Desde San Pablo (Brasil) - El tránsito de San Pablo en hora pico. Y un kartódromo en las afueras de la metrópolis. Un mini-deportivo para el uso urbano: ese es el mensaje que Volkswagen quiso transmitir en el lanzamiento regional del Up! 2018, que se realizó ayer en Brasil.

Así se llama el restyling del citycar de VW, que recibió un leve rediseño y que tiene una novedad importante para el mercado argentino: por primera vez, se ofrecerá el motor turbo (1.0 TSi), en la nueva versión tope de gama, Pepper Up!

El Up! 2018 se lanzará a la venta en mayo próximo en la Argentina. Y será una de las novedades que la marca alemana exhibirá en junio, en el Salón de Buenos Aires.

Ya lo manejamos en Brasil y la crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Las novedades estéticas del Up! 2018 son las mismas que en Europa, con la salvedad de que el modelo para el Mercosur mantiene el largo extra de seis centímetros (es para ofrecer un baúl y unas plazas traseras más espaciosas). Es decir, cambiaron los paragolpes, las tomas de aire, las llantas y los elementos internos de las ópticas.

La versión que manejamos es la Connect Up!, que será igual a la Pepper Up! que se venderá en la Argentina. Tiene los paragolpes pintados de negro, llantas de aleación de 15 pulgadas y el portón trasero pintado en negro. Además, trae un filete rojo en la parrilla frontal y los emblemas "TSi".

Aunque ya es una silueta conocida desde 2014, el Up! se sigue viendo moderno y atractivo. No es tan proporcionado como el Up! europeo (por el largo extra mencionado), pero se ve bien.

El Pepper Up! 1.0 TSi se ofrecerá sólo con carrocería de cinco puertas. La variante de tres puertas seguirá reservada para las versiones de entrada a gama. Además, se mantendrá la propuesta con estética aventurera, Cross Up!

POR DENTRO

Se renovó toda la plancha de instrumentos. Lo malo es que desapareció la opción de tener los paneles pintados en color de carrocería. Sé muy bien que eso no era del agrado de todos, pero -en mi opinión- le daba mucha personalidad al Up!

Lo bueno es que estrena un nuevo diseño de volante, instrumental y equipo de audio. Este cambio no es democrático en toda la gama. Por ejemplo, todos los Up! tienen nuevo volante, pero sólo las versiones tope de gama cuentan con comandos multifunción y apliques en plástico negro brillante.

Más diferencias: las versiones High, Cross y Pepper tienen un nuevo revestimiento texturado en la plancha de instrumentos, con un patrón de diseño diferente para cada uno.

Además, esas versiones también cuentan con el nuevo sistema de conectividad Composition Phone. ¿Te acordás del Maps&More que ofrecían los Black Up! y White Up! hace un tiempo? Era una pequeña pantalla desmontable, del tamaño de un GPS, que permitía contar con navegador y ver algunas funciones del vehículo, como prestaciones y consumos.

Esa pantalla extra ahora desapareció. VW la convirtió en una App, que se puede descargar en cualquier smartphone. Ahora la pantalla es tu propio teléfono, que se monta en un soporte sobre la consola central. Es muy parecido al sistema Live On que empezó a ofrecer el Fiat Mobi en la Argentina (leer más), con la diferencia de que la App de VW es gratuita. En el Mobi hay que pagar.

Los High, Cross y Pepper también estrenan un nuevo tablero de instrumentos. Tiene tres esferas y una computadora de abordo más grande, con pantalla de 3.5 pulgadas.

El resto de los cambios son estéticos, con nuevas combinaciones de tapizados. Y un detalle amable: ahora todos los Up! tienen luz en el baúl.

SEGURIDAD

Este siempre fue uno de los puntos fuertes del Up! En 2014, fue el primer citycar fabricado en la región en lograr cinco estrellas de LatinNCAP. También mantiene el doble airbag frontal, los frenos ABS con EBD y los anclajes Isofix.

Con la llegada de este restyling, las versiones High, Cross y Pepper agregan sensor de lluvia y encendido automático de luces.

