Desde Errachidia (Marruecos) - El desierto del Sahara es el más grande del mundo. Eso lo aprendimos todos en la escuela: abarca diez países del Norte de Africa, entre el Atlántico, el Mediterráneo y el Mar Rojo. Fue el escenario de las primeras ediciones del Rally Dakar. Y este fue el lugar elegido por Nissan para mostrarles a periodistas de 30 países su gama de vehículos todo terreno, con chasis de largueros. Son los 4x4 más clásicos, puros y duros de la marca japonesa.

Fueron tres días de manejo por el desierto de Marruecos, una de las regiones del Sahara con los paisajes más variados. Hay mucha arena y dunas, pero también ripio, barro y montañas: es la zona de los famosos Montes Atlas, pero también de las lluvias torrenciales, que en los últimos meses sorprendieron a los habitantes del Norte africano. Lluvias e inundaciones en el desierto: así está cambiando el clima del planeta.

Viajé a Marruecos invitado por Nissan Argentina, en representación de la Revista Miura y Autoblog. El único otro periodista argentino presente en el evento fue Diego Poggi, del canal Todo Noticias (TN).

Apenas aterrizamos en el aeropuerto militar de Errachidia, los dos coincidimos en lo mismo: queríamos manejar la Navara. Es la versión europea de la Frontier que se fabrica en Córdoba. Por suerte, había dos unidades disponibles, para no pelearnos.

Para el Viejo Continente, la Navara se fabrica en España. Y la versión que se trajo para este test drive no está disponible en la Argentina. Se llama AT32 (la sigla surge del ángulo de ataque de 32 grados) y es la nueva versión tope de gama para el mercado europeo.

La Navara AT32 fue desarrollada por Nissan en alianza con Arctic Trucks (AT). Es el especialista islandés en vehículos todo terreno. Seguramente, alguna vez viste la célebre Toyota Hilux Invincible, que el programa inglés Top Gear utilizó para trepar volcanes y atravesar los Polos. Esas también eran pick-ups convertidas por Arctic Trucks.

Entonces la AT32 es una Navara/Frontier con muchos accesorios y detalles para el manejo off-road, pero que se vende en los concesionarios Nissan de Europa, conservando la garantía oficial de cinco años o 150 mil kilómetros (un 50% más de lo que ofrece la Frontier argentina).

Lo primero que te llama la atención de la AT32 son los stickers, pero también cómo está parada en el suelo. Por empezar, se instalaron amortiguadores Bilstein Heavy-Duty y se aumentó el despeje del suelo: pasó de 224 a 240 milímetros. Se calzaron neumáticos Nokian 275/70R17, con un interesante taco para off-road. Las llantas son un diseño propio de Arctic Trucks y cuentan con dos válvulas por rueda. Sirven para cargar aire y medir con el manómetro, todo al mismo tiempo. También se instalaron guardabarros más anchos, con un detalle curioso: en el borde superior de los overfenders, se encuentra un cartelito con la presión recomendada para cada ocasión.

La modificación externa se completa con esnórquel y una barra de acero bajo el paragolpes trasero: sirve para cumplir con la altura mínima exigida por la normativa europea y para proteger el ángulo de salida en off-road. También se reforzó el cubrecárter.

Bajo el capot no hay novedades: tiene el mismo 2.3 biturbodiesel de la Frontier argentina (190 cv y 450 Nm), con caja automática de siete velocidades y reductora.

En la transmisión, sí hay cambios. Por empezar, la Navara 4x4 europea viene de serie con bloqueo de diferencial trasero. En la Frontier argentina, no se ofrece ni siquiera como opción. Además, la AT32 viene con bloqueo de diferencial delantero, un verdadero exotismo en el mercado actual de vehículos todo terreno. De hecho, es la única pick-up mediana de Europa con este mecanismo.

