En apenas unos años, el mercado argentino de autos pasó de tener una oferta minúscula de vehículos familiares a contar con una línea de productos variada y completa. Hablamos de autos con espacio para siete o más pasajeros. Hasta no hace mucho, las Chevrolet Spin, Chevrolet Captiva, Toyota SW4 y Hyundai H1 eran las únicas alternativas para familias numerosas.

Ahora tenemos también a las Lifan MyWay, Citroën Grand C4 Picasso, Volkswagen Tiguan AllSpace, Chevrolet Trailblazer, Citroën SpaceTourer, Peugeot 5008, Kia Carnival, Toyota Innova y Peugeot Traveller, entre otras.

La Traveller es la más flamante de todas. Es gemela de la Citroën SpaceTourer que probamos el año pasado (leer crítica), aunque con un enfoque diferente: tiene más equipamiento de seguridad y confort, con un precio lógicamente más elevado.

La única versión disponible es la 2.0 HDi Automática Allure, con un valor de 1.129.500 pesos. La manejamos una semana y la crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Tanto la Traveller como la SpaceTourer son minivans de pasajeros derivadas de furgones de carga: las Peugeot Expert y Citroën Jumpy. La plataforma es la misma EMP2 para todas y se comparte con dos modelos de Toyota: ProAce Furgón y Combi.

Las carrocerías de las Traveller y SpaceTourer son idénticas, con excepción de la trompa, donde cada marca diseñó su propia identidad. Para ser modelos derivados de furgones, las dos se ven bastante modernas y atractivas.

La Peugeot se destaca por el equipamiento: tiene faros de Xenón con proyectores direccionales, techo panorámico, portón trasero con luneta de apertura independiente (facilita mucho la carga en espacios estrechos) y numerosos sensores de ayudas a la conducción, que se explican más abajo.

Hay una diferencia importante en el rodado. La SpaceTourer calza Michelin Primacy3 225/55R17, mientras que la Traveller viene con Michelin Agilis 215/60R17. Me pareció más confortable la elección de Citroën.

Las dimensiones son casi iguales. La Traveller es un poco más alta (1.935 mm versus 1.905, por el techo panorámico). Y la SpaceTourer es un poco más larga, por el diseño de la trompa (4.956 vs 4.952 mm). La distancia entre ejes es la misma: 2.925 mm.

¿Y cuáles son las rivales directas de la Traveller de ocho plazas? Además de la SpaceTourer (ocho asientos, 959 mil pesos), están las Hyundai H1 (doce asientos, desde 828 mil pesos), Mercedes-Benz Vito Combi/Tourer (ocho y nueve asientos, desde 39.900 dólares), Toyota Innova (ocho asientos, desde 699 mil pesos) y Kia Carnival (once asientos, desde 1.209.925 pesos).

Es importante destacar que, desde la eliminación de la primera escala de impuestos internos, en enero pasado, los precios en este segmento se equipararon bastante. Ya no hay diferencias entre los modelos con nueve asientos o menos (considerados vehículos de pasajeros, que tributaban ese impuesto) y los modelos con más de diez plazas (homologados como vehículos comerciales, exentos de ese tributo).

POR DENTRO

Acá es donde la Traveller se diferencia de manera notable con la SpaceTourer. Mientras Citroën creó un utilitario de pasajeros para uso intensivo (tapizados en tela, alfombras de goma y equipamiento básico), Peugeot configuró una van ejecutiva de lujo: tapizado en cuero, alfombras de pelo largo y el techo panorámico más grande del mercado.

Las butacas delanteras merecen un párrafo aparte: tienen ajustes eléctricos, están calefaccionadas y cuentan hasta con un sistema masajeador de la región lumbar. En estos autos, los ocupantes más importantes suelen viajar en la segunda fila de asientos, pero en la Traveller más de uno va a querer trabajar de chofer o copiloto.

Más allá de eso, la posición de manejo sigue siendo la de un furgón: elevada y erguida. No se parece en nada a la Carnival, donde se conduce igual que en un auto (o incluso con mayor confort).

