Texto y fotos de Leonardo “Leov” Valente
@LeonardoValente

Desde Balcarce (Buenos Aires) – “Save the date, 25 y 26 de Noviembre”. Con una escueta tarjeta digital, ese fue el aviso de la fecha definitiva para un lanzamiento que no me quería perder. El resto, fueron coincidencias con un viaje importante de C.C. al Gran País del Norte y unos pasajes para juntar el evento con una serie de compromisos laborales y personales.

Lo que no sabía es que el lugar escogido sería Balcarce, ciudad referente de nuestro automovilismo, y que los horarios de la agenda se iban a poner un poco finitos con los pasajes que reservé ni bien me llegó el aviso, así que el traslado previsto en avión ida y vuelta hacia Mar del Plata debió ser cambiado por un préstamo de cortesía de una unidad de prensa por parte de Toyota Argentina. No me hice mayor problema: me dieron un Prius, lo que me dio una oportunidad excepcional de renovar impresiones y poder comparar mano a mano al pionero del segmento “verde” en el país (leer crítica), con su primo recién llegado.

En rigor partí con el Prius el lunes 25 a primera hora de la tarde desde las oficinas de la empresa en Martinez y -sin exceder las velocidades legales- llegué con casi medio tanque de combustible al Sheraton de Mar del Plata, sobre las ocho de la noche. No mucho después nos agasajaron con una cena, donde pude encontrarme con un grupo de 50 periodistas especializados. Cuando uno es medio “sapo de otro pozo”, es una agradable sorpresa encontrarse con amigos de la casa como Carlos Sueldo, para poder actualizarse de las novedades personales (qué autos probaste, para qué intendencia te candidateaste y esas cosas) e ir palpitando el día siguiente.

El lugar elegido para la presentación e inicio de la jornada fue el fascinante Museo Juan Manuel Fangio, un lugar que no visitaba hace 25 años (¿insinúas que soy viejo?), pero del que guardaba los mejores recuerdos. Allí nos reunieron bajo su imponente estructura, con dos unidades bajo las fundas de rigor y un desayuno para complementar a los que no habían tenido suficiente en La Feliz.

El microcine del museo fue el espacio ideal para la presentación formal (que incluyó en este punto a la prensa local e incluso al intendente municipal) a cargo del presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, que no perdió oportunidad en destacar la confianza que mantienen en el país, a pesar de un año “más convulsionado de lo que se esperaba”. Herrero repasó y la apuesta a largo plazo de la compañía, que incluye el traslado de las oficinas regionales a Zárate, el lanzamiento de productos muy importantes como la reciente Hilux GR2 (ver equipamiento y precios), este Corolla 2020 (ver equipamiento y precios), e incluso la posibilidad de que exista aún un lanzamiento más antes de que termine el año. Se trata de la C-HR, que tiene pilitas y ya está en preventa (ver equipamiento y precio). Obvio: me interesa.

***

Las presentaciones siguientes estuvieron a cargo de los responsables de las áreas de Marketing y Comercial: hicieron foco en las características más destacadas de esta edición completamente nueva basada en la Plataforma TNGA (ellos la llaman repetidamente “filosofía” y esa es una palabra importante en el mundo Toyota), a la que visualizan más allá de el estampado básico de aceros, que dicho sea de paso, incluye componentes que mejoran un 60% la rigidez torsional del vehículo respecto de su predecesor.

Los conceptos más interesantes que se sumaron fueron obviamente los nuevos impulsores híbrido 1.8 Atkinson (de idénticas características al que equipa al Prius, dos motores eléctricos y nafteros que suman 122 cv, conectados a una caja eCVT) y el nuevo motor 2.0 de 170 cv de ciclo Otto, con inyección directa e indirecta, también conectado a una caja CVT, pero con dos características que creo van a resultar muy interesantes. Por un lado, se pasó de 7 a 10 marchas preprogramadas (una buena idea de Toyota, para mejorar el confort asociado a la “ida en vueltas” de este tipo de cajas) y fundamentalmente la incorporación de un engranaje específico para la primera marcha, que brinda una sensación adicional de confort en este cambio, tan importante para terminar de definir una versión muy prometedora de esta transmisión que viene ganando espacio en todas las marcas. También la nueva suspensión trasera independiente es la gran promesa de un mejor confort de marcha e insonorización.

Otros puntos relevantes, en estas versiones SEG -que son las primeras que verá el mercado nacional- tienen que ver con la incorporación del fantástico Toyota Safety System (crucero adaptativo, frenado de emergencia, mantenimiento de carril y luces altas automáticas) que ya pudimos probar en la Rav4 Hybrid (leer crítica). Es un gran argumento de venta para los que hayan probado este tipo de asistencias en cualquier vehículo, y que -permítanme insistir- van a pasar a ser más pronto que tarde la nueva recomendación de ítem que no debe faltar en un auto, tanto por seguridad como por confort en rutas y autopistas.

