Desde Villa Gesell (Buenos Aires) - Ustedes bien saben que cuando llega un mensaje de C.C. con una oración que incluya las pregunta “¿querés/podés?”, yo voy a parar la oreja y prestar atención. Pero cuando el mensaje también incluye las palabras “Enduro del Verano” y “Ram”, es posible que todo se ponga más interesante y yo termine saltando del sillón.

Mi ingreso al mundo de las “ruedas” fue por los autos. Me crié leyendo todas las revistas habidas y por haber del mundo automotor, y posiblemente el hecho de que hoy esté escribiendo acá sobre motos sea un sueño cumplido de aquellos anhelos de la infancia. Hubo un momento donde seguía todos los lanzamientos y posiblemente supiera specs de todo lo nuevo, y aunque ahora mi “especialidad” sean las motos, sigo prestando atención a todo lo que pasa en el mercado de las cuatro ruedas, pero no les voy a mentir: los lanzamientos recientes han dejado de llamarme la atención. Hasta que empezaron a llegar las pick-up pequeñas y Ram anunció la nueva Rampage (leer Focus Group). Sin embargo, no me puse a un nivel full-nerd de esta camioneta, pero sí presté atención a su lanzamiento.

Lo primero para llama la atención es que esta Rampage es el primer desarrollo de Ram fuera de los Estados Unidos, siendo un producto íntegramente brasileño. El resultado terminó siendo atractivo, incluso he llegado a bromear con el nombre: “¿Le decimos Ram Rampage o sólo la llamamos RAMpage, y nos ahorramos el trabalenguas?”

Por suerte para mí, la semana pasada llegó una invitación algo “inesperada”: viajar a Villa Gesell, abordo de las flamantes Rampage, para presenciar uno de los eventos motor más grandes del país. La 29° edición del Enduro del Verano, nuestro Le Touquet, que se desarrolla como todos los veranos en los médanos entre Villa Gesell y Pinamar. Un planazo, con todas las letras, que pasaré a relatar a continuación.


Km 0 – Buenos Aires, Sábado 07:00hs

EDV24 x RAMPAGE-3

Salgo sigilosamente sin que me vea el encargado del edificio, otra vez un posible aumento de expensas puede jugarme en contra al ver que me esperaba en la puerta de casa: Una flamante Rampage R/T y pintada en el “gris de moda”, manejada por el colega Roberto Berasategui, de Mobilty Hub.

Lo primero que me llamó la atención fue el tamaño, ya que fue mi primer encuentro con la camioneta. No es una Fiat Toro, aunque todos insinúen eso: es más grande visualmente, con una trompa alta e imponente, bien al estilo Ram, lo que le otorga una importante presencia, si dejamos de lado las insignias que copan parrilla y portón trasero. A mi gusto le sobran insignias R/T, lo vemos en los cuatro lados de la camioneta, en las llantas, y en unos polémicos stickers negro mate que lleva en el capot. Más adelante conocería la versión Rebel, que terminaría siendo mi favorita: cubiertas off-road, un diseño de llantas más atractivo, carencia de stickers y una parrilla más agresiva. Incluso el "Nardo Grey" no me jode en lo más mínimo, y eso que ya me estaba cansando (leer nota aparte).

Al subirme a la camioneta siguieron las sorpresas, un interior de altísima calidad, muchísimos detalles, sobre todo con los apliques en Alcántara que equipa esta versión R/T en la plancha de abordo, volante, tapizados de los asientos y de paneles de puerta, sutil con unas costuras en rojo. Hablando de los asientos, ajustes completamente eléctricos, incluso lumbar y muy cómodos gracias a un buen tamaño de los mismos.

Roberto, encargado de manejar el primer tramo, “pone primera” -o mejor dicho gira una ruedita para poner directa- y arrancamos. Excelente el sonido al poner en marcha el motor Hurricane 4, un dos litros, cuatro cilindros, con turbo, que brinda 272 cv y 400 Nm de torque. Es mucha potencia una pick-up compacta: esta batalla de caballos en las pick-ups me enloquece. Salimos del primer semáforo: “¡Qué bien empuja esto!”. Cruzamos la ciudad (punto en contra de la República de Villa Urquiza) para salir a la Autopista Buenos Aires – La Plata, para encontrarnos con el resto del equipo, que nos esperaban con otra Rampage R/T y la Ram 1500 Rebel (que me encanta). Al estacionarlas una al lado de la otra, la Rampage se impone, y al lado de su “hermana mayor” no se achica. Y encima Ram está preparando una pick-up mediana con chasis de largueros, que quizá sea el vehículo que más espera todo el mercado de chatas.