Como en la SpaceTourer, las puertas corredizas traseras (una de cada lado) son de apertura eléctrica. Se abren accionado desde los picaportes, desde un botón interno en la columna central, desde el puesto del conductor y también a distancia (desde el llavero). Tienen un sistema anti-pinzamiento, para evitar accidentes.

La segunda fila de asientos es la más generosa. Tiene muchísimo espacio para las piernas, respaldos reclinables y las butacas se desplazan longitudinalmente (para viajar todavía más cómodo o para ganar espacio en el baúl). Estos ocupantes también disfrutan de sus propios comandos de la climatización (hay tres zonas en total).

Para acceder a la tercera fila hay que plegar una butaca de la segunda, pero una vez que llegaste hasta ahí tampoco la vas a pasar mal. Los asientos tienen el mismo tamaño que en la segunda fila y también tienen ajuste de respaldo y longitudinal. No hay comandos de climatización, pero sí una buena cantidad de salidas de aire. Es un punto importante: las únicas ventanillas que se abren son las dos delanteras.

Como en la SpaceTourer, las filas dos y tres se pueden retirar por completo o por partes. Se pueden plegar o desplazar. El baúl, con las tres filas en uso y el mayor espacio para las piernas posible, es chico: 250 litros. Pero la posibilidad de configuración es tan grande que nunca faltará lugar para el equipaje. Un dato importante: debajo de cada asiento hay espacio suficiente para que cada pasajero guarde una mochila.

Si se retiran las dos filas traseras completas, la Traveller se convierte en una Expert con alfombras de pelo largo y techo vidriado: carga un volumen de 2.200 litros.

Bajo el piso del vehículo, en la parte externa, se encuentra la rueda de auxilio: tiene el mismo tamaño de las titulares, pero con llanta de chapa.

SEGURIDAD

Este es otro de los puntos donde la Traveller le saca varios campos de ventaja a la SpaceTourer. Las dos tienen seis airbags (con bolsas de cortina que cubren las tres filas de asientos), anclajes Isofix (en segunda y tercera fila), frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción y asistencia al arranque en pendiente.

Pero la Traveller agrega también muchos dispositivos de asistencia a la conducción que todavía ofrecen pocos autos en nuestro mercado. Ni siquiera la lujosa Carnival los tiene. Me refiero al sistema de reconocimiento de señales de tránsito, al control de crucero adaptativo, al alerta de cambio de carril, al sensor de punto ciego, al alerta de riesgo de colisión, al detector de fatiga y al head-up display.

El más importante de todos: frenado autónomo de emergencia. Es el sistema que activa los frenos de manera automática, al detectar la posible colisión contra un peatón u otro auto. Por debajo de 50 km/h, el sistema evita la colisión. Por encima de esa velocidad, también activa los frenos a su máxima potencia, para minimizar los daños del impacto.

Uno de los mayores defectos de la SpaceTourer es la ausencia de cámara de retroceso, algo fundamental en un vehículo de este tamaño. La Traveller sí lo ofrece y con muchas cámaras, que se pueden configurar a gusto del usuario. Permiten una visión de hasta 180 grados en la parte posterior del vehículo.

Todas estas ayudas a la conducción de la Traveller también están disponibles en las 3008 y 5008. Peugeot se convirtió en una de las primeras marcas en Argentina en ofrecer las asistencias semi-autónomas a la conducción que están disponibles hace tiempo en Europa. Lo hemos señalado varias veces en Autoblog: sorprende que marcas como Audi, BMW y Mercedes-Benz le quiten ese equipamiento de seguridad a las unidades que llegan a nuestro país.

La Peugeot Traveller fue sometida en 2015 a los crash test de EuroNCAP. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, con 87% de protección para adultos, 91% para niños y 64% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá no hay diferencias con la SpaceTourer. Las dos equipan el mismo conjunto mecánico: 2.0 HDi (turbodiesel), con 150 cv a 4.000 rpm y 370 Nm a 2.000 rpm. Está asociado a una caja automática de seis velocidades, con modo Manual y levas al volante. La tracción es delantera.

