No queda otra: el problema de hacer una promesa ante miles de personas es que estás obligado a cumplirla. En 2010, Ford Argentina prometió que para el 2015 todos los autos que venda en el país serán vehículos con plataformas globales. Y, para llegar al objetivo, viene apurando el ritmo de lanzamientos a toda máquina.

Sólo en los últimos doce meses, el Óvalo puso a la venta los nuevos Ranger, EcoSport, Fiesta KD 2014 y Kuga 2014. Pero de todas las novedades, tal vez la más esperada haya sido el nuevo Focus. Se trata de la tercera generación del modelo compacto, que –tal como ocurrió con sus dos antecesores- ya comenzó a fabricarse en la planta de Pacheco, para abastecer a toda la región.

La producción local del llamado Focus III –aunque en Ford prefieren denominarlo “Nuevo Focus”- demandó una inversión de 200 millones de dólares. El auto se está presentando en este momento en Mendoza para toda la prensa del Mercosur.

Autoblog tuvo la oportunidad de manejar un Focus Sedán Titanium AT días antes de este evento y en este momento acaba de vencer el embargo para publicarlo. Acá está la crítica completa.

Por fuera

La unidad probada tenía carrocería Sedán (cuatro puertas), pero el Focus se ofrece ya desde su lanzamiento con una variante Hatchback (cinco puertas). Y no sólo tiene un diseño más moderno, aerodinámico y atractivo. Este mini-Mondeo también varió en todas sus dimensiones.

El Hatchback ahora mide 4.412 milímetros de largo (creció 75 mm con respecto al anterior), 1.823 mm de ancho (ahora es 16 mm más angosto), 1.484 mm de alto (16 mm menos) y 2.648 mm de distancia entre ejes (8 mm más). El Sedán mide 4.534 mm de largo (53 mm más), pero conserva el mismo ancho, alto y distancia entre ejes del Hatch.

Al ser más largo, bajo y apenas más angosto, la impresión general es la de un auto más agresivo y mejor plantado en el suelo. En esa impresión influyen las llantas de aleación de 17 pulgadas calzadas con neumáticos Michelin Primacy3 215/50R17. Estas llantas son exclusivas de la versión Titanium (los otros Focus tienen de 16”) y están pintadas de negro. Pintar las llantas es una tendencia muy en boga en Europa y Estados Unidos, aunque que no termina de cuajar en la Argentina. Acá las llantas negras están asociadas a cierto tuning Warnes de gusto dudoso.

La versión Titanium también se diferencia por fuera con la parrilla frontal cromada ylos faros delanteros bi-Xenón direccionales, con luces diurnas de leds y lavafaros. Las ópticas traseras son de leds sólo en la versión Titanium Hatchback.

En cuanto a diseño, hay que mencionar que el principal punto en contra sería la demora en llegar a nuestro país. El Focus III se presentó en Europa y Estados Unidos en enero del 2010. Y en los próximos meses ya recibirá un restyling para esos mercados (adoptará una trompa estilo Aston Martin, similar a la del Fiesta KD 2014, ver fotos). Aunque todavía no está confirmado, es posible que este rediseño llegue a la Argentina en algún momento de 2015.

Por dentro

En el interior se ganó un poco de espacio para los pasajeros de las plazas traseras, pero el principal impacto lo causa la tecnología desplegada sobre la plancha de instrumentos. Requiere un análisis detallado.

Tanto en la carrocería Hatchback como Sedán, el nuevo Focus se ofrece con cuatro niveles de equipamiento: S, SE, SE Plus y Titanium.

Viene con el sistema Sync en todas las versiones (Bluetooth comandado por voz, con volante multifunción), pero ya en la versión SE trae con una pantalla de cuatro pulgadas. Por su parte, en la versión Titanium, tira la casa por la ventana al instalar una pantalla táctil de ocho pulgadas, con GPS y cámara de retroceso, asociada a un equipo de audio Sony con nueve parlantes Hi-Fi. La información que ofrece es muchísima. Y es muy fácil de utilizar. Un poco más complejo es el botón central ubicado debajo de la pantalla. Tiene múltiples funciones y hay que quitar la vista del camino para operarlo.

La posición de manejo es muy buena. El volante se regula en altura y profundidad. En la versión Titanium, la butaca del conductor tiene ajustes eléctricos. El tapizado en cuero viene de serie ya desde la versión SE.

El equipamiento se completa con climatizador bizona (también desde la SE), techo solar eléctrico (desde SE Plus), control de crucero (desde SE) y sistema de arranque sin llave con botón “Ford Power” (sólo en Titanium).

Si el nuevo Focus se desmarca de la competencia por el equipamiento exclusivo de sus versiones más caras, en Ford tendrán que poner un poco más de atención a los detalles de terminación. La calidad general del interior es buena, pero hay dos detalles muy evidentes y que no causan una primera impresión buena: el áspero plástico duro que reviste el interior de las puertas y el relleno del aro del volante tapizado en cuero, que es demasiado mullido, con escasa densidad.

También hay que mencionar que el baúl perdió bastante capacidad de carga. En la versión Hatchback bajó de 319 a 316 litros. Y en la versión Sedán se produjo la mayor reducción: pasó de 526 a 421 litros. Además, perdió el sistema de apertura con amortiguadores telescópicos y adoptó una combinación de pantógrafo-amortiguador, que roba espacio cuando se viaja a carga plena.

Otro punto negativo: bajo el piso del baúl se encuentra una rueda de auxilio de uso temporario. Es más delgada que las otras cuatro y con ella colocada no se puede circular a más de 80 km/h.

Seguridad

Esta era una de las grandes deudas pendientes del anterior Focus II. En su versión más básica (S), el nuevo Focus III viene con doble airbag frontal, frenos ABS, cinco apoyacabezas, cinco cinturones de seguridad inerciales, alarma de olvido de cinturón de seguridad, anclajes Isofix y encendido automático de luces. Esta versión, además, es la única que tiene frenos traseros de tambor.

Ya a partir de la versión SE se agrega los frenos a disco en las cuatro ruedas y los airbags laterales delanteros.

Las variantes SE Plus y Titanium vienen con la dotación completa de seis airbags (añaden dos de cortina), control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente y alerta de pérdida de presión en los neumáticos.

Desde la variante SE Plus, el Focus tiene sensores de estacionamiento traseros, pero la Titanium se destaca una vez más: ofrece sensores delanteros y es el primer auto fabricado en la Argentina con sistema de estacionamiento automático. Esta genial herramienta de tecnología, que debutó en nuestro país hace tres años con el Mercedes-Benz Clase B (ver video de funcionamiento), hasta ahora sólo estaba disponible en algunos pocos autos importados.

Consiste en una serie de sensores que miden los espacios libres para el estacionamiento y que, al frenar y conectar la marcha atrás, libera al conductor de maniobrar con el volante. El sistema mueve la dirección de manera automática, mientras que el conductor sólo se encarga de regular acelerador y freno.

Un Focus II con sólo dos airbags fue sometido en 2011 a las pruebas de choque de LatinNCAP y obtuvo una calificación de cuatro estrellas para adultos y tres para niños. Aún no se conocen resultados de LatinNCAP para el Focus III, pero será interesante observar si consigue el mismo resultado que obtuvo este modelo en Europa: cinco estrellas EuroNCAP, para un Focus Hatchback con seis airbags y control de estabilidad.

Motor y transmisión

Primero, las buenas noticias. Los conocidos motores nafteros 1.6 y 2.0 del Focus II fueron revisados por completo y recibieron un nuevo sistema de distribución variable (TI-VCT, leer más), que permitió mejorar el rendimiento. Además, el 2.0 sumó un sistema de inyección directa de combustible (GDi).

Así, el motor Sigma 1.6 de 16 válvulas aumentó su potencia de 110 a 125 cv y el torque pasó de 152 a 159 Nm. El Duratec 2.0 16v, por su parte, trepó de 145 a 170 cv y de 185 a 202 Nm.

Por otro lado, el sistema TI-VCT permitió reducir el consumo y las emisiones de gases contaminantes. La distribución del 1.6 es por correa (con mantenimiento programado cada 50 mil kilómetros) y del 2.0, por cadena (sin mantenimiento). Los dos están homologados para cumplir las normas de emisiones Euro V.

