Cuando el Chevrolet Cruze Sedán todavía sigue siendo una novedad en nuestras calles, General Motors Argentina amplió la gama con el nuevo Cruze 5, que se lanzó a la venta la semana pasada (ver equipamiento y precios).

Ahora, el modelo que GM produce en Rosario tiene una gama completa para competir contra los otros dúos Hatchback/Sedán del Segmento C (compacto): Ford Focus, Peugeot 308/408, Renault Fluence/Mégane y Volkswagen Golf/Vento.

Manejamos el Cruze 5 LTZ Plus Automático de 462 mil pesos durante una semana. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Los hatchbacks siempre tienden a verse más deportivos, jóvenes y modernos que los sedanes. Y esta no es la excepción. Si bien el Cruze Sedán tiene uno de los mejores diseños del segmento, este Cruze 5 luce todavía más atractivo. Y eso que los cambios no son muchos.

Hasta el Pilar C (parante trasero), todos los Cruze son iguales. Hasta tienen las mismas puertas traseras. Es decir que conserva la misma trompa (salvo el paragolpes), la misma distancia entre ejes (2.700 milímetros) y el mismo habitáculo. Lo que cambia es el remate posterior.

El tercer volumen (con el baúl de 440 litros) fue reemplazado por una quinta puerta (se llama así porque permite acceder al habitáculo). Este remate de cola se destaca por tener un spoiler sobre la luneta, unas ópticas más elevadas y un paragolpes trasero con mucho plástico negro. Este difusor tiene dos luces antinieblas, que imitan a un rostro enojado.

Dos curiosidades: con la llegada del Cruze 5 ahora todos los Cruze recibieron un par de sutiles cambios externos. En primer lugar, desapareció el anacrónico emblema “Turbo” en rojo, que parecía inspirado en una batidora Moulinex. Bien. Y se achicó el portapatentes delantero, que dejaba a la matrícula muy expuesta a golpes. Son dos detalles que Autoblog había cuestionado en el Cruze Sedán, así que bienvenidos los cambios.

Los Cruze 5 también se diferencian por llantas de aleación de diseño exclusivo. Vienen con Pirelli Cinturato 215/50R17 (el Sedán que probamos en su momento tenía Bridgestone Turanza).

La marca asegura que el Hatchback también tiene menor coeficiente aerodinámico que el Sedán. Cx de 0,28 contra 0,29, muy buenos valores en los dos casos.

En otros mercados, el Cruze 5 se ofrece con un kit deportivo RS. Tiene un difusor trasero más grande, zócalos, llantas de 18 pulgadas y un alerón más voluminoso sobre la luneta. Por el momento, no está previsto para nuestro país.

POR DENTRO

Ya te lo dije, los habitáculos de los Cruze Hatchback y Sedán son idénticos. Sin embargo, por una curiosa decisión de Marketing, sólo el Cruze 5 tiene techo corredizo. Es un equipamiento sólo disponible en las versiones LTZ y LTZ Plus. Tiene cortina para protegerse del sol y se acciona con dos botones: uno para abrirlo por completo y otro para pivotar el techo hacia arriba.

No sé si es la época del año o la presencia del techo, pero el habitáculo del Hatchback me pareció más caluroso que en el Sedán. Habría que comparar a los dos en igualdad de condiciones, pero la diferencia me pareció lo suficientemente notoria como para tener que mencionarla en esta nota.

Por supuesto, la otra gran diferencia es el baúl. El Sedán no tiene uno de los más grandes del segmento, pero sus 440 litros son suficientes para una familia normal. Ahora, los 290 litros del Hatchback son algo justos. Hay varios autos de segmentos más chicos que tienen baúles mucho más grandes. La ventaja del Hatch es que, si el asiento trasero no está ocupado por completo, se pueden reclinar los respaldos por un tercio o dos tercios. Así, la capacidad de carga se puede ampliar hasta 800 litros y permite llevar objetos grandes (que no cabrían en el Sedán).

