Hoy vamos a poner el dedo en la llaga: hablaremos del equipamiento que debe tener una pick-up para el campo.

Para adentrarnos en el tema, hay que hacer algunas observaciones, ya que habrán escuchado varias veces estas frases: “¡Con lo que te la fajan, podrían ponerle… qué les costaría, dentro de su sistema de producción en serie, masiva y con un concepto de auto mundial agregarle esa pavada!”

Otra: “No es lo mismo lo que nos cuesta a los clientes como opcional, que lo que pagan las fábricas al autopartista” (quizás, algún lector que conozca la industria y no quiera escupir para arriba, pueda darnos una mejor aproximación).

Y una más: “Esto de los opcionales es como los dientes. Mejor arreglátelos de una vez y es preferible que venga todo junto”.

Bueno, aquí van algunas de las observaciones que surgieron de usar la pick-up Ford Ranger Limited 4x4 durante casi dos meses.

* Enganche: Es poco entendible y menos justificable que no lo traiga de fábrica. Cualquier autito tiene esos ganchos ridículos que se enroscan en el paragolpe. Che, Ford: ponete las pilas. Las condiciones que deber tener un buen enganche a mi gusto son: que sea un cojudo enganche, sino se desvirula o se arruga en cuanto tenés que tirar algo en serio. Segundo, que sea cómodo y no de quita y pon. Esto plantea el eterno tema de la bocha o el ojo. Yo prefiero este último, porque en el campo con la bocha sólo se juega en los boliches. Si vas a llevar la lancha y necesitás la bocha -lo que será tres veces al año- se la agregas. Tercero, que no sea un aparato protuberante, ya que cuando bajas el portón trasero lo haces de goma. Mi consejo es poner el enganche debajo del estribo del paragolpe trasero. Le haces a éste un agujero de un diámetro un poco mayor al del ojo del enganche, para que no te arranque el paragolpe, y lo único que tenés que llevar en la cabina es el perno para que no te lo afanen. Mi amigo Martín Sigsauer (un alemanote con manos como bigornias, ya fallecido y que se le animaba a cuanto fierro le pusiera por delante, el mejor herrero que conocí), me hizo uno es-pec-ta-cu-lar para una chata con la que podías tirar lo que quisieras. Y ni se veía. Algún día que venga CC con su cámara le sacaremos una foto para Autoblog.

* Cubrecaja: También debería venir como equipamiento estándar. Sé que me van a maldecir algunos fabricantes -por lo de las diferencias de precios en terminal y reposición-, pero el sufrido comprador lo agradecería. Y, demás está decir, que las terminaciones de la instalación del cubre caja no son siempre iguales cuando se agrega que cuando nace con el auto.

* Lavafaros delanteros: Para quienes andamos todo el tiempo en la ruta, off-road o half&half (ojo que Jacinto es un tipo leído…), el barro, la tierra, el ripio o la arena… es fundamental tener un lava faroles. Si no, tenés que llevar un bidón y un trapo, lo que es un garrón, ¿no? Créanme que en el barro hacés cinco kilómetros y la visibilidad, especialmente de noche, se reduce a más del 50% con los faros embarrados. ¿O lo hacen a propósito para que uno se acueste con las gallinas? Lo mismo pasa con el ripio o la arena cerca del mar: se te hace una costrita (¿o crostita?) y la luz… bien gracias, aunque sea de Zenón o Zoilo.

* Cubiertas: Ya hablamos en notas anteriores de la buena idea de Ford de darte opciones. Me gustaría saber si algún comprador de la Ford Ranger 4x4 (en cualquier versión) pudo ejercer la opción de un rodamiento mixto. Si no, preparate a poner algo más de 10 lucas y tener que guardar las cuatro cubiertas de fábrica hasta que vendas la chata. Y te aseguro que no las guardás en cualquier rinconcito.

* Estribo: Todo un tema. Yo sé que los estribos cromados, con las gomitas negras, quedan bárbaros. Especialmente cuando la chata está limpita. Pero, ¿probaron subirse y bajarse con el estribo lleno de barro, sin ensuciarse el pantalón a la altura del gemelo, especialmente de la pata izquierda en el conductor o la derecha del acompañante? Te aseguro que ya con poco barro el estribo se carga de mugre, porque el babero de las ruedas delanteras es un poco pijotero. Ni hablar si llevás a la suegra o al abuelo, que tienen que pisar sobre el estribo embarrado. Mejor sería que te dieran la opción de elegir entre otros accesorios más eficientes.

* Cubrecárter: Otra sugerencia, producto de la experiencia de quienes andamos "más half barro que half asfalto" es sobre el cubre cárter. Este es un adminículo muy necesario para proteger el cárter de aceite y eventualmente partes sensible de la caja y del cardan, especialmente en las tracciones asistidas o motores delanteros, de piedras, lomadas (caminos de huella profunda) y otras lindeces del off-road (aguante Don Jacinto, que no recula ni con el inglés). Aunque no lo crean hay vehículos que no los traen de fábrica, pero aunque algunos sí los traen, son chapones "ciegos". Es decir, un simple chapón. Y eso es un juntadero de barro, de tierra, de arena, de ripio, etc. Y cuando uno lava la carrocería, salvo que le pidieras por favor a uno de los Siete Enanitos de Blancanieves, allí abajo nadie se mete. Consecuencia: es un juntadero de mugre y fuente de corrosión, que cuando uno agarra lluvia se vuelve a humedecer y así eternamente hasta que... vendés la chata, y pasás los problemas al inocente comprador. En una de las chatas que no lo traía, siguiendo los consejos de Cacho y merced a las habilidades de Martín, hicimos un "protector de carter" consistentes en varios "flejes" de hierro de " 1,5 pulgadas (a 3 centímetros la pulgada, para los que no la cazan al vuelo), con un intervalo de una pulgada entre cada fleje y con una barra frontal bien ruda que ataje las de frente. La idea es que te proteja el carter pero permita la limpieza del protector, ya que a diferencia del "cubre cárter", permite su lavado fácil. Si hay patente por el invento, la dono a Tierra Fértil, una ONG educativa que merece apoyo.

Algunas otras sugerencias:

  • Que la fábrica (o el concesionario) te regale al menos una cuarta de remolque, de las de tira de cinturón de seguridad (con uno o dos milímetros de espesor alcanza) y con un ganchito pasable.

  • Que actualicen gratis el mapeo del navegador. Los caminos rurales los tenés que hacer de memoria porque no figuran las rutas provinciales ni los caminos vecinales (en mi Garmin Nuvi, sí). Pero bueno, también es cierto que estos caminos están olvidados hasta por las propias provincias -que te cobra el Inmobiliario Rural con recargo- y los municipios -que te cobran la tasa de mantenimiento de caminos-. Muy graciosos.

Y esto se acaba. La próxima semana, la última ronda de mate.

Jacinto Campos
Desde la Cuenca del Salado

***

Crítica rural: Ford Ranger 4x4 Limited (VII)
¿Por qué las pick-ups no vienen de serie con cubrecaja o gancho de remolque? J.C. busca respuestas. En todas partes.

Crítica rural: Ford Ranger 4x4 Limited (VII)
La Ranger al menos sí trae Park Pilot.

Crítica rural: Ford Ranger 4x4 Limited (VII)
En el siguiente video, Don Jacinto explica su funcionamiento.

***

VIDEO: Jacinto Campos y la Ford Ranger - Cámara de retroceso