A medida que se acercaban las fiestas, y después de un año un tanto particular -quizás 2015 haya sido uno de los más intensos e interminables que recuerde-, decidí aprovechar la semana entre Navidad y Año Nuevo para tomarme unos días de descanso. Asumo que muchísimos de ustedes habrán hecho lo mismo.

Así fue cómo, con el editor de Autoblog, comenzamos a buscar un Gran Turismo para meterle varios miles de kilómetros, con buena capacidad para el equipaje y en lo posible consumos razonables.

El viaje comprendía una primera etapa hacia el noroeste de la provincia de Buenos Aires para pasar la Navidad y una segunda etapa bastante más larga hasta Villa la Angostura y Bariloche. Ida y vuelta, por el mismo camino.

Así fue como surgió la oportunidad de probar el nuevo Vito Furgón Mixto de Mercedes Benz, un viaje para cuatro pasajeros, el infaltable can, y muucho equipaje.

Pero, en algún momento de la organización, desaparecieron las plazas traseras, tuvimos que desprendernos de dos seres humanos y a la enorme cantidad de equipaje sumarle algo de carga, como para hacer una prueba más digna.

Y así fue cómo comenzó el viaje. Buscando carga en un depósito, que no nos hiciera cambiar mucho la ruta, para encarar los más de 4.000 kilómetros de viaje que teníamos por delante para pasar las fiestas.

Manejamos la Vito Furgón de Mercedes Benz, fabricada en Argentina, por calles, rutas, autopistas y caminos de ripio. Fueron dos semanas en el llano y en la montaña. En el medio hicimos algunos repartos.

La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Difícil pialar un cuis y también hacer un desarrollo muy extenso del diseño de un utilitario de carga. No son normalmente la panacea del diseño automotor. Pero, con el correr de los años, han mejorado y modernizado mucho su aspecto.

Dos cuestiones principales llaman la atención en esta Vito: su diseño frontal y la silueta lateral.

Vista de frente, y a pesar de tener los paragolpes en color negro, muestra un diseño realmente moderno, que tiene un aspecto muy familiar con la generación de vehículos comerciales pesados que se venden en Europa: los nuevos Actros, Antos y Arocs, gracias al diseño de la parrilla frontal y sus interesantes ópticas.

La vista lateral de la Vito tiene un aspecto bien streamline, tipo ala de avión. Con un borde de ataque más grueso y que se va haciendo más fino a medida que vamos corriendo la vista hacia atrás.

El resto es un auténtico furgón pura sangre. Pintura blanca, paragolpes negros, llantas de chapa y, salvo las plazas delanteras, el resto de los paneles no tiene ventanas.

Del lado del acompañante se encuentra una gran puerta corrediza y -en la parte trasera, para mi sorpresa en un vehículo de cargas-, un portón que se abre en forma vertical. Esperaba dos puertas tipo libro, que son mucho más útiles a la hora de utilizar un autoelevador.

POR DENTRO

Vamos a empezar por lo más importante en este furgón: su zona de carga con capacidad de 6 métros cúbicos, a la que se puede acceder por la puerta corrediza derecha o por el enorme portón trasero.

Una vez adentro nos encontramos con una gran caja de líneas rectas, que sólo se ve afectada por los pasarruedas. El piso de la zona de carga está revestido en un material plástico que facilita mucho el deslizamiento de la carga y en el que se encuentran varios ganchos muy robustos. Para que no ande como chorizo en fuente 'e loza, ¿vio?.

Un detalle pequeño, pero no menos importante. La iluminación de la zona de carga es excelente. De noche, si se necesita buscar algo, la caja queda iluminada como si tuviera un bombita de 120 watts.

En las plazas delanteras, la primera impresión fue parecida a la que tuve con el Clio Work (leer crítica). Es decir, acá no hay nada. Realmente el interior es muy sobrio y dista bastante del aspecto que tienen las Vito que se comercializan en la Unión Europea.

Pero después uno se da cuenta de que no son muchas las cosas que se le pueden achacar a un furgón que cuenta con levantavidrios con función one touch, aire acondicionado, estéreo con USB, entrada auxiliar, lector de tarjetas SD, Bluetooth para manos libres y audio streaming, además de computadora multifunción.

Los plásticos son duros, pero de muy buena calidad. Están hechos para aguantarse el mal trato. Las butacas delanteras son muy cómodas y con tapizados de excelente confección, aunque podrían tener más regulaciones. El volante tiene un grip bárbaro, pero no tiene ajustes ni teclas para el volumen del audio ni el manos-libres.

Algo que encontré de suma utilidad son las bandejas portaobjetos que se encuentran en el torpedo de la Vito Furgón. Uno de cada lado y otro más grande en el medio, con el tamaño perfecto para llevar hojas A4 y Oficio. Tratándose de un vehículo para hacer repartos y andar firmando remitos, no está nada mal.

