Las automotrices argentinas agrupadas en Adefa emitieron un documento donde manifestaron la "preocupación" con el RIGI, el Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones, que el Gobierno de Javier Milei impulsa en el Congreso. Motor1 accedió a una copia de ese paper, que se publicó de manera detallada en esta nota de ayer.

La filtración del documento generó un fuerte debate en el sector automotor. Este autor incluso recibió exabruptos vía WhatsApp, desde la cuenta oficial de Prensa de Adefa. Nada grave, pero confirma que los nervios están crispados.

Motor1 reivindica el derecho a difundir un documento de gran trascendencia para el sector: 13 automotrices con fábricas en el país le pidieron mayor proteccionismo al Congreso y la Casa Rosada, porque consideran que el RIGI representa un "factor importante de riesgo", que abre "una ventana de oportunidad" para "la instalación de fábricas de origen asiático" (ver documento completo).

En el extenso paper de Adefa, ese párrafo sorprendió por el vocabulario utilizado y por el foco específico en un continente del planeta. ¿A quiénes se refieren en particular?


"Alerta de Compliance"

"Fábricas de origen asiático" no fue una frase feliz de quienes redactaron el documento de Adefa. El gentilicio generó lógica sorpresa entre las automotrices socias de Adefa que tienen sus casas matrices en Asia: son las filiales locales de las empresas japonesas Honda, Nissan y Toyota.

En la consultas realizadas por Motor1 más de una fuente de esas empresas confirmaron que no estaban al tanto del uso de ese vocabulario en el documento de Adefa. En todos los casos se comprometieron a realizar consultas internas, porque dan por sentado que una empresa japonesa jamás hablaría de un "temor asiático".

Todas las automotrices que integran Adefa tienen un reglamento de "compliance" ("cumplimiento normativo"), que establece las políticas y procedimientos adecuados de cada empresa. En esas reglas siempre figura en primer lugar el rechazo a cualquier tipo de discriminación, ya sea por raza, sexo, religión... u origen.

Por extrapolación, la pregunta lógica que surgió fue: ¿acaso Adefa no teme a que el RIGI aliente la competencia por la radicación de nuevas fábricas automotrices de origen americano o europeo? ¿Por qué se puso el foco en el "origen asiático"?


"El Temor Asiático"

Asia, como continente, es el mayor fabricante mundial de automóviles. Como se mencionó, algunas de sus empresas ya tienen plantas radicadas en nuestro país, pero hay muchas más que todavía no llegaron. Entre las japonesas podría mencionarse a Suzuki, Isuzu, Mazda y Subaru. Entre las indias están Mahindra y Tata. Tampoco hay que olvidar a la coreana Hyundai Motor Corporation (dueña de Hyundai, Kia y Genesis). Algunas de las mencionadas acá arriba ya tienen fábricas en Brasil (como Suzuki y Hyundai).

Sin embargo, cuando un grupo como Adefa se refiere al "origen asiático" no hay dudas acerca de quiénes habla: las automotrices chinas. Hoy ese gigante industrial tiene fábricas de autos en Brasil (Chery y BYD) y ya está en conversaciones para comprar fábricas en México (otra vez, con las charlas encabezadas por BYD).

En contraste, hay que decir que los proyectos de radicación industrial de automotrices chinas en Argentina nunca se concretaron. Chery anunció cuatro veces la construcción de fábricas en nuestro país (dos veces con Franco Macri y dos veces con el ex embajador  kirchnerista Sabino Vaca Narvaja, ver archivo). Sin embargo, esos planes nunca se hicieron realidad.

En 2017, el entonces presidente Mauricio Macri (hijo de Franco) le otorgó a la automotriz china BYD el decreto presidencial de "terminal automotriz", para fabricar buses eléctricos en nuestro país. Transcurridos siete años, hasta ahora BYD no hizo uso de ese beneficio. De todos modos, la firma china sigue con planes para desembarcar en Argentina. Así lo confirmó en el lanzamiento de la pick-up BYD Shark el director de Marketing y Comunicación de BYD Americas, José Miranda (leer entrevista).


"Build Your Dreams"

BYD es una sigla que suena por todos lados y los motivos son lógicos: compró la ex fábrica de Ford en Brasil (donde se producían los Ka y EcoSport) y anunció que planea subirse al podio de las marcas más vendidas en ese país antes del año 2028. El crecimiento global de "Build Your Dreams" es sorprendente: el año pasado se consagró como el mayor fabricante mundial de autos electrificados (contando híbridos y 100% eléctricos). Eso no es todo: ya se sabe que este año desplazará a Tesla, como el nuevo líder entre los vehículos totalmente eléctricos (ver estadísticas).

Y ya que hablamos de Tesla: en el entorno del presidente Javier Milei hay asesores -como el histórico dirigente peronista Carlos Ruckauf- que aseguraron que el empresario Elon Musk está esperando la marco regulatorio indicado para establecer una fábrica de Tesla en Argentina (ver nota). El RIGI podría ser esa normativa tan deseada.

Tesla es una automotriz fundada en California y que hoy tiene sus cuarteles generales en Texas. Es una empresa más americana que las botas tejanas de Musk. Sin embargo, los nervios de Adefa no se crispan con Tesla.

El verdadero temor es la radicación de nuevas fábricas de "origen asiático". El temor ya no es sólo a la importación de autos chinos. El documento que circuló por el Congreso y la Casa Rosada es claro: se oponen incluso a que las automotrices chinas establezcan sus fábricas en nuestro país.

C.C.

El documento de Adefa contra el RIGI (ver nota completa).


Adefa

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com