El motor de PSA tiene un buen rendimiento, pero sus rivales ofrecen más potencia y hasta más torque: H1 turbodiesel (170 cv y 436 Nm), Vito turbonaftera (ahora con 184 cv y pronto con 211) y Carnival turbodiesel (197 cv y 446 Nm).

Para cumplir con la normativa Euro 5, que rige en la Argentina desde enero, las Traveller y SpaceTourer vienen equipadas con un filtro de urea. Esto requiere recargar el depósito de urea cada 15 mil kilómetros (lleva 20 litros, que cuesta unos 500 pesos). Es posible chequear desde el tablero cuántos kilómetros faltan para la próxima recarga. De todos modos, es una tarea que también se realizan en los servicios de mantenimiento de Peugeot: los intervalos de la Traveller son cada 10 mil kilómetros.

COMPORTAMIENTO

Más arriba mencioné las diferencias de rodado entre la SpaceTourer y la Traveller. La elección de Citroën me pareció más confortable, sobre todo para el estado de nuestras calles. Cuando se viaja en autopista o por caminos en buen estado, ya no se nota tanto la diferencia.

La mecánica es excelente. Está pensada para viajar con mucha carga y la decisión de ofrecer la caja automática fue muy acertada: la curiosa perilla para el cambio de marcha no requiere mucha adaptación y tan sólo me parecieron prescindibles las levas al volante. Las usás la primera vez, sólo porque están ahí, pero en condiciones normales no son necesarias.

En ciudad, es un vehículo lógicamente voluminoso, pero lo que importa es lo cómodo que resulta su interior. La Traveller está pensada para funcionar como oficina rodante, sala de reuniones o dormitorio. En ese sentido: reemplaza a la Expert Tepee, que tuvo una presencia efímera en nuestro mercado. Su objetivo es convertirse en un transporte VIP para empresas, vehículo de traslado a aeropuertos, flota de lujo para turistas o para familias numerosas que quieren viajar con el mayor confort.

Me gustaron los frenos, sobre todo por la decisión de Peugeot de equipar discos ventilados en las ruedas traseras (contra discos macizos, en la SpaceTourer).

Las prestaciones son casi calcadas de su gemela de Citroën. Acelera de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos, alcanza los 170 km/h y tiene un consumo medio de 7,9 litros cada 100 kilómetros. Con un tanque de 69 litros, buen torque a bajo régimen y una comportamiento en crucero intachable (a 120 km/h en sexta, el motor trabaja a sólo 1.900 rpm), es un vehículo soñado para trabajar en la ciudad, pero también para hacer muchos kilómetros en ruta.

Y eso es lo que hice: cargué a varios amigos de mi hijo y nos fuimos en patota a visitar a Jacinto Campos, en su estancia de la Cuenca del Salado. Esta vez no fuimos a buscar barro ni a hacer off-road. Los chicos treparon a los árboles, saquearon manzanas y anduvieron a caballo. Yo me dediqué a comer asado con J.C. y a brindar por el fin de la sequía en el campo.

La Traveller quedó estacionada bajo un árbol. Sólo el fiel Trotsky se acercó a husmearla un poco. Y a dejarle su marca.

Porque lo que importa, en este tipo de vehículos, no es tanto el diseño o el motor. Lo que realmente vale es lo que ocurre en su interior cuando salís a la ruta, con todos los asientos ocupados.

CONCLUSIÓN

Junto con la Kia Carnival –referente del segmento por diseño, mecánica y comportamiento dinámico-, la Peugeot Traveller se posiciona entre las minivans más lujosas del mercado argentino. Si buscás un vehículo espacioso y con la última tecnología en seguridad activa, la Traveller es la opción más recomendable.

Aunque tampoco te equivocás si elegís a la más accesible SpaceTourer, a la extravagante Innova, a la argentina Vito o a la clásica H1. Como mencioné más arriba, lo importante es lo que ocurre en el interior de estos vehículos.

