El 508 llegó a la Argentina en 2012, con la misión de continuar con una larga tradición de Peugeot: renovar la oferta de los sedanes de lujo del León. Es un sedán del Segmento D (mediano), que reemplazó al 407.

En estos tres años se patentaron 1.811 unidades del 508 en la Argentina. Y el año que viene llegará una actualización, que ya se pudo ver en el Salón de Buenos Aires: un profundo restyling que implicó cambios estéticos, mecánicos y de equipamiento.

Todavía no se lanzó a la venta, pero Autoblog ya pudo manejar durante una semana la versión tope de gama: GT 2.2 HDi.

La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Es interesante ver cómo, con pocos cambios, Peugeot logró refrescar por completo la imagen del 508. Un restyling no es una tarea fácil y la marca tiene ejemplos menos logrados en su gama, como los nuevos 308/408 (leer crítica).

Pero en este 508 los retoques fueron acertados: la trompa ahora es más agresiva, con una caída recta y una gran parrilla cromada. Este modelo fue el primero del mundo en incorporar a la nueva tendencia de la marca: el logo del León ya no está sobre el capot y se desplazó al centro de la trompa, como en los Peugeot clásicos.

Junto con la trompa, se rediseñaron las ópticas, que ahora son más chatas y angulares. En esta versión GT, los faros son completamente de leds. Vale la pena verlos de cerca: son como piezas de joyería espacial. También hay otros leds, más abajo: son dos comas, para las luces diurnas.

El capot ahora es más plano, completando una imagen más seria. Un poco más alemanota; menos afrancesada.

Los cambios siguen en la parte trasera: las ópticas, como ya ocurre en otros Peugeot, imitan a las marcas de las garras de un león. El filete cromado de la tapa del baúl fue reemplazado por un pliegue de chapa, más sutil. También se renovó el difusor trasero.

Esta versión GT se destaca por las dos salidas cuadradas en los escapes traseros. Además, calza unas espectaculares llantas deportivas de aleación en 18 pulgadas (con Michelin Primacy HP 235/45). Más rasgos propios: emblemas “GT”, ubicados sobre los guardabarros delanteros.

POR DENTRO

En el interior, la tarea del rediseño consistió en limpiar de comandos la plancha de instrumentos y concentrar la mayoría de las funciones en la nueva pantalla táctil, de siete pulgadas. Desde allí se comandan las funciones del audio, el GPS, el teléfono, las ayudas a la conducción y otros seteos del vehículo.

El sistema está preparado para funcionar con aplicaciones de internet en cuanto estén disponibles para la Argentina.

Esta versión GT viene con el nivel de equipamiento más elevado. Incluye butacas calefaccionadas, con ajustes eléctricos (con dos memorias, en el caso del conductor) y tapizado en cuero. Los revestimientos del interior son todos en gomas blandas y cuero, además de insertos en plástico brillante negro (el famoso “piano black”).

La calidad de terminación es muy buena: incluso está un escaloncito por encima del nuevo Ford Mondeo mexicano (leer crítica). La posición de manejo es correcta, aunque la extensión telescópica del volante debería ser más larga: los conductores muy altos van a tener que acercar mucho la butaca a la dirección. Lo que sí van a agradecer es el asiento de la butaca, que se puede extender, una alegría para quienes tienen piernas largas.

El tablero es bien claro y esta versión GT incluye el sistema head-up-display, que proyecta a la altura del parabrisas información del tablero y el GPS.

En las plazas traseras hay espacio cómodo para tres adultos, pero el diseño del asiento está pensado para que viajen dos personas de manera muy confortable. El apoyabrazos central incluye posavasos y guardaobjetos. Además, quienes viajen atrás podrán acomodar el aire acondicionado a su antojo.

El climatizador del 508 tiene cuatro zonas y funciona de maravillas. El equipo de audio también es muy fácil de ajustar, para privilegiar diferentes áreas del vehículo y no incomodar a otros pasajeros.

El sistema JBL Hi-Fi suena como los dioses. Puede reproducir CD, MP3, tiene conexiones para Blutooth, Aux y USB. Además, cuenta con un disco rígido interno para almacenar música, fotos o videos.

El baúl es muy profundo, aunque no es el más grande de su segmento: tiene 473 litros de capacidad. Incluso un 408 argentino ofrece más espacio. Bajo el piso del baúl se encuentra la rueda de auxilio: es de uso temporario. Con ella colocada no se puede circular a más de 80 km/h.

La tapa del compartimiento de carga mantiene un detalle curioso: se abre desde el interior de la cabina, desde el llavero o simplemente presionando el “cero” del emblema externo “508”.