El motor 1.6 se combina sólo con caja manual de cinco velocidades, mientras el 2.0 puede optar por esa misma transmisión o la excelente automática Powershift de seis velocidades, ya conocida del Mondeo, la nueva Kuga y el Fiesta KD 2014. Esto marca otro hito: el Focus es el primer auto fabricado en la Argentina (y el segundo del Mercosur, después de la EcoSport) en equipar una caja secuencial de doble embrague.

Ahora, las malas noticias. Con la llegada del Focus III, se dejó de ofrecer la versión turbodiesel. Recordemos que el Focus II tenía el interesante motor Duratorq 1.8 de 115 cv. En su gama de autos de pasajeros, Ford se quedó ahora con una sola opción diesel: la EcoSport TDCi.

Pero en el segmento de los autos compactos, donde compite el Focus, son varias las marcas que tienen ofertas para este combustible: Chevrolet Cruze, Citroën C4/C4 Lounge, Fiat Bravo, Peugeot 308/408 y Volkswagen Vento.

Comportamiento

Entre los compactos, el Focus tuvo siempre uno de los desempeños más divertidos y deportivos de su segmento. En gran parte, esto se debía a la suspensión trasera multibrazo, totalmente independiente. Y a una dirección bien directa y sensible. La suspensión multilink fue una exclusividad del segmento con el Focus I. Y el Focus II la compartió con el primer Vento. Pero volvió a ser exclusiva de Ford cuando llegó el Vento de segunda generación, con eje de torsión trasero en todas las versiones, excepto en la Sportline.

Todo indica que el Vento 2014 volverá a ofrecer el sistema multilink de serie, pero mientras tanto Ford mantuvo la coherencia histórica y la conservar en todas las variantes de este Focus III.

El sistema multibrazo ofrece un mejor apoyo en curvas de alta velocidad y evite los molestos rebotes del tren trasero en caminos irregulares. Es un esquema más costoso de producir, pero que tiene beneficios tangibles al volante. El principal es que, al ser cada rueda independiente, lo que le pase a una no será transmitido a la otra (ni a la carrocería), ya que no hay un eje rígido que los una.

Es una ventaja tan importante frente a la competencia que sorprende que Ford Argentina (y sus vendedores) no sepan comunicarlo con mayor énfasis ante el público.

Además, en las versiones SE Plus y Titanium, equipa el control de torque en curvas (TVC), que funciona sobre las ruedas delanteras para mejorar la agilidad en curva. Lo que hace este sistema es ajustar la velocidad de giro de cada rueda para evitar subvirajes (que el auto se vaya de trompa), con lo que mejora mucho la estabilidad, incluso acelerando en pleno apoyo de la curva.

Todos estos sistemas son geniales, pero en la práctica el Focus III perdió un poco el tacto deportivo que tenía el Focus II. Esto se debe a que la puesta a punto de las suspensiones ahora es un poco más blanda –a cambio, es más confortable- y a que la dirección ya no es tan directa como en su antecesor. Son dos detalles muy concretos y específicos, que si se pudieran corregir ayudarían a una experiencia de manejo más divertida.

Parecen pequeñeces, pero son las que hacen que el Volkswagen Vento Sportline –tanto por chasis como por mecánica- siga teniendo el mejor comportamiento dinámico de su segmento.

Por lo demás, el Focus es un excelente y confortable vehículo, tanto para la ciudad como para la ruta. En el tránsito urbano, lo más destacable es la aislación del habitáculo y el excelente funcionamiento de la caja Powershift. Los cambios son casi imperceptibles y la progresión del motor es bien lineal. Aunque, hay que decirlo, no es tan veloz como la Powershift del Mondeo.

En ruta, la combinación del nuevo motor de 170 caballos y la caja Powershift es contundente. En aceleración a fondo, el conjunto empuja sin cansancio y se puede crucerear sin inconvenientes a velocidades muy elevadas. El apoyo en ruta, incluso con vientos laterales, es ejemplar. Los frenos también tienen muy buen rendimiento, sin muestras de cansancio a pesar de un uso intenso.

