Ford arrancó en Estados Unidos con los festejos por los 60 años del Mustang y esta semana se puso en marcha una promoción inédita para quienes compren uno de estos autos durante abril: los que entreguen un Chevrolet Camaro, un Dodge Challenger o un Dodge Charger como parte de pago recibirán un bono extra de 1.000 dólares.

Tanto Chevrolet como Dodge cancelaron la producción de sus muscle-cars el año pasado. De esta manera, Ford volvió a quedar -como en sus inicios- sola en el segmento que creó en 1964.

El director global del la división Ford Mustang, Jim Owens, confirmó que Ford mantendrá en producción el Mustang V8 "por varios años más". El modelo recibió una nueva generación el año pasado (ver nota), que en este 2024 debería llegar a la Argentina (leer más). Por este motivo, la promoción de abril en Estados Unidos tiene la intención de atraer a los usuarios de la competencia a la marca del Óvalo.

En un boletín interno que recibieron los concesionarios de EEUU, se informó que el llamado "Mustang Competitive Conquest Bonus Cash" será exclusivo para los propietarios de los Camaro, Charger y Challenger fabricados a partir de 1995. Se les tomará su usado como parte de pago al precio de mercado y se les agregará un bono de regalo por 1.000 dólares. El bono sólo podrá ser canjeado como parte de pago de un New Mustang (2024).

“Parte de la razón por la que se nos permitió mantener en producción el Mustang V8 es el éxito de la Ford F-150 Lightning y el Mustang Mach-E. Son vehículos de cero emisiones con los que Ford compensa las emisiones de sus modelos de combustión”, explicó Owens.

Cuando se lance el nuevo Mustang en la Argentina en algún momento del 2024, ¿Ford se animará a hacer lo mismo con los clientes locales del Camaro? Esto es lo que pasó con el muscle-car de Chevrolet en Argentina (ver nota).

Fuente: CarsDirect

Galería: Ford Mustang (2023)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com