La Plataforma 2 de Peugeot-Citroën se produce en la Argentina desde hace más de una década. Nació con el Peugeot 307 y continuó con el Citroën C4. Luego se renovó con los Peugeot 308/408 y Citroën C4 Lounge.

Fue así en todo el mundo. Pero, como esta es una industria en constante renovación, hace dos años Peugeot-Citroën anunció su nueva plataforma global para los Segmento C/D (autos compactos y medianos). Se llama EMP2 y el día de su presentación en Francia se señaló a la planta de El Palomar como la indicada para producirla en América Latina.

Pero, en el camino, se produjo la debacle. La crisis automotriz europea puso a Peugeot-Citroën contra las cuerdas y la obligó a recurrir a un doble socorro: el Estado francés y la china Dongfeng evitaron que cayera en bancarrota. Cada uno de los nuevos socios compró el 33% de las acciones. Y se nombró como CEO al frente de la nueva compañía a Carlos Tavares, quien impuso una fuerte política de ajuste y racionalización de costos y productos.

Los autos que ves acá son el fruto de esa política de ajuste. Sin cumplir por el momento con la promesa de producir la nueva Plataforma EMP2 en El Palomar –algunos dicen que por escasez de recursos; otros sostienen que por falta de demanda en la región; otros hablan de una inconveniente coyuntura regional; y Autoblog piensa que por una combinación de las tres- se decidió encarar un restyling local de los Peugeot 408 (lanzado en 2011) y 308 (nacido en 2012).

Es el llamado Proyecto T7X: dos autos nacidos exclusivamente para el Mercosur. O, mejor dicho, para Argentina y Brasil, porque Uruguay y Paraguay ya ofrecen el nuevo 308 II europeo.

Los dos modelos se presentaron esta semana en Mendoza, los manejamos por caminos de la provincia y la crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

El rediseño de los dos modelos corrió por cuenta del centro de estilo que Peugeot-Citroën tiene en Brasil. El cambio más importante consistió en intentar adaptar la nueva tendencia estética de los últimos Peugeot, sobre el molde de dos autos que nacieron para una escuela de diseño ya discontinuada en el resto del mundo.

El emblema del León se desplazó desde el capot hacia el centro de la parrilla –como en los clásicos Peugeot de antaño- y se modificaron los paragolpes delanteros para adoptar una nueva grilla frontal, faros rediseñados y nuevas luces diurnas de leds.

El resultado es un híbrido extraño, que se reconoce a la distancia como un Peugeot, pero que cambió su ADN francés por uno más carioca.

Las medidas externas no cambiaron, pero en todas las versiones se estrenan nuevos diseños de llantas de aleación (excepto los 308 y 408 Active, que tienen ruedas de chapa con tazas de plástico).

Las versiones tope de gama (Feline), por su parte, perdieron los faros de Xenón direccionales y adoptaron unos más comunes (y fijos) de halógeno.

En la parte trasera se rediseñaron los paragolpes y las ópticas (todas de leds, y ahora con más estética de “garras felinas”). Además, se mantiene la curiosa costumbre de plantar salidas de escape falsas sobre la base del paragolpes. Los escapes reales están ocultos debajo de ese plástico.

POR DENTRO

En las cabinas tampoco hay cambios de medidas. El 408 sigue siendo un sedán muy espacioso, con bastante lugar para las piernas de los pasajeros traseros. Y el 308 se mantiene como un hatchback que puede transportar a cinco adultos con dignidad.

Las novedades vienen por el lado del equipamiento. A partir de las versiones Allure, los 308 y 408 ahora traen una nueva pantalla táctil de siete pulgadas. Es una Smeg 2 desarrollada por Magneti Marelli, evolución de la Smeg 1 que tiene el 208 brasileño.

Esta pantalla ya no se encuentra encima de la consola central y ya no se puede ocultar (como antes). Ahora está ubicada bastante más abajo (quizás un poco-demasiado-abajo) y concentra las funciones del equipo de audio, del navegador satelital y de la cámara de retroceso.

