Texto de Carlos Cristófalo

Escribir en Autoblog es mi trabajo. Pero, por suerte, la mayoría de las veces también es un placer.

Te cuento una intimidad. Hace unos días fue mi cumpleaños. Cuarenta y seis. Y, justo por esa fecha, había coordinado con la gente de GM Argentina la prueba del Chevrolet Camaro Six Convertible.

En enero de 2018 ya había manejado la versión Coupé (leer crítica). Y, en diciembre de 2018, los lectores de Autoblog también habían opinado sobre la gama completa (leer Focus Group).

La cuestión es que, como suele ocurrir con los autos de prensa muy caros y exclusivos, el Camaro Convertible se presta por lapsos muy cortos. Pero, como la fecha coincidía con mi cumple, Bernardo García (gerente de Comunicaciones de GM Argentina), tuvo el lindo gesto de extenderme el préstamo por unos días extra.

Cuando fui a buscarlo a Vicente López, Bernardo me entregó las llaves del juguete y también me obsequió un frasco de Salsa Picante Valentina. El hombre sabe que Vito, Lola y yo somos fanáticos de la comida mexicana. Bernardo es mexicano y esa salsa de Jalisco es la más exquisita que probé en toda mi vida.

Picante. No se me ocurre una mejor palabra para definir a este descapotable V8, con 461 caballos de potencia. La crítica completa se publicará ni bien termine de festejar.

C.C.

***

En el garage de Autoblog: Chevrolet Camaro Six SS Convertible
El Chevrolet Camaro Six tiene precios de lista entre 95 mil (Coupé) y 103 mil dólares (Convertible). Pero en los concesionarios se ofrecen descuentos de hasta 35 mil dólares. Ver equipamiento y ficha técnica.

En el garage de Autoblog: Chevrolet Camaro Six SS Convertible
La crítica completa se publicará las semana que viene.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com