Entre las SUVs chicas (Segmento B), el Jeep Renegade tiene hoy una de las gamas más amplias en la Argentina. Hay versiones nafteras (1.8 y 2.4) y turbodiesel (2.0). Cajas manuales (cinco velocidades) o automáticas (de seis o nueve marchas). Tracción simple (delantera) o integral (de acople a demanda y bloqueo 4x4).

En nuestro mercado, sólo la Ford EcoSport se le acerca en variedad de opciones. La gran diferencia entre la EcoSport y el Renegade es que el modelo de Jeep todavía no vende tanto como el de Ford. En cambio, ese fenómeno sí se dio en Brasil, donde tanto el Renegade como el Jeep Compass desplazaron hace más de un año a la EcoSport.

La diferencia está en los precios. Al producirse en la planta de Pernambuco, un estado del Nordeste brasileño con beneficios impositivos para la radicación de industrias, el Renegade, el Compass y la Fiat Toro se venden en Brasil con precios muy competitivos. Problema: esos beneficios no alcanzan a las unidades que se exportan a la Argentina, por eso su posicionamiento en precio en nuestro mercado es más elevado.

A eso hay que sumarle el requisito de integración local, para considerarlos productos del Mercosur que ingresan con arancel aduanero cero a la Argentina. Es el motivo por el cual el Jeep Compass no tiene la variedad de motores que sí tiene el Renegade: cualquier otra mecánica más moderna que el TigerShark 2.4 rompería esa ecuación de integración local.

Son los pequeños detalles que la industria automotriz argentina baraja todos los días y que el usuario desconoce, cuando se pregunta por qué se venden a tal precio o por qué no se ofrece tal mecánica.

Y hablando de mecánica, vamos al modelo que está ahora en el garage de Autoblog: es el Jeep Renegade Trailhawk. La versión tope de gama del más chiquito de los Jeep tiene un motor 2.0 turbodiesel (170 cv), caja automática de nueve velocidades y doble tracción.

Es la misma mecánica de la Toro, pero en una SUV pensada para el off-road, en vez de una pick-up de trabajo. Jeep utiliza la denominación Trailhawk para identificar a sus modelos con mayor carácter todo terreno: por eso tiene neumáticos con más taco, ganchos de rescate bien destacados y otros detalles exclusivos, como techo desmontable de serie.

Antes de que preguntes: sí, tiene la misma mecánica de la Toro, pero hasta el momento Autoblog no tiene registrados casos de problemas con el DPF, como sí ocurrió con la pick-up de Fiat (leer más). Los usuarios de Renegade Trailhawk pueden contar su experiencia en info@autoblog.com.ar o en los comentarios al pie de esta nota.

El Renegade Trailhawk tiene uno de los conjuntos mecánicos más interesantes de su segmento. Pero también uno de los precios más elevados: 767 mil pesos (antes de la eliminación de la primera escala de impuestos internos costaba 819 mil).

¿Realmente vale lo que cuesta?

La crítica completa se publicará la semana que viene.

C.C.

***

 

***

En el garage de Autoblog: Jeep Renegade Trailhawk
Techo desmontable de serie para el Renegade Trailhawk: único caso en su segmento.

En el garage de Autoblog: Jeep Renegade Trailhawk
El Renegade Trailhawk cuesta 767 mil pesos.

En el garage de Autoblog: Jeep Renegade Trailhawk
La crítica completa se publicará la semana que viene.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com