Incluye un disco rígido (Jukebox) de 16 gigas para almacenar fotos y música. Y a partir de fin de año sumará una función Mirror Screen, para ver en la pantalla algunas aplicaciones de dispositivos Android y Apple.

Quienes compren el vehículo antes podrán activar esta nueva función sin costo. Los mapas del GPS, en cambio, habrá que actualizarlos cada dos años y pagarlos (no se informó el costo).

La posición de manejo sigue siendo muy buena. Por suerte, con este restyling, Peugeot no cayó en la tentación de adoptar los nuevos volantes chiquitos que ya utilizan los 208, 2008 y 308 II.

Esos volantes se ven modernos y deportivos, pero resultan incómodos para los conductores de mayor altura, porque obstruyen la visión del tablero. En estos 308 y 408 Mercosur, se conserva un aro de tamaño convencional, con ajuste en altura y profundidad.

La contra es que estos viejos volantes no son multifunción. No hay ningún botón sobre ellos. Las funciones del audio y del control de crucero se mantienen en los viejos mandos satelitales.

Los asientos también fueron rediseñados. Las butacas delanteras recibieron una nueva estructura, con espumas más duras. Son cómodas y sujetan bien el cuerpo, pero los que tengan piernas largas seguirán notando que la banqueta es algo corta.

Todos los revestimientos del interior ahora se ven más cuidados. Las butacas y el volante tienen costuras blancas que ahora son más visibles. Y se cambiaron los burletes de las puertas, para mejorar la insonorización del habitáculo.

La capacidad del baúl sigue siendo muy buena para los dos modelos: 430 litros para el 308 y 526 para el 408.

SEGURIDAD

La principal novedad en este punto es que el control de estabilidad, que hasta ahora sólo estaba disponible en las versiones Feline y Sport, ahora viene de serie a partir de las variantes 408 Allure y 308 Allure Plus.

Es un muy buen avance, sobre todo teniendo en cuenta que en este segmento hay modelos (Toyota Corolla, Nissan Sentra, Honda Civic) que siguen sin ofrecer el ESP en ninguna versión. Ni siquiera como opcional.

Los anclajes Isofix para sillas infantiles ahora vienen de serie en todas las versiones.

No se realizaron pruebas de choque independientes para estos modelos. Teniendo en cuenta que son dos autos exclusivos para nuestra región, sería bueno que LatinNCAP indague si al menos ofrecen un estándar de seguridad acorde a otras latitudes. Nos gustaría saberlo.

INSEGURIDAD

En los últimos dos años, más de dos mil propietarios de Peugeot 308 y 408 sufrieron el robo de su rueda de auxilio. Era un neumático de repuesto con llanta de aleación y la misma medida que las otras cuatro.

La modalidad de hurto era siempre la misma. Y se hizo muy conocida a partir de que el diario Clarín publicara una insólita guía sobre cómo robar el auxilio de estos autos, paso a paso.

La solución de Peugeot llegó en la forma de un recall que, quizás, tardó demasiado en convocarse. Y, para evitar que los nuevos modelos sufran la misma ola de robos, se adoptaron otras medidas.

La primera: se desterró el auxilio homogéneo. Todos los nuevos 308 y 408 vienen de serie con rueda de auxilio de uso temporario. Tiene llanta de chapa de 16 pulgadas. En el caso de los modelos que tengan ruedas titulares de 17”, con ese auxilio colocado no se deberá viajar a más de 80 km/h.

Además, se colocó un Superbloqueo: un mecanismo eléctrico que, al pulsar dos veces el comando de la llave desde el exterior, impide que las puertas y el baúl se puedan destrabar desde el interior o rompiendo un vidrio.

Esta solución también la implementaron desde ahora todos los Citroën C4 Lounge (leer más).