***

Luego de esta presentación, el grupo se dirigió nuevamente hacia la planta baja del Museo Fangio, donde tras un breve show de luces se develaron las dos versiones y se permitió realizar una pequeña sesión de fotos, para luego dividirnos en dos subgrupos más pequeños: uno se dedicaría a probar la versión híbrida en un circuito mayoritariamente urbano, y el otro se dirigiría al autódromo local para realizar pruebas con el 2.0 en compañía de pilotos como Juan María “el Flaco” Traverso y Gabriel “Satanás” Raies. Dichas pruebas se invertirían por la tarde, dando la posibilidad a la totalidad de la prensa de tener ambas experiencias.

En mi caso, contaba con la limitación de tener que regresar al mediodía para no perder el vuelo de regreso, por lo que mi opción fue clara: dejar para una próxima ocasión la posibilidad de que un profesional me saque a volar por un circuito histórico. Vine por las baterías y me aferraré a mi decisión. No me equivoqué.

El trayecto elegido para la versión híbrida fue un paseo urbano e histórico por la pintoresca Balcarce, que incluyó una pasada por la casa natal del Quíntuple, un recorrido por la plaza central y sus calles adoquinadas -para probar la nueva suspensión- y un circuito de ripio que incluyó una visita al anfiteatro natural y el Cerro del Triunfo, con su fantástica vista de toda la ciudad. El cierre fue en la estancia perteneciente a la Fundación Fangio, donde nos esperaban a todos con un completo asado.

¿Y qué tal está el nuevo Corolla? A eso fuimos.

***

Autoblog ha desarrollado toda una teoría alrededor de este modelo histórico para la marca y la industria toda a nivel mundial. Al fin y al cabo hablamos de la doceava generación del auto más vendido de la historia, no es moco e’ pavo. El Homo Corolla, esa persona que tiene el poder adquisitivo para comprar un buen sedan del Segmento C y decide apostar a lo seguro (garantía, precio de reventa, calidad y confiabilidad en general) cambió. Y resulta que ahora es un Millenial.

Como representante precoz que me considero de esa generación, con mi flamante cuarenta a cuestas, creo que Toyota lo comprendió perfectamente. El Millenial Corolla estaba pidiendo algunas cosas nuevas, y ahora tiene con qué pagarlas. Quiere bajarse del Etios -al que agradece sus buenos oficios- y subirse a un vehículo más confortable, seguro y tecnológico. Esta generación del Corolla no lo defraudará.

La estética es absolutamente continuista, y la voy a ilustrar con una anécdota: cuando estaba volviendo a Buenos Aires con el Prius, sintonicé (al mejor estilo C.C.) una AM que era lo único que me garantizaba cobertura en la RP29. Por casualidad, encontré a un colega de un programa de automovilismo deportivo, que desde el evento le hacía una entrevista al piloto de Toyota, Matías Rossi. Entre otras cosas, Rossi deslizó que está “muy bueno este restyling del auto”. En efecto, no se trata de un restyling, porque es un vehículo completamente nuevo, pero la mayoría de los que no sigan esta historia de cerca podrían ignorarlo, incluyendo a pilotos de Toyota y muchos Homos-Millenial Corolla.

La trompa y la cola son diferentes, más agresivas (quizá al estilo de la versión americana de la generación anterior), pero vistos de lejos realmente podría dificultarse la identificación de una generación. En este caso no se trata de un desvalor: si querés llamar la atención con algo diferente, mejor comprate un Prius.

La comparación no es casual. Bajo la carrocería de este Corolla Hybrid realmente “vive” un Prius. La diferencia la marca una carrocería y un interior más agradables a la vista, pero que conserva las excelentes virtudes de consumo.

En ciudad, el Corolla Hybrid consume por debajo de los 4 litros cada 100 kilómetros. Y, en ruta, es muy difícil de pasar los 6. El Millenial, entonces, no sólo se lleva un Corolla más moderno: también es un auto que gasta y contamina menos.

***

El interior está muy bien logrado en términos de diseño y habitabilidad, con mayoría de materiales blandos de muy buena calidad – y algunos plásticos duros que desentonan un poco, pero no demasiado- un equipo multimedia con Apple Car y Android Auto que es muy superior a lo que nos tenía resignados Toyota, y fundamentalmente un andar muy, pero muy superior gracias a las nuevas suspensiones: se agradece muchísimo en el uso urbano, lomos de burro, empedrados e incluso calles sin asfaltar, que fueron testigos del enorme crecimiento en confort que evidencia esta nueva generación.