Cuando salís de viaje –no importa si es corto o largo-, la dinámica que se genera en un auto con muchos pasajeros es algo que resulta difícil de reproducir en otro tipo de vehículos. Es esa combinación de ambiente festivo –como cuando salíamos de excursión con la escuela- y espacio holgado.

El ambiente que fluye en un grupo humano en un lugar espacioso no es el mismo que se desarrolla en una cabina reducida. Los arquitectos lo saben bien: por más ingenio que se ponga, no es lo mismo pensar una vivienda para cinco personas en 50 metros cuadrados, que en 200.

Cuando viajás en uno de estos autos, no importa el asiento que elijas, vas a sentir que tus codos y tus hombros no se chocan con el vecino. Que hay lugar de sobra como para sentarte con las piernas cruzadas. Y que, si mirás para arriba, el techo está lejísimo (en la Traveller, hasta se ven las nubes).

Por eso, cuando todos están cómodos, aflora el buen humor. Ya sea en un bar de sillones mullidos o en utilitario con buenas butacas. En el caso de las salidas con mi hijo, es inevitable: sale ronda de chistes, con el “Peluquero mala onda” y el “El mozo lento” a la cabeza.

No es extraño que el Grupo PSA tenga algunos de los mejores productos de este tipo: 5008, Traveller, Grand C4 Picasso y SpaceTourer. Es el regreso a la filosofía del 3CV de Mafalda: las minivans son de “los pocos autos donde lo importante siguen siendo las personas”.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: V.C.

***

Crítica: Peugeot Traveller
La Peugeot Traveller 2.0 HDi Automática tiene ocho asientos y cuesta 1.13 millones de pesos.

Crítica: Peugeot Traveller
Es gemela de la Citroën SpaceTourer y está basada en el furgón Peugeot Expert.

Crítica: Peugeot Traveller
Pero con mucho equipamiento de confort y la dotación de seguridad activa más completa de su segmento.

Crítica: Peugeot Traveller
Visita a la estancia de Jacinto Campos. Todos comen asado menos Trotsky, que quiere probar la Traveller.

Crítica: Peugeot Traveller
Posición de manejo de furgón, pero con equipamiento de lujo.

Crítica: Peugeot Traveller
Tapizado en cuero y butacas delanteras con ajustes eléctricos.

Crítica: Peugeot Traveller
Además, masajeador y sistema de calefacción en los asientos.

Crítica: Peugeot Traveller
Segunda fila de asientos con respaldos individuales.

Crítica: Peugeot Traveller
Mesitas de avión y espacio para las piernas de Business.

Crítica: Peugeot Traveller
La tercera zona del climatizador está sobre las cabezas de los pasajeros de la segunda fila.

Crítica: Peugeot Traveller
Tercera fila de asientos, también con respaldos de ajuste independiente.

Crítica: Peugeot Traveller
El techo panorámico más grande del mercado (incluye cortinas para que no moleste el sol).

Crítica: Peugeot Traveller
Las butacas se pueden deslizar, plegar, retirar por partes o por completo.

Crítica: Peugeot Traveller
Sin las dos filas traseras, la Traveller se convierte en una Expert con alfombras y techo panorámico.

Crítica: Peugeot Traveller
Linterna en el baúl, con sistema de carga mediante la batería del auto.

Crítica: Peugeot Traveller
Enchufe de 220v, bajo el asiento del copiloto.

Crítica: Peugeot Traveller
Tablero completo y claro.

Crítica: Peugeot Traveller
La Traveller viene de serie con Head-Up Display, para tener información de velocidad y señales de tránsito sin quitar la vista del camino.

Crítica: Peugeot Traveller
La perilla del cambio es curiosa, pero práctica y no roba espacio entre las dos butacas delanteras.

Crítica: Peugeot Traveller
Las levas al volante son anecdóticas. Podría prescindirse de ellas.

Crítica: Peugeot Traveller
Pantalla multimedia con Apple Car Play y Android Auto. Abajo, el climatizador para las dos zonas delanteras y los botones para abrir las puertas corredizas desde las plazas frontales.

Crítica: Peugeot Traveller
Motor 2.0 turbodiesel de 150 caballos: buenas prestaciones y muy bajos consumos.

Crítica: Peugeot Traveller
Carga urea, para cumplir con la normativa Euro 5.

Crítica: Peugeot Traveller
"¿Quién quiere ir al campo este finde?" La manera más rápida de llenar una Traveller.

Crítica: Peugeot Traveller
"Uno de los pocos autos donde lo importante siguen siendo las personas”, diría Mafalda.

Crítica: Peugeot Traveller

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Peugeot Traveller 2.0 HDi AT Allure
Origen: Francia.
Precio: 1.129.500 pesos.
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Peugeot Argentina (www.peugeot.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa por common-rail, turbo de geometría variable, intercooler.
Cilindrada: 1.997 cc
Potencia: 150 cv a 4.000 rpm
Torque: 370 Nm a 2.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
Caja: automática Aisin, de seis velocidades con convertidor de par, modo Manual y levas al volante.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: Eje de torsión, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos ventilados.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia electróhidráulica.
Neumáticos: Michelin Agilis 215/60R17 (rueda de auxilio del mismo tamaño, con llanta de chapa).

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 170 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 12,1 segundos
Consumo urbano: 9,1 l/100km
Consumo extraurbano: 6,6 l/100km
Consumo medio: 7,9 l/100km

MEDIDAS
Largo / ancho / alto: 4.952 mm / 1.920 mm / 1.935 mm
Distancia entre ejes: 3.275 mm
Peso en orden de marcha: 1.745 kilos
Capacidad de baúl: 250 / 750 / 2.200 litros
Capacidad de combustible: 69 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag de cortina (hasta la tercera fila de asientos)
Frenos ABS con REF y AFU
Control de estabilidad
Control de tracción
Asistencia al arranque en pendiente
Proyectores Xenon direccionales, adaptativos y con lavafaros
Luces diurnas de leds
Encendido automático de las luces de emergencia
Detector de fatiga
Sensor de ángulo muerto
Información del límite de velocidad
Adaptación inteligente de velocidad
Control de velocidad crucero adaptativo
Alerta de cambio de carril
Alerta de riesgo de colisión
Frenado autónomo de emergencia
Sistema de asistencia al estacionamiento trasero con cámara de retroceso 180º
Acceso con manos libres
Alarma volumétrica y perimétrica
Cierre automático de puertas en rodaje
Cierre centralizado de puertas y baúl a distancia
Cinturones de seguridad delanteros pirotécnicos con limitador de esfuerzo
Cinturones de seguridad traseros inerciales de 3 puntos con limitador de esfuerzo
Sistema Isofix de 3 puntos (segunda y tercera fila)
Climatizador de tres zonas
Head-Up Display
Volante regulable en altura y profundidad
Asientos delanteros con regulación eléctrica longitudinal, inclinación, altura y lumbar
Asientos delanteros calefaccionados
Espejos retrovisores exteriores calefaccionados con mando eléctrico
Espejo retrovisor interior automático fotosensible
Espejo adicional para visualización de plazas traseras
Encendido automático de luces
Techo panorámico
Ordenador de abordo
Limpiaparabrisas con detector automático de lluvia
Levantavidrios delanteros eléctricos secuenciales con función anti-pinzamiento
Puertas laterales corredizas motorizadas con apertura manos libre
Luneta trasera con apertura
2º y 3º Fila de Asientos Rebatibles 1/3 - 2/3
Guantera Iluminada y refrigerada
Volante y tapizados en cuero integral
Pantalla multifunción de siete pulgadas
Entradas USB y Auxiliar (Bluetooth y audiostreaming)
Sistema Hi-Fi con amplificador con 9 parlantes y sub-woofer
GPS con sistema de navegación 3D
Mirror Screen para Apple Car Play y Android Auto

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com