La Chevrolet S10 con motor de 200 caballos y la Volkswagen Amarok Dark Label fueron las últimas dos incorporaciones al segmento que está capeando de la mejor manera la crisis del 2014: el de las pick-ups.

Esto es porque la demanda en el campo y la minería siguen sostenidas. Y porque, tras la aparición de los impuestos internos, las chatas más lujosas –exentas de ese tributo- ocuparon el espacio que tenían hasta el año pasado las SUV importadas del segmento compacto, que hoy rondan el millón de pesos.

Y eso es lo que proponen estas dos chatas: vehículos de trabajo, pero con un nivel de equipamiento que apunta también a quienes buscan un medio de transporte confortable, bien equipado y multiuso, para disfrutar en familia.

Carlos Cristófalo y Matías Albín se alternaron durante una semana con la S10 y la Dark Label. Y, el fin de semana, lo fueron a visitar a Jacinto Campos, el crítico rural de Autoblog. El diálogo completo se reproduce a continuación.

POR FUERA

Jacinto Campos: Ustedes son como los bomberos, ¡vienen cuando hay humo!

Matías Albín: No me diga que hay asado, ¡qué casualidad!

Carlos Cristófalo: Pero al menos le trajimos un aperitivo, Don Jacinto: la S10 y la Amarok Dark Label, ¿qué les parece?

J.C.: La nueva S10 me gusta mucho. Es un gran avance con respecto a la anterior. Me parece una chata elegante y bien parada. La Amarok se ve poco por el campo, por eso todavía la veo como una novedad. Pero ya desde acá nomás les veo el primer defecto a las dos: esas Bridgestone Dueler no sirven para el barro. Ášltimamente probé las Pirelli Scorpion ATR y se comportan muy bien en este tipo de chatas. Yo se las cambiaría.

M.A.: A mí la Amarok es la que más me gusta del segmento. Y esta Dark Label se ve bien guerrera, con las llantas y la barra negras. Coincido en que no está pensada para trabajar. Es una serie especial de Volkswagen para la gente que la usa para viajar, como reemplazo de una SUV. Eso sí: es anchísima y eso se sufre mucho en la ciudad. En Buenos Aires hay estacionamientos que directamente no te la aceptan.

C.C.: Antes que avancemos, aclaremos que este “Frente a frente” es un poco desparejo. La LTZ Automática es la versión tope de gama de la S10. La Dark Label también iba a ser tope de gama, pero al final no lo fue.

J.C.: No empiecen con frases complicadas... que se me queman los choris de Villabona.

M.A.: Sí, en Europa la Dark Label es la más equipada de las Amarok. Acá iba a ser igual, pero en Volkswagen Argentina vieron que el precio iba a terminar muy arriba. Por eso, la Dark Label acá se hizo sobre la base de la Amarok Trendline. Y la tope de gama sigue siendo la Highline Pack. CC, no dijiste cuál te gusta más.

C.C.: Ninguna de las dos. De la Amarok, prefiero la Highline Pack, que es menos farolera que esta Dark Label. Y la S10 me gustaba, hasta que vi la gemela Colorado, que se vende en Estados Unidos. ¡Es hermosa! No lo entiendo, ¿por qué no hicieron el mismo diseño para el Mercosur? En estética, de las chatas actuales, me gustan la Ford Ranger y la Mitsubishi L200. Pero la más linda llega el año que viene: la nueva Nissan Frontier. Don Jacinto, ¿algo más para agregar en este rubro?

J.C.: Sí, no me gustan las chatas con estribos. Yo sé que, para las personas de cierta edad –como yo- o para los porteños sedentarios –como ustedes-, son una ayuda para alcanzar el habitáculo. Pero cuando vas manejando por una huella profunda, con un estribo alcanza para engancharte y quedarte colgado. Recuerden que el despeje de un vehículo no es sólo la distancia entre el piso y la panza del auto: es cualquier otra cosa que puedas enganchar. Y romper.

POR DENTRO

M.A.: Así como me quejé del ancho de la Amarok, también hay que decir que tiene la cabina más espaciosa del segmento. El lugar para las piernas de los pasajeros traseros no sobra en ninguna de las dos, pero la VW hace la diferencia con el ancho a la altura de los hombros. Atrás viajan tres adultos. Holgados.

C.C.: Sí, además tiene la mejor posición de manejo. Ya suena trillado decir que la Amarok es una pick-up que se maneja como un auto, pero es cierto. Y es algo que seguro van a copiar las próximas generaciones de chatas. La palanca de cambios queda bien a mano, con un recorrido corto, aunque áspero. Y el volante se ajusta en altura y profundidad, es la única del segmento con esa posibilidad.