Habrá tres niveles de equipamiento: Allure, Feline y GT. La marca todavía no definió la configuración de cada uno.

SEGURIDAD

El nuevo 508 llegará a Argentina con un equipamiento de seguridad muy completo. Vendrá de serie con seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente y anclajes Isofix.

Entre las novedades, se destaca el alerta de punto ciego y la cámara de retroceso en color.

Este restyling del 508 todavía no fue sometido a pruebas de choque de organismos independientes. La última vez que EuroNCAP evaluó un 508 fue en 2011 y obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Junto con este restyling, Peugeot comenzó a ofrecer en Europa una nueva familia de motores diesel con urea, para cumplir con la normativa Euro 6. En el resto de los mercados, se mantienen las motorizaciones anteriores.

Lo cual, en cierto sentido, es muy bueno: significa que en la Argentina seguirá ofreciéndose el genial 2.2 turbodiesel con 204 cv de potencia y 450 Nm de torque. Es el que equipa a la unidad probada por Autoblog. Este impulsor dejó de ofrecerse en Europa, donde fue reemplazado por un más tranquilo y frugal 2.0 HDi de 180 cv y 400 Nm.

Los otros impulsores que se ofrecerán en nuestro mercado serán el conocido 1.6 THP naftero (en su versión de 163 cv) y el 2.0 HDi (también con 163 cv).

Todos los 508 llegarán con caja automática de seis velocidades y modo secuencial. La versión GT incluye levas al volante. La tracción es delantera.

COMPORTAMIENTO

Un sedán de lujo con caja secuencial con levas al volante y un motor turbodiesel con 204 caballos (¡y mismo torque de una pick-up!). En Autoblog no nos caracterizamos por la creatividad. Por eso, el único plan que se me ocurrió fue salir a la ruta para irme bien, pero bien lejos.

Con el tanque lleno, la computadora de abordo calculaba una autonomía de 870 kilómetros. En un principio, pensé en encarar el desafío de comprobar si era cierto: ¿se podrá viajar desde Buenos Aires hasta Mar del Plata, ida y vuelta, sin parar a cargar combustible?

Revisé la presión de los neumáticos, cargué unos bolsos, subí al productor fotográfico, reservé una habitación con los amigos del Hotel Dos Reyes (¡chivo alert!) y agarré la Ruta 2.

En este punto, tengo que confesar algo: el plan de realizar una conducción económica se fue al diablo al completar los primeros 200 kilómetros.

En esos primeros 200 kilómetros medí que el consumo mínimo posible en ciudad era de 8,8 litros cada 100 y que en ruta se pueden gastar apenas 5,9 litros cada 100. Así que, en teoría, con un tanque de 72 litros, sí es posible hacer más 1.200 kilómetros sin recargar.

Pero, con semejante motor bajo el capot, nada me sonaba más aburrido que dedicar un fin de semana a la conducción económica.

Seamos claros. Este 508 es turbodiesel. Pero también es GT. Y sus prestaciones lo dejan en claro: acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

No es un purasangre, pero es un Gran Turismo con un desempeño más que suficiente para divertirte en ruta. Puede viajar con todo el confort a 120 km/h en sexta y con el motor trabajando a 1.900 rpm. O bien, podés activar el modo Sport, manejar la caja de manera secuencial y pisar a fondo para llevar los cambios hasta bien entrada la zona roja del tacómetro, casi en las 5.000 rpm (no te olvides de que hablamos de un gasolero).

Y el tipo de combustible que usa es importante recalcarlo, porque casi no se siente que estás manejando un diesel. La respuesta del motor es muy ágil, con una caja que se encarga de trabajar siempre en la mejor zona del torque (entre 2.000 y 3.500 rpm). Además, es un impulsor muy silencioso, con la ayuda de una cabina bien aislada: las ventanillas delanteras tienen vidrios dobles.

El andar es súper cómodo. Las llantas de 18 pulgadas hay que mantenerlas alejadas de los baches profundos, pero a cambio transmiten una gran sensación de apoyo en ruta.

En ciudad, el 508 no defrauda: es un confortable sedán de lujo, silencioso y fácil de llevar. La única incomodidad viene por el lado de sus grandes dimensiones: hay que acostumbrarse a sus proporciones (y a un radio de giro algo extendido).

CONCLUSIÓN

Cuando se lance a la venta el año que viene, este GT no tendrá competencia en nuestro mercado. El 508 naftero se enfrentará al Ford Mondeo (leer crítica) y al Passat de nueva generación (también previsto para 2016), que sólo llegará a nuestro país con versiones nafteras. Otros sedanes del Segmento D de marcas generalistas que se pueden mencionar son el Toyota Camry, el Honda Accord y algunos Nissan Altima, que están ingresando muy de a poco. Todos son nafteros. Y Peugeot ofrecerá no una, sino dos variantes HDi del 508.

En el terreno de los turbodiesel hay que buscar a un BMW 320d (leer crítica) para encontrar una propuesta similar al 508 HDi, sobre todo en su variante 2.2 GT. Pero ese Beéme cuesta 120 mil dólares. El Peugeot será, sin dudas, bastante más accesible.

El renovado 508 fue uno de los primeros lanzamientos de la estrategia “Back In The Race”, donde PSA relanzó sus tres marcas a nivel mundial: Peugeot, Citroën y DS. Uno de los primeros objetivos de esta estrategia fue lograr que las tres marcas dejaran de competir entre sí, para comenzar a atender nichos del mercado, que otras automotrices estaban olvidando.

En la Argentina, ningún nicho vacante es tan notorio como el de los turbodiesel. Las ventas de los autos gasoleros de pasajeros hoy son apenas el 10% de nuestro mercado. Pero hay un público muy fiel, dispuesto a seguir apostando por la receta infalible de torque y autonomía.

El 508 2.2 HDi es un verdadero Gran Turismo nacido para la ruta. Un ejemplo de que, más allá de algunos #dieselgates, los gasoleros tienen mucho futuro por delante. Y hasta son divertidos de manejar.

Sobre este renovado 508 sólo resta saber su precio. Lo sabremos cuando salga a la venta, el año que viene.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: V.C.
Agradecimiento: Hotel Dos Reyes

***

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Salimos a la ruta para medir consumos.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Y de repente llegamos a Mar del Plata.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Con cambios puntuales, el restyling es acertado y notorio.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Diseño y tecnología: faros 100% de leds.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Atrás perdió el filete cromado y ganó curvas más sutiles.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Butacas eléctricas adelante y base de asiento con mayor apoyo para las piernas. Atrás caben tres, pero está pensado para dos (con chofer).

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El interior también se renovó. La plancha de instrumentos se simplificó, con menos botones y más pantallas.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Las levas del cambio son exclusivas de la versión GT.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Tablero completísimo y head-up-display.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El head-up-display se ajusta en altura y luminosidad desde este comando.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El interior ahora tiene terminaciones en piano-black (plásticos en negro brillante).

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El botón SOS es para asistencia en ruta. Estará activo cuando comience a estar operativo el sistema en la Argentina (Europa, Brasil y EEUU ya lo tienen).

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Climatizador de cuatro zonas. No hay discusiones sobre temperaturas en el 508.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Esta foto es para mostrar el vidrio doble de las ventanillas delanteras. ¿Se aprecia?

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El baúl no es chico, tiene 473 litros. Pero un 408 tiene más capacidad.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El baúl se puede abrir presionando el "cero" de "508". Y aguante CASLA.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
El motor 2.2 HDi es un diesel ejemplar: mucho torque y bajos consumos.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Es un verdadero "Gran Turismo".

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Un Peugeot, un acantilado y la frase "contigo al fin del mundo". ¿Alguien recuerda de qué modelo era ese aviso?

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
La Belle Epoque de Mar del Plata. La Belle Epoque de Peugeot.

Crítica: Peugeot 508 GT 2.2 HDi

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Peugeot 508 GT 2.2 HDi
Origen: Francia
Precio: Aún no informado.
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Peugeot Argentina (www.peugeot.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa por common-rail, turbo de geometría variable, intercooler.
Cilindrada: 2.190 cc
Potencia: 204 cv a 3.750 rpm
Torque: 450 Nm a 2.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
Caja: automática, de seis velocidades, con levas al volante y cuatro modos: Drive, Secuencial, Sport y Winter.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia hidráulica.
Neumáticos: Michelin Primacy HP 235/45R18 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 235 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,1 segundos
Consumo urbano: 8,8 l/100km
Consumo extraurbano: 5,9 l/100km
Consumo medio: 7,0 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.830 mm / 1.828 mm / 1.456 mm
Distancia entre ejes: 2.817 mm
Peso en orden de macha: 1.615 kg
Capacidad de baúl: 473 litros
Capacidad de combustible: 72 litros

EQUIPAMIENTO
La configuración definitiva para nuestro mercado será informada al momento del lanzamiento en la Argentina, en 2016.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com