La Abadía de Westminster, en Londres, se llenó ayer de ruido de motores en un homenaje al piloto británico Stirling Moss, fallecido en abril de 2020. Moss murió en plena cuarentena británica por el Coronavirus y sus familiares recién ayer pudieron brindarle el homenaje que con el que siempre habían soñado: una "misa de motores".

Stirling Moss pasó a la historia como "El Campeón sin Corona": ganó la Mille Miglia, triunfó en 16 Grand Prix de Fórmula 1 y fue subcampeón de la categoría máxima, pero nunca logró su ansiado título mundial. En la ceremonia de ayer estuvieron presentes varios ex campeones del mundo, que crecieron idolatrando a Moss: Jackie Stewart, Nigel Mansell y Damon Hill. También asistieron celebridades del mundillo fierrero como Christian Horner (jefe de Red Bull) y el comediante Rowan Atkinson.

En representación de la Argentina viajó especialmente para este evento Rubén Fangio, uno de los hijos de Chueco. El Quíntuple campeón del mundo fue el rival que Moss pocas veces pudo vencer, pero también fue su amigo entrañable, compañero de equipo y compinche de muchas aventuras en la cima del automovilismo mundial.

Decía Stirling Moss: "Fangio era especial porque era imbatible. Pero también era una persona muy especial, siempre amable y educado, un hombre muy cercano. Fue siempre un hombre bueno, pero eso no quiere decir que fuera un hombre demasiado simpático, no sé si me comprende… y como piloto desde luego que era imbatible. En carreras de Sport le gané unas cuántas veces, pero en la Fórmula 1 era imbatible y esa categoría siempre fue lo máximo de las carreras de autos”.

En la ceremonia de ayer, Jackie Stewart llevó el autógrafo original que obtuvo de Moss cuando era niño. Se lo firmó cuando asistió a una carrera cerca de la frontera escocesa , donde conoció por primera vez a su héroe: "Moss me autografió con su nombre completo, dedicando tiempo y atención a ese niño que era yo. Es una actitud que me marcó para siempre y que adopté a lo largo de mi carrera".

Para la ceremonia de ayer, Mercedes-Benz, Maserati y hasta el ex baterista de Pink Floyd, Nick Mason, aportaron varios autos históricos de Stirling Moss, que se exhibieron en la entrada de la Abadía. Entre ellos se destacó la presencia del Mercedes-Benz 300 SLR, ganador de la Mille Miglia, que llevaba el famoso número "722".

RUBEN-FANGIO-STIRLING-MOSS-2

Rubén Fangio (hijo de Juan Manuel) saluda a Elliot Moss (hijo de Stirling). A la derecha, Fangio con Jackie Stewart. Hay más fotos en la galería de imágenes, acá abajo.

Galería: Rubén Fangio - Homenaje a Stirling Moss

fangio / Deporte motor

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com