J.C.: Sí, es muy cómoda. Pero me decepcionó bastante la calidad de terminación. La S10 se ve lujosa al lado de la Amarok. Y ni hablar al lado de la vieja S10. Además, esta LTZ trae tapizado en cuero y butaca del conductor con ajustes eléctricos. Y un climatizador más lindo. Y un GPS más fácil de programar. Lo único que le falta a los dos y que sí traen, por ejemplo, la Ranger y la Hilux, es la cámara de retroceso. Es un accesorio muy útil para maniobrar en lugares estrechos y cuando querés enganchar un remolque, un batán, una jaulita o un chimango.

M.A.: Bueno, Don Jacinto. No gaste pólvora en acoplados. Acá es donde más se nota que la Amarok Dark Label no es full-full, como la S10 LTZ. La Amarok Highline Pack sí tiene cámara de retroceso, pero también sensores de estacionamiento delanteros y traseros, butacas calefaccionadas y opciones de tapizado en tela, cuero o Alcántara. La Dark Label no trae algo tan básico como puerto USB, pero viene con tapizado en Alcántara. Y tengo que reconocer que me encanta.

J.C.: Sí, yo hasta ahora sólo lo había visto en algunos Audi o autos más caros. Agarra bien el cuerpo y no se calienta al sol, como el cuero.

C.C.: Don Jacinto, ¿y qué le parecieron las cajas de carga?

J.C.: Eso, hablemos de lo importante, que para eso son las chatas. La Amarok tiene un portón livianito, de apertura fácil. Con la S10 hay que tener más cuidado, porque es muy pesado. Pero, al mismo tiempo, la tapa se ve más cojuda y robusta, sobre todo por los fierros que la sostienen cuando está abierta. La Amarok, en cambio, tiene dos cablecitos de acero que no me inspiran mucha confianza.

M.A.: Y las dimensiones para la carga, ¿qué le parecieron?

J.C.: Es cierto, la Amarok es muy ancha, y eso se nota muchísimo en la caja. Tiene casi 10 centímetros más de ancho que la S10. Y es siete centímetros más larga. ¡Un abismo! Ahora, ustedes que están en contacto con los cráneos de las automotrices, ¿pueden preguntarles por qué cazzo las chatas siguen saliendo de fábrica sin el protector plástico de la caja? ¿No se dan cuenta de que lo primero que hacemos todos es ir a instalarlo? ¿Hay alguna explicación lógica para eso?

C.C.: Don Jacinto, yo todavía no conseguí que me expliquen cómo es que todavía venden autos sin el equipamiento de seguridad que es obligatorio desde enero. ¿Y usted me viene con esa pavadita?

M.A.: ¡Qué timing, muchachos! Pasemos a ese tema.

SEGURIDAD

J.C.: En el campo, lo único seguro es que en el Almacén de la Olga siempre tiene queso y mortadela. Y que los mejores materiales están en el Corralón San Patricio, de los Hermanos Armengol.

M.A.: ¿Ya terminó el PNT? Vaya, que no se le pasen los choris.

C.C.: Bueno, primero vamos a lo que tienen las dos en común: doble airbag frontal, frenos ABS, control de tracción, control de estabilidad y asistencia al ascenso y descenso de pendientes.

M.A.: Y ahora vamos a lo que no tiene la S10, pero sí trae la Amarok: doble airbag lateral delantero, ABS con modo Off-Road (para frenar en menor distancia sobre superficies resbaladizas), anclajes Isofix y tercer apoyacabeza trasero.

C.C.: No existen pruebas de choque independientes sobre estos modelos. Hace rato que desde Autoblog le venimos reclamando este tipo de crash test a la gente de LatinNCAP.

J.C.: Acá en el campo tengo un pariente que hace crash tests. Y también deja las chatas como si fueran de "Latín".

MOTOR Y TRANSMISIÓN

C.C.: Las dos tienen motores bastante nuevos, pero que ya van por su segunda evolución.

M.A.: Sí, la Amarok se lanzó en 2010 con este motor 2.0 bi-turbodiesel, pero en 2012 la potencia aumentó de 163 a 180 caballos a 4.000 rpm. Y el torque se mantuvo en 400 Nm, entre 1.500 y 2.250 rpm, aunque las versiones con caja automática de ocho velocidades tienen 420 Nm a 1.750 rpm. La versión de la prueba tenía caja manual de seis velocidades, lo cual es una ventaja para el off-road, porque incluye el sistema de doble tracción desconectable (en la Automática es permanente, tipo “inteligente”) y caja reductora (no disponible en la Automática).

