Renault se convirtió hoy en la tercera automotriz en la Argentina en anunciar recortes en su producción. Sin embargo, a diferencia de Toyota (ver nota) y General Motors (ver nota), el Rombo culpó por la medida a la caída de las ventas en el "mercado interno".

Esta tarde, fuentes allegadas a Renault Argentina informaron a Motor1: "Desde finales del año pasado, el mercado argentino ha experimentado una caída significativa en los niveles de patentamientos, con una reducción acumulada cercana al 30% hasta el momento.
Este declive ha tenido un impacto directo en el plan de producción de nuestra Fábrica Santa Isabel, cuyo volumen depende estrictamente de la demanda y cuya producción está mayormente destinada al mercado interno. Por ese motivo, nos vemos obligados a reorganizar la estructura de nuestra actividad industrial".

Según pudo saber Motor1, se suspenderá la renovación 270 operarios contratados y también se abrió un plan de "retiro voluntario" y "jubilaciones anticipadas", por un número de puestos de trabajo que no fue especificado.

La Fábrica Santa Isabel produce los modelos Renault Kangoo, Sandero, Stepway, Logan, Alaskan y Nissan Frontier. La gran mayoría de su producción, sobre todo la correspondiente a la marca del Rombo, se venden en el mercado interno. En lo que va del año, los patentamientos de autos en la Argentina cayeron un promedio de 27%.

Mientras Renault responsabilizó por su medida a la "caída significativa en los niveles de patentamientos", Toyota Argentina responsabilizó por su ajuste de personal a la caída de la demanda en los mercados de exportación (ver nota). GM, por su parte, explicó que el cierre de su planta de Santa Fe durante las próximas dos semanas es por la deuda acumulada en dólares por parte de sus proveedores (ver nota).

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com