Desde Errachidia (Marruecos) – En el evento internacional Go Anywhere, que Nissan organizó en el desierto del Sahara para 70 periodistas de todo el mundo, Autoblog manejó en primer lugar los modelos con cuatro cilindros: Navara AT32 (leer nota) y Terra (leer nota). Llegó la hora de pasar a los V8.

El primer modelo que elegí fue la camioneta todo terreno más clásica de Nissan: la Patrol. Su origen se remonta a 1951, cuando nació como una copia japonesa del Jeep Willys. El nombre Patrol definía por completo su propósito original: era un vehículo de patrulla off-road, destinado para fuerzas de seguridad, trabajos de mantenimiento en zonas de difícil acceso y transporte de guardaparques.

A lo largo de seis generaciones, la famosa Patrol se reinventó por completo. La más famosa a nivel internacional fue la tercera generación (Type 160/260), que se fabricó entre 1980 y 1987. Fue pionera entre las 4x4 que buscaron brindar cierta dosis de confort, para poder utilizarse también como vehículos de uso diario en la ciudad. Y fue la generación que brilló en el Rally París-Dakar.

De hecho, en el hotel Xaluca Kasbah de Marruecos, que fue la base de operaciones del evento, se exhibía la célebre Patrol Fanta de 1987. La manejó el legendario Miguel Prieto y se convirtió en el primer vehículo con motor diesel en clasificar en el Top 10 en la categoría autos del Dakar. Es el mismo combustible que se convirtió en el dominador absoluto de las últimas ediciones de esta carrera, ya en territorio sudamericano.

Pero eso es historia. La Patrol de sexta generación que manejé en Marruecos sólo conserva el nombre del modelo original. Sigue siendo un todo terreno con chasis de largueros, pero -más allá de ese detalle- es un vehículo amplio, lujoso y muy confortable. Es el Rolls-Royce del desierto (con perdón de la Cullinan).

Esta generación Y62 se lanzó a la venta en 2010. Y, en 2014, recibió el restyling que pude manejar en Marruecos. Tiene tres filas de asientos para siete pasajeros, tapizados en cuero natural, alfombras de pelo largo y todos los elementos de confort que puedas necesitar en la ciudad o el desierto: butacas ventiladas y calefaccionadas, sistema multimedia en las plazas traseras, terminaciones en madera y techo corredizo.

Bajo el capot, lo más interesante: un V8 5.6 naftero, con 405 caballos de potencia y 560 Nm de torque. Se combina con caja automática de siete velocidades y reductora. Incluye bloqueo de diferencial trasero y diferentes modos de manejo para asfalto, arena, piedras y nieve. Es todo lo que necesitás para hacerte una escapadita de fin de semana (y darle la vuelta al mundo, por ejemplo).

Largueros, V8 y reductora. Son todos componentes de un todo terreno puro y duro, pero nada de eso se siente al manejar la Patrol: es como viajar por el desierto, encapsulado en una burbuja con aire acondicionado, que flota sobre las dunas.

Aunque, en realidad, no flota. La Patrol mide 5,3 metros de largo y pesa dos toneladas, pero se desenvuelve en la arena como si fuera un ligero cuatri: tiene potencia y ángulos sobrados para superar obstáculos, con un despeje del suelo de 27 centímetros. Es un auto que hay que escalar para alcanzar el habitáculo, pero en el cual –una vez al volante- sentís que fue pensado desde el primer día para atravesar el Sahara.

El V8 tiene torque generoso para atravesar dificultades y, con la reductora activada, hasta la trampa de arena más traicionera se resuelve sin superar las 3.000 rpm. Además, cuando bajás la presión hasta sólo 20 libras, los enormes neumáticos 275/60R20 no se hunden jamás en el terreno. Perdón por la obviedad de la metáfora, pero realmente es como viajar en una alfombra voladora. Aunque esta alfombra pertenece a la cultura árabe: fue fabricada en Kanda, Japón.

En este punto, ya me imagino lo que estás pensando: “Yo no necesito tanto lujo para hacer off-road, ¿no existe una Patrol de batalla, como la que corría en el Dakar?”.