Se extraña un poco la ausencia de algunos elementos de confort en esta versión “full-full”, como una salida de aire acondicionado en las plazas traseras, que de todas maneras es muy cómoda y vivible, al menos para alguien de 1,75 metros como yo. Y se valora muchísimo la integración del ya mencionado paquete de seguridad, que es una lástima que no se ofrezca como opción en las versiones más básicas que llegarán con posterioridad. Después de haberle metido muchos kilómetros a la fantástica Rav4 Hybrid se aprecia mucho más el crucero adaptativo que el cuero en los asientos.

Finalmente, el baúl no pierde litros entre las versiones común e híbrida, gracias a una batería que sigue siendo de Níquel-Metal Hidruro, pero que está bien ubicada bajo los asientos traseros, contribuyendo también a bajar el centro de gravedad del auto y mejorar más aún su desempeño dinámico. La rueda de auxilio es de uso temporario: peor es nada.

***

Obviamente, me quedé con las ganas de meterle más kilómetros a este nuevo vehículo, pero creo que no es apresurado sacar algunas conclusiones preliminares tras esta agradable jornada de la mano de su fabricante.

En primer lugar, se trata, en mi humilde opinión, del lanzamiento más importante de la industria en este año. Me atrevería a decir que incluso en el último lustro o década: es el primer vehículo impulsado por energías alternativas de fabricación Mercosur y con expectativas claras de alcanzar la masividad. No es poco, de la mano de estímulos como el que propone el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires -no pagará impuesto a las patentes- es muy probable que veamos cifras de ventas que igualen y superen rápidamente a la suma de todo el resto de los vehículos del Segmento C juntos. Eso si estás dispuesto a resignar 48 caballos de potencia con respecto al Corolla 2.0. Si bien no son comparables, podés amortizar la diferencia entre ambas versiones en menos de un año, vía ahorro de nafta y patente.

En segundo lugar, Toyota ha hecho un trabajo impecable al escuchar a sus usuarios, mejorar lo que se le pedía y entender la migración generacional que enfrentan sus Homo Corolla, ofreciéndoles la alternativa más moderna de su segmento.

Finalmente, con todos estos cambios, el auto más vendido del mundo no pierde su identidad: Es un sedán sencillo de entender y usar, confiable y económico, que sin estridencias está en capacidad no sólo de agradar a todos: el Corolla no va a defraudar a nadie. Llevan vendidos casi 50 millones. No me sorprendería que vayan por otro récord.

L.V.

***

Ficha técnica Toyota Corolla (2020)  

***

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
La nueva generación del Corolla se presentó ayer en Balcarce (ver equipamiento y precios).

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Un híbrido en el Templo del Chueco.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, destacó que se trata del primer vehículo híbrido fabricado en el Mercosur.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
En esta primera etapa, se ofrece sólo en las versiones SEG Hybrid y SEG 2.0. En marzo llegarán más versiones (leer acá).

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Los Hybrid se distinguen por el emblema de Toyota con bordeado en azul (¿eléctrico?).

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
El diseño (¿quién lo hubiera dicho de un Corolla?) es uno de los puntos más destacados del nuevo Toyota.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Un auto muy agradable a la vista, aunque sin estridencias, desde cualquier ángulo.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
También mejoraron las "calaveras": dícese de las ópticas traseras.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
En marzo llegarán versiones Hybrid con menor nivel de equipamiento y precios más accesibles.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Interior del Corolla SEG Hybrid.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Tablero digital/analógico, con el grueso de la información siempre centrado en la eficiencia del vehículo.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Muy buena calidad de fabricación en general. Algunos plásticos duros. ¿Y por qué tantos botones "ciegos" en la versión "full-full"?

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Detalle: las salidas de aire traseras ya se ve en autos de gamas más bajas, pero aquí brillan por su ausencia.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
El sistema multimedia es bueno, completo y fácil de usar. Suena obvio, aunque tratándose de Toyota (autora del tedioso multimedia de la Hilux) hay que destacarlo.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Y hablando de la Reina de Zárate. La pick-up best-seller de Toyota, vehículo de apoyo del lanzamiento del sedán best-seller de Toyota.

 

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
No es un Corolla. Es un Prius. El auto que Toyota Argentina le prestó a Autoblog para llegar hasta el evento en Balcarce.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Nada es casual. El Prius y el Corolla Hybrid tienen la misma mecánica.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
El baúl no perdió capacidad. Las baterías del Hybrid están bien escondidas bajo el asiento trasero.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Sobraba espacio, pero colocaron una rueda de auxilio de uso temporario. Con ella en uso, no se puede circular a más de 80 km/h.

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
El experto en pilitas de Autoblog. Leov ya manejó y opinó sobre todos los híbridos de Toyota en Argentina. Y ahora está en lista de espera para la C-HR Hybrid, que ya está en preventa (ver equipamiento y precio).

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)