Por Carlos Guimarães

La nueva Chevrolet Montana cierra su período en la Cuarentena de AutoEsporte. La mayoría de los integrantes de la Editora Globo que tuvieron la oportunidad de manejar esta nueva pick-up del segmento chico, basada en el Agile, destacó el buen espacio interior y la visibilidad superior con respecto a la generación anterior, basada en el Corsa II.

También elogiaron el buen nivel de equipamiento de serie.

La caja de carga fue puesta a prueba por el periodista Alexandre Izzo y por el director de Arte de la revista Monet, Biah Schimidt. En los dos casos se encontraron con espacio suficiente para llevar la carga (tiene capacidad para transportar 1.180 litros o 758 kilos).

Bajo la lluvia, la capota cubrecarga mostró su eficiencia para proteger los objetos transportados, pero se notó un indicio de fragilidad cuando uno de los cabos de amarre se soltó de la lona.

Otra señal de que algunas piezas podrían tener una mejor calidad fue la dificultad para abrir y cerrar la tapa de la caja de carga, por causa de una cerradura problemática.

Además, fue suficiente con echar una mirada por debajo del vehículo para notar que una serie de ítems podrían haber recibido una mayor atención en su montaje. Piezas sin pintura y cables sin protección pueden ser hallados con facilidad.

Por dentro, como relató el editor Daniel Messeder, el panel usa plásticos rígidos en exceso, con algunas piezas que aparentan fragilidad. Además de rayarse con facilidad, el panel es fuente de ruidos molestos.

Para quien busque el confort de un viaje en silencio es bueno saber que el aislamiento acústico de la nueva Montana no es de los mejores.

Además de eso, la suspensión no transmite seguridad en las curvas, lo que fue constatado no sólo por el equipo de AutoEsporte sino también por otros que manejaron la pick-up.

A pesar de tener buena potencia para sus apenas 1.4 litros de cilindrada (102 cv con alcohol), al motor le falta torque en baja rotación, lo que es una dificultad cuando el auto está cargado.

La Montana que se venderá en la Argentina, cabe aclarar, tendrá una variante revisada del conocido motor 1.8 Powertrain con 105 cv.

Entre los pros y las contras, la Montana agrada en general por su diseño diferente, especialmente en la versión Sport.

En cuanto al costo de mantenimiento, la buena noticia que descubrimos es que las piezas de la nueva generación de la Montana cuestan lo mismo -o incluso menos- que en la Montana anterior.

MÁS INFORMACIÁ“N
Leer blog de los 40 días días de prueba con la Chevrolet Montana
(en portugués)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com