El Chevrolet Cruze sorprendió en mayo al patentar casi las mismas unidades que la Chevrolet Tracker en la Argentina: 1.123 contra 1.129 vehículos (ver estadísticas). La sorpresa tiene un motivo ineludible: el Cruze se dejó de fabricar en diciembre de 2023, mientras que la Tracker es el único modelo que hoy mantiene en producción la Planta Alvear, que GM Argentina tiene en Santa Fe (leer comunicado oficial).

La explicación es sencilla: los concesionarios todavía tienen muchas unidades del Cruze en stock y esos vehículos se están vendiendo con importantes descuentos. El Cruze LTZ hoy tiene un precio de lista de 26.4 millones de pesos, pero en los concesionarios es posible encontrar unidades 0km desde 19 millones de pesos.

La Tracker también se ofrece con descuentos, pero la diferencia no es tan marcada: el precio de lista promedia los 27 millones de pesos y es posible encontrar unidades 0km en los concesionarios a partir de 22 millones.

¿Pero cuánto stock queda del Cruze, un auto que dejó de fabricarse hace ya seis meses? Desde Motor1 consultamos a fuentes oficiales de GM Argentina y nos respondieron: "Calculamos que quedan tres o cuatro meses de stock, dependiendo del ritmo de las ventas, lo cual es complejo de estimar en este mercado donde la incertidumbre es todavía alta".

Fuentes de concesionarios consultadas por Motor1 indicaron que en la red de distribuidores de GM Argentina quedarían "alrededor de 1.940 Cruze en stock", lo cual serían sólo dos meses de ventas al ritmo de mayo.

Cualquiera sea el caso, el actual fenómeno de ventas del Cruze es bien coyuntural y tiene los días contados. El modelo se dejó de producir hace ya varios años en todo el mundo y Argentina es el último mercado que lo mantuvo a la venta.

La Planta Alvear de GM Argentina retomó hoy la producción de la Tracker, después de haber permanecido siete días parada por las inundaciones en el Sur de Brasil, que complicaron el abastecimiento de piezas y la logística de componentes de varias fábricas en Argentina (leer más). "Esperamos en junio un mes de producción regular, salvo por la semana que tendremos varios días de descanso, a raíz de los fines de semana largos", informaron de la empresa.

El Cruze no tendrá un reemplazante directo en nuestro mercado.

Más allá de este fenómeno coyuntural, el Cruze se despide del mercado argentino pateando un paradigma de muchas marcas, que decretaron el fin de los sedanes a raíz de "la mayor preferencia del público hacia las SUVs". El caso del Cruze demuestra que, cuando el precio es el indicado, los sedanes no sólo son una atractiva opción para el consumidor: los clientes los compran, los prefieren y los abrazan con decisión, incluso por encima de las avasallantes SUVs.

C.C.

Foto de portada: Archivo GM Argentina - Febrero 2017

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com