A un año del lanzamiento de la Qubo (leer crítica), Fiat trajo a la Argentina su segundo modelo procedente de la fábrica turca de Bursa. La Dobló es hermana gemela de la Opel Combo y llega a nuestro mercado con dos versiones: Pasajeros y Cargo.

Autoblog manejó durante una semana la versión Pasajeros y la crítica completa se reproduce a continuación.

Por fuera

Está claro que los utilitarios de Fiat fabricados en Turquía por la empresa TofaÅŸ no nacieron para pasar desapercibidos. Mientras la Qubo sorprendió por su llamativo paragolpes delantero -evocador del labio inferior de La Mulatona-, la Dobló sale de lo común por sus líneas cuadradas en exceso.

Esto tiene una explicación práctica: la Dobló Pasajeros comparte el contorno de la carrocería y todas sus dimensiones con la Dobló Cargo. Y, se sabe, para aprovechar el espacio interior de un vehículo de carga no hay nada más práctico que los ángulos rectos.

Es cierto que, por fuera, los diseñadores podrían haber suavizado algunos de sus vértices, pero parece ser que prefirieron que la cuadradez fuera el rasgo de identidad inconfundible de este vehículo.

Mide 4,39 metros de largo, 1,83 metros de ancho, 1,84 metros de alto y tiene una distancia entre ejes de 2,75 metros. La altura excesiva de la carrocería no es un tema menor: a la hora de estacionar en la calle el techo tocará más de una vez con las ramas de los árboles.

Con un diseño tan funcional y geométrico, las únicas concesiones a la estética son las llantas de aleación (de serie, con Pirelli Chrono 195/60R16) y los grandes faros, que parecen derretidos sobre el capot.

La unidad probada no tenía barras para poner equipaje sobre el techo. Es un opcional que se ofrece con el Pack High Security (que además trae ESP y doble airbag lateral), por 5.000 pesos extra. La pintura metalizada cuesta 420 pesos.

Por dentro

Tal vez el diseño exterior no sea muy agraciado, pero al ingresar al habitáculo se agradecen las líneas rectas. La Dobló tiene una cabina sencillamente enorme, con mucha altura interior (recordar que deriva de un furgón de carga), grandes puertas delanteras y dos portones deslizantes traseros.

La posición de manejo es elevada. La butaca se regula en altura y el volante se desplaza en altura y profundidad. Las variantes para acomodarse son múltiple, pero en ningún momento se pierde la sensación de estar manejando un furgoncito. Los comandos están bien a mano, excepto los que sirven para regular los espejos exteriores. Son sólo manuales y, para llegar operar el derecho, hay que desabrocharse el cinturón y estirarse lo más posible. Incómodo.

Con respecto a la Qubo, la Dobló tiene un interior más ancho y la pierna izquierda del conductor ya no viaja tan apretada contra la puerta.

La versión de pruebas estaba equipada con el Pack Family opcional (4.000 pesos), que suma la tercera fila de asientos con dos butacas individuales y los vidrios basculantes en esta última línea. En total, esta versión tiene cuatro vidrios basculantes (tipo ventilete, otra herencia de furgón) y sólo dos ventanillas de apertura convencional (las delanteras, con levantavidrios eléctricos).

La gran altura del techo y la excelente superficie vidriada logran que ni los más hipocondríacos desarrollen claustrofobia en su interior, pero los ventiletes pueden resultar escasos a la hora de airear la cabina. Por suerte, en la segunda fila de asiento hay una boca extra para la salida del aire acondicionado.

En función de la carga, las filas de asientos se pueden configurar de manera múltiple. Las butacas se pueden plegar (segunda y tercera fila) o retirar (sólo la tercera fila), por completo o en partes.

Así, en la Dobló Pasajeros pueden viajar dos, tres, cuatro, cinco, seis o siete personas. Y aprovechar las plazas libres para llevar más equipaje. La capacidad de carga oscila entre 350 litros (con siete pasajeros) y 3.200 litros (con dos pasajeros).

Seguridad

Viene de serie con doble airbag y frenos ABS. Además, tiene anclajes para sillas infantiles Isofix y cinturones de seguridad inerciales y de tres puntos para las siete plazas. También tiene siete apoyacabezas. Muy completo.