SEGURIDAD

El equipamiento de seguridad de la Vito Furgón está compuesto por: airbag para el conductor, frenos a disco en las cuatro ruedas (delanteros ventilados), ABS, control de estabilidad (ESP), alerta de fatiga, asistente de viento lateral, asistencia al arranque en pendiente, alerta de olvido de cinturón de seguridad y luz de freno adaptativa.

Por el momento, no hay resultados de pruebas de choque efectuadas por LatiNCAP u organismos similares.

MOTOR Y TRANSMISIÓN

Las versiones Furgón y Furgón Mixto se ofrecen con tracción delantera, caja manual de seis velocidades (FSG 350) y un motor 1.6 turbodiesel (OM 622).

El impulsor fue desarrollado por Mercedes-Benz y es fabricado por Renault. Tiene 1.598 cc, 16 válvulas, inyección directa por common rail, turbo e intercooler. Desarrolla 114 cv a 3.800 rpm y 270 Nm a 1.500 rpm.

COMPORTAMIENTO

Comencemos por las cosas no tan buenas. Los ruidos de la caja de carga son bastante molestos, e incluso tuve que meter mano para ajustar algunas cosas, como el soporte del matafuegos y el criquet, para eliminar algunos grillos. Aunque no todos.

Esto es entendible, tratándose de un utilitario exclusivamente de trabajo, ya que no tiene ningún tipo de revestimiento que mejore la acústica. Seguramente sean muchos los que modifiquen el espacio de carga, según la aplicación de trabajo para la que sea destinada.

La visión hacia atrás está bastante restringida, ya que la zona de carga no tiene ventanas y por lo tanto tampoco se cuenta con un espejo retrovisor central. La Vito pide a gritos un sensor de estacionamiento trasero, una cámara de retroceso o ambos. Aunque con el paso de los días se le va agarrando la mano.

Vamos a lo bueno. Como contrapartida de los ruidos internos, la aerodinámica es tan buena que no se perciben murmullos de viento en ningún momento. Ni siquiera a muy altas velocidades.

La puesta a punto de la suspensión es muy buena. En la ciudad y caminos golpeados, se puede circular con gran confort y en la ruta la Vito va como un tren. Nunca pensé que me iba a sentir tan a gusto viajando por la ruta con un utilitario mediano. A la hora de frenar o de tomar las curvas, responde como un auto.

El asistente de viento lateral no es chamuyo, realmente funciona. Incluso el último día de viaje, la naturaleza nos premió con un tornado de costado -alguna de las fotos pueden dar fe- y era notable cuando algún monte tapaba el viento: al retomar la racha, todo tipo de brujerías electrónicas sucedían para que el furgón no se saliera de curso.

Y la combinación del motor y caja es, sin dudas, el punto más alto de esta Vito. La caja es muy buena, bien escalonada, y al estar inserta en la consola central es muy cómoda de operar. Y el motor es sinceramente brillante. Quizás en la pendiente no le vendrían mal unos caballitos más, pero eso no opaca su desempeño para nada.

El consumo es estúpidamente bajo. Después de 4.100 kilómetros totales de viaje, se gastaron 280 litros de diesel: son 6,83 litros de consumo promedio para un pan de manteca que pesa 1.825 kilos, y que además llevaba 600 kilos entre equipaje y carga, con aire acondicionado e incluyendo un poco de camino de montaña, siempre viajando a muy buen ritmo. Seis coma ocho es, sinceramente, estúpido.

Por eso, la combinación de las cómodas butacas, la puesta a punto de la suspensión, el diseño aerodinámico, la larga distancia entre ejes, la trocha ancha, el bajo centro de gravedad -para este tipo de vehículos-, y la impecable combinación de motor y caja convierten a la Mercedes-Benz Vito 111CDI en una autentica máquina de tragar kilómetros.

CONCLUSIÓN

Recibimos a la Vito con un escenario y la devolvimos con otro totalmente distinto. Y esta referencia tiene que ver con el impuesto interno que impactaba al sector automotor. Motivo por el cual la Vito sólo se comercializaba, en Argentina continental, en versiones Furgón y Furgón Mixto.

Como consecuencia de las nuevas medidas del actual gobierno, la casa alemana confirmó hace unos días que ahora se sumarán las versiones Tourer y Combi (leer más), antes penadas por dichos impuestos, a pesar de ser industria nacional.

La unidad que probamos nos dejó una excelente impresión y presentó sus credenciales: excelente mecánica, gran andar y bajísimos costos operativos.