Con un conjunto mecánico tan bueno, tan sólo sería interesante una caja de seis marchas en la versión manual (en lugar de cinco) y unas levas al volante para la Powershift. Esta es una ausencia que en su momento también le cuestionamos al Mondeo (leer crítica). Con esta Powershift es posible intervenir sobre el cambio automático, pero el botón para hacerlo está sobre el lado izquierdo del pomo de la palanca de cambios, demasiado lejos de la mano para actuar con rapidez.

De todas maneras, en modo Sport, la caja muestra un temperamento más que divertido, realizando los cambios de marcha a 7.000 rpm y con un buen sonido de motor. Si el conductor desea viajar más tranquilo, también puede hacerlo: en modo automático, en sexta marcha y a 120 kmh, el motor trabaja a unas tranquilas 2.500 rpm.

El Focus 2.0 automático acelera de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 218 km/h, lo cual lo convierte en uno de los autos de fabricación nacional más veloces de la historia. El consumo promedio es de 8,9 litros cada 100 kilómetros.

Conclusión

Ocurrió con la primera generación, con la segunda y vuelve a pasar con la tercera. Por chasis, equipamiento, tecnología, motorización y transmisión, el nuevo Ford Focus se ubica una vez más como el auto de producción nacional más moderno y sofisticado de la Argentina.

Pero este merecido galardón no permite olvidar que el segmento de los autos compactos cuenta con rivales cada vez más difíciles y perfeccionados. Sean nacionales o importados.

Este nuevo Focus acompaña las demandas de los usuarios del segmento y por eso pone el foco en el diseño, el confort, la seguridad y la tecnología. Ya no tanto en el comportamiento dinámico, que alguna vez fue legendario.

Esto es una mala noticia para los que valoraban la personalidad más divertida de los Focus anteriores. Pero será una gran virtud para quienes busquen un auto más refinado y confortable (sin mencionar a los que, en esta jugada de Ford, ven una forma muy elegante de abrirle la puerta a un Focus ST realmente deportivo).

Con cada lanzamiento de un nuevo vehículo global, Ford Argentina no tuvo problemas en convertirse en el referente de su segmento. Ocurrió con la nueva EcoSport, con la Ranger y con el Fiesta KD. El Focus, en cambio, se encuentra con una competencia más reñida y con detalles para mejorar en calidad de terminación y oferta de motorizaciones.

El nuevo Focus acaba de tener su presentación regional en Mendoza y todavía tiene una larga vida útil por delante, para mejorar y ampliar su oferta. Por lo pronto, la agresiva política de precios de aumentar sólo un 15% los valores promedio del veterano Focus II, dejan en claro que Ford Argentina está lista para dar pelea entre los más vendidos del segmento.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Ian Oppenheimer

***

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
El nuevo Focus se está presentando ahora en Mendoza. Autoblog ya manejó un 2.0 Sedán Titanium Powershift en Buenos Aires.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Con respecto al Focus II Exe, el nuevo Focus III Sedán es 53 milímetros más largo.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
También es 16 mm más bajo. Se lo ve mejor plantado en el suelo.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
El diseño es muy atractivo. Parece un mini-Mondeo.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Las llantas de 17 pulgadas (pintadas de negro) son exclusivas de la versión Titanium. Los faros bi-Xenón direccionales, también.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
La butaca del conductor tiene ajuste eléctrico en la versión Titanium. El cuero también viene de serie en las variantes SE y SE Plus.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Interior de diseño moderno y tecnológico.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Los revestimientos internos de las puertas y el relleno del aro del volante merecían más atención.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
La caja Powershift tiene modo Normal, Sport y Manual (se acciona desde los botones ubicados sobre el pomo).

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Tablero de instrumentos completísimo.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
La computadora de abordo tiene mucha información. La información de consumo tiene seteos para diferentes tipos de mediciones.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Bajo el apoyabrazos central delantero se oculta una batería de opciones de conectividad.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
MyFord Touch, la pantalla táctil de ocho pulgadas, permite marcar números de teléfono.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Manejar el navegador satelital.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Y hasta regular el climatizador bizona.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Con respecto al Focus II Exe, el baúl perdió casi 100 litros de capacidad.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
El motor Duratec 2.0 16 recibió inyección directa y distribución variable.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT
Es el primer auto de fabricación nacional con caja automática de doble embrague.

