Todas las marcas y los vendedores de autos lo saben: los compradores de 0km cada vez le dan más importancia a la conectividad y a la pantalla multimedia. En ese grupo, la preferencia de la gran mayoría se inclina por los modelos que tienen el servicio de Apple Car Play o Android Auto, que permiten espejar en la pantalla las aplicaciones del celular.

En nuestro mercado, ya casi no existen autos 0km a la venta sin pantalla multimedia que ofrezcan estos servicios. La única excepción son algunos autos chinos. Estos modelos pueden tener el mejor equipamiento tecnológico, las pantallas multimedias más grandotas y muchísimos gadgets, pero vienen sin Apple CarPlay ni Android Auto.

¿Por qué? Puede haber dos motivos. En primer lugar, por razones de seguridad informática y las cada vez más fuertes fricciones entre Estados Unidos y China, hay automotrices asiáticas que no cumplen con los estándares que Apple y Google exigen para habilitar el uso de sus servicios. Otras marcas, en cambio, deciden que no quieren pagar las licencias que estas dos empresas norteamericanas exigen por utilizar sus aplicaciones.

En el medio de esa puja está el usuario argentino, que no tiene mayor interés en cuestiones de geopolítica y sólo quiere ver su celular espejado en la pantalla del auto.

En los últimos dos meses probamos en Motor1 dos autos chinos importados por el Grupo Belcastro, que venían con muy buenas pantallas, pero sin Apple CarPlay ni Android Auto: Baic X55 II (leer crítica) y Baic BJ40 (leer crítica). En su lugar, ofrecían una solución poco práctica: el CarbitLink.

Lo que hace esta App es espejar todo tu celular en la pantalla del auto, igual a cuando "duplicás pantalla" para proyectar un video del teléfono en el televisor de tu casa. Es un sistema bastante lento y sólo funciona comparitiendo internet por datos al vehículo para establecer la conexión: insólito. Además, no podés poner en reposo la pantalla del teléfono mientras uses esta función, tiene que estar siempre activa.

La verdad, es un engorro. Al final, terminás eliminando Carbit para volver a una solución de hace 15 años: apoyar el teléfono sobre el tablero del auto, para poder usar algo tan simple como el Google Maps o Spotify.

Ahora el Grupo Belcastro lanzó una nueva marca china en la Argentina: desde hace una semana estamos probando el nuevo Skywell ET5 (ver primera nota), que viene de serie con una solución argentina para un problema chino.

En Mercado Libre y tiendas de electrónica se vende un aparato llamado "Módulo Infinity Tech", que es un adaptador que hace de intermediario entre el teléfono y la pantalla de un auto para ofrecer Apple CarPlay y Android Auto. En el precio de compra del dispositivo (que ronda los 100 dólares) viene incluida la licencia de Apple y Google que las automotrices chinas no pueden (o no quieren) pagar. La experiencia de uso es muy buena, casi igual a un auto convencional con estos servicios de serie. Durante una semana de experiencia apenas encontramos algunas pocas funciones de Spotify y Waze que no respondían bien.

La conexión es fácil: un extremo del módulo se enchufa al puerto USB del auto y el otro extremo recibe el cable con USB del celular. Además, hay que hacer una breve configuración para que todos (auto, módulo y celular) dialoguen en el mismo idioma. Por supuesto, el dispositivo no está completamente integrado al auto y se nota que es un accesorio extra: pero es una solución mucho más práctica que el tedioso CarbitLink.

Skywell ofrecerá de serie en la Argentina este módulo y es probable que otras marcas chinas adopten esta misma solución.

C.C.

IMG_4544

El módulo Infinity Tech en el Skywell ET5: un extremo se conecta al USB del auto y el otro recibe el cable con USB del smartphone.

IMG_4546

El módulo viene de fábrica con las licencias y los softwares para reproducir las funciones de Apple CarPlay y Android Auto en la pantalla de los autos que no tienen estos servicios.

IMG_4423

Basta de "pantallitas". La crítica del Skywell ET5 se publicará mañana en InsideEVs Argentina.

BAIC, Skywell

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com