Estando en mis treintas, la Royal Enfield Classic 350 es posiblemente el modelo de la marca hindú-inglesa que menos podría llamarme la atención del lineup. Sin embargo, tras haber probado la HNTR 350  hace unos meses (ver nota), y tras varios comentarios que me hablaban de las bondades de la Classic, no me quedó otra que darle una chance.

Tiene un precio de lista a partir de 5.999 dólares, la manejé una semana y la crítica completa se reproduce a continuación.


DISEÑO

classic 350-37

Hay un término relativamente nuevo en el mundillo automotor, el “restomod”. Vehículos clásicos, con mejoras mecánicas modernas, que les brindan una mejoría en su comportamiento y en su desempeño (ver nota aparte). Y quizá podríamos denominar a la Classic, como un restomod. A la vista es una moto inglesa de mediados de los ‘40, pero al ponerla en marcha nos damos cuenta que contamos con una mecánica moderna, con inyección electrónica y frenos a disco con ABS. El tanque tiene forma de gota y ya trae incluídos unos parches a los costados, para apoyar las rodillas y no marcar el tanque. El velocímetro tiene un sólo cuadrante y está montado en la parte superior de la óptica delantera. Los guardabarros envuelven buena parte de la rueda, una iluminación completamente halógena y un asiento dividido en dos partes. Se trata de un asiento bien ancho, similar al que podríamos encontrar en una bicicleta playera, y como detalle, el asiento del acompañante puede desmontarse, tal como vino configurada en “mi” unidad y llevándose la mayoría de los comentarios durante la semana.

Como es costumbre en la marca, Royal Enfield ofrece una gran variedad de combinaciones de colores también en esta Classic 350, pudiendo optar incluso por una combinación militar en colores verde o marrón en terminación mate, haciendo referencia al pasado de la moto en la Segunda Guerra Mundial. Mi preferida: cromo, mucho cromo, con detalles rojos y dorados, como en esta unidad de pruebas. Pero también esta combinación cromada puede ir con un marrón en vez del rojo, que queda más clásico. Algunas piezas en esta combinación cromada, como la parte que une la suspensión delantera con la óptica y las tapas que esconden las herramientas o la batería, están en color negro, creando una hermosa combinación visual.


POSICIÓN DE MANEJO

classic 350-55

El aspecto antiguo de la moto también se siente al ponerse al mando. Dejando de lado el hecho de que uno sienta que su edad aumenta de manera repentina al subirse a la Classic 350. Es una moto sencilla de manipular, gracias a la baja altura del asiento, que parecen menos de los 805 mm que declara la ficha técnica. El asiento es de lo más cómodo que probé hasta ahora en Royal Enfield y es un gran detalle poder desmontar mediante dos bulones el asiento trasero, que se posiciona en la misma altura que el delantero y es de forma rectangular, diferenciándose del delantero. Sin embargo, el modo “egoísta” de la Classic 350 fue lo que más consultas se llevó por parte del público a lo largo de estos días, llegando a responder que me avisen con un día de anticipación, a la pregunta de “cómo hacer para llevar a alguien”. La posición de manejo es muy cómoda, ya que nos ubicamos con las piernas bien abiertas, rodeando el tanque y quedando todo en una posición muy relajada. Quizás lo único que me costó acostumbrarme fue el apoyo de los pies en los pedalines, que es más ancho de lo natural: son los mismos que podemos encontrar en las otras 350 de la marca, con la diferencia de que equipa un pedal de freno trasero de amplias dimensiones, con apoyo de goma.

Pasando al manubrio, es ancho pero los brazos llegan relajados al mismo, en el que podemos encontrarnos con los comandos ya conocidos en el resto de los productos, que poco a poco me estoy acostumbrando y el tablero simplificado montado en la carcasa de la óptica: tiene velocímetro y un display que muestra medidor de combustible, cuentakilómetros con dos odómetros parciales, más un odómetro que empieza a contabilizar desde el momento que prende la reserva de combustible, reloj y el indicador del modo “ECO”, que se prende con un manejo relajado. A esto se le suman un par de testigos varios, todo en un estilo muy simplificado, para mantener el aspecto clásico que se busca en esta moto. Al igual que el resto de las Royal Enfield probadas hasta el momento, cuenta con la toma USB-A para cargar dispositivos, escondida debajo de la maneta del embrague, que lamentablemente no equipa la regulación de distancia que incorporaron las 650 en ambas manetas.


SEGURIDAD

classic 350-80

Al igual que todas las Royal Enfield, la Classic 350 equipa ABS de doble canal en ambas ruedas, junto a discos de 280 mm con pinza de doble pistón delante y 270 mm atrás con pinza de un solo pistón, todo de marca ByBre. Gracias a este conjunto, a las ruedas 100/90 R19 delante y 120/80 R18 atrás, y a una suspensión que consta de una horquilla telescópica adelante con 130mm de recorrido, y doble amortiguador de 80mm de recorrido, con cinco puntos de precarga, la Classic transmite muchísima seguridad en su manejo, además de un andar firme pero a su vez muy cómodo.

