En el Grupo Stellantis existe preocupación por los últimos resultados de Maserati. Los datos públicos de ventas de la mayoría de los mercados europeos, América del Norte, China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Israel y algunos mercados emergentes muestran que los buenos resultados que la marca de lujo había logrado en los últimos meses están llegando a su fin.

Maserati inició una fase de renacimiento desde la introducción del deportivo MC20 en 2020 (leer crítica). Con una gama de sedanes envejecidos y la Levante llegando tarde pero sin despegar, el fabricante de automóviles italiano comenzó una ofensiva de nuevos productos que incluía cuatro autos deportivos y una nuevo SUV. Entre septiembre de 2020 y el año pasado se lanzaron los modelos MC20, MC20 Cielo, Grecale, GranTurismo y ahora también el GranCabrio.

Los envíos globales aumentaron de 16.900 unidades en 2020 a 26.700 unidades el año pasado. El aumento del 58% fue impulsado principalmente por la Grecale, una SUV del Segmento D (mediano), que el Tridente creó para enfrentar a la Porsche Macan y otros SUV premium de tamaño mediano. De hecho, en 2023, la Grecale representó el 53% del volumen global de la marca.


La Grecale no puede sola

MASERATI-NUMEROS-2

Evolución de las ventas globales de Maserati, señalando el momento de lanzamiento de cada nuevo modelo.

Sin embargo, el impacto positivo de la Grecale se vio compensado por el descenso registrado por los productos más antiguos de Maserati: las Ghibli, Quattroporte y, sobre todo, la Levante, que representó el 53% de las ventas mundiales en 2022.

Los datos preliminares de marzo de 2024 revelan que los volúmenes globales de la Grecale disminuyeron un 24% en comparación con el mismo mes del año pasado. La caída se produjo tras dos meses de ventas planas en enero y febrero. Si bien todavía no podemos concluir que las ventas de la Grecale hayan alcanzado su punto máximo, es bastante preocupante para la marca que las ventas no hayan aumentado este año.

En realidad, sumando los resultados preliminares de enero, febrero y marzo de 2024, la Grecale registró una caída del 11% respecto al primer trimestre de 2023. Si sumamos las caídas masivas registradas por las Levante (-71%) y Ghibli ( - 69%), entonces la situación es difícil para Maserati. El resultado es que las ventas globales estimadas de la marca durante los primeros tres meses de este año cayeron un 29% hasta alrededor de 4.500 unidades.


Una gama anticuada

MASERATI-NUMEROS-3

Edad de los modelos de la gama de Maserati, medida desde la fecha de su lanzamiento internacional hasta hoy.

Aunque Maserati está trabajando en versiones totalmente eléctricas tanto para las Grecale y GranTurismo, no serán suficientes para detener el deslizamiento. Parte de los resultados negativos del primer trimestre se explican por la caída en China. Los problemas internos en disputa, los problemas técnicos que resultaron en recientes recalls en el mercado, los altos costos de mantenimiento y el motor en declive desarrollado por Ferrari han contribuido a menores ventas en el mercado más grande del mundo.


Necesidad de equilibrio

MASERATI-NUMEROS-4

Ventas globales de los diferentes modelos de Maserati.

También se espera que las cosas se pongan más difíciles en los próximos meses, tras la presentación de la nueva Porsche Macan, que ya está a la venta en Argentina (ver nota). Es una rival directa de la Grecale y puede quitarle fácilmente ventas a la SUV italiana. La desaceleración de la demanda de vehículos eléctricos también repercutiría en las recientes variantes a batería de las Grecale y GranTurismo.

Maserati tiene un gran potencial en los segmentos de lujo. Sólo se necesita más coherencia en la planificación del producto para evitar situaciones como la actual, en la que el rendimiento comercial de un modelo nuevo se ve compensado por las caídas experimentadas por los más antiguos.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com