No, por ahora no existe, pero Nissan llevó a Marruecos un concept-car que funciona: la Mountain Patrol Armada es un ensayo sobre cómo quedaría esta camioneta, con traje de fajina. Se eliminaron elementos de confort, se calzaron neumáticos con taco y hasta se instaló una carpa en el techo. Así me gusta mucho más, aunque por ahora es sólo eso: un concept.

Ahora, las malas noticias. Nissan informó que, por el momento, no tiene planes de comercializar la Patrol en la Argentina. Me brindaron toda clases de explicaciones técnicas, económicas, industriales y mercantiles, pero no terminé de entender por qué. Su competidora más directa, la Toyota Land Cruiser 200, se vende desde hace décadas en nuestro país (leer crítica).

Entiendo que la Patrol sería muy costosa en nuestro mercado, pero la Toyota tampoco es una ganga. Hoy vale 5,6 millones de pesos (sí, casi seis palos argentos).

En el fondo, algo entendí de esa explicación. Todo se trata de la etapa en la que se encuentra cada marca en nuestro mercado. Mientras Toyota lleva más de dos décadas produciendo la Hilux en Zárate, Nissan recién arrancó este año con la Frontier en Córdoba. En un país con muchas restricciones arancelarias, como es la Argentina, la producción de un vehículo exitoso a nivel local siempre es visto por las casas matrices como la señal de equilibrio necesaria para abrir la canilla que permita ofrecer el resto de la gama de productos.

Curiosa conclusión desde el Sahara: la llegada de la Patrol y otros Nissan aspiracionales a la Argentina (¿alguien dijo GT-R?) dependerá de las divisas y el equilibrio comercial que genere la Frontier cordobesa. En Africa, al pie de una duna, encontré un motivo inesperado para tenerle más cariño a la nueva chata producida por manos argentinas.

C.C.

***

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
La Patrol Fanta de 1987 fue el primer vehículo diesel de la categoría Autos en terminar en el Top 10 del Rally París-Dakar.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Fue restaurada por los empleados de Nissan y exhibida durante el evento de Marruecos.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
La Patrol fue el modelo más lujoso que Nissan llevó a la travesía Go Anywhere, en el desierto del Sahara.

Es la sexta generación del todo terreno más clásico de la marca.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Comparte plataforma, mecánicas y muchos componentes con las Nissan Armada e Infiniti QX80.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Cinco metros y medio y dos toneladas para el verdadero Rolls-Royce del desierto (¡perdón Cullinan!)

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Cuero, madera, aluminio y todo el confort para siete pasajeros.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Poltronas (más que butacas) con calefacción y refrigeración.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
La segunda fila de asientos tiene espacio para las piernas que podría envidiar una buena limousine.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Sistema multimedia en los apoyacabezas.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Se fabrica en Japón. Lujosa, sí. Pero, ante todo, con una tremenda calidad y sensación de durabilidad.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Doble tracción, caja reductora, bloqueo de diferencial trasero y cuatro modos de manejo.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Caja automática de siete velocidades y todo el Powerade.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Perdón, el verdadero Powerade está acá: V8 5.6 naftero, con 405 cv y 560 Nm.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Con sólo 20 libras de presión, es la tabla de sanboard más grande y confortable del mundo.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Ni hablar del confort de marcha en ripio o asfalto.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Todo un lujo, sin renunciar al chasis de largueros. En tu cara, urban-SUV.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
El vehículo perfecto para una escapadita de fin de semana (que incluya un par de vueltas al mundo).

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
¿O acaso el vehículo ideal es este? La Mountain Patrol Armada es un concept de una Patrol llevada al extremo de su capacidad off-road.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Es justo lo que está necesitando el garage (permanente) de Autoblog.

Contacto en el Sahara: Nissan Patrol
Autoblog probó en Marruecos las Nissan Navara AT32 (leer nota), Terra (leer nota) y Patrol (acá arriba). ¿Falta alguien? ¡Claro que sí! Ampliaremos.

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com