Saludos, directivas de viaje y arrancamos hacia Pinamar. Al tomar rol de copiloto, también asumo el rol de DJ, otro sueño “frustrado” y que despunto el vicio con un buen armado de playlists. Para viajar con la Rampage, inspirado por la camioneta y una playlist rockera sugerida, decido armar una lista que pasa de The Doors a Arctic Monkeys, pasando por Zeppelin, Megadeth, Queens of the Stone Age, Oasis y algo de crédito local como los primeros discos de El Mató y Divididos. Cuando quise darme cuenta, estábamos llegando a Dolores para recargar combustible: había armado cerca de seis horas de música.

Volviendo a la camioneta, excelente confort de marcha en ruta, bien insonorizados y yendo a un buen ritmo, a bajas vueltas gracias a la caja automática de ocho. En Dolores decidí pedir el volante. Me sorprendió lo bien que se comporta, lo bien plantada que va en la ruta, la elasticidad gracias a esos 272 cv y lo bien que suena el equipo de música, gracias en principio a un sistema de parlantes firmados por Harman/Kardon. Los espejos son enormes, se ve para todos lados y se lleva como un auto, más allá de las diferencias de tamaño. Costó agarrarle la mano, pero tiene control de crucero adaptativo y una vez que nos habituamos, se vuelve muy sencillo viajar por la Ruta 2 y sortear sus cámaras de velocidad. Lamentablemente, algo que no podemos evitar y que todos sabemos, es que más allá de que diga "Ram" y la potencia del Hurricane 4, nada supera en la Ruta 2 a las Amarok V6, que pasan a diestra y siniestra en el mismo sentido que nosotros.


Km 370 – Pinamar, Sábado 13:00hs

EDV24 x RAMPAGE-38

Arribamos a un hermoso hotel frente al mar, nos acomodamos y luego de almorzar y una pequeña siesta, salimos hacia el plato principal de este viaje: el famoso Enduro del Verano, en su vigésima novena edición.

Para quien no conoce, se trata de una espectacular carrera donde más de 1.000 vehículos entre motos y cuatriciclos, manejados tanto por pilotos profesionales, como amateurs, compiten en un circuito de más de 12 kilómetros de extensión en los médanos entre Pinamar y Villa Gesell, iniciando cerca de la ruta interbalnearia y llegando cerca del mar. Esta carrera se realiza hace casi 30 años de manera ininterrumpida y desde hace un par de años, forma parte del calendario internacional de las Sand Races, de la Federación Internacional de Motociclismo. A lo largo de tres días, pilotos de todo el mundo, y muchísimo crédito local, se preparan para competir en lo que es, en mi opinión, una de las carreras más impresionantes del mundo. Esta no sería la primera vez que asisto a esta carrera, pero sí la primera que la vería desde el sector del Superprime. Las veces anteriores, la he presenciado desde los médanos, donde se vive un espíritu en el público muy similar al rally, algo que podríamos corroborar más tarde.

En el horario que llegamos el sábado pudimos ver una de las carreras clasificatorias de cuatriciclos, y a los niños compitiendo en mini-quads, pero también aproveché para ir a recorrer los boxes y los stands. Las principales marcas de indumentaria referida al motocross se encuentran ahí, y las una fuerte presencia de las marcas japonesas como Honda y Kawasaki, de Polaris, como así también de KTM, Husqvarna y Gas Gas, quizá faltaba Yamaha que se encontraba con su equipo oficial.


Zona de Médanos - Sábado 19:00hs

EDV24 x RAMPAGE-113

Tras vivir la primer jornada del EDV, entre clasificatorias de quads y una recorrida por los pasillos de boxes, que ocupan buena parte del predio “principal”, dividido entre lo que son los equipos oficiales, los equipos privados, y los cientos de equipos y participantes amateurs que forman parte de la carrera. Cuesta dimensionarlo, pero el domingo veríamos más de 600 motos y 300 cuatriciclos largando las carreras. No es mi primera vez en un Enduro, y sé que la largada es fascinante. Sin embargo, la gente de Ram nos tiene algo preparado, ya que en colaboración con la gente de Kawasaki y sus testers, tendríamos la chance de ingresar a pista, durante la “golden hour” para recorrer buena parte del trazado de 12,5km de longitud, a bordo de los poderosos UTVs KRX 1000, en sus distintas versiones. Una experiencia que no cualquiera puede vivir y sería uno de los highlights de este viaje. Los testers nos llevan a toda máquina por el trazado, poniendo a los potentes KRX al límite, y estos aparatos andan realmente fuerte, llegando a ir a más de 120km/h en la arena copiando todas las irregularidades del trazado gracias a suspensiones Fox de largo recorrido. Casco obligatorio, de más está decir, para posiblemente el mejor viaje en montaña rusa de mi vida.

