En febrero pasado publicamos en Motor1 una insólita queja de los concesionarios de autos argentinos. Protestaban por los "sobreprecios" en las listas oficiales de las marcas (ver nota). Después de casi cuatro años de abusar de los clientes cobrando valores por encima de las tablas, el mercado automotor argentino chocó de frente en el verano contra un muro de realidad: tras un abrupto salto en los precios a comienzos de año, las ventas se derrumbaron. Los clientes no convalidaron las fuertes subas y algunos concesionarios culparon a las automotrices: "Las listas de precios asustan a los clientes y no reflejan la realidad del mercado, hoy todos estamos vendiendo con descuentos" (leer historia de los sobreprecios).

En ese momento, lo que muchas marcas hicieron fue congelar los precios de lista y frenar los aumentos. El caso más extremo es el de Toyota, que lleva cuatro meses con los precios congelados de las Hilux y SW4. Y ocurrió algo inesperado: por primera vez en más de un año el "Índice Pick-up", que mide la inflación del mercado automotor argentino, no tuvo cambios intermensuales (ver nota).

Mientras se esperan las listas de mayo de las diferentes marcas, todo indica que ese barómetro tampoco tendrá modificaciones este mes. De hecho, algunos valores serán negativos. Entre los productos que componen la "cochera" (no "canasta") de medición del "Índice Pick-up", Ford Argentina se convirtió ayer en la primera en dar un paso muy esperado por el mercado: bajó los precios de lista de casi todas las versiones de la Ranger.

No se trata de una bonificación ni de una promoción. Los valores de las tablas oficiales se modificaron en un promedio de -10%. "Es una manera de transparentar una situación que ya se vivía en los concesionarios, donde desde hace meses se opera con importantes descuentos", explicaron fuentes allegadas a la terminal de Pacheco. El mayor símbolo de ese cambio es el precio oficial de la Ranger V6 Limited Plus, que hasta ayer era la pick-up de fabricación nacional más cara del mercado argentino. Su precio de lista bajó de 68 millones a 62 millones de pesos.

Esa modificación en las tablas de la Ranger tuvo sólo dos excepciones: los precio de la versiones más básicas, Ranger XL 4x2 y 4x4, que subieron un promedio de 650 mil pesos. Esto tiene un motivo. Recordemos que el precio de lista de estas versiones "base" es el que se utiliza para fijar el valor de la cuota de los clientes atrapados en planes de ahorro. Se trata de la modalidad de compra menos recomendada y más castigada en estos tiempos de "estanflación" (ver nota).

En el caso de la Ranger, también se venden por planes de ahorro las XLS, que en las listas de mayo tuvieron este comportamiento: la XLS 2.0 4x2 mantuvo el mismo de precio de abril (la cuota no se modifica), mientras que la XLS V6 4x4 bajó de precio (se reducirá la cuota).

¿Alcanzarán estas rebajas oficiales para reactivar las ventas? ¿Alguna otra marca acompañará a Ford en la decisión de transparentar en sus listas la realidad que se vive desde hace meses en el mercado? Habrá que esperar a los patentamientos de mayo para conocer el resultado. Por lo pronto, las ventas de abril tuvieron un fuerte repunte del 26.7% frente a marzo y terminaron con estas cifras.

C.C.

PRECIOS-FORD-RANGER-MAYO-2024-2

Click en la imagen para descargar en alta resolución.


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com