Texto de Carina Mazarotto

Desde Gamagori (Japón) – Ni siquiera los estrictos protocolos orientales pudieron ocultar la ansiedad de los ejecutivos de Toyota al presentar su primer auto chico producido en el Mercosur.

El Etios fue revelado en Japón este jueves a la prensa brasileña, aunque bajo un clima de misterio: se brindaron pocas certezas acerca de cifras de potencia y torque de los motores Flex, pero también sobre las configuraciones y precios.

La idea es confundir a la competencia hasta el momento del lanzamiento, pautado para septiembre en Brasil. En el resto del Mercosur se venderá a partir del 2013.

El Etios comenzará a ser producido en la nueva fábrica que Toyota levantó en Sorocaba, en el estado de San Pablo. Se ofrecerá con dos tipos de carrocería: hatchback y sedán.

Para el hatchback habrá motorizaciones 1.3 16v Flex y 1.5 16v Flex, mientras que el tres volúmenes sólo utilizará el motor 1.5. Todos tendrán caja manual de cinco velocidades.

En la India, estos propulsores rinden 80cv/104Nm y 90cv/132Nm, respectivamente, pero se sabe que estos valores sufrirán cambios por medio de las adaptaciones para poder funcionar con etanol. Las especificaciones oficiales se darán a conocer al momento del lanzamiento.

Para el hatchback, Toyota reconoce al Volkswagen Gol Trend como rival directo –líder en ventas en Brasil-, pero también menciona al nuevo Fiat Palio. Aunque también está el nombre de otro fabricante que no sale de la cabeza de los ejecutivos japoneses: “Como ustedes deben saber, Hyundai va a lanzar un nuevo auto en Brasil en el segundo semestre”, comentó Isami Nishimura, responsable del proyecto Etios, refiriéndose al Proyecto HB (leer más).

El sedán enfrentará a modelos como los Renault Logan, Fiat Grand Siena, Nissan Versa y Chevrolet Cobalt.

Con respecto a su diseño, hay que admitir que se ve mejor en vivo que en las fotos. Sus líneas son prácticamente idénticas a las del Etios lanzado el año pasado en India. Cambiaron algunos detalles sutiles, como la parrilla del radiador, los guardabarros, el spoiler trasero y algunos materiales, como los tapizados de las butacas.

Más allá de eso, el hatchback fabricado en Brasil tendrá una rigidez torsional un 15% superior al modelo indio.

Pero en este punto es bueno recapitular y decir algunas verdades: el Etios no es un Corolla. Fue hecho para ser barato y eso explica muchas cosas, como la simplicidad de sus terminaciones, a pesar de que en todo momento se nos remarcó que las unidades de pruebas eran de preserie.

Los plásticos rígidos de las puertas saltan a la vista. Algunas piezas presentan fragilidades, como la pequeña tapa que protege la entrada del puerto USB para el equipo de audio.

El tapizado de las butacas es simple, sin ningún tipo de refinamiento. Todo eso sin contar la guantera que, a pesar de tener una capacidad de 13 litros, tiene una tapa muy grande, con un brazo de soporte que se desplaza hasta el fondo del compartimiento.

El velocímetro y el cuentavueltas se ubican en el centro del panel de instrumentos y no detrás del volante. Esta decisión, que parece aparentar modernidad, sólo consigue desviar la atención del conductor. Fue una decisión tomada para abaratar el cambio de la ubicación del volante según el país donde se comercialice.

La información para el conductor se completa con un display digital, casi imperceptible: la pantalla tiene datos del odómetro y el tanque de combustible. Pero es muy pequeña, de difícil lectura.

El contacto con el Etios fue corto. Apenas algunas vueltas en un autódromo, en condiciones limitadas. Aún así, hubo tiempo para valorar la suspensión firme y el buen comportamiento en las curvas. La puesta a punto es acertada, con una dirección precisa.

Como efecto de la tapa de 16 válvulas, el motor tarda poco en ganar empuje en los retomes. El hatchback de pruebas tenía neumáticos 175/65 R14, mientras que el sedán montaba 185/60 R15.

Según Toyota, el Etios 1.3 hatchback acelera de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos (con alcohol) y llega a recorrer 9,54 kilómetros por cada litro de combustible en ciudad.

El sedán acomoda bien a los pasajeros. El espacio es amplio, incluso para tres adultos sentados en la butaca trasera. Pero tiene sólo dos apoyacabezas. Los más altos no tocarán la cabeza contra el techo y hay espacio de sobra para las piernas.

El piso del habitáculo es casi plano, lo que facilita el desplazamiento interno. El sedán tiene una capacidad de baúl muy buena: sus 595 litros lo ubican entre los mejores del segmento.

La fábrica de Sorocaba ya está lista para trabajar con una capacidad productiva de 70 mil vehículos por año, número que Toyota espera alcanzar en los primeros doce meses de operación. Sin embargo, la empresa ya cuenta con una licencia ambiental para producir 400 mil autos al año.

Sorocaba está preparada para fabricar también otros autos chicos derivados de esta plataforma para el segmento B. Algo de eso anticipó Yukitoshi Funo, al hablar de ocho nuevos modelos desarrollados para los mercados emergentes (ver nota).

Crítica: Toyota Etios
El Etios se fabricará en Brasil y para todo el Mercosur con carrocerías hatchback y sedán.

Crítica: Toyota Etios
Toyota reconoce como rival del hatchback al VW Gol Trend y al nuevo Fiat Palio. Pero también al inédito Hyundai HB.

Crítica: Toyota Etios
El sedán se enfrentará a los Renault Logan, VW Voyage, Chevrolet Cobalt, Fiat Grand Siena y Nissan Versa. Hyundai también tendrá un sedán HB.

Crítica: Toyota Etios
El baúl del Etios sedán es uno de los más grandes del segmento: 595 litros.

Crítica: Toyota Etios
No es un Corolla. El Etios fue pensado para ser un auto económico.

Crítica: Toyota Etios
Los motores 1.3 y 1.5 recibieron cambios para funcionar con Etanol. Toyota no brindó valores de potencia.

  • Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Autoblog.com.ar
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com