Desde Villa Pehuenia – Desde hace trece años, se conoce con el nombre de Batea Mahuida a un interesante experimento empresarial, turístico y cultural. Se trata del primer centro de esquí administrado por una comunidad mapuche, los Puel.

Batea Mahuida se encuentra a sólo ocho kilómetros de Villa Pehuenia y, en temporada alta, atrae a más 500 esquiadores por día. Tiene pistas de dificultad media, un paisaje incomparable al pie de un volcán extinguido y varios medios de elevación. Fue construido sobre las 17 mil hectáreas de la comunidad. Genera ingresos para las cien familias que integran el clan Puel y brinda trabajo directo a 70 personas.

El centro atrae a esquiadores de Neuquén, seducidos por la cercanía, el paisaje y el bajo costo en comparación con otras pistas. El pase diario en esta temporada cuesta 250 pesos, mientras que en otros centros más tradicionales el valor se puede hasta cuadruplicar.

En este tercer día de #ToyotaPehuén, la travesía con Hilux y SW4 por Neuquén, tuve la oportunidad de conversar con Aldredo Puel, Longko ("cabeza", jefe) de la comunidad. Hablamos de tradiciones ancestrales y modernas. De conocidos conflictos territoriales y reclamos ante autoridades. Pero también hablamos de autos.

“¿Esas son las nuevas Hilux?”, me preguntó el Longko, señalando a la flota de dos pick-ups y dos SW4 que forman la caravana de esta travesía. “Bueno, no tan nuevas”, acoté en ese tono pedante-enciclopédico que debo aprender a reprimir. “Esta generación se lanzó en 2005, de hecho ya el año que viene se va a conocer la nueva” (ver fotos espía).

El Lonco me miró con una sonrisa bonachona y respondió: “¡Pero eso ya lo sé, hombre! Te pregunto si esta es la Hilux que viene con televisión”.

Me pidió las llaves, se subió, sintonizó la pantalla táctil y me pidió dar una vuelta. Nunca había manejado un vehículo con caja automática.

Al terminar el mini test-drive, me dijo: “Ahora vení, mirá lo que tenemos en la comunidad”. Junto al depósito de mantenimiento tenía estacionadas dos Hilux de generación anterior. Una era modelo 2004, con motor 3.0 y la otra era de los ’90, con el 2.5.

“Las Hilux son carne de perro, lo más duro que hay. Si les hacés el mantenimiento que corresponde, no se rompen nunca”, contó el Longko, convertido de pronto en imprevisto Toyotero.

Las pick-ups las usan para el traslado de víveres, pero en temporada alta su principal tarea es rescatar a los turistas que se quedan encajados en la nieve. “Las Hilux modernas están buenas, pero yo me sigo quedando con la mía”, me cuenta Daniel Puel, responsable de seguridad y emergencias del cerro.

"Me gusta que la 4x4 se siga conectando desde los cubos en las ruedas. Es cierto que a veces se llenan de hielo y es incómodo, pero con este sistema rescaté a varias chatas modernísimas y con todos los chiches electrónicos. Pero más allá de eso, la diferencia está en los neumáticos. Unos buenos tacos en las gomas le gana a cualquier control electrónico”, opina Daniel.

La travesía #ToyotaPehuén culminará hoy.

C.C.

***

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
Batea Mahuida, el centro de esquí mapuche en Neuquén.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
La pisadora de nieve y el zorrito.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
Autoblog entona Poyenekayan. Los Puel, desconcertados.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
Al parecer, en Batea Mahuida sólo se llega en Toyota.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
Daniel Puel y las Hilux de la comunidad. También tienen una S10 ambulancia.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
"Las Hilux son carne de perro", dijo el Longko Alfredo.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
Y se subió a la Hilux 2014 automática.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
El grupo de la travesía #ToyotaPehuén, en el lago Moquehue.

#ToyotaPehuén: los mapuches que andan en Hilux
El viaje por la Ruta del Pehuén culmina hoy.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com