituyen el complejo Zárate Brazo Largo. El tour completo (con atisbos de crítica) se reproducen a continuación. Al final, encontrarán además una breve opinión de nuestros riders invitados.

***

Día D - 12:30 pm

Empezamos mal. El plan original era estar en la ruta a las 12 del mediodía, pero reuniones laborales de quien escribe demoraron todo. Recién terminé de juntar las cosas (cámara, lentes, computadora "por las dudas", trapito salva manchas, alcohol en gel, barbijo), mientras Agustín López Lacuara (rider y amigo de mi hijo mayor, desde jardín de infantes), fue a buscar los equipos a Spirit Kite Beach, en el Bajo de Acassuso. De paso, ya traía para su casa a Caro Hauer, amiga de él y rider invitada. Completando el team, Juan Cruz, mi hijo mayor y segundo fotógrafo para la travesía.

El apuro tratando de recuperar tiempo perdido hizo que nos olvidáramos tres cosas importantes: repelente de mosquitos, bebida y comida. Salimos sin almorzar, grave error.

Llegamos a lo de Agustín, cargamos los equipos y nos dimos cuenta de que no había forma de llevar las tablas. Ášnica solución a mano: que "colgaran" por sobre los respaldos de los asientos traseros, apoyando sobre el cobertor del baúl. No, el Rip Curl no viene con porta-tablas. Cuando lo estábamos por descartar porque las tablas llegaban hasta los hombros de los ocupantes delanteros, apareció Diego, padre de Agus, para avisar que se sumaba a la travesía, que venía en su auto y que las tablas podían ir allí sin drama.

Y, cuando estábamos a punto de salir, apareció Agus con la gloria: una porción de pizza tibia, para paliar el no-almuerzo y salir a la ruta. Campana, ¡allá vamos!

Día D - 13:15hs

Estamos en camino en el Citroën C4 Cactus Rip Curl. Charlando con los ocupantes, me preguntan qué tiene de especial esta versión. Recito casi de memoria las diferencias que se publicaron en esta nota de lanzamiento.

Tiene el conocido motor 1.6 16v VTi naftero (115 cv y 152 Nm). La serie especial RipCurl se puede combinar con caja manual de cinco velocidades o automática Aisin (con convertidor de par y seis velocidades). La unidad probada tenía caja AT6. Todos los C4 Cactus tienen tracción delantera. Se presenta como una SUV, pero no opción de tracción integral.

Con respecto al equipamiento, digamos que es un C4 Cactus versión Feel, con agregados especiales sacados del Shine: tapizados de cuero, barras en el techo, llantas de aleación de 17 pulgadas en negro y volante en cuero. Además, viene con la la combinación de color carrocería blanca y techo azul, además de los stickers RipCurl en la carrocería y los logos en las alfombras interiores.

"¿Nada más?", fue la pregunta a coro de mis pasajeros. Y ahí salió un brainstorming de cosas que podría haber traído como equipamiento. Desde bolsos Rip Curl hasta portatablas e incluso indumentaria bi-branding (Citroën-Rip Curl). Bueno, Citroën: para la próxima "Animación de gama", nos llaman y los llenamos de ideas.

El tráfico en la Panamericana está liviano y se aligeró mucho más pasando Escobar. Aprovechamos el viaje para medir el consumo que se queda en 7.2 litros cada 100 a 120km/h (y con cuatro ocupantes, más equipos de wakeboard a bordo). Por supuesto, ya está publicada mi playlist rutera vía Android Auto.

La visibilidad a bordo es buena y aprovechamos el escaso tráfico para abusar del control del velocidad crucero, siempre ubicado en los Peugeot-Citroën en ese comando que queda 100% tapado por el volante. No hay ADAS de ningún tipo y nos sorprendió que tampoco hubiese sensores de estacionamiento (aunque sí cámara trasera).

Día D - 14:30hs

Mientras cruzamos el primer puente del Complejo Zárate Brazo Largo, Agustín (sentado como acompañante), me señala a lo lejos, sobre el margen derecho del puente: "¿Ves ese barco abandonado en medio de la isla? Bueno, ahí es Pampa Cablepark". Apenas finalizamos el puente, sale un camino a la derecha que nos fue metiendo isla adentro. Pasamos un camping y entramos en el predio.

Pampa Cablepark es escenario de varios torneos argentinos de wakeboard. Es una laguna artificial donde funciona el primer "full size cablepark" de la Argentina, en un predio de 3.000 hectáreas donde hay muchos animales de la zona, como cisnes cuello negro, cigüeñas blancas, nutrias y varios ejemplares más que necesitaríamos un especialista para nombrarlas (hola, Faunablog).

Al fondo del parque hay un viejo barco encallado, con proyecto de convertirlo en un hotel. Por ahora, según nos contaron, tuvieron que cercar la zona, ya que varios "turistas" fueron a verlo, se sacaron fotos y se llevaron souvenires sin avisar.

Hicimos una breve sesión de fotos y los riders se prepararon para entrar al agua.

Día D - 16:30hs

Los riders siguen en el agua. Creo que conté más golpes que éxitos, pero de eso se trata este deporte. Me ofrecieron hacer el intento, pero desistí ofreciendo mi aporte como boya, si me conseguían un traje de neoprene naranja.

