El C4 Lounge es el nuevo sedán del segmento compacto que Citroën fabrica en la Argentina para exportar a toda la región. El mes pasado tuvimos la oportunidad de probar la versión naftera 1.6 THP Tiptronic en Mendoza (leer crítica) y ahora manejamos durante una semana la variante turbodiesel con caja manual.

Tenía el nivel de equipamiento Exclusive Pack Select, que cuesta 188.500 pesos. Pero esta motorización se pude conseguir con el nivel Tendance, a unos más interesantes 159.500 pesos.

Por fuera

Los rasgos que diferencian por fuera al Exclusive Pack Select diesel del naftero son apenas dos. Mientras el 1.6 THP calza llantas de 17 pulgadas con diseño Dodragao, el 1.6 HDi tiene un diseño llamado Arena.

El otro detalle será percibido apenas por los nerds del mundo automotor: el THP tiene doble salida de escape, mientras que el HDi lleva una sola. No hay emblemas que identifiquen la motorización.

El Pack Select está integrado por el techo corredizo y los faros bixenón direccionales.

Por dentro

En el habitáculo, las diferencias son menos todavía. O prácticamente nulas. Tal vez, el único cambio se aprecie en el tablero de instrumentos, con un tacómetro de una graduación más baja. Y por la insistencia en no incorporar indicador de temperatura del motor. Sólo tiene un testigo que se encenderá cuando el motor ya haya recalentado.

Hablando del interior, en este punto hay que destacar el trabajo de insonorización. El motor HDi es bastante silencioso, pero no deja de ser un diesel. Y eso se siente especialmente cuando arranca en frío. Pero, una vez en marcha y a tempertura de operación, el sonido es apenas perceptible. Suena lejano.

En ruta, son más notorios los ruidos aerodinámicos que mecánicos. A partir de 120 km/h, el C4 Lounge deja ingresar ruidos de viento provenientes de los pilares del parabrisas.

Seguridad

Acá tampoco hay diferencias con el naftero. La versión Exclusive tiene seis airbags, frenos ABS, control de tracción, control de estabilidad y sistema de alerta de ángulo muerto (una luz que se enciende dentro de los retrovisores externos para alertar sobre la presencia de un vehículo al costado, que puede no estar dentro de la visión del conductor).

El HDi Tendance sacrifica aquí bastante equipamiento para lograr un precio más competitivo: no tiene control de tracción ni control de estabilidad ni airbags laterales ni airbags de cortina. Es poco lo que ofrece en seguridad: apenas el ABS y los dos airbags frontales que exigirá la ley a partir del 2014.

Motor y transmisión

El motor HDi comenzó a ofrecerse en la Argentina en marzo del 2011 con el C4 1.6 HDi Hatchback (leer crítica). Más tarde fue adoptado por los Peugeot 308/408.

Este impulsor DV6M viene importado de Francia y reemplazó al veterano 2.0 HDi de 110 caballos, que se producía en la planta bonaerense de Jeppener.

Tiene 1.560 centímetros cúbicos, dos válvulas por cilindro, 115 caballos de potencia a 3.500 rpm y 240 Nm de torque a 1.500 rpm. Se combina sólo con una caja manual de cinco velocidades. No hay posibilidad de elegir una transmisión automática.

Por recomendación del fabricante, sólo debe utilizar combustible diesel con bajo índice de azufre (llamado Euro, Premium o “el más caro”). Si no estás dispuesto a cargarle del bueno, mejor no compres este auto.

Comportamiento

El turbo de este HDi comienza a soplar con decisión a partir de las 1.200 rpm. Ese simple dato define su personalidad gentil y trabajadora. Empuja con decisión desde bien abajo y el torque es tan generoso que evita el uso constante de la caja de cambios en ciudad. La tercera marcha alcanza para doblar esquinas y hasta para subir pendientes. Sin corcoveos.

El consumo en ciudad es de 7,0 litros cada 100 kilómetros, un excelente valor que se logra sin resignar agilidad y respuesta.

En ruta, el motor sigue haciendo maravillas. En quinta velocidad y a 120 km/h, trabaja a sólo 2.500 rpm. Y no es necesario hacer rebajes para realizar adelantamientos. Basta con hundir el pedal a fondo para que el par motor lo lance hacia adelante. En algunos momentos se extraña la ausencia de una caja de sexta, pero la verdad es que esta transmisión acompaña bastante bien.

No es un auto deportivo, pero sus prestaciones son la envidia de más de un naftero. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y alcanza los 187 km/h de velocidad máxima. El consumo en ruta es de apenas 4,9 litros cada 100 kilómetros. El tanque de combustible tiene 60 litros y ese es el motivo por el cual, al llenarlo, la computadora de abordo puede calcular una autonomía de más de 950 kilómetros.