Por lo demás, el Cruze sigue siendo un auto de producción nacional muy completo y con buena calidad de materiales. Sólo reitero dos cosas que no me gustaron del Sedán y que se mantienen acá: los botonitos del volante multifunción son de goma y no resultan muy agradables al tacto; y los cinturones de seguridad delanteros no tienen ajuste en altura. El anclaje queda muy bajo para los que somos un poco más altos de la media.

Junto con la llegada del Cruze 5 también se produjo otra mejora en todos los Cruze: el sistema OnStar (de serie en toda la gama) ahora sumó una nueva función de Diagnóstico. Permite chequear por medio de la App o la web, el kilometraje, el nivel de presión de neumáticos y el estado de los principales sistemas del vehículo (frenos, control de emisiones, motor, transmisión, control de tracción y airbags). Se suma a las funciones ya conocidas de OnStar (leer más).

SEGURIDAD

Acá tampoco hay novedades. Todos los Cruze vienen de serie con doble airbag frontal, doble airbag lateral, anclajes Isofix, frenos ABS con EBD, control de estabilidad y control de tracción. Excelente.

Para el que quiera un poco más, la versión LTZ agrega doble airbag de cortina. Y la LTZ Plus suma alerta de punto ciego, alarma de posible colisión frontal, sistema de medición de distancia del vehículo que marcha adelante y sistema de mantenimiento de carril.

El Cruze representa un gran salto en equipamiento de seguridad al compararlo con otros Chevrolet vendidos en nuestra región. Sería interesante que GM patrocinase un crash test de LatinNCAP, para terminar de corroborar lo que promete este auto en materia de protección de sus ocupantes.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Tampoco hay cambios. Todos los Cruze vienen con el mismo motor: naftero de la familia Ecotec, con cuatro cilindros, 1.399 centímetros cúbicos, 16 válvulas, distribución por cadena, inyección directa de combustible, turbocompresor e intercooler. Esta mecánica entrega 153 cv de potencia a 5.000 rpm y 245 Nm de torque a 2.000 rpm.

Hasta ahora, este impulsor viene equipado de México, pero desde comienzos del año que viene comenzará a ser producido en la misma planta de GM en Santa Fe. Será uno de los motores más modernos de fabricación nacional.

Este impulsor se combina con caja manual o automática-secuencial, siempre de seis velocidades. La tracción es delantera. La caja automática GF6 de tercera generación es más liviana, redujo el consumo de combustible y sumó el sistema Start&Stop. Este dispositivo apaga el motor al parar de manera temporaria, por ejemplo, en un semáforo. Cuenta con una batería y un sistema de arranque reforzados para esta tarea.

A diferencia de otros autos con Start&Stop, el sistema no es desconectable por botón. Siempre está activo, lo cual puede resultar molesto para algunos usuarios. La única manera que encontramos de que el Start&Stop no actúe es cuando el cambio está en punto muerto (N, Neutral) o en modo secuencial (S, palanca en el carril izquierdo de la selectora).

Una vez más, hay que destacar uno de los puntos más bajos del nuevo Cruze: desapareció la opción turbodiesel. Recordemos que el Cruze I coreano llegaba a la Argentina con el mejor motor para este combustible: el brillante 2.0 turbodiesel de 163 cv y 360 Nm. Una pena.

COMPORTAMIENTO

Este Hatchback se llama Cruze 5 en la Argentina, pero en Brasil es conocido como Sport6. El nombre viene del Cruze I Hatchback, que tenía una estética más deportiva en el país vecino y caja de sexta.

En GM quisieron conservar ese espíritu y no se conformaron con sólo un cambio de carrocería y un spoiler para este Hatch. También se hicieron leves correcciones en el chasis, sobre todo en la dirección y la suspensión.

La arquitectura de la dirección es la misma, manteniendo el mismo sistema de asistencia eléctrica. No hay cambios en la desmultiplicación, pero sí se produjo una recalibración del software de la asistencia. Se modificó la llamada “curva de reacción”, para brindar una sensación de respuesta más rápida y deportiva.