Las dos marcas deberán tener un especial cuidado al explicar el funcionamiento del Superbloqueo a los clientes. Si el sistema se activa y, por ejemplo, queda un niño en el interior del vehículo, el pequeño no podrá abrir las puertas desde adentro.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Los 308/408 siguen manteniendo una de las ofertas mecánicas más amplias de este segmento. En la entrada a gama permanecen los conocidos 1.6 16v (115 cv y 153 Nm) y 2.0 16v (143 cv y 198 Nm). Los dos se combinan con caja manual de cinco velocidades. El 2.0 es Euro 3 y podría ser discontinuado en el corto plazo, si es que el Gobierno cumple con el anuncio de implementar la normativa de emisiones Euro 5 en la Argentina a partir de enero de 2016 (ya se postergó tres veces).

En el tope de la gama se encuentran dos motorizaciones más modernas. El 1.6 16v THP (turbo naftero, 163 cv y 240 Nm) y el 1.6 8v HDi (turbo diesel, 115 cv y 240 Nm).

Aunque no tiene cambios en su rendimiento, Peugeot considera que el THP es un "motor nuevo". Se realizaron casi medio millón de kilómetros de ensayos para homologarlo con la normativa Euro 6 y ahora también puede funcionar con alcohol (un dato clave para que resulte más atractivo en Brasil).

El THP y el HDi también recibieron nuevas transmisiones. La caja manual de cinco velocidades fue reemplazada por una de seis marchas (la misma que ya debutó en Brasil con la Peugeot 2008). Y la transmisión automática Tiptronic recibió modos Eco y Sport, para reducir el consumo y mejorar el rendimiento.

La tracción es delantera.

COMPORTAMIENTO

La prueba de manejo en Mendoza consistió en dos recorridos diferentes: ciudad, autopistas y caminos de montaña para el 308. Y ciudad, autopistas y rutas secundarias para el 408.

Autoblog manejó un 308 HDi y un 408 THP, los dos con la nueva caja manual de seis velocidades. La nueva transmisión Tiptronic quedará para una próxima prueba.

En Autoblog somos viejos fans del HDi y la nueva caja con un cambio extra no le podría haber quedado mejor. Es un conjunto mecánico irreprochable.

El motor ya es un conocido dechado de torque a bajas vueltas y bajísimo consumo. Con el agregado de esta transmisión -en la que tan sólo se podría pedir una selectora más certera en el paso de marchas- sus virtudes se potencian.

Y es muy probable que la economía de combustible llegue hasta el extremo del ridículo. No fue posible hacer mediciones de consumo, pero con el tanque lleno, a 120 km/h en autopista y con el motor trabajando a 2.300 rpm, la computadora de abordo calculaba una autonomía de 1.200 kilómetros.

En el tramo de montaña, el HDi se comportó a la perfección, siempre con empuje generoso y una gran elasticidad. Sí, señores, es posible divertirse con un gasolero.

El renovado THP que probé en el 408 es un poco más remolón en bajas vueltas. Hasta 1.500 rpm, poco y nada ocurre si pisás el acelerador a fondo. Pero, como es lógico, a partir de las 2.000 rpm tracciona con decisión.

Agradecemos en este párrafo a la Policía Vial de Mendoza. Gracias al tramo de ruta que cerraron al tránsito fue posible comprobar la velocidad máxima de 215 km/h (limitada).

Junto con la nueva caja también se trabajó el embrague, para que tuviera un recorrido más progresivo y un tacto más firme.

La vieja Plataforma 2 mantiene el clásico esquema de suspensión independiente adelante (McPherson) y eje rígido atrás (con traversa deformable). Pero se agregó de serie lo que Peugeot llama el “Pack Confort”.

Es una serie de mejoras que ya se habían implementado en el C4 Lounge. Se colocaron bujes de goma en la articulación elástica del eje trasero y se instalaron nuevos amortiguadores con un stop hidráulico, para evitar que el mecanismo haga tope (y ruidos desagradables) ante una expansión brusca.

Además, para las versiones con neumáticos de talón 45 (Allure Plus y Feline), Peugeot modificó los valores de presión recomendadas en las ruedas.

En los THP bajó de 35 a 32 psi y en los HDi descendió de 32 a 28 psi. La marca asegura que esto no afecta la vida útil del neumático ni modifica la estabilidad del vehículo. El 308 calza ruedas Michelin y el 408, Pirelli.