Tal como se mencionó previamente, toda la iluminación de la moto es halógena, con un correcto poder de iluminación tanto en la parte delantera como en la trasera. Y como toda Royal Enfield, cuenta con caballete central de fácil accionamiento y pata lateral con corte de corriente en caso de tener engranada una marcha.


MOTOR y TRANSMISIÓN

classic 350-42

Tal como corresponde a la familia J1 de Royal Enfield, esta Classic 350 equipa el motor monocilíndrico OHC de dos válvulas y 349 cc de cilindrada. Tiene inyección electrónica y está refrigerado por aire, eroga 20,2 CV de potencia a 6.100 rpm y 27 Nm de torque a 4.000 rpm. Todo esto unido a una caja de cinco marchas mediante un embrague multidisco sin sistema anti-rebote. Es un conjunto que le sienta de maravillas a esta moto, cuyo enfoque no busca ser ni la más rápida ni la más potente, sin embargo le provee excelentes prestaciones para trasladarse de un lado para el otro a velocidades suficientes dentro de los límites legales.

Como punto destacable en este apartado, podría decir que quedé altamente conforme del sonido que provee el escape de la Classic, que podría considerarse menos “agresivo” que la HNTR 350, pero que aún así le imprime el estilo clásico inglés que pretende.


COMPORTAMIENTO

classic 350-79

Si nos guiamos por la ficha técnica (descargar completa abajo), esta Classic 350 es más grande que la Interceptor 650 y no es una moto que podríamos definir como “liviana”, ya que se encuentra en un peso cercano a los 200 kilos en orden de marcha. Sin embargo, su andar es muy cómodo y es una moto muy llevadera, que no aparenta los kilos o el tamaño que declara. Se puede tanto pasear tranquilo, como así también moverse ágil por la ciudad, pero no con la misma soltura que lo permite la HNTR 350. La comodidad en su andar, es debido a la configuración de las suspensiones y al conjunto de la posición de manejo con la forma del asiento. Y pese a su diseño clásico, es una moto que se desempeña de manera muy buena en curvas, ya que permite un buen ángulo de inclinación al girar y de manera sencilla.

Como siempre, el 350 no es un motor potente, la Classic no es una moto rápida ni buscaría nunca serlo, pero sí podrías viajar una eternidad llevándola a 100 km/h, una buena velocidad crucero donde la moto se siente más que cómoda, sin vibraciones molestas ni comportamientos extraños. 

Gracias a los 13.5 litros de capacidad en el tanque, pude tener una autonomía que promedia los 270 kilómetros, con un consumo promedio de 3.1 l/100km en un recorrido mixto, muchísimo mejor que la HNTR 350 (posiblemente porque el manejo de este modelo fue bastante más “agresivo”). Sin embargo, en este aspecto hay que marcar uno de los puntos negativos de la moto, que es la lectura errónea del medidor de combustible, tal como ha sucedido con la Interceptor (leer crítica).


CONCLUSIÓN

classic 350-96

En el pasado viaje a Mendoza en diciembre, Juan Martin Ugalde (Royal Enfield Cuyo) me ofreció la Classic 350, con el comentario de que era “de sus motos favoritas”, pero como venía de probar la HNTR 350, y con la necesidad de saldar una deuda pendiente, pedí que me prestaran la Interceptor 650, cuya nota pueden leer acá.

Sin embargo unos meses después, Gonzalo García Varela me llamó diciendo: “Tengo una moto disponible para vos, que no me la vas a querer devolver”. Me habló de la Classic 350, así que no me quedó otra que subirme y notar en primera persona qué es lo que tanto le ven sus fanáticos.

A primera vista, la moto podría pasar tranquilamente como una versión de mediados de los años ‘40. No hay nada a simple vista que pueda denotar que se trata de una moto moderna, a menos que uno afile el ojo y note los sensores del ABS. Todo se encuentra muy bien presentado y le otorga un aspecto elegante.

Si tenemos en cuenta su precio de 6.399 dólares (en el caso de esta versión Chrome Red, porque la gama inicia en los 5.999 dólares para la Halcyon Black), y la financiación que ofrece la marca, se trata de una gran compra para aquél que busque una moto de aspecto clásico, que sea confiable y que se pueda usar tanto en su vida diaria como para salir a pasear los fines de semana. No sería raro ver a varios coleccionistas de motos inglesas, adquiriendo una para moverse en el uso diario o a otros cansados de lidiar con problemas de las motocicletas clásicas. Tengo un amigo que lleva varios años restaurando una BSA y vió con muy buenos ojos una de estas Classic 350.

En lo que a mí respecta, no sé si la elegiría por sobre la HNTR 350, pero sí es una moto más cercana al estilo que requiere un evento como The Distinguished Gentleman's Ride, pudiendo también defenderse en el uso diario como cualquier moto moderna. La chance de poder desprenderse del asiento trasero de manera sencilla también es una gran opción, ya que deja a la moto con otro estilo y muestra aún más los grandes guardabarros cromados. Tal vez me la quede unas semanas más, teniendo en cuenta el evento de DGR que se viene y lo bien que me sienta.

P.B.

Fotos: @Dario RDZ


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Royal Enfield Classic 350

Galería: Crítica: Royal Enfield Classic 350

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com