Cuando Renault compró Dacia al gobierno rumano en 1999, pocos sospechaban que se convertiría en un activo clave para el fabricante de automóviles francés. Fue un acierto que permitió a Renault Group tener su propio centro de desarrollo automotor en Europa Central y del Este. Rumania estaba despertando lentamente después de años de régimen comunista y su economía exigía vehículos más modernos y en mayor cantidad.

Casi 25 años después de esta adquisición, Renault Group puede estar orgulloso del aporte de Dacia. Al convertirla en una marca "low-cost" y destino de reciclaje de las tecnologías que Renault iba dejando de lado, el grupo francés encontró la manera de aumentar su presencia fuera de Europa y ganar más dinero para sus accionistas. El único problema es el creciente poder de la marca Dacia dentro del grupo, a expensas de la marca Renault. ¿Acaso es una amenaza?


Como un cohete

¿El éxito de Dacia amenaza a la marca Renault?

Evolución estimada de las ventas de Dacia desde que fue adquirida por Renault Group.

En el año 2000, durante el primer año completo de Dacia bajo control total de Renault Group, las ventas de la marca rumana representaron apenas el 2% del volumen del grupo. Era una marca desconocida fuera de Rumanía y Europa del Este, con una oferta muy anticuada. Como empresa gestionada durante mucho tiempo por las reglas económicas comunistas, era burocrática, ineficiente y totalmente desconectada de la realidad y de las necesidades de los clientes.

Lo mismo ocurría por aquellos años con muchas otras marcas de automóviles de esa región: Oltcit de Rumania, FSO Polonez de Polonia, Tavria de la Unión Soviética, AvtoZaz de Ucrania y Zastava de Serbia. Skoda de la República Checa también formaba parte de este conjunto, pero fue salvado por el Grupo Volkswagen en 1991.

Dacia, como su rival checo, tuvo suerte de terminar en manos occidentales. De hecho, sus ventas globales se multiplicaron por tres en sólo cinco años hasta 150 mil unidades en 2005, tras la introducción de la primera generación del Logan. Fue un sedán low-cost diseñado por Renault no sólo para Rumania y Europa del Este, sino también para los llamados "mercados emergentes", como el Norte de África y América Latina.

En 2008, tras un año completo en el mercado con el Sandero, Dacia vendió casi 260 mil unidades, lo que representa el 11% del volumen de Renault Group. Ese año, Renault Latam empezó a vender el Sandero bajo la marca del Rombo, lo que significó que el peso total y real de Dacia se multiplicó aún más dentro del grupo. El volumen aumentó hasta 343 mil unidades en 2011, el primer año completo de la Dacia Duster. El total de productos de origen Dacia fue de 814 mil unidades de las 2.72 millones de unidades del grupo.


La gallina (rumana) de los huevos de oro

¿El éxito de Dacia amenaza a la marca Renault?

Porcentaje de participación de Dacia dentro de las ventas de Renault Group (excluyendo a Lada).

El rápido crecimiento de Dacia y de los productos de Dacia con la marca Renault contribuyeron a mejores resultados financieros del fabricante de automóviles francés. La fórmula era bastante sencilla: Dacia se posicionó como una marca económica y con precios competitivos, que aprovechaba la tecnología de la generación anterior de los modelos de Renault. Esto facilitó la producción y permitió reducir costos, lo que también ayudó a ofrecer sus modelos a precios muy competitivos.

El problema ahora es que la marca que más crece dentro de Renault Group es justamente Dacia. A veces canibaliza con algunos productos de Renault (como ocurre con el Sandero cuando se lo compara con las ventas del Clio en Europa Occidental) o incluso con modelos de otros segmentos: Duster vs Captur. El posicionamiento de cada marca es ciertamente diferente, pero a medida que los autos se vuelven más caros en todo el mundo, mucha gente está considerando más seriamente a Dacia como una alternativa racional.

Mientras tanto, en los mercados emergentes, la imagen de Renault se está convirtiendo en un reflejo de Dacia, ya que la mayor parte de la gama en esos países son productos que se presentaron primero en Europa bajo la identidad de la firma rumana. En un mundo globalizado, donde el acceso a la información está democratizado, esa es una realidad difícil de esconder para los estrategas de Renault Group.

Las ventas de Dacia superarán en el futuro próximo a Renault. Ya no es una cuestión de preguntarse "si ocurrirá". Se trata de un tema de "cuándo ocurrirá".

J.F.M.

* El autor es especialista en la industria del automóvil en JATO Dynamics y Car Industry Analysis.

¿El éxito de Dacia amenaza a la marca Renault?

Participación estimada de ventas de productos de las marcas Dacia y Renault dentro de Renault Group. Se incluyen dentro de las ventas de Dacia todos los modelos presentados originalmente bajo la marca Dacia, más allá de que más adelante se vendan en "mercados emergentes" bajo la imagen de Renault.

Dacia / Renault

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com