Mientras ellos andaban en el agua, di un par de vueltas por el predio con el C4 Cactus, aprovechando su buen despeje para andar por caminos desparejos (aunque siempre amigables). Son 225mm de distancia al suelo, muy por encima de otros vehículos que sí están pensados para el off road como su habitat natural.

La terminación y los materiales del interior están bien para la media del segmento. Hay partes con mejores y peores calidad de materiales. A lo que no terminamos de acostumbrarnos es al tablero digital y su cuentavueltas en la parte superior. Es complicado de leer con un solo golpe de vista.

Vuelvo al predio y hago algunas fotos, mientras los riders saltan y se golpean. Los cisnes negros gritan, como si fueran gansos descontrolados.

Día D - 18hs

Emprendemos la vuelta, con Agustín al volante, mientras yo hago fotos del atardecer sobre el puente de Zárate Brazo Largo, alimentando mi cuenta de Instagram (@OrlyCristofalo). Somos dos de más de 1.80 metros de altura adelante y los dos ocupantes traseros van cómodos. Tan cómodos que parece que se hubiesen dormido.

La noche temprana del otoño -casi invierno- de nuestro Hemisferio Sur, hace que también probemos la buena iluminación que, más allá de no ser LED, tiene buena potencia.

Dejamos a cada uno en su casa, los equipos en Spirit Kite Beach y volvimos a la Sede Martínez de Autoblog. El C4 Cactus Rip Curl descansa en el garage, después de un día de excursión entre autopistas, puentes, caminos de tierra, barro y una laguna artificial. Nada mal para un BoardTest.

O.C. / J.C.C.

***

ADEMÁS La opinión de nuestros riders

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

* Caro Hauer: "Lo manejé poco, pero me gustó. Me adapté rápido a la caja automática, pese a que no estoy acostumbrada. Viajé ida y vuelta sentada atrás de Orly, que tira el asiento muy atrás, y así y todo viajé cómoda, tanto para las piernas como para mi altura. Nos quedó chico el baúl para acomodar las tablas de Kite. Decididamente deberíamos venir con un porta-tablas en el techo. Si no, la única alternativa es que viajen sólo dos personas y meter las tablas en el baúl ampliado, reclinando los respaldos traseros".

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

* Agustín López Lacuara: "El motor es demasiado tranquilo, me hubiese gustado algo un poco más picante. El equipamiento me gustó y los tapizados de cuero son muy cómodos e ideales si subís con la ropa húmeda. Me acomodé bien de conductor, acompañante y pasajero trasero y eso que mido 1.85. El baúl nos quedó corto con las tablas, pero es algo a lo que casi nos acostumbramos y eso que hacemos Kite donde las tablas son más cortas. Que diga Rip Curl suma, pero que no venga con nada distintivo de la marca o un diferencial más allá de los stickers tiene gusto a poco."

Agradecimientos: Spirit Kite Beach / Pampa Cablepark
Riders: Caro Hauer / Agustín López Lacuara

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

El C4 Cactus ganó mucho en diseño después del restyling que quitó los Airbumps laterales.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Rip Curl, palmeras y amaneceres al lado del agua siempre se llevaron bien.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Llantas exclusivas de esta versión con neumáticos Pirelli Cinturato P7 en 205/55 R17.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Interior cómodo para 4 adultos.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Detalle de la trompa. El hueco de los faros auxiliares viene en el mismo color del techo.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

La ciudad le queda bien y se mueve sin problemas.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Interior conocido y sin ningún cambio con respecto a las otras versiones del Cactus. El volante revestido en cuero es parte del equipamiento Rip Curl, pero también lo encontramos en la versión Shine.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Apple Car Play o Android Auto compatibles con la pantalla multimedia de 7 pulgadas.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Selectora simple con botones ECO y Sport.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

El polémico tablero de instrumentos con el cuentavueltas "en línea".

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Cómodas butacas delanteras con regulación en altura y tapizados de cuero.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Vista desde el lado del acompañante, con la gorra de Autoblog compitiendo (?) con el logo de Rip Curl.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Los únicos distintivos a bordo de la versión Rip Curl: estos bordados en las alfombras.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Buen espacio para las piernas en las plazas traseras. Los asientos se rebaten por tercios.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Baúl en modo "sesión de fotos". Buena profundidad y 320 litros de capacidad.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Baúl en modo "salida con riders". Los equipos entran bien, hasta que llegan las tablas.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Y se quedan afuera porque no hay lugar. Sería bueno que viniera con portatablas (aunque sea como opción), ya que se trata de una versión Rip Curl.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Debajo del piso del baúl, rueda de auxilio en llanta de chapa, de otra marca y de uso temporario.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl
El motor es el conocido 1.6VTi de 115CV con 152Nm de par.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Sorprende la cifra de 225mm de despeje para un auto que no es off road.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Detalles del C4 Cactus.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

El lateral del puente Zárate Brazo Largo es muy fotogénico.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Caro, desembarcando en Pampa Cable Park.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Alabado sea el neoprene en estos días frescos.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Relacionarse con la naturaleza, versión wakeboard.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Algunos Cisnes-Cuello-Negro pasan por detrás del Citroën-Techo-Azul.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Postal de una tarde de otoño diferente.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Un C4 Cactus Rip Curl, una laguna artificial y un barco abandonado que pronto será hotel.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Caro demostrando para qué vino.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl

Agus, en pleno despegue.

Board Test: Citroën C4 Cactus Rip Curl