Con respecto a la suspensión, mantiene el mismo esquema McPherson independiente adelante y eje de torsión atrás. Los amortiguadores son los mismos, pero se cambió la calibración de las válvulas, para lograr una mayor dureza en el manejo deportivo, sin perder el confort de marcha en el uso diario. Esta diferencia es más acentuada en los amortiguadores traseros que en los delanteros. En la barra trasera de torsión se acortó la región deformable, también para aumentar esa sensación de dureza. Los espirales son diferentes, para adecuarse al cambio en el peso (el Hatch es 50 kilos más liviano que el Sedán). El conjunto de suspensión, en general, reduce el rolido (inclinación de la carrocería) en curvas a gran velocidad.

Son cambios muy sutiles, casi imperceptibles en el uso cotidiano. Pero que se notan más cuando se lo exige a fondo. Los retoques en la suspensión me gustaron mucho. Cuando manejé el Sedán había dicho que el Cruze se ubicaba a mitad de camino entre los Golf/Focus (los chasis más deportivos y comunicativos del segmento) y 308/408/C4Lounge (los más suaves y blandos de suspensión). Este Hatchback da un pasito más en la dirección de la dupla Ford/VW, aunque sin llegar a igualarlos. La diferencia la sigue marcando el eje trasero multibrazo de los Focus/Golf, sobre todo en curvas de fuerte apoyo y con pavimento en mal estado.

El retoque en la dirección no llegué a percibirlo. De todos modos, ya el Cruze Sedán tiene una dirección muy comunicativa, ni muy blanda ni muy pesada. Con la asistencia justa. Los frenos también son muy buenos. Todo el chasis de este Cruze es muy equilibrado.

Más allá de estas modificaciones, que muy pocos notarán, lo mejor del Cruze (Sedán y Hatchback) sigue siendo el conjunto motor/caja. El 1.4 turbo es uno de los mejores del momento en su segmento, con prestaciones que no dejan de sorprender. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 222 km/h.

La caja automática no tiene la velocidad de una doble embrague, pero es muy superior a cualquier CVT que cada vez más marcas (Honda, Nissan) intentan imponer en este segmento. Digámoslo de una vez: las CVT avanzan en la industria porque son más económicas de producir, no porque sean mejores.

Esta AT6 del Cruze tiene, además, una muy buena puesta a punto, con una primera bien corta, que ayuda a que el motor sorprenda aún más por su reacción en baja.

Los consumos son razonables para las prestaciones de este auto. Gasta 9,1 litros cada 100 kilómetros. Puede parecer mucho para un motor 1.4, pero es muy bueno para un auto que acelera de 0 a 100 en menos de nueve segundos.

CONCLUSIÓN

El Cruze es el mejor Chevrolet fabricado en décadas en la Argentina. Esto ya no es una novedad.

Ahora, con la llegada de la carrocería Hatchback, completa una de las propuestas más interesantes en el Segmento C (compacto). Y lo que más preocupa a la competencia es que lo viene haciendo con precios muy competitivos, sobre todo para el nivel de equipamiento de seguridad, conectividad y mecánica que ofrece.

Sus rivales más directos con cinco puertas, el Focus y el Golf, lo superan en comportamiento dinámico. Pero el Cruze tiene una relación precio/producto superior.

Sólo la imagen de marca le resta algunos puntos ante los Ford y VW. Lo confirma la propia Chevrolet, cuando en sus campañas de publicidad se siente obligada a burlarse de la competencia o a marearse con teorías sobre "meritocracia".

Pero volvamos al producto.

Para elegir entre el Cruze Hatchback y el Sedán no hay que dejarse llevar por los cambios en la puesta a punto del chasis. Son diferencias casi imperceptibles.

La disyuntiva cuatro puertas/cinco puertas se resuelve más bien por una cuestión estética. Y otra práctica.

El Cruze Hatchback, en mi opinión, tiene un diseño más deportivo y atractivo que el Sedán. Pero esa ventaja en imagen se logra a cambio de sacrificar una buena parte del tamaño del baúl.

