Toyota viene realizando una serie de anuncios de inversión en Brasil desde 2023. Primero fue un desembolso para actualizar el Corolla Cross, seguida de otra inversión para la producción local del Yaris Cross, que será el próximo SUV de entrada de gama de la marca y que todavía tiene muchas posibilidades de ser híbrido (leer más).

Pero ahora parece que una inversión aún mayor está en camino. El vicepresidente y ministro de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios (MDIC) de Brasil, Geraldo Alckmin, anunció en sus redes sociales que Toyota realizará una inversión de 11.000 millones de reales (2.200 millones de dólares). El anuncio debe hacerse mañana 5 de marzo en la planta que la marca japonesa tiene en Sorocaba (Sao Paulo).


 

Aún no está claro si estos 2.200 millones de dólares incluirán las inversiones anunciadas anteriormente, o si estamos ante una cantidad adicional. Lo más interesante, sin embargo, será el destino de tanto dinero. En febrero, el Sindicato de los Metalúrgicos de Sorocaba habría confirmado que Toyota ya estaba negociando con la organización la producción de una pick-up de tamaño intermedio como la Fiat Toro, que será híbrida. Será una camioneta con estructura monocasco, que podrá estar inspirada en la EPU Concept, presentada el año pasado en el Salón de Tokyo (ver nota)

Esto concuerda con el resto del posteo de Alckmin, que habló de cómo esta inversión estará en línea con las nuevas políticas del gobierno de ese país para "descarbonizar la economía". Entre ellas se encuentra el programa Mover (leer más), para fomentar el uso y desarrollo de energías alternativas.


La pick-up híbrida de Toyota

Galería: Toyota EPU Concept

La idea de una pick-up intermedia de Toyota es bien conocida. Los últimos rumores apuntan a que se construiría sobre la Plataforma TNGA-C y se basaría en la próxima generación del Corolla, como reveló Automotive News. Sería un proyecto global y, al igual que el sindicato brasileño, está previsto para 2027 o más tarde. El vínculo con el Corolla sería la identidad visual más parecida y el uso de la misma arquitectura, siendo la pick-up en sí bastante diferente en términos estructurales. También aprovecharía una nueva generación del sistema híbrido.

En el Salón del Automóvil de Tokio (Japón) del año pasado, Toyota mostró la EPU Concept, que adelantaba un posible pick-up intermedio "unibody". En aquel momento, el fabricante lo describió como una camioneta para "quienes buscan la utilidad de una pick-up, pero sin ser tan grande y todo terreno como los modelos más grandes". Sin embargo, no dijo si el modelo llegaría a producirse. Algunos ejecutivos comentaron que estaba luchando para que se aprobara el proyecto.

Otro dato revelado por el sindicato fue que la pick-up no llegaría hasta después de 2027, debido al tiempo necesario para preparar la cadena de montaje. En la actualidad, Toyota ya se encuentra en pleno ciclo de inversión, que dará lugar tanto al Yaris Cross como al Corolla Cross reestilizado antes de fin de año. El tema sigue siendo objeto de debate en el seno del fabricante, que mantiene reuniones con el sindicato para discutir futuras inversiones. Oficialmente, Toyota dice que no está discutiendo planes futuros, pero reafirma su compromiso de invertir en Brasil.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com