Pero también mostró la base sobre la que funcionarán otras versiones más orientadas al uso privado, con más confort y menos ruidos. Y la impresión que dejó fue muy satisfactoria. En Autoblog las esperamos con los brazos abiertos.

No se sorprendan de verlas por las rutas argentinas, porque va a haber muchas.

Matías Albín Fotos: Vicky Guazzone di Passalacqua

***

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Así arrancó el viaje, cambiando humanos por carga. Se pueden llevar hasta 5,5 m3 o 1.225 kilos.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Por suerte, la primera parada no tardó en llegar. El portón trasero da buena sombra, pero no es práctico para la carga con autoelevador.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Esta fue la última vez que la vimos impecable. Como su desempeño en la llanura pampeana.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
En la montaña hay que trabajar un poco más con la caja. Un pelín más de potencia no le vendría nada mal.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
El control de estabilidad protege a todos los ocupantes y la carga. Pero airbag sólo tiene el conductor.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Desarrollado por Mercedes-Benz. Fabricado por Renault. Disfrutado por Autoblog.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
El consumo es tan bajo que, donde todos paran a reponer combustible, la Vito sólo lo hace para estirar las piernas. Attention Assist.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Nueva Galia-Victorica, por autovía a velocidad constante. Argentina necesita más de estas. La Vito pide cruise control.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
No es un culto a la modernidad, pero todo funciona de maravillas. Bluetooth, USB, tarjeta SD, entrada auxiliar y aire acondicionado.
Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
El tablero tampoco se subió a la ola de las últimas tendencias, pero la computadora tiene toda la información necesaria. Todavía faltaban 500 kilómetros.
Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Cómodos espacios de guardado. Sobre todo el del medio, para la documentación de la carga.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Llantas de chapa para las titulares y auxilio homogéneo. La suspensión independiente en las 4 ruedas es una de las razones por la que la Vito en la ruta va como un tren.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Las únicas plazas para seres humanos. Cómodas y con buenos tapizados, aunque un poco faltas de regulaciones.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Tampoco se regula la columna de dirección. El agarre del volante es excelente. Apenas le faltaron los botonitos para controlar el audio.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Piso de gran deslizamiento para acomodar la carga. Anclajes bien robustos para sujetarla.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Mehr sicherheit. Antes de emprender el último tramo del viaje tuvimos viento a pedido para poder probar el seitenwind-assistent.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Todas las versiones de Vito se comercializarán a partir de ahora en el mercado argentino. Enhorabuena.

Crítica: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: Mercedes-Benz Vito Furgón 111CDI
Origen: Argentina
Precio: 37.000 dólares
Garantía: Un año, sin límite de kilometraje
Comercializa: Mercedes-Benz Argentina (www.mercedes-benz.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa common-rail, turbocompresor e intercooler.
Cilindrada: 1.598 cc
Potencia: 114 cv a 3.800 rpm
Torque: 270 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera.
Caja: manual, de seis velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: Independiente. eje McPherson con estabilizador, muelles helicoidales y amortiguador
Suspensión trasera: Independiente; eje trasero de brazos oblicuos con muelles helicoidales y amortiguador
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos sólidos.
Dirección: Servodirección con asistencia eléctrica variable en función de la velocidad.
Neumáticos: Pirelli Chrono 195/65 R16 (rueda de auxilio homogénea)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 170 km/h
Consumo medio: 6,83 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 5.140 mm / 1.928 mm / 1.910 mm
Distancia entre ejes: 3.200 mm
Peso en orden de marcha: 1.825 kg
Capacidad de carga: 1225 kilos
Medidas de caja de carga: 2.831 mm de largo; 1.695 mm de ancho y 1392 mm de altura interior.
Capacidad de combustible: 70 litros.

EQUIPAMIENTO
Attention Assist
Asistente para viento lateral
Ayuda para arranque en pendientes
Airbag para el conductor
Revestimiento interior del compartimento de carga
Guantera con cerradura
Suelo de madera
2 portavasos
Argollas de sujeción
Indicador de temperatura exterior
Triángulo de advertencia
Matafuego
Toma de 12v
Portón trasero
Puerta corrediza lado derecho
Rueda de auxilio con criquet
Regulación en altura, profundidad e inclinación del asiento del conductor
Asiento simple del acompañante ajustable
Levantavidrios eléctricos one touch con sensor de obstrucción
Cierre centralizado con mando a distancia
Iluminación interior
Vidrio con aislamiento térmico
Aire acondicionado
Audio 10, bluetooth, entrada USB, toma Aux-in, y lectora de tarjetas SD
Indicador de intervalos de servicio - ASSYST
Indicador de cinturón de seguridad desabrochado del asiento del conductor
Luz de freno adaptativa
Inmovilizador
Frenos de disco en las 4 ruedas
Tercera luz de stop

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com