Hyundai Motor Argentina lanzó a la venta la segunda generación del Veloster. Fue una presentación en tres pasos. El 13 de diciembre arrancó la comercialización de las versiones de entrada a gama. El 4 de enero se introdujo la variante Turbo Ultimate. Y el 15 de enero llegó la versión más extrema: Veloster N.

De esta manera, Hyundai ofrece hoy la gama más completa entre los deportivos para el Segmento C (compacto). Autoblog ya tuvo un primer contacto en Cariló con la nueva coupé de puertas asimétricas (leer nota) y ahora llegó el momento de manejarlo durante una semana.

La versión elegida es la Turbo Ultimate, con el motor 1.6 turbo (204 cv y 265 Nm) y caja automática de doble embrague (DCT 7). Tiene un precio de 1.615.000 pesos y no tributa impuestos internos (ver nueva escala).

La versión Ultimate se posiciona en el corazón de la gama del Veloster II en la Argentina, que hoy oscila entre 150 y 250 cv (entre 1.31 y 1.89 millones de pesos).

Con una propuesta de precio/potencia tan variada, el Veloster II no debería tener problemas para ubicarse entre los deportivos de marcas generalistas del Segmento C más vendidos del mercado. Sobre todo, en un momento donde la competencia parece haberse retirado. Volkswagen dejó de fabricar el Scirocco, Peugeot discontinuó el RCZ y Renault recién en la segunda mitad del año volverá a ofrecer el Mégane RS (en su cuarta generación).

Por eso, sus rivales hay que buscarlos entre hatchbacks generalistas más convencionales: Peugeot 308 S (entre 165 y 225 cv, entre 1.23 y 1.45 millones de pesos), VW Golf GTi (230 cv, 1.38 millones de pesos) y Alfa Romeo Giulietta Veloce (240 cv, 1.84 millones de pesos).

Sin embargo, el gran desafío del Veloster II será conquistar a los clientes de Hyundai que convirtieron en un verdadero éxito a la coupé Genesis. Entre 2010 y 2017 se patentaron casi 1.500 unidades en la Argentina.

El Veloster I no pudo acercarse a ese fenómeno. Con sus escasos 130 caballos, entre 2012 y 2017 se patentaron 950 unidades.

La segunda generación llega ahora con una gama de motores mucho más interesante. Y precios para diferentes bolsillos.

El Veloster II no tiene la tracción trasera ni la estética clásica de la coupé Genesis. Sin embargo, esos clientes quedaron huérfanos. Hyundai decidió no fabricar un sucesor para la Genesis: ese nombre se convirtió en la nueva división de lujo de la marca coreana, con grandes sedanes de tracción trasera, pero ninguna coupé.

¿El Veloster II repetirá el éxito de la Genesis? Eso sólo lo pueden determinar los usuarios de la Genesis. Por lo pronto, la crítica completa del Veloster Turbo Ultimate se publicará la semana que viene.

C.C.

***

En el garage de Autoblog: Hyundai Veloster Turbo Ultimate
El Hyundai Veloster Turbo Ultimate cuesta 1.61 millones de pesos, pero hay versiones entre 1.31 y 1.89 millones.

En el garage de Autoblog: Hyundai Veloster Turbo Ultimate
La crítica completa se publicará la semana que viene.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar