No es una novedad: los autos con carrocería familiar (rural, break, station wagon) están en extinción en la Argentina. En la última década, estas variantes fueron reemplazadas por los monovolúmenes (entre quienes buscaban un mayor espacio interior) y por las SUV (por quienes buscaban una estética más aventurera o un mejor desempeño off-road).

Pero hay una marca que sigue apostando al segmento de las familiares clásicas, en diferentes rubros del mercado: es Volkswagen Argentina. Hoy tiene rurales para el Segmento B (autos chicos, como la Suran), para el Segmento D (autos medianos, como la Passat Variant) y ofrece la única break de nuestro mercado para el Segmento C, compacto: la Golf Variant, que se lanzó a la venta el 8 de julio.

Este modelo está basado en la séptima generación del Golf (leer crítica). Y llegó para reemplazar al modelo conocido hasta ahora como Vento Variant.

En Autoblog manejamos durante una semana una Golf Variant 1.4 TSi DSG Comfortline. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Muchos de los autos del Segmento C reservaron sus diseños más atractivos para las versiones familiares, que son muy populares en Europa. Y es una lástima que las rurales hayan perdido tanto terreno en la Argentina. Eso hizo que nos perdiéramos algunas creaciones geniales como las Honda Civic Tourer, Ford Focus Estate, Hyundai i30 Tourer, Peugeot 308 SW, Renault Mégane Tourer y la diva estilística de este nicho: Mercedes-Benz CLA Shooting Brake.

En el caso de la Variant, no hay excepción: aunque se trata de una opinión subjetiva, no tengo miedo en afirmar que esta rural se ve mucho más interesante que el hatchback. El Golf es un Golf, un diseño tan icónico como el de la botella de Coca-Cola, pero no tiene la elegante gracia de esta Variant.

Y eso que la versión de estas imágenes es la Comfortline. Eso significa que no tiene los detalles de la Highline, que realzan todavía más su diseño. Esa versión tope de gama viene con llantas de 17 pulgadas y faros bi-xenón. Además, tiene cromados en las barras del techo, en los filetes de la base de los vidrios laterales y en la parte inferior del spoiler frontal.

La Comfortline se conforma con llantas de 16” (calzadas con Michelin Energy Saver) y pocos cromados. Pero igual se ve muy bien.

Con respecto al Golf, la Variant es 30 centímetros más larga (4,56 metros), tiene el mismo ancho (1,79 m) y es apenas 29 milímetros más alta (1,48 metros). La distancia entre ejes es la misma: 2,63 metros.

POR DENTRO

Es una rural, así que vamos directo a lo importante: el baúl. Con respecto al Golf, el salto en volumen de carga es enorme: pasó de 380 a 605 litros. Pero, si rebatimos los respaldos traseros, nos encontramos con un compacto camión de mudanzas, con 1.620 litros de capacidad.

Estos respaldos se rebaten por un tercio o dos tercios. El sistema para plegarlos tiene resortes que facilitan la maniobra: desde el baúl, se destraban con una sola mano y se pliegan solos. Es ideal para quienes ya vienen con una mano ocupada.

El espacio de carga es bastante plano y sin salientes pronunciadas. En los laterales hay dos huecos especiales para guardar objetos pequeños, así no andan paseando de un lado a otro.

Bajo el piso del baúl se encuentra la rueda de auxilio: tiene igual tamaño que las otras cuatro (y hasta viene con la misma llanta de aleación).

En lo que respecta al resto del habitáculo, la Variant es idéntica al Golf. Sólo se ganan cinco centímetros más de altura en el techo de las plazas traseras. Importante: esta ganancia se pierde en la versión Highline, por el techo panorámico.

Pueden viajar cinco adultos sin problemas, aunque quien vaya al centro en la parte trasera se verá un poco incomodado por las salidas de aire posteriores (ayudan a ventilar la cabina, aunque roban bastante espacio).

Por lo demás, sigue siendo un auto que se destaca por tres cosas: la excelente posición de manejo, el clarísimo instrumental y la mejor calidad de terminación de su segmento.

En su momento también mencionamos el principal defecto del Golf, que se repite en esta Variant: falta equipamiento básico. Por ejemplo, no hay posibilidad de equipar navegador satelital y ni siquiera tiene puertos USB. A cambio, VW ofrece en opción una maraña de cablecitos, que intentan suplantar esa ausencia.

También hay otros opcionales que, para un auto de este segmento, deberían venir de serie: cámara de retroceso, control de crucero y tuercas de seguridad para ruedas. Los precios de los opcionales se publican en la ficha técnica de abajo.

Con respecto a la versión Comfortline, la Highline saca ventaja una vez más al ofrecer control de crucero, acceso sin llave, asistencia al estacionamiento y tapizado en Alcántara. En esta Comfortline, los asientos están revestidos en tela.

SEGURIDAD

En este aspecto no hay opcionales ni diferencias de equipamiento. Todas las Golf Variant llegan a la Argentina con siete airbags (incluye de rodillas para el conductor), frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente y anclajes Isofix.