Crítica: Ford Focus Sedán Titanium AT

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Ford Focus 2.0 Sedán Titanium AT
Origen: Argentina
Precio: 210.830 pesos (versiones desde 139.130 pesos, todos los valores y equipamientos)
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Ford Argentina (www.ford.com.ar)

MOTOR
Tipo: naftero, delantero transversal, tipo Duratec GDi, con cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, distribución variable TI-VCT e inyección electrónica.
Cilindrada: 1.999 cc
Potencia: 170 cv a 6.600 rpm
Torque: 202 Nm a 4.450 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
Caja: automática tipo Powershift, con doble embrague, seis velocidades, modo Manual, Automático y Sport

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores presurizados.
Suspensión trasera: independiente, multibrazo, con resortes helicoidales y amortiguadores presurizados.
Frenos delanteros: discos ventilados
Frenos traseros: discos macizos
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrónica
Neumáticos: Michelin Primacy4 215/50R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 218 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,8 segundos
Consumo urbano: 11,3 l/100km
Consumo extraurbano: 6,7 l/100km
Consumo medio: 8,9 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.534 mm / 1.823 mm / 1.484 mm
Distancia entre ejes: 2.648 mm
Peso en orden de marcha: 1.450 kilos
Capacidad de baúl: 421 litros
Capacidad de combustible: 55 litros

EQUIPAMIENTO
Frenos ABS con EBD + EBA
Activación automática de luces de emergencia
Airbags delanteros para conductor y acompañante
Airbags laterales de tórax en asientos delanteros
Airbags laterales tipo cortina
Alerta de luces encendidas y puertas abiertas
Alarma perimetral y volumétrica
Apoyacabezas traseros ajustables en altura (3)
Autobloqueo de puertas con velocidad (desde los 7 km/h)
Cinturones de seguridad delanteros inerciales de 3 puntos con pretensores
Cinturones de seguridad traseros (3) inerciales de 3 puntos
Dirección Asistida Electrónica (EPAS)
Alertas de uso de cinturones de seguridad delanteros
ESC con Control de Tracción (TCS) y Control de Torque en Curvas (TVC)
Sistema de activación de balizas y desbloqueo de puertas post-colisión
Sistema de anclaje ISOFIX en asientos traseros
Sistema de Asistencia al Arranque en Pendientes (HLA)
Sistema Detector de baja presión en Neumáticos (DDS)
Sistema inmovilizador de motor (EPATS)
Tercera luz de stop
Traba para niños en puertas traseras
Espejos exteriores rebatibles eléctricamente, calefaccionados y con luz incorporada
Faros antiniebla delanteros y trasero
Faros delanteros Bi-Xenón con iluminación direccional y tecnología LED
Grilla frontal con aplique cromado
Lavafaros delanteros ocultos
Limpia parabrisas de intermitencia variable con sensor de lluvia
Llantas de aleación de 17" tonalizadas y maquinadas
Sistema de apertura y cierre de puertas "sin llave"
Sistema de arranque sin llave "Ford Power"
Sync® MyFord Touch con pantalla central LCD táctil de 8"
Cámara de estacionamiento trasera
Centro Multimedia (puertos USB, memoria SD, entradas RCA A/V)
Navegación GPS 3D (mapas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela)
Sistema de audio SONY con control satelital, reproductor de CD, MP3 y 9 parlantes Hi-Fi
Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Sistema de Estacionamiento Asistido
Apertura y cierre centralizado de puertas con comando a distancia
Apertura y cierre global de cristales con comando a distancia
Apoyabrazos delantero central con guardaobjetos
Apoyabrazos central trasero con posavasos
Asiento de conductor con 6 ajustes eléctricos de posición
Asiento de conductor con ajuste lumbar manual y regulación de altura
Tapizados de asientos en cuero
Climatizador automático bi zona
Columna de dirección ajustable en altura y profundidad
Encendido automático de luces
Espejo retrovisor interior fotocromático
Sistema "Follow Me Home" de luces para acompañamiento
Levantacristales delanteros y traseros eléctricos
Nivelación automática de altura en luces delanteras
Techo solar eléctrico
Volante en cuero, con control remoto de audio, computadora de abordo y teléfono