El resultado es un andar mucho más confortable, sin las asperezas y sequedades clásicas de los primeros 308 y 408, sobre todo en el tren posterior.

La marca del León sigue mostrando una fuerte resistencia a incorporar esquemas de suspensión más modernos, como los multilink que traen de serie los Ford Focus y Honda Civic. De hecho, incluso con la nueva Plataforma EMP2 hay modelos deportivos, como el 308 GTi de 270 caballos, que siguen teniendo eje de torsión trasero.

En Peugeot aseguran que el multilink es un esquema más costoso y que roba espacio al baúl. Las dos cosas son ciertas, pero también está demostrado que el esquema multibrazos brinda una mejor reacción del vehículo en maniobras a altas velocidades y que tiene un mejor desempeño en asfaltos que no son perfectos.

Son detalles que la mayoría del público tal vez nunca llegue a apreciar, pero que los usuarios más exigentes saben reclamar. Y ellos suelen ser los que marcan las tendencias de un mercado.

CONCLUSIÓN

Peugeot invirtió 35 millones de dólares y dos años de desarrollo para crear este restyling exclusivo para la Argentina y Brasil. Ofrecer las nuevas generaciones de los 308 y 408, que ya se venden en Europa y China (además de Uruguay, Chile, Paraguay, etc) hubiera demandado una inversión más grande para producirla de manera local.

Tanto en Brasil como en la Argentina, la estrategia de Peugeot será complementar la oferta de los 308 y 408 Mercosur importando las versiones tope de gama del nuevo 308 europeo (leer más).

En una coyuntura regional tan cambiante, fue una decisión conservadora, aunque comprensible. El restyling de los 308 y 408 sería una propuesta honesta, nacional y recomendable si no fuera por la estrategia de precios que comunicó ayer la filial local.

Con respecto a los modelos anteriores, los precios aumentaron hasta 41 mil pesos, para volver a ubicarse casi al límite de los impuestos internos.

Son valores muy similares a los de sus competidores más modernos y globales. Tal vez con un posicionamiento en precio más bajo la extensión artificial del ciclo productivo de un modelo que ya no se produce en ninguna otra parte del mundo hubiera redondeado una oferta más atractiva.

Pero Peugeot apuesta a aprovechar una debilidad de sus dos rivales más modernos y actuales referentes del segmento. Tanto el VW Golf VII (leer crítica) como el Ford Focus III 2016 (leer crítica) no tienen la misma capacidad de abastecer al mercado argentino que hoy posee Peugeot.

El Golf, porque viene desde México con un cupo muy limitado. Y el Focus, porque tiene una fuerte demanda en su principal mercado de exportación: Brasil.

Veteranos, pero con algunas mejoras tangibles y la ventaja de que hasta fin de año no saldrán a la venta en Brasil, los 308 y 408 están listos para lograr buenas ventas en la Argentina. El pan para hoy, al menos, está asegurado.

Carlos Cristófalo

***

Ficha técnica Peugeot 308 2016  
Ficha técnica Peugeot 408 2016  

Archivo para descargar: Precios de los Peugeot 308 y 408 2016 (Restyling Mercosur)

***

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Este es el renovado Peugeot 308 fabricado en la Argentina.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Y este su hermano sedán, el 408.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

El principal cambio estético está en la trompa, con nueva parrilla, ópticas y paragolpes.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Por dentro cambiaron las butacas delanteras y los tapizados en cuero tienen costuras más visibles.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Las costuras también son más visibles en el volante, que sigue sin ser multifunción.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Nueva pantalla multimedia de siete pulgadas, con GPS, cámara de retroceso, Jukebox y pronto Mirror Screen.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Estrena caja manual de seis velocidades y una evolución de la Tiptronic de seis marchas.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Se trabajaron las suspensiones para un andar más confortable. También se rebajó la presión de los neumáticos recomendada por fábrica.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

La versión más recomendable: el 308 HDi con caja manual.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

Atrás estrenan nuevas ópticas.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

El paragolpes posterior también es más ancho.

Crítica: Peugeot 308/408 2016 (Restyling Mercosur)

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com