¿Preferís diseño o capacidad de carga? Cualquiera sea tu respuesta, no te vas a equivocar. No por nada, el Cruze es uno de los autos del año.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Gustavo Chao

***

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El color Glory Red es exclusivo del Cruze 5. No está disponible en el Sedán.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Es casi un Opel Astra, pero firmado por Chevrolet.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Desde la trompa hasta el Parante C, el Hatch y el Sedán son iguales.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Se llama Cruze 5 porque el portón trasero es considerado una quinta puerta.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Buena posición de manejo, lástima los botones de goma en el volante.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El habitáculo es idéntico al Sedán.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Pero sólo el Hatchback tiene techo corredizo.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Se opera desde estos dos botones junto a las teclas de OnStar.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El sistema multimedia es completísimo. Uno de los autos más conectados del momento.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El interior en tonos claros no es del agrado de todos. Pero la calidad general del Cruze no se discute.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Tablero completo y claro. Nota mental: ponerle aire a la trasera derecha.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El baúl de 290 litros es algo chico.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

Pero si se rebaten los respaldos puede llegar hasta 800 litros de capacidad.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

El conjunto de motor y caja es una de las grandes virtudes del Cruze.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

¿Cederías algunos litros de baúl a cambio de un mejor diseño? Nosotros, sí.

Crítica: Chevrolet Cruze 5 (Hatchback)

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Chevrolet Cruze 5 LTZ Plus Automático
Origen: Argentina
Precio: 462.000 pesos (versiones desde 360.000 pesos)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: General Motors Argentina (www.chevrolet.com.ar)

MOTOR
Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbo e intercooler.
Cilindrada: 1.399 cc
Potencia: 153 cv a 5.000 rpm
Torque: 245 Nm a 2.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico de serie.
Caja: automática, de seis velocidades, con modo secuencial (opción de caja manual de seis velocidades).

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: eje de torsión soldado a dos brazos de control, con resorte helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Pirelli Cinturato 215/50R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 222 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,5 segundos
Consumo urbano: 10,3 l/100km
Consumo extraurbano: 8,2 l/100km
Consumo medio: 9,1 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.4448 mm / 1.807 mm / 1.523 mm
Distancia entre ejes: 2.700 mm
Peso en orden de marcha: 1.400 kilos
Capacidad de baúl: 290 / 800 litros
Capacidad de combustible: 52 litros

EQUIPAMIENTO
Frenos ABS con distribución electrónica de frenado
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag de cortina
Anclajes para sillas infantiles Isofix
Aviso de colocación de cinturón de seguridad p/conductor y acompañante
Cierre automático de puertas en velocidad
Cinturones de 3 puntos y apoyacabezas en todas las plazas
Control de estabilidad y de tracción
Inmovilizador de motor
Luces antiniebla delanteras y trasera
Sistema de alarma antirobo
Sistema de alerta en punto ciego
Trabas para niños en puertas traseras
Sistema de alerta inminente de colisión frontal
Sistema de mantenimiento de conducción dentro del carril
Sistema de medición de distancia al vehículo delantero
Techo corredizo
Asiento de conductor con ajuste eléctrico
Asiento trasero con respaldo abatible 60/40
Cierre centralizado de puertas c/ comando a distancia
Sistema de acceso y arranque sin llave
Encedido del motor mediante control remoto
Climatizador automático de una zona
Columna de dirección regulable en altura y profundidad
Computadora de a bordo con pantalla multicolor
Control de velocidad crucero
Espejo retrovisor interno electrocrómico
Indicación de presión de los neumáticos
Espejos exteriores eléctricos; calefaccionados; rebatibles eléctricamente
Interiores del asiento tapizados en cuero Dark Atmosphere
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros
Regulación de altura de faros delanteros manual
Sensor de lluvia
Cámara de visión trasera
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Sistema de asistencia avanzada de estacionamiento
Sistema de infotainment con GPS, reconocimiento de voz; Apple Car Play y Android Auto
Sitema de telemática OnStar
Volante de cuero multifunción
Cargador de batería de celular inalámbrico
Faros delanteros halógenos de encendido automático y antiencandilamiento
Luz de marcha diurna con tecnología LED
Luz alta con control automático de anti-encandilamiento
Sistema Start&Stop

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 
 
 
1 Cruze Gen 2

Ver Índice AutoAdvisor.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com