Mi nombre es Jacinto Campos, vivo en un establecimiento rural a cuatro kilómetros de la ruta provincial 42, en el triángulo de los partidos de Mercedes, Suipacha y San Andrés de Giles.

Es un establecimiento mixto, 45% agrícola y 55% ganadero, dentro de la zona conocida como Cuenca del Salado, con campos de mediana calidad de tierra, llamados overos, porque tienen manchones de afloramiento de tosca, lo que se ve claramente con Google Earth.

Estamos a una distancia aproximada de 25 kilómetros de las tres ciudades, a las que vamos con frecuencia -por razones administrativas, comerciales, técnicas o simplemente sociales-, por lo que nos movemos mucho por caminos de tierra.

El eje principal de esta zona es la mencionada ruta provincial 42, llamada Camino Real, como se les dice generalmente a los caminos principales de zonas rurales. Desde allí se abren caminos vecinales y a veces caminos “de deslinde” (de 15 y 7,5 metros de ancho, entre alambre y alambre), que quedan de viejas subdivisiones y hasta donde aún no han llegado "las vialidades”.

Y acá no hay tutía. O te movés o no te movés. Es decir, tenés que contar siempre con un vehículo que te permita salir del campo en todo tipo de condición. Mi familia vive en esta zona desde la época de los abuelos, yendo y viniendo, a veces viviendo de manera fija en el campo, otras en el pueblo.

Desde hace 20 años estamos de regreso, viviendo en el campo otra vez. Así que sabemos un poco de la importancia de contar con un buen vehículo.

La “chata” (ex “picúp”, luego “camioneta”, ahora 4x4 o pick-up) es parte del paisaje rural, como las vacas, el máis -como decimos a veces- y el trigo. No nos olvidemos tampoco del famoso yuyito, que tantas picúps, camionetas, chatas o 4x4 le permitió vender a la industria automotriz en los últimos años.

Son vehículos que no sólo transportan personas. Acercaron a las familias, mejoraron las comunicaciones y la educación de las zonas rurales.

En este marco vamos a probar a la nueva Ford Ranger 3.2 Limited 4x4 6MT. Si querés leer la ficha técnica, podés descargarla acá. Pero antes quiero agradecer por esta oportunidad a este monstruo de la información automotriz que es Autoblog, verdadera biblia de las cuatro ruedas, sin tracción a sangre o pendiente.

En las próximas semanas te voy a ir contando cómo se comporta la Ranger, desde la visión del que la usa en el campo. Pero también desde el que viaja en la ruta y, a veces, se anima hasta meterse en la Capi.

Hasta el viernes que viene.

Jacinto Campos
Desde la Cuenca del Salado, Provincia de Buenos Aires

***

Crítica rural: Ford Ranger 3.2 4x4 Limited (I)
A pedido de Autoblog, Jacinto Campos cambió su caballo (El Curaca) por la Ranger de 200 cv. En la foto de arriba, su perro Trotsky.

Crítica rural: Ford Ranger 3.2 4x4 Limited (I)
Acelera el crítico rural de Autoblog.

***

VIDEO: Jacinto Campos y la Ford Ranger (Capítulo I)