C.C.: La evolución del motor fue todavía más rápida en la S10. Se lanzó a la venta en 2012 con el 2.8 turbodiesel y ya a fines del año pasado trepó de 180 a 200 cv a 3.600 rpm. El torque con caja manual se mantuvo en 440 Nm a 2.000 rpm, pero en esta versión con caja automática de seis velocidades pasó de 480 a 500 Nm a 2.000 rpm. La tracción integral también es desconectable. Y, a diferencia de la Amarok Automática, la S10 con caja secuencial sí tiene reductora.

J.C.: Me llama mucho la atención que le estén empezando a quitar la reductora a las pick-ups 4x4. Escuché decir a algunos “expertos” que con una primera marcha bien corta “alcanza y sobra”. Señores, de ninguna manera. ¡Sépanlo!

COMPORTAMIENTO

C.C.: Creo que no me equivoco si digo que estamos ante las dos pick-ups medianas con el andar más confortable del mercado.

M.A.: Sí, la S10 incluso es más blanda de suspensión que la Amarok. Lo que sí está claro es que están muy lejos de la firmeza general de la Hilux y del tren trasero más rebotador de la Ranger.

J.C.: De la Amarok me sorprendió la insonorización del habitáculo y la suavidad del motor. Vibra muy poco para ser una pick-up gasolera. De la S10, me gustó la evolución en la puesta a punto de las suspensiones. Las Chevrolet siempre fueron blandas, pero la anterior “navegaba” demasiado. La nueva tiene un mejor compromiso entre confort y tenida a buena velocidad. Las dos me parecieron muy estables, sobre todo a la hora de un clásico del campo: camino rural de tierra, 80 km/h o más, y cruce imprevisto de huellones. En las dos se puede hacer la maniobra con mucha seguridad.

M.A.: En materia de frenos, me pareció excelente el sistema ABS Off-Road de la Amarok. En frenadas de emergencia, sobre tierra o ripio, la distancia de frenado se puede acortar casi diez metros con el sistema activado.

J.C.: La pucha que es importante, es la diferencia entre saludar a un vecino o clavarte abajo de su cosechadora.

C.C.: Un tema aparte es el de los motores. El empuje que tiene el nuevo 2.8 de la S10 no lo tiene ninguna otra chata del segmento. Igualó en potencia a la Ranger, que ya tenía de entrada 200 cv, pero la pasó por arriba en torque: 470 contra 500 Nm. Y eso se nota en el acelerador. Es una sensación muy divertida, pero también una experiencia que transmite mucha seguridad.

M.A.: La Amarok también tiene buen empuje, pero no llega al nivel de la S10. Volkswagen tiene en Europa algunos vehículos comerciales con este mismo 2.0 bi-turbodiesel que ya entrega 200 cv. ¿Se animarán a igualar a la competencia en pick-ups?

C.C.: Es posible, pero igualarlas en torque lo veo muy difícil: es un motor de muy baja cilindrada. Y eso se nota en las prestaciones. ¿Sale Tope y Quartet? Yo voy con la Chevrolet.

M.A.: Dale, yo con la Amarok. Velocidad máxima: 180 km/h para la VW.

C.C.: 188 para la S10. Uno a cero.

M.A.: Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,5 segundos para la Amarok.

C.C.: 10,9 para la S10. Dos a cero.

M.A.: Consumo promedio durante la prueba: 8,5 litros cada 100 kilómetros para la Amarok.

C.C.: 10,1 para la Chevrolet. Dos a uno. Ahí es donde la Amarok saca ventaja, en el consumo. Además, tiene un tanque de combustible más grande: 80 litros contra 76 de la S10.

M.A.: ¿Vamos cerrando?

J.C.: Apuren, ¡que están los choris!

CONCLUSIÓN

M.A.: Lo dijimos al comienzo, pero vale repetirlo. Estamos enfrentando estas dos chatas porque son las dos últimas novedades del mercado, pero no porque sean competidoras exactamente directas. La S10 LTZ Automática es la versión tope de gama y cuesta 500.300 pesos. La Amarok Dark Label es una Trendline con estética más deportiva, por eso cuesta 424.800 pesos. La tope de gama es la Highline Pack. Vale 447 mil con caja manual y 467 mil con automática, siempre hablando de versiones 4x4.

C.C.: La Highline Pack tiene más equipamiento de seguridad que la S10, pero el motor de la Chevrolet es implacable. Por fin, la Ranger tiene un rival a su mismo nivel en términos mecánicos.