El Pepper, además, tiene un sistema para regular el torque del motor y control de tracción. Son dos dispositivos que impiden que las ruedas patinen al acelerar a fondo, tanto en línea recta como en curva. No hay que confundirlos con el ESP. El Up! sigue sin ofrecer control de estabilidad.

No hubiera sido un gran esfuerzo agregarlo con el control de tracción. Recordemos que, a partir de 2018, todos los nuevos modelos que se lancen a la venta en la Argentina estarán obligados a tener ESP de serie: el Up! quedará en desventaja frente a las novedades que lleguen a partir de enero próximo.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Todos los Up! conservan el conocido motor de tres cilindros, un litro de cilindrada, 75 caballos de potencia y 95 Nm de torque. La novedad es la llegada de la versión Pepper Up!, que será la única en ofrecer el motor 1.0 TSi en nuestro mercado.

Este impulsor tiene radiador de aceite, sistema de partida en frío de alta presión, refrigeración reforzada, inyección directa, distribución variable, turbo e intercooler. Es una pequeña maravilla, que entrega 101 caballos de potencia y -lo más notable- 165 Nm de torque.

En Brasil, este motor 1.0 TSi se ofrece desde hace más de un año en varias versiones del Up! La idea de la marca es avanzar cada vez más, en reemplazo de la variante sin turbo.

En la Argentina, VW seguirá ofreciendo la caja automatizada I-Motion en opción, pero el motor 1.0 TSi se combinará en nuestro mercado sólo con transmisión manual de cinco velocidades.

COMPORTAMIENTO

Lo dicho al comienzo: ciudad y kartódromo. Junto con el gran Rodrigo Barcia, de Autoblog Uruguay, manejamos en todo momento el Connect Up! 1.0 TSi, que es igual al Pepper Up! 1.0 TSi que llegará a nuestro mercado, sólo que con stickers diferentes.

La primera sensación es que, regulando en frío, el motor turbo es más silencioso y vibra menos que el atmosférico. Esto se mantiene también en autopistas, aunque a partir de las 4.500 rpm, el motorcito emite un sonido un poco más ronco de lo habitual. Simpático.

El torque extra, que casi se duplicó, se agradece en el tránsito urbano. San Pablo es una ciudad con muchos puentes y desniveles. Se pueden encarar en tercera marcha y a 40 km/h, sin corcoveos de la mecánica. No tiene caja automática, pero no hay dudas: con este motor vas a usar mucho menos la palanca de cambios.

El turbo comienza a trabajar a partir de las 1.200 rpm. Pero recién desde las 1.500 se nota con fuerza su presencia bajo el pedal. Debajo de ese régimen, la ausencia es notoria.

Las marchas se pueden estirar hasta 6.500 rpm. En el kartódromo lo terminamos de confirmar: el Up! 1.0 TSi no es un auto deportivo, pero puede ser uno de los autos más divertidos para manejar en el entorno urbano.

Las suspensiones siguen siendo mullidas y, en las curvas rápidas, la inclinación de la carrocería es importante. La marca decidió priorizar el confort de marcha por encima del agarre deportivo. Además, los neumáticos del tipo "ecológicos" o "verdes" tienden a chirriar aún a baja velocidad. Era la alerta con la que contaban los comisarios del kartódromo, para sacarnos la bandera negra.

No fue posible medir prestaciones, pero VW declara para el 1.0 TSi una velocidad máxima de 180 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos. Son valores excelentes para un citycar y no me sorprendería que sean ciertos. Por eso decidieron bautizarlo Pepper en la Argentina, porque es un autito picante.

Lo que sí me gustaría medir y comprobar: VW declara un consumo medio de apenas 5,48 litros cada 100 kilómetros. Es casi el mismo valor del motor atmosférico.