En la puesta a punto de la suspensión no hay grandes cambios. Tan sólo se hicieron adaptaciones en el tren delantero para absorber el mayor peso del motor. Lo mismo se hizo con la dirección. El C4 Lounge, tanto en versión naftera como diesel, es un auto que pone el acento en el confort de los pasajeros. Si bien no tiene un andar deportivo, la carrocería inclina mucho menos en curva que en los anteriores C4.

Conclusión

Hace casi un mes, cuando manejé el C4 Lounge 1.6 THP en Mendoza, el nuevo modelo de Citroën me dejó con algunas dudas (leer crítica). No porque tuviera defectos, sino por ausencia de virtudes que lo diferenciaran de la competencia (una de las más reñidas del mercado). Con excepción del diseño original y elegante, en el C4 Lounge no hay innovaciones tecnológicas, soluciones de confort exclusivas ni propuestas mecánicas innovadoras.

Sin embargo –y sin tratarse de una novedad- el motor 1.6 HDi sigue siendo el más interesante y recomendable de la familia C4, incluso por encima del 1.6 THP. Es un propulsor de excelente respuesta, silencioso y con bajísimos consumos, que compensan de manera sobrada el costo extra de cargar diesel premium.

En un mercado argentino de autos diesel cada vez más acotado, las alternativas se reducen. Mientras en el segmento B (chicos) sólo hay cuatro opciones (Peugeot 207 Compact HDi, Ford EcoSport TDCi, Chervolet Cobalt Diesel y Chevrolet Spin Diesel), entre los compactos tenemos –además del C4 Lounge- al Chevrolet Cruze (163 cv, desde 172.900 pesos), al Fiat Bravo (120cv, desde 174 mil pesos), al Peugeot 308/408 (115 cv, desde 151.700 pesos) y al Volkswagen Vento (110/140 cv, desde 187.600 pesos y el de 140 desaparecerá en 2014).

Si bien el Cruze tiene la mejor relación precio/potencia y se impone como el más destacable de su nicho, el C4 Lounge no deja de ser una opción muy recomendable. Y quienes busquen un valor más bajo, por 153.600 pesos Citroën mantiene a la venta el C4 Hatchback HDi de primera generación.

Por último, una reflexión acerca del mercado diesel en la Argentina. Días atrás, conversando con un directivo de Ford –empresa que ya no ofrecerá la versión gasolera del Focus, con la llegada inminente de la nueva generación-, me contaba que decidieron reducir al mínimo la oferta de motores con este combustible, pero estiman que en algún momento podría volver el auge a nuestro mercado.

La debacle de los motores diesel en la Argentina se produjo en la primera década de este siglo, donde una combinación letal de combustibles de baja calidad con motorizaciones de última tecnología, produjo efectos nefastos en numerosas mecánicas y espantó a los consumidores argentinos de autos gasoleros, que eran legión.

La demanda de este tipo de autos se redujo, pero también es cierto que muchas automotrices dejaron de ofrecerlos para no tener que afrontar más reclamos de motores averiados dentro del período de garantía.

Según fuentes del sector, hoy es posible conseguir diesel con bajo índice de azufre en el 95% de las estaciones de servicio del país. Pero una nueva variable afecta al mercado gasolero de manera negativa: el impuesto interno del Gobierno a los autos diesel de lujo, que recarga con el 25% el valor de estas unidades, está alcanzando cada vez a más productos. El C4 Lounge y casi ningún sedán compacto tributa por quedar debajo del mínimo imponible, pero deberán pagarlo si el Gobierno no actualiza el piso. Y si los precios de los autos siguen aumentando.

Pero, al mismo tiempo, hay señales optimistas para los fanáticos de los autos diesel. En Brasil es cada vez más fuerte el lobby de las petroleras y automotrices para permitir que se vuelva a comercializar diesel para autos de pasajeros –prohibido desde 1976, leer más-, lo cual crearía un mercado potencial muy atractivo para las automotrices radicadas en el Mercosur.

La otra señal positiva es que países tradicionalmente anti-diesel, como Estados Unidos y Canadá, comenzaron a descubrir los beneficios de robustez mecánica y autonomía del gasoil, dos virtudes de las que carecen los ecológicos autos híbridos y eléctricos.