M.A.: ¿Seguís pensando que la Ranger es la referente entre las pick-ups medianas?

C.C.: Sí, porque combina la seguridad de la Amarok con la fuerza mecánica de la S10. Aunque en Ford deberían mejorar el confort de marcha, sobre todo cuando el tren trasero no tiene carga. Pero la Ranger también me gusta por cuestiones más frívolas, como el diseño o el sonido del motor de cinco cilindros.

J.C.: Y, sin embargo, acá en el campo la gente sigue comprando la Hilux. Somos tradicionalistas. Un chacarero puede comprarse una maquinaria de medio palo verde, pero va a seguir usando alpargatas, va a seguir diciendo “buen día” a todo el mundo y va a seguir con su Toyota. Pero a mí me gustó mucho esta S10. Me gustó el motor, la caja de cambios, el andar y la calidad del interior. Tan sólo le agregaría la camarita de reversa. Y, para hacerle honor a la filosofía de seguridad de Autoblog, más airbags y ganchos Isofix. Me la compraría, sin dudarlo. Y me voy a servir los choris.

M.A.: ¡Vaya! A mí me gustó la Amarok. Y, en especial, esta Dark Label. No necesito una pick-up para trabajar, pero sí manejo mucho en ruta y tengo familia en el campo. Me parece ideal para viajar por todo tipo de caminos. Encarás badenes, lomos de burro, pozos y empedrados con las mismas ganas con las que Guillote y Diegote encaraban la noche. Gasta poco, es fachera y es muy cómoda. Lástima que la Dark Label argentina tenga menos seguridad que la fabricada en Alemania. Y lástima que casi no quepa en ningún garage. ¿Y vos, CC? ¿Con cuál te quedás?

C.C.: Ya dije que me gusta la Ranger y que el año que viene habrá que prestarle mucha atención a la nueva Frontier. Pero lo bueno de que haya tanta competencia en el segmento es que hoy resulta casi imposible equivocarse. Tanto la Amarok como la S10 son vehículos de trabajo, pero también para la familia. Y estoy seguro de que cualquiera de las dos puede superar las expectativas de la gran mayoría de los usuarios. Lo único que me inquieta es ese ruidito que escucho de fondo cada vez que manejo cualquiera de estas chatas.

M.A.: ¿Ruidito? ¿El motor diesel? ¿El viento en la ruta?

C.C.: No, vos pensá esto: ya todas las pick-ups del mercado se renovaron por completo. E incluso se actualizaron con mejoras importantes, como es el caso de la Amarok y la S10. Son todos productos de un nivel excelente. Y es un orgullo que la mayoría de ellos se fabriquen en la Argentina. Pero también pensá que hoy la Hilux es la más vieja de todas. Y cuesta lo mismo que las más nuevas. Sin embargo, sigue siendo la más vendida. Por lejos. Y todo indica que, cuando llegue la nueva generación, estará obligada a ser superior a la actual. ¿Entendés? Ese es el ruidito que escucho de fondo cuando manejo una pick-up de otra marca.

M.A.: ¿Qué ruidito?

C.C.: La risa irónica de los Toyoteros.

 

Texto: Matías Albín, Jacinto Campos y Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Manuel Ledesma – Autos en Argentina

***

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La Amarok Dark Label y la S10 200cv son las últimas novedades del mercado argentino de pick-ups.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Con pronóstico certero de lluvia, fuimos al campo a buscarlo a Jacinto Ídem.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Rapidito, antes de que la lluvia arruine al asado.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La noche, a las tres de la tarde. ¿Sentís el olorcito a tierra mojada?

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Buscando a Jacinto Campos. Mucho GPS. Poco Boy Scouts.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Por fin, lo encontramos: "...y así funciona el common-rail, ¿entendieron?"

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La S10 aumentó la potencia, pero no cambió nada por fuera. A Trotsky igual le gusta.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La Amarok Dark Label tiene llantas y barra negras, además de muchos stickers.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La S10 LTZ viene con tapizado en cuero y butaca del conductor eléctrica.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La Dark Label tiene tapizado en tela y Alcántara.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
En la Chevrolet se percibe una mejor calidad de materiales.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La Amarok se destaca por la excelente posición de manejo.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Tablero completo y azulado para la S10.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
El instrumental de la Amarok es todavía más prolijo.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Sistema MyLink con GPS y climatizador para la S10.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
La Dark Label también tiene GPS, pero sólo aire acondicionado y falta USB.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Dos novedades, pero con propuestas algo diferentes.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label
Trotsky, el ovejero de Jacinto, eligió la S10. Brownie, la Dachshund Mini de Albín, se apropió de la Amarok. Igual que sus dueños.