También tiene sensores de estacionamiento delanteros y traseros, con indicador de distancias en la pantalla multimedia.

En opción se puede agregar el detector de fatiga, que alerta al conductor cuando el sistema detecta signos de cansancio al volante.

No hay pruebas de choque independientes de la Golf Variant, pero se puede tomar como referencia el resultado de LatinNCAP para el Golf VII: calificación máxima de cinco estrellas para adultos y cinco estrellas para niños.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Hay una sola motorización disponible con esta carrocería: la conocida 1.4 naftera, con inyección directa, turbo e intercooler. Desarrolla 140 caballos de potencia a 3.500 rpm y 250 Nm de torque a partir de las 1.500 rpm.

Acá hay que hacer una salvedad. Los 140 cv son válidos para las primeras Golf Variant Model Year 2015 que llegaron a nuestro país (como la que probamos). A partir de octubre, comenzaron a ofrecerse las Model Year 2016, que aumentaron la potencia a 150 cv. No hay ninguna manera de diferenciar por fuera o por dentro a una Variant MY15 de una MY16. El único dato está en el número de chasis: en el décimo dígito, las MY16 tienen una letra “G”.

Hay dos opciones de transmisión: caja manual de seis velocidades o automática secuencial de siete marchas, con doble embrague. La tracción es delantera.

La gran crítica en este rubro es por la desaparición de opciones mecánicas. La anterior Vento Variant tenía motores nafteros más potentes (aunque gastadores, como el 2.5 de 170cv) y gasoleros (aunque ahora polémicos, gracias al #dieselgate, como los 1.9 y 2.0 TDi, de entre 105 y 110cv).

COMPORTAMIENTO

Es un Golf. Familiar, pero un Golf al fin de cuentas. Acá no te vas a encontrar con sorpresas: tiene una mecánica de funcionamiento muy suave, con un motor de entrega de potencia progresiva y una transmisión que está por encima de la media.

La unidad probada tenía la caja DSG, a la que sólo hay que criticarle la ausencia de levas en el volante. Las siete marchas están pensadas para economizar combustible y lo logran: gasta una media de 5,9 litros cada 100 kilómetros, apenitas un poco más que el Golf 1.4 DSG que ya probamos.

Pero esta transmisión también responde de manera excelente cuando se la exige un poco más: la Variant acelera de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 215 km/h.

Los casi 100 kilos extra de peso con respecto al Golf VII apenas se notan en el manejo. Lo que sí se sienten son las inercias propias de un auto más largo y sin modificaciones en la distancia entre ejes. Lógicamente, la parte trasera se siente más pesada y provoca que los excesos en el acelerador se conviertan en trabajo extra para el volante.

De todos modos, hablamos de sensaciones en condiciones de manejo extremo, muy lejos de un uso familiar y que de ninguna manera se apreciarán en la conducción cotidiana.

De hecho, su coeficiente de CX 0,26 (contra 0,27 del Golf Hatchback) se aprecia en la forma de un mayor silencio aerodinámico en ruta y un trabajo más relajado del motor. En séptima velocidad y a 120 km/h, la mecánica gira a sólo 1.900 rpm.

En el único lugar donde sólo pueden incomodar las mayores dimensiones de la Variant es en los estacionamientos urbanos, donde cuesta un poco más encontrar un lugar indicado.

En este sentido, es una lástima que no se ofrezca el sistema Tilt-Down de otros Volkswagen (como el Fox, leer crítica), que apunta el retrovisor derecho hacia abajo al conectar la reversa, para evitar cordonazos. La cámara de marcha atrás es opcional.

En ciudad y ruta estas llantas de la versión Comfortline son más cómodas que las que ya probamos en el Golf Highline. Es cierto: estas Toronto de 16 pulgadas no son tan bonitas como las Dijón de 17”, pero el aire extra que separa a los pasajeros del pavimento se valora desde lo más profundo de la osamenta.

Más allá de eso, la Golf Variant es un auto pensado para viajar en familia, a muy buen ritmo, con bastante carga y consumos bajísimos. La dirección, los frenos y la puesta a punto de las suspensiones son de lo mejor de su segmento. Pero, sobre todo, lo que se destaca es el conjunto mecánico de motor-caja. Brillante.

CONCLUSIÓN

Cuando la Golf Variant se lanzó a la venta el 8 de julio, lo dijimos en Autoblog: no tiene rivales. La frase le gustó tanto al diario Clarín ,que la pusieron de título en su suplemento de autos, dos semanas después.

Casualidad o no, estamos ante una verdad absoluta: en el Segmento C (compacto), el producto de Volkswagen es el único de la Argentina con carrocería familiar. Tan sólo podría asimilarse su pariente premium, el Audi A3 Sportback (leer crítica), pero con menos espacio de carga y un posicionamiento delirante en precio (desde 73 mil dólares).

Sus competidores en nuestro mercado hay que buscarlos entre monovolúmenes, SUVs y crossovers: Peugeot 3008, Citroën C4 Picasso, Honda CR-V y otros.

La Variant tal vez no sirva para hacer off-road ni tenga una cabina de techo elevado donde se pueda viajar con sombrero de copa. Sin embargo, se desmarca con facilidad al ofrecer un comportamiento dinámico superior, una mecánica que muchos envidian, muy buena calidad de terminación y un diseño elegante, sin estridencias. El déficit, como en el Golf, viene por el lado de los baches mencionados en el equipamiento.

El único rival de peso que la Variant debería temer está dentro de la propia marca. Y es la política de comercialización de Volkswagen Argentina.

Como ya ocurrió con el Golf VII, el escaso stock disponible y la fuerte demanda de clientes abrieron un verdadero mercado paralelo de sobreprecios. Esta puja está impulsada por los propios concesionarios, a quienes la marca no controla.

Pasa hasta en las mejores familias.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Lola Tyrrell

***

Crítica: Volkswagen Golf Variant
La Variant es 30 centímetros más larga que el Golf, tiene el mismo ancho y es apenas 29 milímetros más alta.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Pero conserva la misma distancia entre ejes.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
El diseño del techo permite ganar cinco centímetros para las cabezas de los ocupantes traseros.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
El baúl tiene 605 litros de capacidad.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Y crece hasta 1.620 rebatiendo los respaldos traseros.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Bajo el piso del baúl, un auxilio del mismo tamaño y llanta que las ruedas titulares.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Por lo demás, es un Golf.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Hay versiones con caja manual de seis velocidades o DSG de siete marchas.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Instrumental claro y bien completo.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
Al sistema multimedia le falta GPS, cámara de retroceso y puerto USB.

Crítica: Volkswagen Golf Variant
El 1.4 TSi es una maravilla. Pero la anterior Vento Variant tenía más opciones mecánicas.

Crítica: Volkswagen Golf Variant

ÉL: Me prestaron una rural que llega a 215 km/h y acelera de 0 a 100 en 9 segundos. ¿Vamos a dar una vuelta?
ELLA: Dale, ¿me llevás a comprar unos muebles?
ÉL: Obvio, ¿ese lugar queda cerca de Nürburgring?
ELLA: No, en Maschwitz. Y vamos despacito. Conmigo nada de ir corriendo.

Crítica: Volkswagen Golf Variant

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Volkswagen Golf Variant 1.4 TSi DSG Comfortline
Origen: México.
Precio: 317.976 pesos (versiones desde 306 mil hasta 320 mil pesos).
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Volkswagen Argentina (www.volkswagen.com.ar)

MOTOR
Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbo, intercooler y sistema Start&Stop.
Cilindrada: 1.395 cc.
Potencia: 140 cv a 3.500 rpm (150 cv a partir del Model Year 2016).
Torque: 250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm.

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico y bloqueo electrónico de diferencial.
Caja: automática-secuencial, de doble embrague y siete velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Michelin Energy Saver 205/55R16 (rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 215 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,1 segundos
Consumo urbano: 7,0 l/100km
Consumo extraurbano: 4,8 l/100km
Consumo medio: 5,9 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.562 mm / 1.799 mm / 1.481 mm
Distancia entre ejes: 2.635 mm
Peso en orden de marcha: 1.420 kilos
Capacidad de baúl: 605 / 1.620 litros.
Capacidad de combustible: 50 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal
Doble airbag lateral delantero
Doble airbag de cortina
Airbag de rodillas para el conductor
Frenos ABS con EBD y BAS
Control de estabilidad (ESP)
Control de tracción (ASR)
Bloqueo electrónico de diferencial (EDL)
Anclajes Isofix con Top Tether en plazas traseras
Alarma antirrobo e inmovilizador de motor
Llantas de aleación de 16 pulgadas (diseño “Toronto”)
Faros delanteros halógenos
Climatizador bizona
Salida del aire acondicionado en las plazas traseras
Guantera refrigerada
Sistema de audio Composition Media con pantalla táctil de 5,8
Reproductor de CD, MP3, WMA, SD y Aux-In
Computadora de abordo Plus
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Faros antiniebla delanteros
Levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas
Cierre centralizado con comando a distancia
Tapizado en tela
Asiento trasero rebatible en 1/3 y 2/3
Espejos exteriores con comando eléctrico y calefaccionables
Detalles internos en aluminio cepillado
Sistema "Logo Push" para apertura de portón trasero
Funcion "Coming & Leaving home"

OPCIONALES
Pedalera Deportiva: 670 pesos
Cola de escape cromada en negro: 1.181 pesos
Embellecedores de válvulas de aire: 382 pesos
Tuercas de seguridad: 550 pesos
Detector de fatiga: 1.342 pesos
Control de crucero: 2.580 pesos
Porta bicicletas: 1262 pesos
Porta tabla de surf: 1.178 pesos
Porta ski y snowboard: 3.830 pesos
Porta kayak: 1.289 pesos
Dachbox M: 3.273 pesos
Dachbox L: 3.535 pesos
Porta bicicleta para enganche remolque: 6.468 pesos
Cable para USB: 267 pesos
Cable para iPhone lighting conector: 697 pesos

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar