Durante la última semana de mayo se realizó la Feria Puro Diseño, en la Rural. Allí se exhibió lo mejor en indumentaria y accesorios. Entre las curiosidades destacadas estuvo un Fiat Cinquecento llamado #500Caricias: un Fitito completamente forrado en felpa.

Luego de la resonante crítica del Volkswagen Up! Mujeres al Volante, desde Autoblog no tuvieron mejor idea que redoblar la apuesta y encargarme una nueva prueba de manejo.

Durante cinco días manejé este peluche con ruedas. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Es imposible pasar por al lado de este #500Caricias y no estirar la mano para tocarlo. Su textura es tan suave que cada vez que lo dejaba estacionado veía a algún transeúnte abrazándolo.

Es como un gran osito de peluche, encantador al tacto. Ideal para sacarse fotos y sonreír.

Un buen punto para destacar de este vehículo es el armado del diseño. Se hizo un perfecto trabajo de corte y confección. Está prolijo, bien cuidado.

Eso sí: si llueve, mejor quedarse en casa. Debe ser el único auto del planeta que está prohibido mojar. Algo así como un Gizmo. Con motor.

También hay que tener en cuenta adónde lo vas a estacionar. Sobre todo, hay que fijarse que las calles no sean muy arboladas. Los pajaritos podrían dejarte un recuerdo muy difícil de borrar.

POR DENTRO

Su interior es el de un auto común y corriente. Es un 500 Sport 1.4 MultiAir más.

En mi opinión, esperaba quizás asientos revestidos con alguna tela más jugada o algún chirimbolo que acompañe la estética exterior: como un expendedor de Jelly Bears.

Pero eso, durante los cinco días que el #500Caricias estuvo en mis manos, lo decoré con mis peluches de la infancia: un patito, un mapache y otros compañeros de cama.

COMPORTAMIENTO

No voy a contarles cómo es manejar un Fiat 500. De eso ya se encargó CC en esta crítica.

Acá no les voy a contar cómo fue el comportamiento del auto, sino de la gente que se cruzó con el Peluchemóvil. Las opiniones recibidas fueron bastante positivas.

Tal vez por prejuicios, pensé que sólo le iba a parecer simpático a las mujeres. Pero fue el público masculino el que le dedicó más tiempo y miradas. Sacaron fotos en semáforos, me felicitaron con el pulgar hacia arriba y hasta me preguntaron dónde lo había comprado.

Algunos amigos hasta se animaron a manejarlo. No, CC no se animó: él sí que es prejuicioso.

Pero claro, como hombres que son, me empezaron a hacer preguntas técnicas que no tenía idea de cómo responder: “¿Cómo hicieron el ploteado?, ¿se puede lavar?, ¿cuánto pesa el revestimiento?, ¿hay ruidos aerodinámicos en ruta?, ¿de qué manera afecta al consumo?, ¿lo probaron en un túnel de viento?, ¿destiñe?, ¿le gana una picada al Up! de Juan37?.

Son hartantes.

CONCLUSIÓN

Hace algunos años tuve la oportunidad de preguntarle al ejecutivo de una automotriz por qué los autos que se venden en Argentina siempre tienen los mismos tonos aburridos. Me respondió que era porque el público no estaba demandando otra cosa. Como si no se animaran a algo más.

Pero simpáticos experimentos como este Cinquecento Peludo o el Up! Pinky no hacen más que cosechar simpatías y aprobaciones por las calles. Es como si la gente no se animara a mostrarse en estos vehículos, pero aprueba con alegría que otros se atrevan.

Después de todo, la idea es no tomarse los autos tan en serio. Y sacarle una sonrisa al tránsito urbano. Y vos, que estás ahí, ¿te animarías a pasear en peluche?

Carla Bunny
Producción fotográfica: Umberto Torres

***

Crítica: Fiat #500Caricias
Carla pasó cinco días con el #500Caricias.

Crítica: Fiat #500Caricias
Para ella, nunca son suficientes peluches.

Crítica: Fiat #500Caricias
Y sacó a pasear a todos sus amigos de la infancia.

Crítica: Fiat #500Caricias
A todos.

Crítica: Fiat #500Caricias
Todos, todos. En serio.

Crítica: Fiat #500Caricias
Incluyendo al Señor Orejas.

Crítica: Fiat #500Caricias
El #500Caricias es un Fiat 500 normal.

Crítica: Fiat #500Caricias
Que requiere algunos cuidados especiales.

Crítica: Fiat #500Caricias
Muy peludo por fuera.

Crítica: Fiat #500Caricias
Y sin cambios por dentro.

Crítica: Fiat #500Caricias
Tanto pelo puede generar algunos inconvenientes.

Crítica: Fiat #500Caricias

***

ADEMÁS En el Twitter de @CarlaBunnyR

 

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com