CONCLUSIÓN

Junto con el lanzamiento del Up! 2018, Volkswagen anunció esta semana en Brasil su nueva estrategia para el segmento de los autos más chicos y populares (leer más). A fin de año, la marca alemana tendrá en la Argentina una gama compuesta por cuatro modelos: Up!, Gol, Fox y Polo. Ninguno reemplazará al otro. Todos convivirán con diferentes posicionamientos de precios, aunque es previsible que haya versiones que se solapen.

Al menos en la Argentina, la estrategia le resultó a la marca. El Up! no le quitó ventas al Gol, que se mantiene como uno de los autos más exitosos en la Argentina. El citycar se ubicó como una propuesta complementaria. No bate récords, pero promedia unos 1.200 patentamientos mensuales. Es casi lo mismo que vende el Fiat Mobi, su rival más directo de fabricación regional.

Este año llegarán más competidores: numerosas propuestas de marcas chinas y el esperado Renault Kwid, producido en Brasil.

El Up! apuesta a mantenerse firme con sus dos argumentos de venta de siempre: un nivel de seguridad por encima de la media del segmento y una gama más completa.

El Pepper Up! 1.0 TSi llega en mayo y estará a la venta en junio. Los precios aún no fueron definidos, pero -según VW- a valores actuales costaría unos 20 mil pesos más que el High Up! con motor atmosférico: es decir, un valor final cercano a los 264 mil pesos.

La propuesta del Pepper Up! 1.0 TSi es ofrecer prestaciones de mini-deportivo, en un auto pensado para disfrutar todos los días en la ciudad. Debería ofrecer ESP. Autoblog no recomienda la compra de autos sin control de estabilidad.

Está claro: no todos tenemos un kartódromo en el fondo de casa, pero el torque, la potencia y las prestaciones extra son una constante invitación a salir de la ciudad. Es el menos citadino de los citycars.

Carlos Cristófalo
Colaboró: Rodrigo Barcia

***

Ficha técnica VW Up! 1.0 TSi  

***

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Visto de frente, el restyling del Up! 2018 es igual al ya visto en Europa. El 1.0 TSi tiene paragolpes negro y filete rojo en la parrilla.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Atrás también incorpora los mismos cambios, con ópticas extrañas. El 1.0 TSi tendrá portón trasero pintado en negro (en el europeo, el portón es de vidrio).

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
De perfil, se nota que el Up! brasileño es seis centímetros más largo que el europeo. La diferencia entre el Connect Up! brasileño y el Pepper Up! para nuestro mercado son los stickers.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Sobre el parante trasero (Pilar C), el Pepper Up! tendrá un emblema "Pepper".

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
También se renovó la versión Cross Up!, aunque en nuestro mercado no tendrá el motor turbo, que sí ofrece en Brasil.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
El Connect/Pepper con restyling, junto al Move con restyling.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Y ahora vistos desde atrás.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
El interior del Take Up! recibió sólo un nuevo volante.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
El volante del Connect/Pepper es multifunción, con apliques negros, cuenta con plancha de instrumentos texturada y nuevo sistema multimedia Composition Phone.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
La mencionada plancha, en primer plano.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Es un soporte para el smartphone, que se comunica con el auto por medio de una App, para ofrecer servicios de GPS y funciones del vehículo.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Nuevo tablero para los High, Cross y Connect/Pepper Up!.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Los tapizados también son de nuevo diseño. Sigue la butaca integral.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
En las plazas traseras, sigue sin ofrecer cinturón central de tres puntos.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
El baúl ahora tiene luz interior, en todas las versiones.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
La principal novedad para la Argentina: el motor 1.0 TSi.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Lo probamos en la ciudad de San Pablo. Y también en el kartódromo de Alto da Serra.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Las suspensiones siguen siendo mullidas. Más cómodas que deportivas.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
El motor sorprende por el excelente torque.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
VW promete además muy buenas prestaciones y consumos (ver nota arriba).

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Lo volveremos a someter a pruebas y haremos todas las mediciones cuando se lance en Argentina, en junio próximo.

***

LA GAMA

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Así estará compuesta la gama del VW Up! 2018 en Argentina.

Crítica: Volkswagen Up! 1.0 TSi
Y estas son las novedades que incorpora cada versión.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com