Los 5.000 pesos extra que cuestan el control de estabilidad y los airbags laterales son un opcional que Autoblog recomienda de manera enfática. Hablamos de un auto para la familia y la seguridad nunca debe ser considerada un gasto.

Motor y transmisión

Tanto para la versión Pasajeros como Cargo, se ofrece una sola motorización: Fire 1.4 naftera, con 1.368 centímetros cúbicos de cilindrada, 16 válvulas, inyección electrónica multipunto y nivel de emisiones Euro V.

Desarrolla 95 caballos de potencia a 6.000 rpm y entrega 127 Nm de torque a 4.500 rpm. Tiene caja manual de cinco velocidades y tracción delantera.

Comportamiento

La Dobló Pasajeros pesa 1.340 kilos y está homologada para llevar una carga útil de 600 kilos. Con casi dos toneladas a cuesta, no hay forma de que el pequeño motor 1.4 oculte el peso que puede llegar a cargar sobre sus hombros.

Esto se nota mucho en las prestaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 16,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 159 km/h. Para llegar a este valor, desde ya, hace falta una recta de al menos tres kilómetros. Se aclara, una vez más, que Autoblog mide las prestaciones en rutas cerradas al tránsito.

En condiciones normales, y sin esforzarlo, es posible conseguir que el motor trabaje desahogado. Se puede viajar a 120 km/h y con un régimen bastante aceptable de 3.000 rpm. La insonorización del habitáculo y el silencioso motor son dos puntos muy destacables. Regulando en parado, es necesario mirar el cuentavueltas para asegurarse de que el motor sigue en marcha.

La caja de cambios tiene relaciones cortas, sobre todo en las primeras dos marchas. Los otros tres cambios son más largos y son los que permiten que los consumos sean razonables: 8,1 litros cada 100 kilómetros de promedio. El tanque de 60 litros garantiza viajes largos y con pocas paradas.

En ciudad, la Dobló es un vehículo bastante confortable y la dirección hidráulica ayuda a que no se noten mucho sus grandes dimensiones. Tan sólo se complican las maniobras marcha atrás. La visibilidad por la luneta es muy poca y no tiene sensores de estacionamiento ni siquiera como opción. Además, si se va a abrir el baúl, hay que dejar siempre una distancia de al menos un metro con el auto de atrás.

En ruta, su comportamiento es muy estable y tan sólo es sensible a los vientos laterales. Pero en estas circunstancias y en tramos trabados, es de gran ayuda la suspensión trasera de doble brazo. La Dobló es el único vehículo familiar de este segmento que ofrece este esquema. Ayuda a trazar mejor las curvas, evita rebotes en el tren trasero cuando se viaja con poca carga y mantiene bien controlado el rolido de la carrocería.

Tiene frenos a disco ventilados adelante y tambores atrás. Responden con eficiencia –tanto, que hay que patear el pedal con decisión para sentir la intervención del ABS-, pero se cansan con rapidez cuando se abusa de ellos.

En viajes hay que tomarse las cosas con calma. Adelantar vehículos más lentos requiere paciencia y planificación. Más que plantearse cómo adelantar los camiones de la ruta, el conductor debe asumir que la Dobló es uno más entre los camiones de la ruta. Que los cálculos de reprise los hagan quienes vengan detrás.

Conclusión

Tal como ocurre con la Qubo, la Dobló es un vehículo ideal para crucerear en familia. El habitáculo es muy cómodo y se posiciona con claridad como uno de los pocos autos de nuestro mercado con capacidad para siete pasajeros, a un precio razonable.

Su rival más directa es la Chevrolet Spin (105 cv, con doble airbag frontal y frenos ABS, desde 118.470 pesos con siete plazas). La Dobló -con la tercera fila de asientos opcional- vale dos mil pesos más. A su favor, cuenta con airbags laterales y ESP opcionales (una vez más, muy recomendables), un mayor espacio interior, una suspensión más refinada y un motor menos gastador.

La Spin, por su parte, saca ventaja con el equipamiento de confort: Bluetooth, cuatro ventanillas subibles y bajables (Alfredo Casero Dixit), retrovisores con comando eléctrico, sensores de estacionamiento, volante multifunción y una caja automática de seis marchas en opción (la versión 6AT vale 124.580 pesos).

El diseño es cuestión de gustos. Ninguna de las dos tiene una carrocería agraciada y la estética está lejos de ser el argumento de compra decisivo de los usuarios de este segmento. Hablamos de familias que ya no son “tipo”, con más de tres hijos o con un plantel estable de más de cinco ocupantes en los viajes cotidianos.

Se trata de caber o no caber. De salir de viaje en familia o dejar alguien en casa. En estos casos, el argumento de compra es uno solo y tiene tono militar: “Leave no man behind”.

Carlos Cristófalo
Fotos de Alberdan Producciones

***

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Transporte urbano de pasajeros. Pero también se le anima a la ruta.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
La ronda escolar es uno de sus destinos cantados.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Estacionar en la vereda no es fácil. No hay sensores, la visibilidad es poca y el techo toca las ramas de los árboles.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Los faros delanteros y las llantas de aleación son las únicas concesiones al cuidado estético.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
El espacio interior es sorprendentemente generoso.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Herencia de furgón: retrovisores manuales y ventiletes.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
El volante se regula en altura y profundidad. El estéreo no está integrado a la consola. No te olvides el frente desmontable.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Tablero con cuatro agujas y computadora de abordo con pocas funciones.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Las butacas tienen configuraciones múltiples. La tercera fila de asientos se puede quitar por completo.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
El motor 1.4 exige altas dosis de paciencia al viajar con carga.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros
Las Hermanas Turcas. La Qubo (derecha) le da la bienvenida a la Dobló a la Argentina.

Crítica: Fiat Dobló Pasajeros

***

FICHA TECNICA

Modelo probado: Fiat Dobló Pasajeros (con Pack Family de 7 plazas)
Origen: Turquía
Precio: 120.000 pesos (116.000 pesos con cinco plazas).
Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
Comercializa: Fiat Auto Argentina (www.fiat.com.ar)

MOTOR
Tipo: delantero transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, inyección electrónica indirecta, secuencial y multipunto.
Cilindrada: 1.368 cc
Potencia: 95 cv a 6.000 rpm
Torque: 127 Nm a 4.500 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: tracción delantera.
Caja: manual, de cinco velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos.
Suspensión trasera: independiente, de doble brazo, con resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos.
Frenos delanteros: discos ventilados (305 mm)
Frenos traseros: tambor (254 mm)
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia hidráulica.
Neumáticos: Pirelli Chrono 195/60R16

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 159 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 16,9 segundos.
Consumo urbano: 9,5 l/100km
Consumo extraurbano: 6,9 l/100km
Consumo medio: 8,1 l/100km

MEDICIONES
Largo / ancho / alto: 4.390 mm / 1.832 mm / 1.845 mm
Distancia entre ejes: 2.755 mm
Peso en orden de marcha: 1.340 kg
Capacidad de baúl: 350 / 790 / 3.200 litros
Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO
Frenos ABS con EBD
Doble airbag frontal
Cierre centralizado
Siete cinturones de seguridad inerciales
Inmovilizador de motor
Luces diurnas
Sistema "Follow Me"
Tercera luz de stop
Guantera portaobjetos con tapa
Radio AM/FM con CD, MP3, entrada auxiliar y puerto USB
Sistema de sujeción ISOFIX
Tablero de instrumentos con computadora de a bordo y sistema “My Car Fiat”
Toma corriente de 12V
Levantavidrios eléctricos delanteros
Aire acondicionado
Apoyabrazos central delantero
Asiento conductor regulable en altura y ajuste lumbar
Cierre Centralizado
Dirección asistida
Espejos retrovisores exteriores con regulación manual
Luneta térmica
Tobera de ventilación asiento posterior
Vidrios basculantes en segunda y tercera fila
Volante regulable en altura y profundidad
Doble puerta lateral corrediza
Espejos retrovisores externos con luces indicadoras de giro
Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación y neumáticos 195/60 R16''

OPCIONALES
Pack Family (tercera fila de asientos y vidrios basculantes en tercera fila): 4.000 pesos.
Pack Security (ESP, doble airbag lateral y barras portaequipaje): 5.000 pesos
Pintura metalizada: 420 pesos.