Caída la noche, los testers nos dejaron utilizar la recta por la cual largarán mañana los participantes, para probar en primera persona el poderío de estos bichos. No fue la primera vez a bordo de un UTV, y cada vez que me preguntan al respecto, los considero en el mismo status que una moto de nieve o una moto de agua, vehículos caros que tienen un sólo uso y que su uso depende del traslado a otra locación; sin embargo cada vez que ando en UTV, me sorprendo más de lo fuerte que andan, del comportamiento en la arena gracias a esas suspensiones, pero hay que saberlos llevar y es por eso que durante la temporada, en su hábitat natural como son los médanos, solemos ver varios accidentes con lo mismos. No son vehículos baratos, pero está claro que el que pueda acceder a uno, puede sentirse corriendo un Dakar cada vez que se suba a manejarlo. Dicho todo esto, invito a las marcas que tengan UTV en sus portfolios, a que nos inviten a testearlos.


Zona de Médanos - Sábado 21:00hs

EDV24 x RAMPAGE-67

Utilizando el sector de boxes del EDV, la gente de Ram dispuso una especie de bivouac en la cual se realizó un tapeo con dos invitados muy especiales: Josi Zen, uno de los organizadores del Enduro del Verano, y el campeón 2021 de Dakar en la categoría quads, el lobense Manuel Andujar. Su equipo, el 7240 Team que hace honor al código postal de su Lobos natal, estaba participando del EDV para apoyar al mecánico del equipo, Pablo Vera, que competiría en la categoría de quads (lamentablemente nos enteraríamos luego que el domingo tuvo que sufrir el abandono de la competencia).

La charla con Manu fluyó de manera muy natural, nos contó sobre sus experiencias en el Dakar, del cual participa desde 2018, y un par de anécdotas sobre cómo uno lucha contra el retiro y contra uno mismo en una de las competencias más duras del planeta. Hablamos también del hambre de ganar, y del bienestar mental, algo que nunca está de más mencionar, y menos en esta clase de eventos, ya que tanto Dakar como el Enduro, son carreras donde la cabeza es un coequiper importante para lograr el objetivo. Tras una foto grupal con “la momia”, el trofeo de Dakar, nos volvimos al hotel a descansar.


Villa Gesell - Domingo 11:00hs

EDV24 x RAMPAGE-125

Durante un brunch dispuesto en otro bivouac, cruzamos palabras con Pablo García Leyenda, director Comercial de la rama FCA en el Grupo Stellantis, responsable de la marca Ram en Argentina. Hablamos de motos, ya que confesó ser un fanático de las dos ruedas, pero también de lo que nos convocaba: la Rampage.

Me comentó que la camioneta está teniendo una gran aceptación por parte del público, y lo notamos en el viaje ya que cruzamos mucho público cámara en mano, apuntando a “nuestra” pick-up; que el mix está siendo 80/20 a favor de mi preferida, la Rebel; y que en unos meses más se incorporaría la tope de gama Laramie, que agrega los detalles cromados que no tienen las otras versiones, entre otros elementos de categoría, tras decidir las configuraciones para llegar a nuestro mercado. Aprovechando el entorno en el que nos encontrábamos, consulté respecto a los accesorios específicos para el traslado de motocicletas o cuatriciclos, a lo que Pablo respondió que los accesorios existen (como la jaula para trabar las ruedas y utilizar la caja con el portón abierto, que hemos visto para Ram 1500 o para Fiat Toro), pero las legislaciones actuales lamentablemente no permiten que puedan comercializarse, aunque no fue raro cruzarse en la ruta motos y cuatriciclos cargados de varias maneras, muchas incluso tapando la chapa patente.

Sin embargo, no se descartarían colaboraciones entre Rampage y marcas relacionadas al motociclismo, como sucedió con la Ram 1500 Fox de 2015. Hablando de 1500 y 2500, estas estarían reingresando a stock en los próximos meses.