Frente a frente: Chevrolet S10 200cv y VW Amarok Dark Label

***

FICHA TECNICA - CHEVROLET S10

Modelo probado: Chevrolet S10 LTZ Automática
Origen: Brasil
Precio: 500.300 pesos (versiones desde 309.900 pesos)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: General Motors Argentina (www.chevrolet.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero longitudinal, cuatro cilindros, turbo de geometría variable, intercooler, inyección electrónica por common-rail.
Cilindrada: 2.776 cc
Potencia: 200 cv a 3.600 rpm
Torque: 500 Nm a 2.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción integral desconectable, con caja reductora (alta/baja).
Caja: automática, de seis velocidades, con modo secuencial.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, con brazos articulados, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: eje rígido, con elásticos y amortiguadores hidráulicos de doble acción.
Frenos delanteros: discos ventilados
Frenos traseros: a tambor
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia hidráulica.
Neumáticos: Bridgestone Dueler H/T 255/65R17 (rueda de auxilio temporal de 16”)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 188 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,9 segundos
Consumo urbano: 8,5 l/100km
Consumo extraurbano: 11,3 l/100km
Consumo medio: 10,1 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 5.367 mm / 1.954 mm / 1.896 mm
Distancia entre ejes: 3.096 mm
Trochas delantera / trasera: 1.570 mm / 1.570 mm
Despeje: 237 mm
Peso en orden de marcha: 2.083 kg
Caja de carga: 1.071 de capacidad (1.484 mm de largo, 1.534 mm de ancho, 466 mm de alto)
Capacidad de combustible: 76 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Frenos ABS con EBD
Control de tracción
Control de estabilidad
Control de ascenso (HSA) y descenso (HDC) en pendientes
Alarma antirrobo
Barras de protección laterales
Faros antiniebla delanteros y traseros
Neumáticos 255/65R17 con llantas de aleación (rueda de auxilio temporal de 16”)
Estribos laterales
Climatizador automático
Control de crucero
Cierre centralizado con comando a distancia
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros
Butaca del conductor con ajuste eléctrico
Volante multifunción, regulable en altura
Sensor de estacionamiento trasero
Tapizado en cuero
Tecnología My Link: pantalla táctil de 7 ", Bluetooth, USB, Aux In, Navegador (GPS), DVD

***

FICHA TECNICA - VOLKSWAGEN AMAROK

Modelo probado: Volkswagen Amarok Dark Label 4x4 Manual
Origen: Argentina
Precio: 424.800 pesos (versiones desde 240.290 pesos)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Volkswagen Argentina (www.volkswagen.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel, delantero longitudinal, cuatro cilindros en línea, doble turbo con intercooler, inyección por common-rail.
Cilindrada: 1.968 cc
Potencia: 180 cv a 4.000 rpm
Torque: 400 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción integral desconectable, con caja reductora (alta y baja).
Caja: Manual, de seis velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: eje rígido, con elásticos y amortiguadores hidráulicos de doble acción.
Frenos delanteros: discos ventilados
Frenos traseros: a tambor
Dirección: piñón y cremallera, con asistencia hidráulica
Neumáticos: Bridgestone Dueler H/T 255/60R18 (con rueda de auxilio del mismo tamaño y llanta)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 180 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,5 segundos
Consumo urbano: 7,9 l/100km
Consumo extraurbano: 9,9 l/100km
Consumo medio: 8,5 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 5.254 mm / 1.954 mm / 1.834 m
Trochas delantera / trasera: 1.647 mm / 1.644 mm
Distancia entre ejes: 3.095 mm
Despeje: 249 mm
Peso en orden de marcha: 2.180 kg
Caja de carga: 1.047 kg de capacidad (1.555 mm de largo, 1.620 mm de ancho y 534 mm de alto)
Capacidad de combustible: 80 litros

EQUIPAMIENTO
Doble airbag frontal delantero
Doble airbag lateral delantero
Frenos ABS Off-Road
Control de estabilidad
Control de tracción
Bloqueo electrónico de diferencial EDL
Faros antiniebla delanteros y traseros
Llantas de aleación 18" negras
Climatizador semi-automático Climatic
Levantavidrios eléctricos
Navegador satelital GPS
Barra de estilo negro mate
Estribos laterales
Spoiler delantero
Tapizado en Alcántara
Vidrios traseros tonalizados
Volante multifunción, regulable en altura y profundidad
Gráfica Dark Label

***

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com