Esto convierte a la AT32 en una verdadera cabra a la hora de trepar. O a la hora de avanzar, en línea recta, por terrenos muy resbaladizos. Sólo es necesario recordar que los bloqueos de diferenciales son para casos muy extremos: hay que desconectarlos apenas se supera el obstáculo y no olvidar que se complica muchísimo la maniobrabilidad cuando las ruedas de cada eje giran de manera solidaria. Es como el Duravit que trepaba por los muebles de tu casa, pero en escala real y con capacidad para hacer cumbre en el Atlas.

Con respecto a la Frontier argentina, noté que la Navara tiene el motor más ruidoso. En ese sentido, recuerda en mucho a la Frontier mexicana. La transmisión, sin embargo, es más suave y transmite menos vibraciones.

Al ser el vehículo más liviano de todo el evento, la AT32 se movía con mucha agilidad por médanos y caminos de montaña. El motor, sin embargo, es necesario exigirlo a fondo para que entregue todo lo que tiene. El torque se siente recién a partir de las 3.000 rpm. La AT32 trepa y mucho, pero no hay que perdonarle nada al acelerador.

Por estética, equipamiento y recursos mecánicos para el off-road, la Navara AT32 -desarrollada en Islandia, probada en Marruecos y aprobada en Japón- es todo lo que parece estar necesitando la Frontier argentina: una versión tope de gama ("full-full", como dicen los viejos vendedores), que además ofrezca características que hoy no tiene la competencia. El doble bloqueo de diferencial, por ejemplo. El tratamiento off-road de una firma reconocida como Arctic Trucks, por poner otro ejemplo.

Sin embargo, por el momento, no hay planes de ofrecer en la Argentina una Frontier por encima de la versión LE que probamos la semana pasada en Autoblog (leer crítica). Una pena, opino yo.

"Todo llegará a su tiempo", me dijo la gente de Nissan.

Las novedades a la Argentina suelen llegar un poco más tarde que a otros países. Estamos lejos, no sólo en términos geográficos, sino también en lo que respecta al desarrollo del mercado interno.

La Frontier nacional puede ser mucho mejor de lo que es actualmente. Me lo demostraron los chicos islandeses AT, en el desierto del Sahara.

C.C.

***

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
La Navara AT32 es una Frontier fabricada en España para el mercado europeo.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Y preparada por los especialistas islandeses en off-road, Arctic Trucks.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
La base es la misma de la Frontier 4x4 argentina, pero con muchos detalles exclusivos.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Motor sin cambios: tiene el conocido 2.3 biturbodiesel de 190 cv.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Viene con stickers y esnórquel de serie.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Mayor despeje del suelo y barra de protección inferior trasera.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Neumáticos Nokian, con un par de curiosidades que hay que mirar más de cerca.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Llantas Arctic Trucks con doble válvula.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Indicador de presión de neumáticos en el exterior, sobre los overfenders.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
La firma de Arctic Trucks está en los marcos internos de las puertas delanteras.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Amortiguadores Bilstein Heavy-Duty.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
La caja de carga no tiene protección para la chapa, pero cuenta con los rieles para sujetar carga, que ofreció la Frontier mexicana en la Argentina, pero ya no tiene la Frontier cordobesa.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
En el interior parece todo igual, pero no.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Tapizados en cuero y tela, con costuras naranja.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Se repiten en el asiento trasero.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Lo más importante: bloqueo de diferencial trasero (de serie en la Navara 4x4 europea, no disponible en ninguna Frontier argentina).

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Exclusivo de la AT32: bloqueo de diferencial delantero. Curiosidad: no tiene el botón para depurar el DPF (filtro de partículas), como sí tienen las Frontier argentinas y mexicanas.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Con el doble bloqueo de diferencial activado, una máquina de trepar.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
La Navara era la más ágil y liviana de los modelos presentados en el evento de Marruecos.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
En la arena y el barro, no hay que perdonarle acelerador. Pie derecho a fondo, es cuando mejor responde.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32
Navara AT32, todo lo que necesita ser la Frontier full-full que Nissan aún adeuda en Argentina.

Contacto en el Sahara: Nissan Navara AT32