Domingo 13:00hs - La hora de la verdad

EDV24 x RAMPAGE-127

Contando con una ubicación más que privilegiada, sobre un “palco” que nos armamos en la caja de la Rampage ubicada dentro del circuito, pudimos ver la largada más esperada del fin de semana, los más de 600 pilotos con sus motos, dispuestos a largar rumbo a los más de 60 kilómetros en total del recorrido, a lo largo de 5 vueltas. Cabe destacar, que como esta carrera se disputa dentro del campeonato de Sand Races organizado por la FIM, cerca de veinte pilotos competían por puntos de dicho campeonato que consta de tres competencias: Le Touquet en Francia, nuestro Enduro del Verano y Algarve en Portugal. Estos pilotos largan desde un cajón anterior al general, en el cual se encuentran todas las motos del resto de las categorías participantes.

Las sensaciones son altísimas, la adrenalina al escuchar los motores de dos y cuatro tiempos en simultáneo, el aroma a nafta y la nube de arena que se forma cuando el semáforo pasa a verde es increíble. En primera persona debe ser peligroso, el mínimo error te puede costar la carrera o generar un accidente importante. Imaginen esta largada, como la de una maratón, pero potenciada por mil. Es algo único, al menos en las largadas del deporte motor en nuestro territorio.

Las motos rápidamente salen hacia los médanos, en sentido hacia el mar, donde se desarrolla buena parte de la carrera. Allí, cientos de miles de fanáticos, arrumbados contra las vallas dispuestas a lo largo de los 12.5 kilómetros, muchos de ellos estaban acampando allí desde la noche anterior, tal como vimos en la recorrida en UTV, o quizá desde la noche del viernes; con sus camionetas, sus gazebos, sus carpas para acampar, heladeritas, parrillas, todo en un estilo muy cercano al visto en el Rally en Córdoba o Turismo Carretera. Entonces, también el Enduro del Verano consiste de dos eventos en simultáneo: el que ocurre en la zona del súper prime, en las tribunas, los palcos y el paddock, teniendo el acceso a los boxes y a los stands. Y por otro lado, los médanos y el folklore de su público, con todo el equipamiento previamente mencionado. Dos experiencias distintas de la misma carrera, y en mi visión personal, esta fue la primera vez viendo todo desde el primer sector, con el seguimiento en pantalla gigante de la transmisión del helicóptero y los relatos del Gato Barbery. Ambas opciones pueden brindarte la misma emoción.

Al finalizar la carrera, la cual fue dominada por el argentino Agustín Poli durante la gran mayoría de la misma y superado por su más cercano rival, el inglés Todd Kellett, ganador del EDV en 2023, en el último tramo de la última vuelta y quedándose con la primer posición por ocho segundos. Cabe destacar que Poli había anunciado su retiro del motocross en junio pasado, y a principios de este mes anunció que participaría del EDV. Sin embargo, el segundo puesto le alcanzó para una ovación total, de parte del público como así también de todos los banderilleros y asistentes de pista. Otros pilotos para destacar, son las participaciones de Enrique Pfister, un crack salteño de 14 años que firmó como piloto oficial de Gas Gas y terminó 179 en la general; Danilo Goes, que participó de todas las ediciones del Enduro, finalizando en el puesto 309; y los colegas de Motoblog, Matías Albin y Maximo Forcieri, que terminaron 402 y 369 respectivamente.


Domingo 20:30hs - Pinamar

EDV24 x RAMPAGE-133

El Enduro del Verano 2024 terminó, las carpas ya se desarmaron, las motos se guardaron, sólo queda en pensar en la vuelta a casa, en prepararse para el año que viene. Otros, quizá tengan suerte y compitan dentro de unas semanas en el Gran Premio de Motocross, otro evento internacional del calendario FIM, que se llevará a cabo en Villa La Angostura, el próximo 9 y 10 de marzo.

¿Yo? Me vuelvo con ganas de andar en moto, bromeo un poco con la idea de participar del próximo Enduro del Verano, pero al rato se me pasa. Requiere mucha disciplina, un régimen de entrenamiento y una preparación importante. Será tan sólo una hora de carrera, pero el terreno es difícil al igual que la competencia. Mejor vayamos a descansar, mañana volveremos a ubicarnos arriba de la Rampage para volver a casa, buscaré algún disco para musicalizar el viaje y me quedaré con el recital en vivo de Divididos que realizaron el año pasado en Vélez Sarsfield por los 35 años de la banda: “Agradecer y seguir”, reza el título. De eso se trata todo. Agradecer a Ram por la invitación, a la organización del Enduro del Verano por el eventazo que es año a año y seguir, porque este 2024 recién arranca y puede pasar de todo.

P.B.

Galería: Ram Rampage - Enduro del Verano 2024


ADEMÁS

En el Instagram de @PabloBri

 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com