El C4 Lounge es un ejemplo de las claras ventajas de un turbodiesel moderno. Es silencioso, tiene excelente respuesta y los consumos son irrisorios. En viajes por ruta o en ciudades -donde cada vez hay menos estaciones de servicio y las filas para la atención son largas- su autonomía también es una ventaja concreta: menos paradas de reabastecimiento también es menos tiempo perdido. Y mayor libertad para el usuario.

El diesel tiene el futuro asegurado incluso en mercados donde hasta hace poco no existía. En la Argentina sólo necesita estabilidad y reglas claras para volver a florecer. Parece una receta sencilla. Sin embargo, es la misma que ayudaría a resolver esa y muchas otras trabas que afectan al país.

Carlos Cristófalo
Fotos: Lola Tyrrell

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
Las llantas Arena del 1.6 HDi Exclusive son las mismas que usan los C4 Lounge nafteros con equipamiento Tendance.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
Otra diferencia exterior es el caño de escape único. Y el sticker "diesel" en la tapa del tanque.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
El motor turbodiesel lo heredó del discontinuado C4 Sedán. El diseño, por fortuna, no.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
La versión Exclusiva Pack Select viene con techo corredizo.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
En el interior no hay diferencias con respecto a las versiones nafteras.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
Sólo se distingue por el tacómetro con graduación diferente. Y por los generosos valores de autonomía que calcula la computadora.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi
Un auto pensado para viajar. Pero, en especial, para visitar pocas veces los surtidores.

Crítica: Citroën C4 Lounge 1.6 HDi

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Citroën C4 Lunge 1.6 HDi Exclusive Pack Select
Origen: Argentina
Precio: 188.500 pesos (versión 1.6 HDi Tendance, 159.500 pesos).
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Citroën Argentina (www.citroen.com.ar)

MOTOR
Tipo: diesel DV6M, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, dos válvulas por cilindro, inyección indirecta por common rail, turbocompresor.
Cilindrada: 1.560 cc
Potencia: 115 cv a 3.500 rpm
Torque: 240 Nm a 1.500 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: delantera, con control electr[onico
Caja: manual, de cinco velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, resorte helicoidal.
Suspensión trasera: independiente, rueda tirada con elemento torsional, resorte helicoidal.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de cremallera, con asistencia variable.
Neumáticos: Michelin Primacy HP 225/45R17 (auxilio de las mismas dimensiones)

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 187 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,9 segundos
Consumo urbano: 7,0 l/100km
Consumo extraurbano: 4,9 l/100km
Consumo medio: 6,0 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.621 mm / 1.789 mm / 1.505 mm
Distancia entre ejes: 2.710 mm
Capacidad de baúl: 450 litros
Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO
Frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EDB/REF)
Asistencia al frenado de Urgencia (AFU)
Control de Estabilidad (ESP) y de Tracción (ASR)
Airbags frontales conductor y pasajero
Airbags laterales delanteros y de cortina
Cinturones de seguridad delanteros inerciales pirotécnicos regulables en altura
Cinturones de seguridad traseros inerciales (3)
Alarma perimetral y volumétrica
Antiarranque electrónico
Fijación de asientos para niños (Isofix) en las plazas traseras laterales
Faros Rompeniebla delanteros y traseros
Proyectores con luces diurnas
Proyectores de Xenón Bi-direccionales con lava proyectores
Sistema de alerta en ángulo muerto
Aire acondicionado y guantera refrigerada
Climatizador Automático Bi-Zona personalizable, con función "Restore"
Dirección de asistencia variable
Encendido automático de luces / limpiaparabrisas
Espejo retrovisor interno electrocrómico
Espejos exteriores eléctricos
Espejos exteriores eléctricos y rabatibles eléctricamente
Levantavidrios delanteros y traseros eléctricos con antipinzamiento y one touch
Limitador y regulador de velocidad (programable)
Sensores de estacionamiento trasero sonoro-visual
Sensores de estacionamiento delantero y trasero sonoro visual y Cámara de Retroceso
Radio CD MP3 / AUX / USB / Bluetooth con mandos al volante
Sistema de espacialización 3D del Sonido ARKAMYS y doble antena
Sistema de Navegación GPS MyWay con pantalla LCD de 7" integrada
Tablero de instrumentos con colores personalizables
Asiento del conductor regulable en altura
Asiento trasero rebatible 1/3 - 2/3
Asientos tapizados en cuero Zina, cuero metalizado y cuero perforado
Volante regulable en altura y profundidad
Volante tapizado en cuero con insertos cromados
Acceso manos libres y encendido con botón Start/Stop
Cierre centralizado de Puertas y Baúl con Mando a distantica
Parabrisas acústico
Techo Solar eléctrico
LEDs delanteros y traseros
Llantas de Aleación 17 pulgadas Arena

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com